Carta abierta para una hermana espiritual.

El Ser UNO


EL SER UNO - Cartas Abiertas


(Este es el caso de Carmen, una mujer de 60 años que vive en Los Ángeles. He cambiado los nombres porque no es necesario saber quien es, lo importante para todos nosotros es entender lo que ella está pasando en estos momentos de su vida. A esta edad ha perdido todo, se encuentra en una situación delicada, está buscando trabajo y la forma de salir del estado en que se encuentra)

Resulta, que la última vez que nos vimos Alberto le dijo a Carmen que tenia que hablar con sus hijos, que lo de menos es que se viniera aca con nosotros, que podía venir a comer todos los días si quisiera, para esto Carmen se le rodaron las lágrimas, dice que es muy fuerte para ella pedir ayuda a sus hijos, pero como le dijo Alberto: "Mire Carmen, sus hijos son los indicados ahorita para ayudarle, Ud. esta practicamente en la calle, o que sus hijos la quieren ver jalando un carrito en la calle?"... Claro que esto nosotros no lo permitiríamos, pero ellos tienen que aprender que tienen una madre, por quien velar...

Carmen les escribio una carta y se los mando por el internet a los dos hijos, donde les pedía ayuda, un pedazo de techo, donde dormir, que no les pedia dinero o comida, porque ella esta buscando trabajo... La contestacion del hijo fue: "Mamá, me apena muchísimo lo que Ud. esta pasando, pero mi terapeuta me dijo que si yo la ayudaba, era más un mal que le estaba haciendo, que un bien, así que es mejor que Ud, siga buscando trabajo, si Ud. quiere yo le ayudo a buscar trabajo, lo siento mucho mamá". La hija le dijo, que se fuera vivir con ella que en ningun momento, la iba a dejar abandonada... Que triste verdad? Carmen se siente muy herida. Alberto le dijo a Carmen que ahora más que nunca, es el momento de levantar la cabeza...


Respuesta a esta carta:

En los momentos de más necesidad se reconocen a las personas. No estamos diciendo que se debería ayudar a Carmen dándole el pez, si no enseñándole a pescar...Cómo sería esto?...Al hijo le faltó AMOR y conocimiento para afrontar este problema junto con su madre y a la hija le faltó la capacidad y voluntad de poder ayudarla buscándole un trabajo para personas de la edad de Carmen.

Existen agencias de empleo, Carmen puede a través de ellas buscar un trabajo que le permita vivir en el empleo como: Ayudándo a cuidar a una viejita, como empleada de casa, como nana etc...eso la ayudaría a tener casa y comida sin molestar a nadie por un tiempo hasta que se reuna un dinero y después podría partir para otro tipo de trabajo, más independiente.

NADA ES IMPOSIBLE, Carmen tiene que dejar de correr detrás de las personas e independizarse de su familia, eso le dará reconocimiento y seguridad en sí misma, el papel de victima ya terminó, las personas tienen que valerse por sí mismas en un mundo tan controversial como este, nadie depende de nadie, podemos ayudarnos, pero debemos trabajar para el sustento y valernos por nosotros mismos. Ojalá ella lo entienda y tenga la fuerza para realizarlo.

Lo que pasa que está paralizada del MIEDO de tener que salir a su edad y trabajar, esta aterrorizada y eso le impide de moverse, no sabe como hacerlo. Lo primero que deberá hacer es ORDENARSE y SER MUY REALISTA DE SU SITUACIÓN, de ahí deberá partir y elaborar un proyecto, un plan ordenado que la ayude a realizarlo, por ejemplo: Buscar las Agencias de Trabajo; Analizar qué empleo podría ejecutar; Si habla dos idiomas cómo podría aprovecharlos etc.

De ahora en adelante hay que ayudarla a ORDENAR, para que ella pueda partir a ejecutar su plan de vida y no desgaste la poca energía que tiene, usándola en lamentaciones y sufrimientos que no la conducirán a ningún lado. Hay que darle mucho AMOR y buenas ideas para que ella pueda salir del hoyo en que se encuentra...

Un beso
franca.
http://fra66-elseruno-cartasabiertas.blogspot.com/

10057 lecturas

1 Comentario de lectores

14/09/2009

Yo opino que la hija hizo bien ofreciendole su casa, una vez allí Carmen puede con mas calma buscar un empleo.

Besitos de luz, llenitos de amor, paz, amor y equilibrio.
NAMASTÉ


ALICIA desde Colombia