Reflexiones.

Graciela Dattoli


6 de julio de 2009

En mis conversaciones personales con mis Ángeles, y preguntando yo, sobre como influían todos los microorganismos que conviven con nosotros, me explicaban lo siguiente:



Ellos son también seres vivos, que están en este planeta, como nosotros para experimentar la materia, conviven, están encima de nosotros pero solo toman el mando cuando no nos podemos hacer cargo de nosotros mismos. Es decir que en esos momentos que dudamos, nos llenamos de miedos, inseguridades, no confiamos en nuestra esencia Divina, depositamos mas en el afuera, es allí cuando entra en acción en nuestro organismo un virus, una bacteria, un hongo, etc.



Si tenemos el mando siempre, es decir, unimos nuestro cuerpo, que también es esencia, lo amamos, cuidamos, tenemos un intento puro con nuestro corazón y emociones. Aprendemos a respetarnos, revalorizarnos. Nadie más que nosotros estará a cargo de nuestro cuerpo. Eso hará también que vivamos en estado de salud, no teniendo siquiera un resfrió.



Se que esto es difícil que se comprenda en su totalidad, sobretodo en una sociedad que bombardea con propuestas externas, con separabilidades, generando mas miedo que amor. Pero está en cada uno de nosotros, dentro de nuestro corazón, nuestra propia verdad y el amor que fluye siempre, uniéndonos al Creador, la claridad, y hasta las respuestas que nos sacan de los aprietos que a veces nos creamos.



Quise compartir con Ustedes en estos momentos en que se comenzará a ver más de estas epidemias generadas. Está en cada uno escucharse, amarse. No se olviden que el Amor es la esencia de Dios.



Honrando Tú Ser.

Graciela Cristina Dattoli.
www.auden.com.ar

10767 lecturas

1 Comentario de lectores

09/07/2009

muy bueno que alguien trate de ayudar a salir del miedo por la tan temida pandemia gripal, por supuesto que cada uno de nosotros con nuestros pensamientos, miedos y creencias atraemos la enfermedad, recordemos que antes que el cuerpo fisico enferme, hay alteraciones energeticas en nuestros cuerpos energeticos. Y porque no decirlo la gran influencia que tienen nuestras formas pensamiento que generamos a nuestro alrededor. Alejemos de nosotros las quejas, los miedos, los chismes, la envidia y demás yerbas que son grandes fuentes de
intoxicación energética.

SE TU EL CAMBIO QUE QUIERAS VER EN LOS DEMAS