Sanacion y el Viaje a Casa.

Kirael


¿Cómo deben ser tratadas las personas durante un viaje de sanación? En primer lugar y ante todo, tratar a todos como que se van a sanar sin considerar la edad o la gravedad de la enfermedad, y permitan que el a sanar sienta su amor. Refiérase a él como si fuera lo más importante en el planeta Tierra.

Ya se trate de un simple caso de gripe o cáncer, no ponga límites en cuánto al tiempo que tomará al paciente a recuperarse por completo. Cuando le dices a alguien que la gripe dura entre 7 y 9 días, ¿adivinen el tiempo que le llevará a esa persona sanarse? Recuerden que no venimos con una fecha de caducidad. Venimos a hacer un viaje y cómo éste termine es una cuestión de elección.

Antes de la sanación, es importante hacer preguntas al paciente que no puedan ser contestadas con un simple sí o no. De esta manera pueden tener una mejor idea de lo que se necesita en la sanación y tendrán una mejor oportunidad de hacer una conexión con el corazón del paciente. Recuerden, el amor es el factor principal en la creación de una sanación.

Siempre dejen que la persona asuma la responsabilidad del viaje de sanación dejándole marcar el ritmo. Infórmenle que, como sanadores, ustedes saben que cualquier cosa puede ser curada, pero que él debe participar en el proceso al ser abierto al viaje.

Por último, una sanación perfecta también podría significar que el paciente vuelva al Hogar del Creador. Así que, cuando sanan a alguien de cáncer o de cualquier enfermedad llamada grave o potencialmente mortal, estén tanto en el amor con él permitiéndole llegar a la compleción del viaje, y hagan lo que hagan, no juzguen el resultado.

Aquí está para el viaje de sanación,


Kahu Fred
Fred Sterling
www.kirael.com
Kahu Fred Sterling - Ministro Principal, Iglesia de la Luz Honolulu
Traducción: Héctor Santos Ramallo
Edición: Alexiis

10357 lecturas

1 Comentario de lectores

01/02/2011

Una interesante perspectiva sobre los sanadores y facilitadores que acompañamos los proceso de sanación de todos nuestros hermanos...de muchas maneras y en muchos momentos...
un abrazo

Mili desde Ecuador