Tres - Los Principios de la Pasión

Kirael


Los Diez Principios de la Creación Consciente.

Tres - Los Principios de la Pasión

Declaración de Apertura

KIRAEL: Buenas noches.

En esta grabación contemplaremos esta cosa a la cual nos referimos como Pasión. La Pasión es la fuente indefinible de luz que trae mucha magia a la vida de uno. Es la fuente por la cual nadie más puede entender aquello por lo que uno está pasando. Entonces, consideraremos la palabra; la definiremos lo mejor que podamos. Usaremos todo lo que esté en nuestro poder y a nuestro alcance y disponibilidad para traer la luz a su plenitud en este hermoso, hermoso segmento de nuestra grabación.

La Pasión, mis amigos es aquello a lo que yo me referiría como el centro mismo de su existencia de luz. No es algo en lo cual puedan poner el dedo. No es algo que puedan sostener en sus manos. Podría proseguir días con lo que no es. Por ejemplo, no es saltar para arriba y abajo. No se trata de tirar cosas al aire y gritar con deleite, pues eso es una forma de pasión. Pero quiero hablarles acerca de la Verdad, y la Confianza de la Pasión. Esto es lo que completa la trinidad.

Y la Trinidad de la Verdad, la Confianza y la Pasión es la base de todo lo que hablaremos en todas estas grabaciones. Entonces, les sugiero hoy, mis amigos, que la pasión de la cual hablo es la pasión de la esencia central, el mismo corazón de luz del ser humano o cualquier otra alineación hacia la Luz de la Creación en Sí. Porque no importa qué nivel de conciencia uno logre, no importa cuán lejos uno avance en su experimento llamado vida, la pasión siempre será la energía de base desde la cual desarrollarán la totalidad de sus viajes.

Déjenme darles ejemplos, si quieren. Si uno puede encontrar la pasión, la experiencia central dentro de uno, entonces encontramos una razón para avanzar continuamente. Cuando uno puede encontrar la pasión del viaje en el que uno está, no necesita ayuda. No necesita que nadie esté al lado. No necesita que nadie le de órdenes. Uno no necesita más que la pasión que uno tiene. Es el catalizador para el viaje en sí.

Porque cuando uno toma conciencia de que no necesita a nadie más para apoyarle salvo su propia luz central interna o pasión, entonces uno comienza a entender que todo se puede lograr. ¿No es la finalidad de todas estas sesiones grabadas que lleguemos a un lugar donde todos sepan que “pueden tenerlo todo”? Les digo, mis amigos, sin la pasión jamás ocurrirá. Sin la luz central brillando dentro de ustedes, sin saber cada paso que deben tomar, entonces la pasión tropezará.

Y si tropieza la pasión, terminarán conformándose con menos de lo que esperaban, de lo que anticipaban. Entonces la luz central, la energía de pasión es la fuerza que usaremos para dirigir y guiar el viaje en que estamos. Nadie se cae del sendero, mis amigos, cuando están en la pasión. Cuando están excitados o sobre-celosos, entonces pueden desviarse del sendero. ¿Qué es el sendero?, dicen. El mismo del cual hemos estado hablando. Es el sendero que han colocado a partir del cual avanzan desde donde están hacia el mayor de sus deseos.

Ese sendero, ese viaje que ustedes tomarán está guiado plenamente por el hermoso amor o la pasión que ustedes pueden emanar. Ustedes colocarán la pasión, ustedes la sostendrán; y luego se encontrarán absortos en su propia pasión. Cualquiera sean sus senderos, mis amigos, si aprenden a “apasionar” (poner pasión) a su amor, aprenderán a llevar a la pasión a su completitud, y entonces jamás tendrán que preguntarse cómo resultarán sus viajes.

Esa es una declaración audaz, mis amigos, pero la verdad se basa en la confianza de que su pasión los guiará en cada momento de cada viaje. Aquellos de ustedes que cuestionen si el viaje es el resultado máximo, les digo, mis amigos, el viaje es la totalidad del resultado. Porque cualquiera sea el resultado final que logren, será basado en los pasos que tomaron a lo largo del viaje, y la fuerza de éstos será sostenida por su pasión.

Cuando uno usa la pasión para dirigir su viaje, cuando uno usa la pasión para encontrar dentro de sí la energía, el enfoque, la habilidad; entonces será la pasión la que guíe. Es cuando uno entra en un sendero sin pasión que se encontrará vagando sin rumbo tratando de lograr una meta, cualquiera que haya sido puesta, cualquier cosa que sea que quieran de la vida, ya sea sólo la simplicidad de una relación perfecta, o la simplicidad de tener suficiente seguridad financiera en su vida, o hasta la simplicidad aún mayor de ser una perspectiva saludable, un proyecto, si se quiere, de encarnación de vida.

Ustedes dicen, “Todo el tiempo, Maestro Kirael, usted dice simple, simple, simple, pero ni una de las cosas que ha dicho ha sido un viaje simple”. Lo será cuando hayamos terminado todas las diez grabaciones. Pero mantengámonos enfocados en lo que yo estaba diciendo. Cuando ustedes tienen pasión, cuando tienen la pasión de entregarse en su extensión, y eso significa aquello hacia lo cual avanzan; cuando tienen la pasión de hacer estas cosas, empiezan a ver que su viaje es simple.

Porque cuando uno puede encender la pasión dentro de si, cuando uno—Mírenlo así, y luego llevaré mi declaración de apertura hacia su cierre. Si han de lograr cualquier tipo de meta, será basada en la cantidad de pasión que tienen colocada en ella. De hecho, si tienen poca pasión, entonces eso es lo que pueden esperar del resultado. Si tienen gran pasión, eso es lo que recibirán. Ni siquiera tienen que esperar, mis amigos.

La Pasión es la medida con la cual pueden ver el resultado mientras están en el viaje. Verifiquen su pasión. Ya sabrán cómo van a arribar. No necesitan haber arribado para saber eso. Simplemente necesitan verificar el nivel de su pasión, porque la pasión es el aspecto más hermoso, más ilustrador de su viaje. Nunca la consideren menos que eso, y encontrarán que cada meta que ustedes colocan está completada casi antes de empezar. Pero entonces se les permitirá hacer el viaje y el viaje estará definitivamente guiado por su pasión. Dejaré que eso me sirva de declaración de apertura, y luego trataremos de cubrir tanto como podamos en la próxima parte con sus preguntas, si quieren. Gracias.

Preguntas & Respuestas

1. Gracias, Maestro Kirael, por esa iluminadora declaración de apertura. Allí, usted describió las características de la Pasión. ¿Cómo podemos identificar estos indicadores y utilizarlos para obtener nuestras metas?

KIRAEL: Oh, hermosamente expuesto, mi amigo. Yo sugeriría esto: Siempre cuando estén preparándose para un proyecto, si han de utilizar estos Diez Principios, si van a alinear el proyecto, cualquiera que sea, cuando lleguen a la parte de la Pasión, lo que primero deben comenzar es entender dentro de su luz central, ¿es esto, de hecho, lo que realmente quieren hacer?

Entonces dicen, “pero Maestro Kirael, no todo lo que se nos pide hacer es lo que queremos hacer.” Entonces les sugiero que no deben hacerlo. Ustedes dicen, “Bueno, a veces es imposible. A veces simplemente tenemos que hacerlo.” En ese caso, tengo un lugar y una manera de rectificarlo; y es que deben ir para atrás; deben ir hacia atrás a lo que se les dijo o pidió que hicieran; y deben comenzar a definir la pasión que pueden usar.

¿Está bien? El indicador de la pasión en un proyecto o iluminación o un viaje, es cuando uno siente—la palabra clave es “sentir” —cuando uno siente la seguridad de lo que está asumiendo. Es cuando uno comienza a entender que uno ha llegado a cierto nivel de percepción, y que está confiado de poder sostener ese nivel porque es una pasión. Verán, la confianza es una pasión; y cuando sienten confianza en algo, su pasión ya está emanando hacia fuera.

Si pudieran entender esto: Al llegar a un lugar en el viaje por el cual se extienden a si mismos, aquel que los envía por el sendero, si quieren, las pasiones muchas veces se revelarán en distintas formas. Quiero nombrar una de las levemente negativas. Si hay una energía de enojo involucrada en el viaje, deben darse cuenta que es una pasión. No es una pasión positiva, pero es una pasión. Por lo tanto, podría haber un problema en el viaje. Porque en el momento que tengan algo menos que positivo, deben reconocer que el viaje ya no está en el sendero.

Se han deslizado del sendero y están definitivamente fuera, en medio del caos. Entonces, cuando están en un proyecto o en un proceso, y sienten enojo dentro de ustedes o dentro del otro que está con ustedes en el viaje, entiendan que han dejado el sendero que los llevará al resultado final que de veras desearon. De hecho, mis amigos, si están transitando este sendero, y están buscando indicadores de una pasión, entonces les sugiero que estas son cosas que deben empezar a buscar. Empiecen a buscar una excitación que no ha de ser confundida con la pasión, sino una excitación por el resultado, una excitación por el viaje, y una excitación por estar dónde están.

Ahora, hice eso al revés por una razón. Lo hice porque la palabra “excitación” siempre se confunde con pasión. Entonces en el momento que sientan esta cosa llamada excitación, saben, las mariposas en el estomago y eso, en el momento que sientan eso, querrán ahora convertir esa energía en pasión. Oh, eso es un nuevo concepto, ¿no? Convertir la excitación en pasión. Yo sugiero que esto ha de hacerse de manera muy simple. Cuando sientan esa excitación, deténganse donde estén en ese preciso momento e identifiquen qué es lo excitante acerca de su viaje.

Encontrarán que lo que los excita es la pasión por debajo de la excitación. Es la pasión de saber que están en el sendero correcto. La excitación es la que amplifica la pasión de saber. Entonces ustedes dicen, “Bueno, Maestro Kirael, ¿eso convierte el saber en una pasión?”. Con toda seguridad que sí. Porque cuando ustedes saben que están en la parte correcta del viaje—tomando los pasos que deben—la pasión los evoluciona hacia el próximo nivel. Entonces, podrían decir que la pasión es aquella fuerza que los arrulla hacia la siguiente parte de sus viajes.

Cuando no tienen la pasión, terminan perdiendo tiempo en el viaje. Entonces dicen, “Está bien, Maestro Kirael. Ayúdenos. Si fuere ese el caso, y lo pudiéramos ver, ¿qué hacemos?” Necesitan, en ese preciso momento, detenerse y alistar a muchos de los Principios en esta grabación. Por ejemplo, si no pueden sentir la pasión avanzándolos hacia el conocimiento, entonces probablemente necesiten alistar las fuentes de luz de otros niveles de comunicación.

Entonces, este sería un buen lugar para detenerse y orar. Este sería un buen lugar para abrir los niveles de comunicación entre ustedes y las fuerzas invisibles de la luz para que los guíen en su sendero. Entonces, la otra posibilidad que existe además de la excitación es cuando saben que están enamorados con el proyecto en el que están. Cuando puedan sentir amor dentro de ustedes mismos, y deben recordar que el Amor es la única palabra que sostengo dentro de la Verdad, la Confianza y la Pasión que no tiene opuesto. Entonces cuando puedan sentir esta experiencia de amor, allí es cuando están experimentando la pasión.

Cuando puedan ver el resultado final que han estado buscando, y emerja más brillante que lo que establecieron originalmente, allí es cuando podrán entender y saber que están experimentando pasión. Y cuando llegan y reconocen que ese espacio al que han estado yendo no es sino un peldaño hacia un lugar completamente nuevo, entonces sabrán que están en pasión. Estos son los indicadores simples de una pasión, o de un mundo que está siendo vivido en pasión.

2. Eso fue fabuloso, Maestro Kirael. Al trasladarse hacia un nuevo nivel de percepción, uno experimenta simultáneamente excitación y temor por lo desconocido. ¿Podría elaborar sobre esto?

KIRAEL: Absolutamente, mi amigo. Le sugeriría a usted que este es uno de los momentos más comunes en los que encontrará a la pasión como punto focal. Verá, mi amigo, en el sentido literal, cuando usted haya ido hacia un conjunto particular de metas o hasta hacia una meta particular—por ejemplo, usemos las relaciones. Cuan a menudo ustedes en el mundo humano se han esforzado lo mejor que pudieron para poner toda la pasión —y a veces aún más excitación, pero avancemos con pasión por el momento—toda la pasión que pudieron para obtener cierto nivel de relación con su amigo, lo que sea que eso pudiera ser.




Y una vez que lo obtuvieron, ¿no llegaron a un lugar en el tiempo donde se han preguntado, “¿En qué estaba pensando? ¿Qué en el nombre de Dios, estaba haciendo? Porque aquí estoy y no sé qué hacer con esto”? Bueno, mis amigos, eso sería una indicación de que estaban siguiendo la excitación en oposición a la pasión. Porque la excitación, como ya les he dicho, los arroja hacia la posibilidad del caos, ¿no es cierto? Entonces, cuando llegan a lo que creen ser el resultado final, entonces llegan a un lugar que está construido a partir del caos. El Caos les permitirá arribar tan rápidamente como cualquier otra fuente, pero sabrán cuando lleguen allí si pueden sentir la pasión o no.

Entonces cuando logren, digamos, que logren cierta meta, por ejemplo, una relación. Cuando lleguen allí, lo primero que les viene a la mente es, ¿hacia dónde se va desde aquí? Entonces han llegado a la posición perfecta. Si llegan allí con un montón de dudas, les recomiendo seriamente retrocedan desde aquél punto de llegada y traten de averiguar dónde perdieron el sendero; recupérenlo, y avancen nuevamente. Porque verán, por lo que están preguntando, mis amigos, es que cuando llegaron allí, había algunos de ustedes con miedo. A lo que la mayoría del mundo humano teme es a lo que ustedes consideran lo desconocido.

Pero no se dan cuenta que si pueden hacer un viaje en pasión, no pueden saber el resultado? Porque si lo están haciendo en pasión, se están dirigiendo hacia una meta. Entonces están allí para experimentar el viaje, no el resultado final. Entonces, la pasión los ha mantenido en el sendero donde arribarán a cualquier resultado al que arriben. Si tratan de tener un panorama desde aquél punto en delante de cuál será el siguiente resultado, sin lograr el primero, entonces sólo pueden usar la excitación. Pueden usar el pensamiento linear. Pueden planificar. Pueden hacer cualquier cosa que quieran. Pero habrán perdido la pasión. Porque cuando no tienen pasión, no entienden que el miedo no existe.

Deben llegar a esta claridad: Cuando llegan a una meta que está unida y conducida por la pasión, cuando arriban, se dan cuenta que es sólo un peldaño hacia otro nivel. Ahora, les digo esto en sinceridad: Al arribar, si han arribado en pasión , van a sentir la satisfacción de aquél viaje en particular, no la totalidad de toda meta, pero esa parte particular del viaje. Porque cuando llegan en pasión, han disfrutado el viaje. ¿Oh, no es ese un factor clave, haber disfrutado el viaje? Y mientras hayan disfrutado el viaje, sin importar el resultado, el disfrute ha sido una parte perfecta de él.

El temor de lo que vendrá a continuación es la simplicidad de no enfocar en la totalidad del viaje. Por ejemplo, cuando uno se establece una meta monetaria, digamos que quieran completar cierto monto de dinero construido sobre cierto periodo del tiempo. Si están en este sendero con pasión, ya no hace diferencia ni el tiempo ni la cantidad, porque lo que hace la diferencia es la pasión de lo que van a hacer mientras están en el viaje para arribar.

Porque verán, si miran extendiéndose hasta el resultado final, una vez que lo establezcan, déjenlo ir. Porque si extienden la mirada hacia el resultado final, podrán empezar a temer, ¿Qué significa eso? Por ejemplo, cuando la gente establece metas por cierta cantidad de dinero en un periodo particular de un mes, y digamos que sea $5,000. Al establecer eso, y empezar sus viajes, si lo van hacer sólo en excitación, una de las primeras preguntas con las que vendrán, será “una vez que lo haga, tendré que hacerlo todos los meses? Y si lo hago, cuán duro tendré que trabajar?”Y todos los temores.

Sin embargo, si no dan cabida al temor, si mantienen la verdad del amor, y usan a la pasión para avanzar hacia esa meta de $5,000, entonces llegarán a la comprensión que no hace la menor diferencia lo que vaya a ocurrir después de lograr esa meta, porque el lograr esa meta creará la pasión dentro de ustedes para reestablecer una meta nueva.

Ustedes dicen, “¿Bueno, no es eso lo que acaba de decir, Maestro Kirael? No pensaría usted que yo fuera a tener miedo?” Y qué ocurriría si, cuando llegaran allí, $5,000 fuera más de lo que necesitaran y tuvieran que trabajar demasiado duro para obtenerlo? Por qué no restablecer la meta otra vez más? Pero no se preocupen por eso mientras estén tratando de lograrlo. Con lo único que necesitan preocuparse es la cantidad de pasión que están dispuestos a ponerle al viaje para llegar allí. Porque cuando lo hacen con pasión, no excitación—recuerden, excitación es caos—pasión es la creencia verdadera del corazón, el entendimiento central de que ustedes tienen la habilidad de hacer cualquier cosa porque son la Luz del Creador.

Y el Creador, que es la existencia, o la existencia de Todo Lo Que Es, simplemente establece una ley básica de lo que consideramos como la experiencia humana del plano material. Y esa ley es, si pueden concebir el pensamiento y utilizar la voluntad, y las ideas y las palabras para enviarse en aquella dirección, cualquier cosa que concibieron ha de lograrse. No hay quebrantamiento de esa ley por el mandato del Creador.
Créanme, mis amigos, la pasión los llevará al punto al cual quieran llegar, y no llegarán allí temiendo lo que les pudiera ocurrir a continuación porque su enfoque estará puesto en la pasión de llegar. Les sugiero que esa es la mejor manera en que puedo contestar esa pregunta.

3. Oh, Maestro Kirael, esto es tan emocionante. Frecuentemente comenzamos nuestro viaje con pasión, y luego nos detenemos. ¿Cómo podemos sostener esta experiencia que usted llama pasión?

KIRAEL: Ahora, esa es una pregunta que la mayoría de la población humana debiera hacerse. Porque cuántas veces puede recordar cada uno que escucha esta grabación, un momento en que se sintieron como si tuvieran cierto conjunto de circunstancias o una meta en mente y tenían toda la pasión del mundo para llegar allí; y luego a casi la mitad del sendero, algo los envió en otra dirección.

Eso podría ser, mis amigos, precisamente una de las cosas que les impide tratar de obtener o que les impide obtener sus deseos particulares. Porque les diré esto, mis amigos, cuando comienzan cierto viaje—digamos un viaje que tenga que ver con la sanación. Comencemos con un viaje donde dicen, “Tengo un dolor en mi rodilla” digamos, “y debido al dolor en mi rodilla, mi viaje es arreglarlo, sanarlo, y voy a hacer todo.

“Y apenas sane, voy a salir y voy a caminar, y apenas pueda caminar, voy a conseguir esto, y podré hacer aquello, y llevaré a fulanito de tal conmigo” ¿Vieron? Eso es excitación. Si ustedes colocan esta energía en excitación, la colocan en el caos. Pero cuando utilizan la pasión, entonces están muy calmos, están muy seguros. ¿Estos son rasgos, no? Usted está calmo, está seguro, no está lleno de burbujas.

Saben exactamente a dónde quieren ir, y una vez colocada esta meta en pasión, esta meta de sanación, entonces comenzarán a trasladarse con la corriente. Ahora, si se detienen por acaso, como indicaba en la pregunta, si trastabillan, deben darse cuenta que giraron apenas desviándose del sendero un tanto, y han entrado un poquito en el caos. En esencia, han llegado a un lugar que no pueden identificar con claridad.

Deténganse exactamente donde están, den un paso atrás hasta poder sentir la pasión de querer esa sanación nuevamente, la pasión de llegar a donde quieren llegar, y entonces avancen. Así, cuando quiera que se demoren en una meta, deben estar dispuestos a aguantar firmes allí en ese momento. Deben estar dispuestos a tartamudear, si es necesario, hasta descubrir cual era la pasión original y ver hacia dónde los ha conducido aquella pasión, porque entonces eso los hará re-enfocar—esa es la clave, ¿cierto? La pasión los hará— yo sé que a algunos de ustedes no les gusta esa palabra, pero allí la tienen. La pasión los hará re-enfocarse en el viaje en el que están.

No va a cambiar el resultado final porque el resultado final no tiene sentido para ustedes en este punto. Lo único que tiene sentido es que están en un viaje. Comenzaron con pasión, y han perdido la pasión. Si han perdido la pasión, deben encontrarla, por lo tanto deben buscar de nuevo para ver en qué parte del sendero se pudiera haber interrumpido el flujo de la pasión. Porque, verán, la pasión es a veces equivalente a la cantidad de amor que están expresando.

Y si están haciendo este viaje sin la cantidad correcta de amor—y una vez más, lo repetiré mil veces si hace falta en estas grabaciones, el amor es la palabra que yo les digo que no tiene opuesto. Entonces, si ustedes están haciendo el viaje en amor, entonces la pasión estará allí con ustedes. Cuando no puedan ver la pasión—Oh, aquí va otro de sus tartamudeos, mis amigos: otro lugar donde se tropezarán es cuando la pasión, como hemos dicho antes, se confunde con la excitación, y de repente la excitación se muere, entonces no pueden encontrar a la pasión.

La pasión es la parte que mantuvo a la excitación en la realidad. Ahora, cuando ustedes sienten esa tal llamada excitación, esa parte que puede enviarlos hacia el caos; cuando ustedes sientan esa disminución, deben saber allí mismo que hay una presencia poderosa que está por conducirlos desde ese punto en adelante, y que se llama pasión. Porque, verán, en el momento que tartamudean, en el momento en que aminoran la marcha, en el momento que no pueden ver hacia donde van, la pasión ha sido atenuada.

Necesitan re-encender la pasión. Miren aquella meta final que estaban vislumbrando, y entonces dense cuenta que se trata del viaje, porque el viaje es la pasión y la pasión es aquel deseo de llegar a cierto lugar. No importa lo que puedan estar haciendo en su viaje de sanación, van a tener gente, lugares, cosas que entrarán en su sendero. Si tienen la pasión de sobrepasar esa energía, esa obstrucción, si quieren, va subir alguien a su sendero en el viaje de sanación a decirles que están encarando todo mal; que no pueden ir en esa dirección.

Y si no tienen la pasión y el conocimiento para seguir adelante, entonces los arrojarán a ustedes afuera. Los harán entrar en el caos porque en el momento que ustedes escuchen las palabras de ellos, en el momento que ellos les digan que no se puede hacer, y ustedes empiecen a buscar una manera nueva de hacerlo, habrán entrado en el caos. El caos no los conducirá en el sendero que originalmente eligieron, pero los guiará a un resultado final. Su pasión definirá si van a llegar al resultado final que eligieron ustedes originalmente, o el que ahora está eligiendo por ustedes alguien más.

Entonces, considerando aquella demora en medio de estas cosas, y estos viajes que tomamos aquí, entenderán que el plano material está colocado para ustedes probarse a si mismos en todo el sendero, y en cada prueba que colocan sobre su propio sendero, es la pasión la que los llevará hacia la siguiente parte del viaje. No miren hacia el final, mis amigos. No miren tanto hacia aquél día en que ya no tengan el dolor en su rodilla. Pero miren a la pasión y a la belleza que están experimentando mientras están en el viaje para arribar allí.

Para cuando lleguen, lo primero que les vendrá a la mente es, “Oh, yo ya ni siquiera tengo el dolor en mi rodilla”. Eso es pasión. Así es como llegan con ella a dónde van sin quedar detenidos.

4. Entonces, Maestro Kirael, para tener aún mayor claridad, utilizando estos dos ejemplos extremos, uno Adolfo Hitler, y el otro Madre Teresa, habiendo ambos supuestamente utilizado la pasión para lograr sus metas, ¿cómo podemos nosotros en el viaje humano estar seguros de que nuestra pasión será utilizada para el más alto bien?

KIRAEL: Esa, mi amigo, es una pregunta que tal vez pueda responderse en unas pocas oraciones cortas, pero quisiera ampliarla un poquito. Porque, verán, en los ejemplos que han colocado ante mi, tienen que entender que hay dos extremos—como dijo—hay dos enfoques extremos de realidad en pugna.

El primero es de este joven que llaman Hitler, ¿correcto? Ese fue una fuerza del caos. Esa era una fuerza que no tenía la orientación del amor. Era auto-implicada, auto-energetizada; auto orientada. Todo se trataba acerca de su propia realidad personal. No tenía deseos, hasta donde podamos entender, que fueran más que sus propios resultados físicos, mentales—todo.

Mientras que si miran al otro extremo, tomen a la joven y bella Madre Teresa, como la llaman, su personificación entera era la cámara interna de su ser a servicio de la luz humana. Entonces, verán estas realidades dispares que existieron en estos dos planos distintos. Aquellos que eligen colocar metas que sirven a sí mismos, que no tienen enfoque de realidad sobre nada salvo su propia realidad, a menudo se encuentran en una posición muy solitaria. Una vez que se encuentran allí, ya no pueden utilizar a la pasión para impulsar sus fuerzas. Ahora deben utilizar la excitación. La excitación es el factor clave de lo que llamamos caos.

En el caos encontrarán cosas como el temor, la disolución, y todas aquellas otras cosas que pudieran utilizarse en un ejemplo como el de Hitler. Su realidad entera se basaba en cuánto podía mantener a la gente alejada del centro, mientras que la Madre Teresa, toda su realidad tenía que ver con su centro. Por lo tanto todos los que estuvieran cerca de ella a menudo se encontraban descubriendo nuevas y potenciales formas de centrarse que jamás habían experimentado antes.

Entonces, cuando toman a alguien que ha, si perdonan la palabra, alguien que ha buscado un tipo de resultado con realidad inestable, uno donde pudiera caber toda la luz universal. Por ejemplo, en el mundo de él, había sólo un género, una raza que era superior. ¿Qué había de hacer él con el resto de las razas? Si no las aniquilaba, las habría de esclavizar. Pero, verán, no hay base de igualdad en esa luz, y la palabra “amor” no cabe en ese habitáculo para nada. No hay forma en que pudieran decir que era un amante de la humanidad, porque había elegido un patrón de energía específico para gobernar al mundo.

Con la Madre Teresa, tienen la belleza de que ella hacía a la gente entender la hermosura de estar unidos en la Luz. Por lo tanto, su pasión era un profundo factor motivador de amor, mientras que en la otra energía era un formateo esparcido de temor, asemejándose al poder utilizado para lograr un resultado. Entonces observen sus metas, cada una de ellas: relaciones, sanación, cualquiera que pudieran ser. Y si lo hacen—por ejemplo, ¿qué tal la sanación? Si se van a sanar porque temen morir, entonces tienen una réplica exacta de lo que es tratar de hacer algo desde el temor. Pero si se van a sanar porque saben que hay una Luz Creadora que en Su propia fuente tiene todo disponible para su sanación, eso abrirá un viaje completamente nuevo para ustedes, podrán ver ahora la diferencia entre las energías como las que ustedes mencionaron anteriormente.

Mi viaje aquí en este momento de grabación es mostrarles que la excitación versus pasión son realidades totalmente—quiero usar la palabra “realidades definibles” porque la excitación los deja en el caos manoteando todo lo que pudieran agarrar, y la pasión los deja en el amor, experimentando todo lo que los rodea en su propia belleza, aceptado por lo que es, por “por qué” es, y hacia donde sea que se encamine.

Ustedes, en pasión, no necesitan tener esta alta excitación fluyendo en torno de ustedes. Necesitan estar en pasión para permitir que su viaje se despliegue de manera que cualquiera sea su resultado, sirva simplemente como un peldaño para avanzar al próximo nivel de conciencia.

5. Gracias, Maestro Kirael, por proveer la claridad. En la vida real, ¿podemos infundirnos pasión unos a los otros? Y si podemos, ¿cómo lo hacemos?

KIRAEL: Ahora, allí hay un poco, diría yo, de desafío, ¿no? No tanto por mi respuesta como por lo que está preguntando. Porque la pregunta es: ¿Puede infundirse en un otro? Y la primer respuesta rápida podría ser, probablemente no pueda infundirse, pero uno puede ser conducido al proceso por el cual la pasión se convierte en parte de su realidad.

Y yo solamente sugeriría que hay una posibilidad de que pudieran verlo desde aquí. Si uno está nutriendo a un corazón roto, digamos que alguno tenía una relación y ya no puede encontrar pasión dentro de sí para crear el deseo de siquiera querer entrar en una nueva relación, entonces les sugiero como amigo, o como luz humana compañera, si quieren ofrecer algún servicio, que se sentaran con esta persona y les explicaran la pasión por la cual ustedes están allí.

¿Porque no les explicarían a ellos que ustedes están allí para ayudarles como un puente, como un catalizador para encontrar una nueva manera de ver esta parte en particular de su viaje? Y luego podrían querer explicar que ustedes pueden entender el sufrimiento por el cual deben estar pasando o han pasado. Pero eso sólo serviría de obstáculo para que avancemos, porque tener el pensamiento recurrente sobre dónde han estado o dónde están en el presente los pone en ese nivel de estar despiertos.

Yo sugiero que si van a utilizar la pasión para avanzar, entonces deben comenzar a encender una nueva chispa de vida. No deben usar la excitación. Por ejemplo, decirle a esta persona que tiene el corazón roto ¿y cuantos de ustedes han tenido corazones rotos, mis amigos? Decirle a esa persona, “no te preocupes, supéralo porque hay otro nuevo a la vuelta de la esquina. Cada vez que te das vuelta hay un nuevo amor”, no van a hacer absolutamente nada por la realidad de ellos porque están tratando de usar el mundo de la excitación para hacerles olvidar cuán mal han llegado a entender una relación.

Pero si de hecho ustedes utilizaran su pasión para hacerles preguntas, como: “Cómo se sentiría estar en el sendero, estar en el viaje, encontrar una manera nueva de no dejar que tu corazón se vuelva a romper? ¿Qué te parece? Y ellos podrían responder, “Bueno, me parece que yo tendría un poco más de cuidado.” Allí está la pasión, ven. La respuesta de ellos es una pasión.

Ustedes en el mundo humano creen que a menudo tienen la respuesta de todos los demás, por lo tanto no tratan de concebir sus propias respuestas. Pero cuando le preguntan a alguien volviendo de otro viaje en el cual no han tenido prácticamente ningún éxito hasta el presente, cuando les preguntan sobre lo que sería una pasión., ¿cómo podrían ustedes ayudar a “ponerle pasión” al viaje para que ellos puedan encontrar una nueva conciencia? Ellos les responderán, y luego ustedes encienden la pasión dentro de la respuesta.

Si les responden con una negativa, simplemente conviértanla en una positiva, utilizando al amor como la experiencia, amándolos por lo que les ha ocurrido, por la razón de estar allí, y por dónde pueden ir desde allí. Ese reconocimiento en sí crea una pasión y los libera a ustedes de las ataduras que los han constreñido, que no le han permitido moverse hacia donde quieren ir. Hay límites, mis amigos? Les sugiero esto: Los límites, podrán ser “equiparables” con la cantidad de pasión—no excitación—sino la cantidad de pasión que ponen en el viaje porque ¿puede sanarse un corazón roto?

Ustedes cuentan con ello, mis amigos. ¿Puede alguien que ha sufrido una realidad severa, destrozadora de los nervios, encontrar un nuevo sendero en la vida por medio de la pasión? Pueden depender de ello. Porque yo les diré por qué, mis amigos. Hay una experiencia alucinante que se llama el Creador, que sólo sabe cómo crear en amor. El mundo humano es el que tratará de encontrar una oposición a este amor, pero el Creador jamás creará una.

Pueden estar seguros que si su pasión puede igualar al deseo de su resultado, encontrarán el sendero que los llevará allí. Y si toman por lo menos un paso de bebé a la vez, entonces les digo, por lo menos la pasión se verá. Y una vez que están en la pasión , encontrarán cosas de las cuales jamás soñaron, — ni siquiera pensaron posible—que los conducirán entonces al próximo nivel en sus viajes. No lo pongan de manera tal, saben, que salen con un corazón roto y al día siguiente están en una relación perfecta porque llegaron a aquél corazón roto por hacer el viaje de cierta manera.

Y una de las cosas que deben determinarse a hacer es nunca mirar hacia atrás como razón para estar haciendo este viaje, pero miren al viaje con la pasión disponible y reconozcan que no tienen límites colocados sobre ustedes. Yo sólo puedo decirles esto, mis amigos—y debo felicitarlo por la pregunta—sólo puedo decirles esto: si quieren realmente ser de ayuda a otro, entonces simplemente entiendan la grabación que les acabo de dar. Porque cuando ustedes entiendan la pasión, entonces y sólo entonces podrán ayudar a otro a implementarla en su vida, porque la pasión es la experiencia central de ustedes de la Luz de Amor generada por el Creador. Ustedes son el movimiento del Creador. Ustedes son ese amor y nadie lo puede detener.


Declaración de Cierre

Y con eso, me gustaría hacer lo que consideramos una declaración de cierre, seguida, por supuesto, por sólo una breve meditación. Pero la declaración de cierre podría sonar como esto, mis amigos: A menudo oirán acerca de esta cualidad o esta gran energía llamada la Verdad, la Confianza y la Pasión—la Trinidad sobre la cual se puede basar la vida. Hasta ahora en nuestras grabaciones, hemos hablado extensivamente sobre todas las tres cualidades.

Desearía decirles esto: Muchos de ustedes han visto en sus vidas lo que se considera un banco con tres patas. Si se sientan sobre ese banco, es muy, muy seguro, salvo que una de las patas sea más corta que las otras dos, porque entonces se empezarían a inclinar hacia un lado. Comenzarían a no ver la totalidad de un viaje hermosamente nivelado y equilibrado. Y si una de las patas se rompiera por completo, no se volverían a sentar sobre ese banco jamás. Entonces siéntense sobre los principios de los cuales hemos hablado hasta aquí: la Verdad, la Confianza y la Pasión. Para ampliar más esta cosa que llamamos la Pasión, sólo vayan con migo en un corto viaje.

Imaginen, si quieren, que están al mismo borde de una montaña, un acantilado que desciende 500 pies (1524 metros.) hacia un río rabioso, y que quieren ir hacia el otro lado, y entre ustedes y el otro lado hay un viejo puente destartalado, un viejo puente colgante de madera. Y miran hacia el puente, y piensan, “Bueno, parece lo suficientemente fuerte como para llevarme hacia allí, ¿pero qué dijo el Maestro Kirael? Tengo que tener la pasión para llegar allí. Entonces voy a hacer todas las cosas que necesito hacer. Voy a utilizar todos los Principios que conozco y voy a mantener a la Pasión como mi fuerza de impulso hoy.”

Y salen hacia aquél puente, y se balancea un poco, y cruje un tanto, y se abren sendero hacia el centro. Y llegan casi hacia la mitad cuando notan ante ustedes, que hay dos o tres tablones rotos, un tramo un poco más largo de lo que quisieran saltar, y comienzan a preguntarse, “¿He elegido el sendero correcto?” Justo en ese preciso momento allí, mis amigos, es cuando van hacia la pasión—la pasión que coloca en su sitio a cierta realidad.

Y si toman el tiempo ahora para mirar hacia abajo al río bajo ustedes, rugiendo como lo hace; si toman el tiempo para soltar la pasión; si comienzan a verse colgando en el medio del aire listos a caer hacia su muerte, si quieren; si hicieren todas estas cosas, entonces no estarían ejerciendo la pasión para cruzar aquel puente. Porque verán, el Creador no los hubiera traído hacia aquél nivel si no fuera el viaje de ustedes. Y si es su viaje, entonces el Creador en todo su Amor, a través de la Verdad, la Confianza y la Pasión, proveerá la energía para que puedan cruzar.

Y al mirar hacia abajo viendo esos tablones que faltan, se dan cuenta que no sólo pueden cruzar, sino que cruzarán con tal pasión que no serán detenidos en el resto del viaje. Caminarán por este lugar y llegarán a la otra montaña, y lo harán por la pasión que sólo puede derivar de la comprensión de que el Creador jamás los pone en el sendero del peligro.

Ustedes son la Luz de la Creación. Son el semblante de la Luz misma. Ustedes son el reflejo de la Luz del Creador y de su viaje. Lograrán cruzar por medio de pura determinación, y la pasión que sustenta que su vida jamás podrá tropezar. Ustedes son el viaje, mis amigos. Son los que pueden hacer que suceda. Pero es la pasión dentro de ustedes que los permite cruzar cualquier puente que se coloque ante suyo. Recuerden el puente de la Confianza, y sabrán cómo tener éxito en todo lo que intenten. Sostengan su pasión; es su viaje.

Meditación

Les pido ahora que tomen un momento y sólo cierren sus ojos y déjense vagar hacia la hermosa relajación de una breve meditación. Pues me preguntan, “Maestro Kirael, ¿por qué siempre termina con una meditación?” Porque nada me encantaría más que antes que volvieran al comienzo de esta grabación y trataran de oírla una vez más en una luz nueva y más brillante, que comprendieran el nivel que entendieron hasta acá.

Habiendo dicho eso,
Imaginen si pueden,
Que están parados al pie de una enorme montaña.
Imaginen, si pueden, no importa su presencia física,
Imagínense listos para trepar aquella montaña.

Tienen botines con clavos,
Y los guantes adecuados,
Y tienen ayudantes,
Y sogas y cosas así,
Y ahora tienen que trepar la montaña.
Imaginen, si pueden,
Mientras están allí parados
Contemplando la altura de esta montaña, que de repente,
Comienzan a flotar suavemente a una pulgada del suelo,
Y luego comienzan a subir.
Y al empezar a subir,
Ven la montaña pasar ante sus ojos,
Y repentinamente,
Se encuentran sobre el lado del pico nevado de esta montaña.
No sienten frío,
Sólo el hermoso brillo del sol
En el aire más claro y fresco que jamás respiraron.

Y cuando se establecen en el mismo pico de esta montaña,
En la misma cima,
Y comienzan a expresarse a ustedes mismos
Qué viaje mágico que es la vida.
¿Cómo llegaron a la cima de esta montaña prácticamente sin tratar?
Y comienzan a entender
Que fue la Pasión la que los elevó del lugar donde estaban
Y los trajo a donde ustedes están en este momento.

Así que cuando empiezan a sentir la gran conciencia del éxito,
Miren ante ustedes, mis amigos,
Y vean a una montaña el doble del tamaño
De aquella sobre la cual están parados.
Y en vez de pensar todos los horribles pensamientos
Como “Oh, Dios mío, otra montaña”,
Piensen en el bello Creador que la creó
Para que ustedes pudieran hacer el viaje.

E imaginen conmigo si pueden,
Que en la cima de aquella montaña
Hay una cosa por la cual han luchado toda esta vida.
Ya sea la relación perfecta con la persona perfecta,
Ya sea el dinero que han buscado,
Pero saben que está en la cima de aquella otra montaña.
Y luego se dan cuenta de la hermosura de la montaña que han trepado
Y del conocimiento de la próxima ante ustedes
Y al relajarse simplemente,
Comienzan a ver que todo aquello que jamás desearon.
Ya está en la montaña en frente de ustedes.
Sólo relájense, relájense, relájense.

(Interludio musical)

Al comenzar a sentir mi voz
Y la energía que los rodea,
¿Entienden que el viaje
De una montaña a la otra es sólo eso?
Y es la cantidad de pasión que están dispuestos a ponerle
Lo que determinará la belleza del viaje en sí.
No salgan sin pasión, mis amigos.
Ni siquiera piensen en intentar algo sin pasión,
Pues jamás obtendrán la meta en la manera que querían
Si la pasión no es su fuerza impulsora.

Hasta nuestra próxima grabación, buenas noches.


Los Diez Principios de la Creación Consciente.
Libro de Texto Oficial con transcripciones de las grabaciones de audio.
Kirael a través de la mediumnidad de Fred Sterling
Obtener Libro Completo

Continúa en:
http://trabajadoresdelaluz.com.ar/nota.php?1066

10292 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo