Espejismo en los Planos Mentales Superiores.

Djwhal Khul


# 4. Espejismo en los Planos Mentales Superiores. El Morador en el Umbral.

Trataremos ahora brevemente el problema del Morador en el Umbral. Frecuentemente se lo considera como algo desastroso, un horror que debe ser evitado y el último y culminante mal. Les recuerdo sin embargo que el Morador es "aquél que está ante el Portal de Dios", que mora en la sombra del portal de la iniciación y enfrenta con los ojos abiertos al Angel de la Presencia, como lo denomina la antigua escritura. El Morador puede ser definido como la suma total de las fuerzas de la naturaleza inferior que se expresan en la personalidad antes de la iluminación, inspiración e iniciación. La personalidad, en esta etapa, es excesivamente poderosa y el Morador personifica todas las fuerzas físicas y mentales que en el transcurso de las épocas han sido desarrolladas y nutridas cuidadosamente por el hombre; también puede ser considerado como el poder que posee la triple forma material, antes de su consagración y dedicación a la vida del alma y al servicio de la Jerarquía, de Dios y de la humanidad.

El Morador en el Umbral, constituye todo lo que el hombre es fuera de su ser espiritual superior; es el tercer aspecto de la divinidad, tal como se expresa en el mecanismo humano, y este tercer aspecto debe oportunamente quedar subordinado al segundo aspecto, el alma.

Las dos grandes Fuerzas contrarias, el Angel y El Morador, se enfrentan —cara a cara— y tiene lugar el conflicto final. Nuevamente observarán que es el encuentro y la lucha entre otro par de opuestos superiores. El aspirante, por lo tanto, tiene que enfrentar tres pares de opuestos a medida que avanza hacia la luz y la liberación


- Los Pares de Opuestos

1. En el Plano Físico .... El denso y el etérico.

Los enfrenta en el Sendero de Purificación.

2. En el Plano Astral .... Las ya conocidas dualidades.

Las enfrenta en el Sendero del Discipulado.

3. En el Plano Mental .... El Angel y el Morador.

Los enfrenta en el Sendero de Iniciación.


Creo que les he dado bastante para reflexionar; sin embargo, quisiera terminar señalándoles la naturaleza empírica de lo que he comunicado, e instarlos a descubrir, en la experiencia práctica, la naturaleza de la batalla que cada uno tiene que librar. Para poder ayudarlos en esto lo haré en una forma muy definida.

Les será útil si indico a cada uno de ustedes los rayos que rigen su triple personalidad. Entonces podrán manejarse con mayor sabiduría, hallar más fácilmente la causa de la dificultad y estudiar más inteligentemente el efecto que pueden producir mutuamente y con quienes entran en contacto en la vida diaria. Elaboraré detalladamente el entrenamiento a que deben someter a cada uno de los tres cuerpos, tormando un vehículo por vez y explicando el problema que enfrenta cada uno de ustedes en relación con ese vehículo particular, asignándoles además una meditación que los capacitará, con mayor facilidad, para manejar la personalidad desde ese ángulo específico.

Verán por lo antedicho que mi intención es darles un entrenamiento mucho más cuidadoso e intensivo. ¿Obtendrán algún provecho de ello? Mientras tanto y a fin de que puedan captar la verdad de lo que expondré luego, ¿quisieran estudiarse a sí mismos cuidadosamente durante los próximos seis meses y comprobar si lo que diré más adelante es verdad? Utilicen la información dada en Tratado sobre los Siete Rayos como guía para este autoanálisis; les recordaré que los rayos rigen los tres cuerpos en el siguiente orden:

1. Rayos que rigen el cuerpo mental.... 1. 4. 5.
2. Rayos que rigen el cuerpo astral.... 2. 6.
3. Rayos que rigen el cuerpo físico.... 3. 7.


De esta manera verán que todos los rayos desempeñan su parte en el mecanismo del hombre, y hacen que todas las circunstancias proporcionen la oportunidad, las condiciones y el medio para el desarrollo. Esta afirmación, respecto a los rayos regentes, es una regla infalible, excepto en el caso de los discípulos aceptados.

A medida que lean y estudien, hallarán de valor reflexionar sobre las siguientes preguntas y luego responderlas:

1. ¿Qué relación tiene la intuición con el problema de la ilusión?

2. ¿Cómo puede la iluminación dispersar el espejismo, y cómo puede llevarse a cabo esto?

3. Definan a maya y describan lo que comprenden por inspiración como un factor para disiparla.

No he dilucidado premeditadamente esta técnica porque trataba de sondear sus propias ideas. Les pido que sigan la meditación grupal con cuidado. Es de profunda importancia para el grupo, en bien de su integración y de la verdadera colaboración espiritual. La tarea de la Luna llena acrecentará así su importancia. En adelante resultará más fácil reconocer y registrar la naturaleza del espejismo que ha de ser disipado y la actitud a seguir para ver el proceso de distribución de la luz.



Extracto de "Espejismo"
Por el Maestro Tibetano Djwhal Khul
(Alice A. Bailey)

172 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo