Ante la Hermandad Femenina Lemuriana 65

Kryon


Este mensaje se dio en la reunión de la Hermandad en Shasta.
Afectuosos saludos de Cris
-----

Canalización de Kryon por Lee Carroll ante la Hermandad Femenina Lemuriana (65)

Shasta - 20 de Junio de 2019

Sentadas en la Sombra de la Montaña

Saludos, queridas damas, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

El mensaje de esta noche es principalmente para las presentes en el salón. Aunque habrá quienes escuchen, les diré que se coloquen aquí, especialmente aquellas que se consideren una de ustedes.

Este es un momento especial, muy especial. Esta es la Hermandad Femenina Lemuriana, y se reúnen en la sombra de la montaña. Como dijimos hoy más temprano, lo que está aquí podría ser engañoso. Dije más temprano que la real definición de vida es muy limitada para ustedes; no incluye a aquello que estaría más allá de esa definición. No incluye la consciencia super elevada, ni la consciencia no corpórea. Y sin embargo está aquí.

La Hermandad Femenina Lemuriana se ha reunido en todo el mundo, pero los lugares donde está más relacionada con la energía, o sea que más se corresponde con quiénes son ustedes, qué buscan y por qué están aquí, son dos lugares en especial. El que solía ser Lemuria, y que es Hawái, y ese nodo donde siguen estando las Madres de las Estrellas que se llama Monte Shasta.

Las cosas que se les enseñaron en Lemuria fueron especiales, porque la pureza de lo que hubo en Lemuria fue conservado puro por ser tan remoto. Aquí hubo algunas diferencias, porque ciertamente hubo otros, y no es tan remoto; se puede venir e irse según se desee, pero la enseñanza fue pura.

Y lo que quiero decirles, queridas hermanas, es que la mayoría de ustedes que pasan sus momentos aquí, preguntan incluso si estuvieron en Lemuria, lo que tienen aquí es ciertamente una Hermandad Femenina, con hermanas de las estrellas que realmente estuvieron en Lemuria en una época, muchas de ellas vinieron aquí. Ustedes tienen aquí a la misma familia. Este sería un momento maravilloso para todas ustedes, si son serias, para hacer estas preguntas: ¿Qué hago con la información? ¿Y ahora qué? ¿Por qué estoy aquí? ¿Por qué la conexión lemuriana? Si les interesa, ustedes tienen las mismas Madres de las Estrellas, algunas de ellas están aquí, tal vez algunas incluso esperan que ustedes estén aquí. Nosotros enseñamos que el Espíritu, Dios - como quieran llamarlo - está siempre allí esperando que elijan libremente decir "¿Estuve allí? ¿No estuve? ¡Muéstrame! Dame una señal, tal vez."

Si quieren recibir la enseñanza, vaya, esta es una buena oportunidad. ¡Este es buen momento! Con algunas de las mismas maestras que realmente tuvieron en Lemuria y que están aquí.

Ahora bien, ¿qué significa esto para ustedes, allí sentadas? Todo el propósito de la Hermandad Femenina es re-encender y recordar la información que tenían en Lemuria. Esa información central es la enseñanza que les dieron las hermanas, sobre cuál es la diferencia entre un ser humano que simplemente está aquí y un ser humano que está preparado para ser chamánico, esto es, la sabiduría, una intuición mayor, hermosos mensajes. Y si no están listas para eso, tal vez deberían ser más básicas: las soluciones a los problemas y cuestiones que tienen, soluciones que son tan preocupantes para ustedes sobre el terreno. Hijos, relaciones, todas esas cosas. Las herramientas están aquí, realmente lo están, en la sombra de la montaña; se ha dicho que la ciudad, si quieren llamarla así, la ciudad que podría estar adentro, en realidad está afuera, y se extiende con un alcance muy, muy grande. Ustedes están sentadas en ella; si pueden ver la montaña, están sentadas en ella.

Es realmente un muy buen momento para que las herramientas les sean finalmente entregadas, y tal vez por eso están aquí. Escuchen, incluso si viven aquí, hay cosas en este lugar que van más allá de la definición; que han sido estudiadas para descubrir por qué son lo que son. La montaña atrae a Mele´ha; ella sigue subiendo, y ahora ustedes también saben por qué: porque su madre está aquí y ella lo sabe.

Entonces les decimos otra vez: si tienen que tomar una decisión sobre cuándo empezar a hacer las preguntas, en la sombra de la montaña es el mejor lugar.

Ahora bien, para aquellas que podrían escuchar este mensaje, fuera de quienes están aquí presentes, pongámonos multidimensionales: ustedes están conectadas, cada una de las que están escuchando esto, fuera de este momento, están conectadas; ¡tienen que entender y creer esto! No serían parte de la Hermandad Femenina si no lo entendieran. Escuchen: ustedes entienden que los gemelos que comparten ADN similar o idéntico tienen comunicación desde lugares opuestos de la Tierra, y no es como un teléfono; es cuando uno percibe al otro y el otro lo percibe también; esta es la clase de comunicación de que hablamos en este momento. Quienes fueron parte de Lemuria tienen esto, todos. Y se están encontrando unos con otros quizás por primera vez. ¿Quieren un desafío? ¿Por qué no averiguan dónde vive la otra? Se encuentran con alguien que nunca antes habían visto. Conéctense y vean si no hay más que la conexión de hoy; sí la hay.

Por toda la Tierra, la Hermandad Femenina Lemuriana empieza a conectarse de tal modo que, mientras oyen mi voz, les digo, ustedes están aquí, están con estas damas presentes.

Les diré esto, ya lo dije antes, mi socio no sabe qué está pasando aquí, él no puede oírme. No hay género del otro lado del velo, ignoren esta voz de varón, hermanas, yo soy una de ustedes, y les estoy diciendo que el chamanismo de este planeta les pertenece a ustedes. Siempre fue así; empezó de ese modo y volverá a ser así. Y no necesito probarlo; solo echen una mirada alrededor, a lo que está pasando y pregunten: ¿Cómo está yendo esto hasta ahora? No está; el género está equivocado; la enseñanza de la espiritualidad de hoy debiera estar toda en manos de las mujeres intuitivas y compasivas, que entienden estas cosas y tienen la sabiduría para criar hijos, para ser capaces de ir y enfrentar a los que están en problemas, y darles consejo, y compasión, y la paciencia que solo tiene este género. Y hacia allí está yendo esto.

Sea lo que sea que han venido a hacer aquí, sea lo que sea, lo que hayan querido de esta reunión, o si fue por curiosidad, les diré que es mucho más profundo que lo que piensan, especialmente en la sombra de la montaña. Ahora es buen momento para preguntar. "Querido Espíritu, muéstrame lo que necesito saber". Y luego no decidan por adelantado qué es. Podría ser más grande que lo que piensan, más magnífico. "Querido Espíritu, ¿qué debo hacer con esto o aquello?" No esperen el tipo de respuesta que recibirían sobre un pedazo de papel, porque los chamanes la reciben de otra manera; la reciben a través de la intuición que es suya, la reciben de una manera directa, a veces inmediata. Podrían recibirla de manera lineal, también saben eso. Este sería un maravilloso momento para practicar eso, en la sombra de la montaña.

Felicitaciones por decidir estar aquí en este día, y reflexionar sobre estas cosas.

Y así es.

Kryon

115 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo