La Transición

Kryon


Marilyn Harper:

Ahh, de modo que buen día para ustedes, una última vez aquí en Vancouver. Veo su luz brillante irradiando más allá de su espacio físico. Tuvieron mucha energía este fin de semana en su viaje visualizado con nosotros para realmente entrar en su propósito y su presencia. Ustedes entienden y saben que cada pieza de la información que están reuniendo es parte de esa impronta o rompecabezas, si quieren, que los compone a ustedes. Por eso es tan importante prestar atención a esas piezas que están recogiendo ¿Están recogiendo esa ansiedad de la energía a su alrededor? ¿O están recogiendo el enfoque de aprender cosas nuevas, nueva tecnología, nueva vibración, tener un poco de tiempo para tal vez sentarse en quietud? ¿Están teniendo un poco de energía de “Tengo que hacer algo, tengo que hacer algo”? ¿O simplemente permiten que el universo se lo traiga y dar los pasos de la acción que es importante hacer?

Verán, si tienen una organización, y tienen una maravillosa meditación cada mañana con todos los empleados en su organización, y los reúnen, y meditan, y visualizan a dónde quieren que vaya la compañía, lo ven todo, lo sienten todo, y luego se levantan y se ocupan de su trabajo diario sin prestar ninguna atención a la cosa que llegó durante su meditación, sin tomar ninguna acción en los pasos que les brindó el Espíritu, el universo, Dios, si les parece, entonces su compañía se va a mover más lentamente. Y tal vez no dé las ganancias que les gustaría que diese. Porque, verán, la meditación es una avenida para recibir información, para calmar a su alma, para llevarlos a ese lugar centrado, de modo que cuando surja el paso siguiente, puedan decir “¡sí! Lo veo; actúo”. Esa es la clave: la acción. Tomen una respiración profunda.

Al actuar, el universo, Dios, iguala esa acción. Así como lo dijimos más temprano, salir de la pintura trayendo todos sus amores consigo, lo ven, el universo iguala esa energía – si real y verdaderamente lo creen. Y sabemos que lo creen. Todo es posible. Simplemente tienen la oportunidad para decir que sí. Sí a ustedes. Sí a la oportunidad que tal vez no te hayas animado a tomar en el pasado; por alguna razón, no sabemos por qué, alguien te dijo que no eras capaz de hacerlo, aun cuando tal vez era un sueño de toda la vida. Es un sueño de la vida, es una energía de amor, de luz, de presencia, de claridad, de entendimiento. Es una energía que eres tú, saliendo de esa pintura, magnificado en colores. Magnificado en la intención.

Entonces te preguntamos: ¿en qué estás entrando? ¿Estás todo el tiempo mirando televisión, tratando de evitar entrar en algo? ¿Estás sentado en tu sofá, en meditación, visualizando todo, pero sin salir nunca del sofá para actuar? Estás viendo todo tu sitio web, y tu energía, y la información con que vives, pero nunca realmente crees que realmente es tuya.

Por eso es que te pedimos que hagas el trabajo del alma. Sabes, la gente nos pregunta todo el tiempo dónde está su pareja, cuándo va a aparecer ese amor. Tenemos un grupo de solteros, con Kryon y Adironnda, y traeremos todos los novios juntos y cada uno elija. Elijan el que sea su pareja. Y sin embargo, incluso si hiciéramos eso, si no han hecho su trabajo del alma, si no han buscado sus patrones y la energía que les dificulta vivir una vida maravillosa que siempre han elegido vivir, entonces estarán eligiendo como pareja a un individuo que llevará esos viejas patrones a reforzarse o a regresar a ustedes para que vean si es realmente lo que quieren. Lo ven, eso es lo que se les presenta, hasta que ustedes hacen lo que llamamos el trabajo del alma, o si quieren el juegatrabajo. Entonces, cuando tienen ese juegatrabajo, están evolucionando, evolucionan hacia ustedes. Y al evolucionar hacia sí mismos ustedes automáticamente magnetizan hacia sí el trabajo perfecto, la casa perfecta, el novio perfecto, la comunidad perfecta – porque están viviendo en esa vibración. Magnetizarán los colores perfectos de su pintura, si quieren. Y es una magnificación llena de poder de ustedes.

Queridísimos seres de luz, les imploramos que recuerden su magnificencia. Todo el tiempo les decimos cuán maravillosos son; es hora de que lo crean. ¿Cuál es su propósito en esta vida? ¿Cuáles son esas cosas de las que ustedes eligen rodearse? Todo es posible. Establezcan su intención y salgan de su pintura y lleven esa energía consigo. Y luego, cuando vean el paso siguiente ante ustedes, actúen. Actúen, queridísimos. Porque la acción convierte un sueño en una visión, en una realidad.

Los amamos profundamente, queridísimos. Los vemos. Y los saludamos Namasté.

Namasté.


Lee Carroll:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Este es el cuarto mensaje de este fin de semana en particular. Y la canalización acompaña a una idea. La idea es esta: el ser humano no ha sido expuesto a una verdad plena. Y la porción de eso que no ha sido expuesta viene con la evolución de la consciencia. Y eso es lo que está disponible en este momento para la humanidad. Especialmente los que se consideran almas antiguas empiezan a recibir información que siempre ha estado allí, pero ha estado en un nivel que resulta difícil hasta imaginar que esté allí. Los niveles que están allí han sido expuestos por muchos gurúes, tal vez sanadores intuitivos o los que pueden leer el akash, cualquiera de los que van más allá de lo que ustedes consideran la realidad. Eso es lo que está sucediendo. Ese tema continuará directamente hacia lo que hemos llamado el Círculo de Doce, porque es una exposición de la nueva energía. No es realmente energía nueva, pero es nueva para ustedes, o al menos energía que no esperan.

Y la clase de energía a la que me refiero será la de la habilitación. Habilitación: donde todo lo que han hecho hasta ahora que los acerca más a su Yo Superior o incluso al Espíritu o al Creador, se vuelve realzado y más poderoso. Hace que todas las cosas que han estado intentando hacer, todas las oraciones que han rezado, sean mucho más precisas y coherentes con Todo lo que Es.

“Kryon, tú hablas en metáforas.” Eso es porque ustedes todavía no tienen vista multidimensional, queridos. Viven en una realidad muy pequeña y superficial, en comparación con la realidad real que existe. Hemos discutido eso, incluso en estos dos días. Uno de los atributos muy interesantes para muchos, es la realidad en que viven comparada con la dimensión siguiente. Las personas esotéricas constantemente empujan los límites de la realidad; dicen “Esto es real, pero podemos ir más allá, y movernos a esta o aquella dimensión” Incluso ustedes, queridos, incluso ustedes no entienden realmente que no están empujando hacia la dimensión siguiente, sino que empujan hacia todas ellas. Ustedes van desde su realidad y entran en algo que no esperaban, y esa es la majestad de la creación de ustedes: su alma.

Entonces hablemos de algo un poco más personal. Quiero hablar de la transición. Transición de una realidad a la otra, pero no la transición del Círculo de Doce. Quiero hablar de la transición al otro lado del velo. Quiero hablar de la muerte.

Es una palabra tan fea: muerte. Toda la idea de la muerte lleva consigo una terminación de todo lo que es. Y no lo es. La palabra no es buena, porque conlleva tal finalización de algo bello y maravilloso llamado su vida. Lleva consigo la idea de la tristeza de quienes están a su alrededor, porque pasan de la existencia a la nada. Aparentemente – en esa palabra. Y entonces muchos van a esa palabra de transición, o del cruce, o lo que sea, para reflejar mejor lo que la humanidad realmente cree. He dicho esto muchas veces ya, ¿se dan cuenta de que la mayor parte del planeta, empezando por los indígenas, pasando por todas las otras culturas, incluso las más modernas que tienen, que son las occidentales, todas ellas casi enteramente, creen que ustedes van a algún lugar al morir? Eso es intuitivo, queridos, porque está incorporado en su alma. No importa qué sistema de creencia o religión tengas, te tiene pasando a otro lugar cuando te vas de este. Eso es muy revelador, ¿no es así?

Es un acuerdo, ¿no es así? de que algo sucede después de la muerte; no es el final.

Pero es el final del ser corpóreo. Los que empiezan a entender el sistema de la vida en este planeta se dan cuenta de que ustedes rejuvenecen sus vidas, igual que sus cuerpos se rejuvenecen celularmente, corporalmente, ustedes rejuvenecen su alma porque la humanidad no vive tanto tiempo. Regresan. Y trabajan para resolver el rompecabezas, el rompecabezas de luz y oscuridad en el planeta, lo tratan de resolver otra vez. Pero no se van. La dificultad para ustedes, queridos, es que el ser humano que ustedes aman, se va. Pero quiero decirles que incluso eso no es así. La única cosa que se va es el cuerpo. Esa es la única cosa que realmente se va.

Les daré algo en qué pensar. La rejilla cristalina del planeta es una rejilla que recuerda las emociones. Almacena también su akash, ustedes ya saben esto. Les hemos dicho esto una y otra vez, cómo funciona la rejilla cristalina, qué pasa en la Cueva de la Creación, cómo su registro akáshico pertenece al planeta. El registro akáshico planetario de sus vidas pertenece aquí; ustedes lo dejan cuando se van y lo recogen cuando regresan, se les adhiere, es parte de su alma, de su recordación, pertenece a ustedes, ¡y continúa! Ese que han sido continúa en quien ahora son. Y cuando eso se va, todo lo que han sido esta vez es almacenado y devuelto a ustedes cuando regresan. Eso significa que ustedes todavía están aquí; cada vida que han vivido está aquí todavía; pertenece a la Tierra, y está en la rejilla cristalina. Piensen en eso.

Eso significa que aquellos que han amado y a quienes han perdido, queridos, están en esa rejilla, en algún nivel. ¿Por qué no dan una caminata en los bosques, en quietud, y llaman el nombre de quien tal vez hayan perdido recientemente y por quien aún están en duelo?, y los escuchan en el viento que pasa entre los árboles como una señal, o los pájaros que se posan en lugares raros y les cantan. Esa es la rejilla del planeta, su compañera, dándoles un mensaje de aquel a quien llamaron, les está diciendo “El amor que sientes por mí te lo retribuyo, y no me he ido.”

Comprendan el sistema; la belleza de todo esto; comprendan que ningún ser humano, ninguna personalidad se va realmente. No realmente. Solo el cuerpo físico está muerto, la única cosa. La consciencia del individuo permanece.

En el estreno de la Sanación hice algo a propósito; quería que lo vieran. No todos ustedes lo vieron. Pero no volveré a eso, excepto para decir que hay una habitación en ese lugar adonde llevé a muchos. Hay una sala, y la audiencia que los miraba en esa sala, en esa situación, en esa metáfora, cuando estaban sentados en la silla, cada asiento estaba ocupado con una de sus vidas pasadas. Ustedes no pueden imaginarlas a menos que estén separadas. No son una amalgama de los “ustedes” en muchas vidas. Están separadas, aparte; la personalidad, el aspecto, quiénes fueron, qué aspecto tenían, qué hicieron; eso está en el akash, eso está en el planeta. No se mezcla todo en una especie de revoltijo de vidas pasadas que ustedes tengan que pensarlas y mirarlas. Están separadas, queridos, se miran en una separación asombrosa, ¡porque cada uno de los seres humanos es honrado por esa vida! ¡Permanece aquí para honrarlo!

Quiero contarles algo de lo que sucede en la transición, para aquellos de ustedes que tuvieron una hermosa experiencia cercana a la muerte. Una hermosa experiencia cercana a la muerte, en que regresan desde el umbral de la muerte y eso cambia lo que hacen durante el resto de su vida. No son un grupo muy pequeño; hay muchos de ustedes en el planeta que han tenido esta experiencia. En algunas culturas, incluso pueden hablar de ello. En algunas pueden hacer más que hablar; pueden escribir libros sobre eso.

Pero les diré algo: nosotros sabíamos que ustedes regresarían (se ríe); eso es parte de lo que hacen. Algunos lo han llamado un contrato. ¡Un contrato no es lo que ustedes piensan! Y también hemos dicho esto antes. Cualquier contrato que ustedes puedan pensar que tienen en este planeta está escrito en tinta invisible (se ríe). Pueden cambiarlo. ¿Qué tal si las cosas mejoran, y lo que se supone que hagan se vuelve más grande? ¿Violarías tu contrato si te quedas pequeño? En otras palabras: esto es variable. Varía de no hacer nada hasta hacer más. Pero igual tienen lo que se llama un acuerdo: que si llegan a despertar, y si las cosas suceden de manera sincrónica, que haya un sendero allí para ustedes. Mi socio, alrededor de los cuarenta años, como ingeniero, cumplió ese acuerdo. Yo le dije: si no te hubieras sentado en la silla y recibido lo que yo tenía, otros lo hubieran hecho. Pero ese era su acuerdo. Y lo hizo. Y lo cumplió. Y hoy está aquí sentado debido a eso.

Lo mismo pasa con la experiencia cercana a la muerte. En otras palabras, ya sabíamos que no ibas a ir al otro lado. Por lo tanto, tuviste una experiencia que fue única; conseguiste espiar detrás del telón sin ir allí. ¿Se te ocurrió eso? ¿Entonces estuviste realmente muerto? No realmente, aun cuando te hayan pronunciado difunto en una mesa de operaciones. ¡Nosotros sabíamos que ibas a regresar! Entonces tuvimos una oportunidad de reunirnos brevemente contigo para que pudieras ver la realidad que ahora no tienes. Para que pudieras experimentar la increíble entrada de la percepción conciente cuando espiaras detrás de la cortina, “¡Ahh!” Y dices “¡Oh, Dios mío! No tenía idea” (se ríe). Y allí es, querido, cuando no quieres volver, porque viste la majestad, la belleza, la luz de Dios. Y estabas allí, y pertenecías a ella. Y allí estaban tus amigos, y todas las cosas que alguna vez pensaste que pudieran estar – y no querías volver. Pero lo hiciste. Esa experiencia fue rápida, no duró mucho.

Puede que hayas creído que te habías ido por largo tiempo, pero los que te rodeaban dijeron “Volviste en seguida, casi te perdimos.” Y tuviste un momento de desilusión, “Oh, estoy de nuevo en mi cuerpo. No estoy donde querría estar.” (se ríe) Nosotros sabíamos por adelantado que habría toda esa experiencia. Eso fue tu acuerdo. Lo que hiciste con eso es lo que elijas. Pero no fue la muerte.

Déjame hablarte de la transición. Les digo estas cosas con todo amor, por dos razones: Número 1: que los que temen a la transición ya no la teman más, y que los que quedan atrás, ahora mismo, de quienes tuvieron su transición, comprendan y respiren más fácilmente, tal vez incluso estén en paz con todo el proceso.

Eres conocido por Dios, y cuando comienza la transición, es un poco más lento que lo que piensas. Para poder ir de una consciencia corpórea, en este planeta o en cualquier otro, tiene que haber un tiempo de transición, de adaptación, en que las cosas empiezan a moverse en direcciones que ni siquiera puedo explicarte. Están disponibles muchos procesos multidimensionales para traerte hacia la luz. De modo que no simplemente tiras de la cortina y espías un poco. Tú te conviertes en la cortina. Te conviertes en parte del Todo, que es el Creador. Tu alma ciertamente se une con todas las otras por un tiempo, en lo que nosotros llamamos el Súper Dios. Y la familia está allí. Requiere por lo menos tres de tus días terrestres para que ocurra esto. Esto es tan intuitivo que muchos de tus sistemas de creencia tienen esa regla; que tiene que haber un cierto número de días antes de esto o aquello, y tiene que ver con la transición, con la muerte.

Así de intuitivo es esto, todo alrededor del planeta, que se hace parte del protocolo y la doctrina. Es real. Requiere al menos tres días.

Y al final de ese lapso, luego hay una reunión, de una manera que no puedo explicarte, de todas las partes y piezas que no formaban parte de ti cuando estabas aquí. Las piezas y partes que echabas de menos, que eran grandiosas, que eran parte del Todo lo Que Es, que crea la divinidad. No hay juicio, queridos. Eso es algo que inventaron ustedes, para que les sirva de muchas maneras. No hay juicio cuando retornan a la Fuente Creadora. Recibes la fiesta más grandiosa. Eso es una metáfora, pero puedes imaginar cómo podría ser que tu consciencia tal como la tienes ahora despierte en un lugar magnífico. No tienes ojos, pero tienes ojos que pueden ver todas las dimensiones, todas las formas de la luz, cualquier forma de sonido. ¿Puedes imaginar cómo podría ser eso? ¿No? Vives en blanco y negro, y aparece el color. Piensas que tienes vista, y tienes un millón de ojos, un millón de oídos, parece como si no hubiera nada que no pudieras hacer en ese momento, porque ahora eres en tal grado parte de la Fuente Creadora.

Eso sucede. Y, queridos, escúchenme, están conectados para siempre con la única cosa que no puede ser destruida en la muerte, y eso es el amor que tienen por los otros que quedaron atrás. ¿Oyeron eso? No se van hacia un lugar muy lejano de quienes dejaron atrás, no se van, y nunca lo hicieron. Estar en una multidimensionalidad también es estar aquí, ¡esto es parte de la dimensionalidad! Quienes han perdido seres queridos saben que tienen sueños, tienen visiones, ¡a veces hasta su olor! Eso debiera decirles que no se han ido, simplemente cambiaron. Eso es todo.

No solo eso, sino que todavía son parte de lo que recuerda la rejilla cristalina. Eso no es lo que ustedes piensan, simplemente no lo es. Y después de una cantidad adecuada de tiempo, y para cada alma es diferente, viene lo que ustedes llamaron reencarnación. Regresan. No es que simplemente regresan. Otra vez es difícil de describir. Déjenme preguntarles algo. Su alma es enorme. ¿Creen ustedes que está simplemente aquí en la Tierra ahora mismo, mientras caminan por ahí, o que hay una pieza y parte del otro lado del velo? Piensen rápido, ¿cuál es su respuesta intuitiva? Por supuesto que las hay. Entonces, si hay piezas y partes del otro lado del velo, ¿podrían estar en una reunión de planeamiento? Discutiendo quién podría ser su hijo cuando regresen. O con quién se podrían encontrar, o todos esos acuerdos que hacen las almas, cuando empiezan a cooperar en coherencia con la realidad que tienen.

En otras palabras, eres capaz, por medio de tu consciencia y tu intención, de dirigirte a un lugar benévolo, que tiene cosas buenas allí, incluyendo tu sanación. Ya les dijimos eso antes, ¡qué concepto! Crean su propia realidad, con su intención, pero también tiene que ver con los acuerdos que hacen con gente que están aliadas en el planeta; su alma también está del otro lado del velo, ¿ya están viendo el cuadro?

De modo que aquí estás, del otro lado del velo, encontrándote con aquellos, haciendo acuerdos con aquellos sobre cómo servir mejor al planeta cuando regresen. En qué familia estarán, en qué cultura, ¿en la misma que dejaste, para que estés cómodo? Qué genero podrías tener, lo que suele ser el que tenías al irte, para que estés cómodo. Y entonces entras.

Si tú no crees esto, preguntemos a una madre que tenga más de un hijo. Ese niño, si proviene de dos seres humanos, debiera ser muy parecido, ¿no te parece? Porque está heredando los cromosomas, el ADN de esos dos seres humanos, todas las cosas que se heredan, incluso algunos de sus instintos, todo eso. Tu aspecto, cómo sientes, tus talentos; y sin embargo tienes un hijo que es de una manera y el otro es dramáticamente distinto. Como si uno hubiera venido de un planeta, y el otro de otro planeta. ¿Cómo crees que sucede eso? Sabes que estoy en lo cierto. Eso fue planeado. Tomaron la decisión de entrar en tu familia. Tal vez uno es un alma nueva y el otro un alma antigua, y actúan según eso. Es parte de ser padres, ¿no es así? estar concientes de eso, para manejarse con los cambios y las diferencias entre las personalidades y la madurez akáshica de sus hijos. ¡Qué sistema! No es a ciegas; no es por accidente; hay una enorme cantidad de planeamiento. Eso es otra historia.

Lo que realmente quiero decirles es que aquellos a quienes han amado y perdido están mucho más cerca de ustedes, mucho más cerca que lo que tengan idea o que lo que alguien les haya dicho alguna vez. Yo quiero apartarlos de la idea de que cuando pierden a alguien del planeta, ese ser se va directamente a un juicio y es castigado para siempre y su alma condenada. ¡Qué idea! ¡Qué idea horrible que les han dado sobre la majestad de Dios! ¿Ustedes le harían eso a sus hijos? La respuesta es no. Entonces ¿por qué Dios, incluso por un momento, con su increíble amor, podría pensar en hacer eso con ustedes? No es así; nunca lo fue. Ustedes son magníficos y vuelven a la magnificencia. Pero igual están realmente cerca de aquí, por una cuerda de amor. Y aquellos que dejaron atrás, especialmente cuando hubo tanto amor antes de que te fueras, de tantas personas antes de irte, ese amor te conserva aquí mismo.

Ahora mismo, ya mismo, muchos están dejando el planeta, pero no se están yendo. Solo están en transición hacia un plano de más alta dimensión, donde pueden amarte como solían hacerlo. Extrañas abrazarlos, hablar con ellos, pero oh, ellos están muy cerca, queridos. Más que lo que ustedes nunca tuvieron idea. Están muy allí, y cuando más ustedes se acercan a esa alma suya, como estamos tratando de hacer en la sanación del Círculo de Doce, cuando más se acercan a la sustancia del universo, más cerca estarán ellos de ustedes, todos los días, de una manera que no lo estaban corporalmente.

¿Tendrás la valentía de celebrar la transición? No de celebrar la vida de alguien que has perdido; sino de tomar su recuerdo, ponerlo en una silla y hablarle; porque está allí; tú lo sientes y el otro lo siente. Quiero que tengas lágrimas de alegría y celebración por lo que te estoy contando, en lugar de lágrimas de duelo y tristeza por perderlo; no lo has perdido.

El sistema suele hacer fallecer a algunos incluso antes de su hora, porque necesitan irse y volver para cambiar a este planeta más que lo que podrían haber hecho en el cuerpo que tenían. ¿Oíste esto? De modo que muchos mayores están dejando el planeta en este momento. Necesitan volver, necesitan ser jóvenes otra vez; muchos de ellos son almas antiguas; este planeta necesita ayuda. Va a necesitar ayuda de la próxima generación que viene, porque son las almas antiguas que serán jóvenes otra vez, teniendo esa clase de energía – la van a necesitar para cambiar las cosas que están sucediendo en el planeta y que se necesita cambiar ahora.

Benditos son los que han fallecido recientemente; ahora mismo están intentando lo más que pueden comunicarse con ustedes: que las cosas están bien, y que ustedes también pueden estar bien. Que el amor nunca cambiará, y es lo que los conecta de ambos lados del velo, de una manera que realmente no habían visto ni conocido antes.

Les digo estas cosas en amor, porque necesitan saberlas con objeto de ir al paso siguiente de una evolución acelerada de la consciencia que está ocurriendo en este planeta. Es lo que quiero decirles hoy. Oh, habrá más. Vendrá nueva información. Sobre cómo las cosas son muy diferentes de lo que piensan (se ríe). Todas buenas noticias. Relájense, queridos. Estén en paz con lo que vendrá.

Y así es.

Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll y Adironnda por Marilyn Harper
Vancouver, Canadá, 23 de agosto de 2020
https://audio.kryon.com/en/Vancouver-SUN-4-TRANSITION.mp3
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

210 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo