La detención imposible.

Kryon


1 – La Detención Imposible

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Algunos preguntan, “Bueno, si está entrando una consciencia desde el otro lado del velo, ¿cuánto sabes tú, Kryon, acerca de todo lo que estamos atravesando?” Siempre ha existido esta sensación de que el Espíritu, Dios, o como quieran llamar a la Fuente Creadora, está en la otra habitación. Que ustedes están en la creación de su propia lucha, que tal vez ocasionalmente un ángel entre y dé un mensaje y se vaya. Inclusive han construido un vocablo, “el velo”, algo que les resulta difícil cruzar. Y todo esto es diseño de ustedes, de su propia factura. Es su terminología, no la de Dios.

La Fuente Creadora ha construido un sistema en que la disponibilidad de la fuente, poder y creación angélicos, todo eso, está justo frente a ustedes. Es ustedes. Es eso que es el alma, el Yo Superior, que es parte de ese vehículo llamado merkaba. Una palabra que es tal vez como una burbuja de energía, de sacralidad, en que ustedes viajan. Verán, toda esta percepción de que el Espíritu está allá y ustedes están aquí, eso lo inventaron ustedes. Tanto lo han inventado que van y se presentan en un lugar de culto, y se visten para eso, como si Dios no supiera cómo era su aspecto cunado no estaban allí. Se visten con algo realmente bueno para poder ir a sentarse en ese lugar, arrodillarse, cantar, rendir culto, irse. Como si abrieran la puerta y dijeran “hola” a Dios y la cerraran de nuevo y volvieran. Esa es la percepción de ustedes, pero nunca fue la de la Fuente Creadora que los hizo a imagen de Dios.

Mientras están allí sentados y escuchan, ¿sabían que están completos? Es solo su percepción de estar incompletos lo que crea su realidad. Oh, quiero hablar de la realidad; quiero hacer eso hoy más tarde. Ahora me gustaría darles alguna información en términos que ustedes puedan entender, que habla de lo que ustedes hoy atraviesan de maneras enturbiadas. Sabemos, nosotros, los de la Fuente Creadora, los seres angélicos, todos a su alrededor, nosotros (se ríe), los que los apoyan en todas las cosas y los aman, nosotros, los que extienden las manos para que ustedes las tomen, todo el tiempo, cuando están en problemas, nosotros, sabemos lo que están atravesando. Sabemos lo que el mundo está experimentando, y en la visión general es un poco diferente de lo que ustedes creen. Lo pondré en términos muy tridimensionales.

Esta información en particular viene de una canalización que di recientemente para unas pocas personas; no fue grabada de manera que luego hiciéramos distribuir por mi socio como lo será esta, de modo que la doy otra vez, y es así.

Imaginen por un momento – un ejemplo muy tridimensional – que están a cargo de una fábrica, y en esta fábrica hay mucha mecanización, hay alta tecnología. Hay muchas piezas y partes moviéndose allí, y muchos, muchos individuos manejándola. Cada uno hace su parte individual en esta máquina, o tal vez su inspección, y fabrican un producto. Puede ser algo pequeño, o puede ser algo grande, imagínenlo un momento. Incluso puede que ocupe un lugar muy grande, y ustedes, como gerente, miran y ven tal vez cien individuos o más, y ven los productos saliendo de la línea de armado. Y son buenos. Y esos productos entonces van a muchas otras personas que los venden, y son buenos productos, y los usan muchas personas que los necesitan. Se podría decir que es una situación donde todos ganan, porque muchos trabajan, muchos usan los productos, y el sistema es bueno. Y ahora ustedes entran con un experto en eficiencia que ha contratado la gerencia para que esté con ustedes.

Y este experto en eficiencia mira todo y se pasa un mes; esa persona, ese ser humano va y mira todo lo que se hace, y un día vuelve e informa a ustedes, los gerentes, diciendo: “Saben, con unos pocos retoques aquí, podrían obtener 20% más de producción. ¡Veinte por ciento! Eso es asombroso en una fábrica. Y al hacerlo darían nuevo propósito a ciertos individuos; todos ellos se quedarán con sus trabajos, pero ustedes les darán nuevo propósito, ascendiendo a un nuevo nivel de inspección y haciendo cosas que su producto realmente necesita, y podrían hacerlo más rápidamente. Y están hechos todos los planos de diseño, y ustedes pueden mirarlos, y como gerentes miran, y miran, y miran, y se ríen, y dicen: “Bueno, señor experto en eficiencia, entienda que usted podría estar en lo correcto 100%, pero si vamos a hacer esto, tendríamos que cerrar la fábrica.

Podríamos tener que pararla por dos meses, tal vez tres, mientras renovamos herramientas, cambiamos las tareas, entrenamos a la gente, y durante ese tiempo ¡no habrá producción! Por lo tanto, señor experto, no puede suceder.” Y entonces no se hace.

Y eso ha sido un tema en muchas fábricas en muchos países en todo el mundo; no pueden detener la producción con objeto de mejorar el producto o cambiar el sistema. No es posible; no es factible. ¿O sí lo es?

¿Qué les ha pasado a ustedes? ¿Por qué están en casa? ¿Por qué no están en el trabajo? ¿Entienden esto? Esto es una metáfora; una de las dos que voy a darles hoy, de lo que sucede cuando lo impensable es creado. Una detención de meses, en la que ustedes pueden cambiar los propósitos, renovar las herramientas, pensar las cosas, y volver renovados.

Ahora no estoy hablando de una fábrica, queridos; estoy hablando de un montón de otras cosas incluyendo la consciencia de quiénes son ustedes, de lo que están haciendo, de por qué lo hacen, de cosas en que ni siquiera pueden reflexionar por estar ocupados, ¿no es así? Están ocupados en su propia fábrica, seres humanos; en estar unos con otros de cierta manera, todo el tiempo. Algunos saben exactamente de qué hablo aquí. Este es un tiempo para un cambio. Otra vez: todo se detiene. Imposible, pero así es. Hemos dado canalizaciones anteriormente, un par de ellas hablando de esto mismo. Una sobre el ser humano que está en problemas y busca ayuda psicológica y le dicen, “Toma un día de descanso, ve a caminar al bosque, y detén tu vida para poder pensar las cosas.” Ahora tenemos todo un mundo que puede pensar las cosas.

Quiero darles otro ejemplo, y tal vez piensen que es controversial, pero síganme. Los llevaré al siglo de los 1700, o tal vez los 1800 (N.T. siglo 18 o 19), no importa. Porque en Europa había un paradigma, y ese paradigma era que cada uno de los países estaba en guerra con otro. ¡O se turnaban! (se ríe) Se turnaban, pero las historias cubren cientos de años. Los ejércitos, los conquistadores, invadían los diversos territorios pertenecientes ya sea a Francia, o Alemania, o Inglaterra, o Portugal, o España. Y esos no eran todos. Pero todos eran conquistadores en algún nivel. ¡Uno de ellos conquistó una gran parte del planeta! (se ríe) ¡Este era el paradigma! ¡Vaya! Piensen en las batallas que se veían, entre ingleses y franceses – no se gustaban mucho unos y otros. Siempre en guerra, aparentemente. Y cuando no lo estaban, descansaban para la siguiente. Cada uno de esos países tenían su propio tiempo de crear una conquista de los otros.

Algunos lo hacían bien, otros no; algunos ganaban, otros no; y ustedes conocen los nombres de los conquistadores, de los famosos, los napoleones y todo eso, y al estudiar la historia lo ven repetirse una y otra vez, no cambiaba. No cambiaba.

Entonces creemos algo divertido. Tú, como individuo, entras en una máquina del tiempo, y dices “Bueno, voy a conocer alguna gente común del siglo 19, tal vez del 18, hacer una pequeña discusión, y ellos estarán sentados en el borde de sus asientos diciendo ‘¡Vienes del futuro!’ Y tú dices ‘Sí’. ‘¿Y qué está pasando? ¿Qué pasó? ¿Qué conquista hay allí?’ Y lentamente empiezas a contarles lo que pasó hace 75 años. Estás allí reuniéndote con los que están en el pasado y te preguntan cómo es, y les cuentas sobre la gran Guerra, y les dices que hace 75 años algo pasó. Y ellos no lo creerán; dirás “En ese punto del tiempo, en esa coyuntura, todos esos países decidieron que no permitirían que pasara otra vez, ¿qué podemos hacer para impedir que se repita? Y decidieron armar una organización de comercio entre unos pocos, y se sostuvo. Y en un cierto período dijeron ‘bueno, eliminemos las fronteras, no tengamos más fronteras.

Hagamos una unión que funcione toda junta, para poder viajar fácilmente entre todos estos antiguos enemigos’ Y se sostuvo. Y luego, contra todas las probabilidades, dijeron ‘Tengamos, algunos de nosotros, una moneda en común’. ¿Pueden imaginar, cambiar su dinero, para estar con el dinero de otros países? Y lo hicieron.”

Ahora bien, queridos, algunos que oigan esto dirán, “Sí, eso es la Unión Europea, y no funcionó”. Quiero que piensen un momento. La economía de todo eso todavía está en prueba y ensayo, y la razón es que nadie en este planeta hizo esto, nunca. Y tiene que ser ajustado y reformulado, rehecho para que sea justo, todavía no está terminado., está todavía a prueba. Pero ¿qué han logrado ellos? Déjenme preguntar: ¿ellos fueron a la guerra otra vez? La respuesta es no. En otras palabras, se requirió una detención completa, una devastación, en su caso completa, con objeto de volver a resolver este rompecabezas, esta fábrica de la consciencia, con todos esos países para unirlos de una manera que nadie siquiera soñó con poder hacerlo unos pocos siglos atrás. ¿Ven lo que estoy diciendo? Ustedes están en esta situación, y puede marchar en muchas direcciones. Hay algunos que querrían devolver todo lo que ustedes hicieron a las viejas maneras, están cuidadosamente armando eso.

Les diré: eso no va a funcionar. Prepárense para cambiar las tareas, para una nueva consciencia, para lo que los futurólogos dirán que venía. Van a un lugar donde pueden recuperarse mucho más fácil que si hubieran tenido una guerra. Piensen en esto. Piensen en la benevolencia de esto. Eso es lo que quería decirles.

Ahora están en una posición para lo grandioso, para la grandiosidad. Les digo estas cosas porque hay cosas llegando, que yo sé que están llegando, cosas que los desilusionarán, que los enojarán, cosas que cambiarán. Pero si les hablo en unos pocos años me dirán “¡Vaya! ¡Necesitábamos eso!”

Y aquí están. Yo volveré, queridos, quiero hablar un poco más sobre la realidad.

Y así es.

Kryon



Canalización de Kryon por Lee Carroll
Berkeley Springs, W.Va. 2 de mayo de 2020
http://audio.kryon.com/en/Berk-SAT-1(The%20impossible%20stop).mp3
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

163 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo