Plegaria en nombre del Amor.

Carmelo Urso


Carmelo Urso
entiempopresente4@gmail.com
http://carmelourso.wordpress.com/





Soy tu Dios, tu Diosa,

El Cielo de Tu Reino, el Reino de Tu Cielo

Y Mi Poder –idéntico al Tuyo,

Amado, Amada Mía-

Hace brotar luminosas espigas de esperanza

En prados de la más turbia incertidumbre

Apacigua tormentas, amaina borrascas

Corta el terco, necio yugo; ¡limpia y sana cada llaga!



¿Por qué, entonces,

En Mi nombre

Abates a diario al indefenso que clama por clemencia

Calcinas la tierra que te bendice con grata flor y fruto

Despueblas patrias

Y al Amor deshabitas de su más íntima inocencia?



¿Por qué en Mi Nombre,

Que es también el Tuyo,

Suprimes al ave cuyo trinar es gozo,

Sutil ser cuyo gozo es gorjear

Y de viudas siembras al mundo con la cruenta guerra que es tu arar?



A Tu hermana ultrajas, a Tu hermano masacras

Porque rebosan sus plegarias

De nombres que ofenden a Tu oído

Que en mi oído resuenan iguales a Tu nombre y a todos los nombres

Pues siempre fueron y serán idénticos al Mío



Te imploro: No mates más en Mi Nombre,

No extingas más en Mi Nombre

No invoques más Mi Nombre para afligir y apesadumbrar



Pues no hay poder en la fuerza que mutila y enluta

Necesita vejar y envilecer para encubrir su flaqueza,

Para en la Noche del Alma su debilidad ocultar

¡Sólo el Amor es fuerte!

¡El Amor invicto, indivisible! ¡El infinito Amor que es Uno!



Y si Me fuese dado elegir tan sólo Uno entre Tus infinitos nombres,

Amado, Amada Mía

Por éste –sin duda- optaría:

Amor… ¡Imperecedero Amor!



Amén

10601 lecturas

1 Comentario de lectores

10/06/2009

Son muy conmovedores y de una hermosa profundidad espiritual estos poemas.Gracias