Mundo antimateria.

El Ser UNO


Mundo antimateria

¿Cómo es este mundo? ¿Igual al planeta Tierra? ¿Cómo se puede imaginar al mundo de los pensamientos? ¿Existen personas, casas? ¿Ellos comen, visten compran, sienten, aman, lloran?

Es natural que ustedes se hagan estas preguntas: al no conocer el mundo de los pensamientos, menos pueden pretender conocer el mundo antimateria. Son iguales comparativamente, más no literalmente.

Si decimos que son pensamientos que viven en el universo-hombre, ustedes se imaginan personas viviendo en un hígado o en un corazón, mas no es así: es comparativo. El mundo antimateria es una realidad paralela que vive y se alimenta de la energía material y astral cuando está encarnada, y cuando está desencarnada, se alimenta de la energía astral. Esta energía antimateria es invisible, intocable e intangible para ustedes; no la ven, pero la sienten, porque ella rige sus vidas. Cuando nos referimos a ritmo, latido, pulsación y cadencia, estamos hablando de estos mundos.

Todo comienza primero en el mundo antimateria, en la realidad de los pensamientos, y luego se expresa en la energía-materia. Los mundos verdaderos son las realidades antimateria y los mundos materiales son mundos de sueños, expresiones que están tomando forma. El pensamiento material (lado izquierdo del cerebro) es denso; son deseos emanados para la satisfacción de los sentidos externos, son formas-pensamientos que se modulan de acuerdo con el deseo material de una vida sin conocimiento de causa.

Nosotros, como mundos sublimes, vivimos en los mundos antimateria; ustedes fueron creados por nuestros deseos más profundos. Ustedes son los plasmadores y ejecutadores de nuestros más íntimos pensamientos. La máquina-hombre fue creada por nuestros pensamientos a imagen y semejanza de nosotros; les inculcamos nuestras ideas, pero ellas tomaron formas tan diferentes que fuimos sorprendidos por la diversidad de expresiones. Ustedes son los hijos de nuestras ideas.

La forma-hombre es la expresión de la necesidad universal. Esta necesidad del Ser Uno tuvo a través de nosotros los pensamientos para expresarse, y cuando esos pensamientos se expresaron, él continuó desarrollando su energía en otros pensamientos. La forma-hombre fue la máxima expresión de la necesidad y de los pensamientos universales, porque fue la necesidad del Ser Uno que tomó la forma-hombre para poder expresarse.

La energía-hombre-pensamiento forma el ser energético. Eso significa que miles de millones de pensamientos positivos unidos forman una expresión, un conjunto, una mente. El ser que lo logró ya no pertenecerá a la energía-materia; él existirá en el mundo antimateria. Podríamos decir que vive entre dos realidades: una energía-más densa y otra más sutil. En ese momento, las energías-pensamientos comienzan a expresarse a través de los sentidos internos. Es el ser energético que ve, escucha, siente, palpa, absorbe la verdadera realidad y vida. Él ve y está mirando. Él escucha y está oyendo. Él siente y está percibiendo. Él palpa y está sintiendo. Él absorbe y está grabando. Su percepción ante la energía-materia se transforma; su despertar ante la verdadera vida está muy cerca, está saliendo de su capullo, ha formado sus alas para volar y así poder conocer otras realidades de existencia.

Ya en vida material, él comienza a percibir el mundo antimateria, porque está existiendo y percibiendo a través de los sentidos internos o sea, está trabajando más con su lado derecho del cerebro. En esa realidad antimateria existen tantas verdades para él, que deberán ser descubiertas en el transcurso de su elevación.

El mundo antimateria es una realidad compleja y paralela, donde varias realidades se juntan y forman una sola. Intercalan energía y se retroalimentan, capa sobre capa de energías-pensamientos, tan finas que se llegan a fundir. El universo no se encuentra separado; el espacio no existe. El universo está totalmente unido, como si fuera una membrana que se mueve y se traslada al mismo tiempo, formando su cuerpo universal. Cualquier cosa que acontezca en esa membrana se sentirá en el todo.

Cuando el Principio Único se expandió, lo hizo primero en el mundo antimateria. Fue aquí donde comenzó todo lo inimaginable; los elementos se alejaron de su centro, y cuanto más lejos estaban, la densidad se apoderó de ellos. El mundo antimateria se condensó, y así surgió el mundo material. No hay nada diferente en el universo; todo es lo mismo en diversos grados de densidad. Cuando usamos esta terminología, es para que ustedes entiendan lo que estamos explicando en realidad. Todo es energía, en miles de grados. Esta energía se adaptó y se expresó en densidades que aparentan ser diferentes. Para entender mejor lo que estamos expresando, hemos tenido que clasificar la energía como: energía densa y energía sutil, para que ustedes nos comprendan.


Energía densa.

Ustedes son energía densificada, así se tienen que ver. La forma que tienen es porque su mundo antimateria se densificó; ustedes son y representan la expresión de sus pensamientos.

Un pensamiento denso no puede ver claro, lo mismo sucede con un pensamiento distorsionando no podrá medir la intensidad de su imperfección. Cuando la medición se realiza a través de parámetros materiales y primarios, darán resultados equivocados, puesto que la energía-materia de ustedes no puede darle el sentido correcto: Porque ustedes están densificados.

Ni el éxito social ni el dinero implican que la energía-pensamiento sea correcta. Ser una persona famosa, tampoco. No se puede medir la fealdad o la pobreza como una falta de elevación, ni la belleza física como elevación espiritual.

Las energías-pensamientos, son exactamente formados, plasmados y ejecutados a nivel de los propios deseos y vibrarán de acuerdo a lo que ustedes interiormente desean y emanan. Las energías-pensamientos desencarnadas se unirán albergándose en el cerebro de ustedes, por las mismas características vibratorias.

El alma o sea, la vida es legada de padres a hijos. Ustedes están formados por genes-energías-pensamientos que fueron grabados por sus primeros padres: los mundos regulares. Estos, a su vez, le dieron la vida con genes-energía-pensamientos de los mundos superiores. Todo en el universo partió del Principio Único. Esta energía legada fue creciendo, encarnándose en la energía material. Su experiencia y vivencia crecía de vida en vida, y aquellos pensamientos que se grababan en esas vidas pasaban de generación en generación. Ese proceso fue llamado evolución. Elevación es el avance, el progreso, el desarrollo acumulativo.

Ustedes tienen dentro de sus genes energías-pensamientos de sus antepasados; son cristales grabados de conocimiento. Esas energías-pensamientos constantemente se están encarnando y son estas energías antimateria las cuales les dan la vida y son las que llamamos alma.

Estas energías pertenecen al mundo antimateria del cuerpo astral, muchas veces no tienen la conciencia de saber donde se encuentran o en que parte del universo están, ellas se encuentran en el lugar que les corresponde dando vida y trabajando para el cuerpo material del Ser Uno, pertenecen al alma del universo. Estas energías-pensamientos por lo general se encuentran en esta posición, o porque se alimentaron de pensamientos superfluos e inútiles o son energías-pensamientos elementales e ignorantes. En estos casos ellos darán la vida, trabajando para la primera, segunda y parte de la tercera zona. Esas zonas y centros energéticos le darán el albergue necesario. El universo es muy ordenado, ellas se encontrarán en el grado, jerarquía y vibración que sus pensamientos tuvieron en vida material.

El hombre es un universo energético de grados vibratorios, y aquellas energías-pensamientos que se encuentran en los grados energéticos más altos, dando la vida del ser-energético, lo han ganado por merecimiento propio. Estas energías-pensamientos son aquellos que viven en la glándula pineal y reinan en ese universo, son los antepasados llenos de sabiduría que rigen la vida del ser-universo.

La expresión de lo que ustedes son hoy es el cúmulo de millones y millones de energías-pensamientos que forman el cuerpo, la psiquis y la mente; han pasado de generación en generación, de vida en vida, miles de millones de veces. Hasta que el despertar se produce, porque aquellos que se encuentran en la más alta jerarquía de ese ser-universo comprenden su realidad y comienzan a trabajar para formar al ser energético. Este despertar se realiza por una madurez energética, un crecimiento, un proceso natural de especie y de cristales grabados, que le indican la evolución y la elevación. Todo se realiza siempre y cuando ese proceso sea positivo; sabemos que en ese camino se puede enfermar, o retardar el proceso natural.


Extracto de El Ser Uno I
LOS ARCANOS DE THOTH

Libros
https://www.elserunobooks.com/

666 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo