Panorama de la aventura humana.

Emmanuel


* Panorama de la aventura humana.

El objeto de la vida es la exploración.

La aventura. El aprendizaje. Elplacer.

Y dar un paso más hacia el hogar.

Los cuerpos físicos son como trajes espaciales.

Vuestros cuerpos físicos pueden ser para vosotros símbolos de la limitación, del dolor definitivo y de la muerte, de necesidades sorprendentes y alarmantes y de la trivialidad inesperada que no conocen los límites de la denigración.

Pueden considerarse también como los vehículos elegidos que habitan vuestras almas pues, como si fueran trajes espaciales, están forzosamente allí donde estáis vosotros.



* En vuestra humanidad es donde aprenderéis a reconocer vuestra divinidad.

Lo espiritual y lo humano han de caminar a la par, de lo contrario lo espiritual no tendría fundamento donde apoyarse.

Somos todos uno.

Nuestra realidad es una, una una nuestra nuestra energía, percepción.

La mente no puede captar este hecho ni aceptarlo sin lucha, pero el corazón ansía saberlo.

¿No es éste el propósito de la vida:

saber que sois suyos, que estáis a salvo y sois eternos, saber que en vuestra realidad espiritual sois ya uno solo con Dios?

La condición humana no es la antítesis del cielo. Es su reproducción, dentro de una visión limitada, manifestada en forma física.

No hay nada en la experiencia humana que no exista en el espíritu.

Por este motivo, la condición humana es bendita.

Es un espejo, una réplica fiel de la situación espiritual.

La Divinidad existe en todas las cosas y para descubrir esa Divinidad hay que trabajar con los materiales a mano.

Despreciar el barro es dudar de la Energía Divina que lo formó.



* Vuestro texto ya se ha completado

Todo está aquí! Ya no hay nada más que la humanidad necesite oír para seguir creciendo.

No habrá nuevas enseñanzas, pues son innecesarias.

Lo que ahora tenemos que hacer, en espíritu, es indicaros lo que ya os ha sido dado. e Vivís en un universo de amor.

Todas las fuerzas están aquí para prestaros ayuda, para daros su apoyo.

Os admiramos enormemente.

Los que hemos sido humanos

sabemos perfectamente el valor que ello requiere.



* Las experiencias de la vida son el externo de lo que el símbolo alma desea saber.

Cada alma penetra en una realidad simbolizada físicamente de la resistencia consciente del alma hacia la Luz interior. Así pues, cuando experimentáis vuestra vida humana, consideradla una manifestación externa del anhelo y también de la negación de ese anhelo.

Toda alma que se encarna, comporta una carga negativa; de no ser así no nacería.

Cuando os introducís en una vida humana, entráis en una falsedad perceptiva.

Eso es lo que las tradiciones orientales llaman ilusión.

Si tratáis la ilusión como si fuera verdad, os volveréis amargados, timoratos y enfermos!

Por el contrario, entrad en la vida asumiendo las perspectivas del creador de dicha vida, y consideradlas como una maravillosa y rica experiencia de aprendizaje.

En toda circunstancia podéis ver cuándo habéis sido los alfareros de la arcilla, y en la realidad externa de vuestra creación podréis detectar la imagen especular de vuestro ser interior.


Seguís un camino de auto-responsabilidad desde el instante en que decidís reencarnaros, hasta el momento en que el alma decida que ya ha tenido bastante y opte por marcharse.

Sois responsables no sólo de vuestras acciones cotidianas sino del propio hecho de existir, que amplía vuestro compromiso más allá de vuestra concepción y vuestra sepultura.



* Sois cada uno de vosotros una parte de Dios que dice: «Voy a crear».

Resulta imposible recordar en qué momento de vuestra existencia, como parte de Dios que sois, decidisteis haceros humanos.

La auto-realización es la realización de Dios

Lo divino no puede imponerse a lo humano.

Es lo humano!

No hay separación.

Conócete a ti mismo y conocerás a Dios.


* Dado que vuestra esencia fundamental es la energía divina, que es creación: creáis.

Sois los creadores.

Sois la creación.

Creáis vuestras deformaciones y creáis vuestras verdades.

Tal es vuestro modo de aprender.

Elegisteis el ambiente infantil que constituía el catalizador más eficaz para centrar la atención en las distorsiones que seleccionasteis con objeto de elaborarlas en esta vida.

Constituye una obra maestra de planificación, de construcción y táctica, que habéis conjuntado al formar vuestro cuerpo, vuestra mente y vuestras emociones.

Confiad en la sabiduría de vuestra alma, que eligió las circunstancias infantiles formadoras de vuestro concepto de vida.



* Sois el creador de vuestro planeta y también de vuestra vida.

Este es un planeta de opciones donde podéis ver tanto la oscuridad como la luz, y tenéis libertad de elección.

Una conciencia elevada es una parte integral de la sanación de vuestro planeta.

Vuestro mundo se halla en crisis física.

¿Pero qué es crisis?

Es un proceso de aprendizaje.

Tened fe en vuestros congéneres humanos, son educables!

En vuestra esencia total ya estáis completos.

En la vasta realidad que todo lo abarca, todas vosotras, queridas almas que estáis en cuerpos físicos, seguís estando conectadas sin peligro con las Divinas Leyes del equilibrio, la verdad y la unidad.



* ¿Por qué estamos aquí?

Porque en el proceso que sigue la evolución para llegar de nuevo a la del alma Unicidad os habéis detenido en este nivel de conciencia para recordar quiénes sois.

¿Por qué otra razón habríais vuelto a tomar forma humana sino por ésta?

Para recordar a las partes de vosotros que han olvidado su destino, que se han perdido y han caído en la trampa de la expansión externa de su descubrimiento, que aparentemente se encuentran separadas, sin hallar vía alguna que las conduzca al Hogar

Preguntaos a menudo en vuestras vidas:

«¿Qué es lo que he olvidado?» Y cuando sufráis, decid: Qué es lo que no recuerdo?»

Cuando os sintáis perdidos: «¿Dónde he dejado mi verdadera identidad

Queridos míos, es un paso imprescindible.

Es una escuela magnífica y gloriosa.

Y precisamente a ella pertenece vuestra conciencia.

De no ser así, no estaríais aquí.

Yo estoy aquí para dirigiros hacia vuestro Hogar.


Ésta es una escuela que desvela la ilusión No otorguéis una realidad permanente a las cosas temporales.

Cuando hayáis aprendido lo que vinisteis a aprender, podréis abandonar la ilusión.

Cuando dejéis atrás vuestro libro, comprobad que se halla en las mejores condiciones posibles para que lo utilice la siguiente promoción.

Conocer el objeto de esa ilusión le confiere respetabilidad.

Al final todo es como es debido.


Cuando el deseo de volver a la luz aumenta, el alma sabe dónde continúa resistencia y toma la habiendo de explorar esa responsabilidad resistencia.

Las leyes divinas protegen a los seres menos consciente de la dificultad que supone la elección múltiple de las que serían capaces de manejar. Las leyes de la semejanza sitúan a la realidad humana físicamente en un nivel de conocimiento manifiesta que le sea compatible No pasamos de párvulos a la universidad sino que lo hacemos A medida gradualmente. que la conciencia explora y se crea a sí misma, poco a poco va subiendo la escala del conocimiento.

No es que quien se halla inmerso en la profunda oscuridad e Ignorancia se zambulla de pronto en una Luz deslumbrante y en una responsabilidad En lo total, sería ir en contra del contrato divino por el cual, la conciencia crea su propia realidad.

Existen muchos niveles de verdad.

Todos ellos contribuyen a vuestra consciencia total.

Seguid cada hilo en su propio nivel de percepción y no os dejéis confundir por la conjunción de lo que aparentemente son circunstancias contrapuestas.

Al final se verá que esas dualidades son partes imprescindibles del todo.

Por contra, es precisamente en esa ilusión donde yace la semilla de vuestra verdad.

Cuando exploréis el dolor que hay en vuestra vida y aceptéis que ese dolor es creación vuestra, os encaminaréis directamente al engaño, a la oscuridad que habita en vuestro interior.

Comprendiendo y asumiendo plenamente la responsabilidad de esa oscuridad, seréis entonces capaces de deshacer la confusión de esa parte en concreto, y de devolverla a la corriente de la vida, a la verdad.



* Vuestra verdad es vuestro poder La verdad es el descubrimiento más liberador que podéis hacer.

Estar libre del miedo a la muerte, estar libre de la desconfianza, de estar la limitación, libre para ser quienes realmente sois..., éstos son los dones que recibiréis al precio de la introspección y la honestidad.

La vida humana es la lección más difícil, hasta que aprendéis el simple hecho de que vuestra verdad es vuestro poder, vuestra salvación, vuestra plenitud, vuestra finalidad y vuestro camino.

Cuando verdaderamente creéis esto, la vida se convierte en el alegre y abundante jardín que se supone que es.



* La alegría es el sonido cuyo eco resuena por todo el universo.

Vosotros oís ese sonido cuando reconocéis en vuestras luchas el equívoco que en realidad son.

Entonces, todas las confusiones, (la condición humana, por supuesto) en lo que de mejor y de peor tiene, son vistas como la creación ilusona de la conciencia del alma en su búsqueda de la Unicidad que ya posee.


La libertad no es una ilusión.

La libertad es la forma natural de ser.

Es un derecho hereditario que poseéis.

Es vuestro hogar.




Extracto de El libro de Emmanuel
Transmitido por Pat Rodegast

381 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo