Rueda de Enseñanza 1. Recordar.

Kryon


En Shasta se organizó un taller intensivo sobre la Rueda de Enseñanza.
Kryon explicó que dio a Lee muchos nombres, ideas, conceptos, etc. pertenecientes a la Rueda que deben ser explicados, pero que los significados los aportarían los lemurianos presentes en el taller, que los recordarían de su akash.
Por eso el mensaje se llama "Recordar".
También prometió que cuando estén todos explicados, se hará un libro sobre la Rueda.
Afectuosos saludos de Cris
-----

Shasta - Rueda de Enseñanza 1 - Recordar

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

El hombre en la silla, mi socio, ha organizado una serie de reuniones que ha llamado "En la Sombra de la Montaña". Para quienes recién descubren este mensaje en particular, estamos en lo que es la ciudad del Monte Shasta. La sombra de la montaña es lo que se describe como la influencia; la influencia de los que están dentro de la montaña y han estado allí durante miles de años y han sido notados; muchos canalizadores, muchos intuitivos han sido parte de esto, y se extiende mucho más allá de lo que ustedes llaman un simple sombra. Y allí están sentados.

Lo siguiente que les contaré no es accidental: de las veces que mi socio se ha sentado en la silla y ha hecho algo en este salón, esta es la número 7. No es por accidente, queridos; los números significan cosas, y a veces, cuando ustedes van por su vida, los números que se encuentran y que parecen accidentales o azarosos, si los miran desde una perspectiva esotérica, si los miran como los miraban algunos de los antiguos o incluso algunos matemáticos, encuentran que se repiten. Incluso los que son casuales suelen repetirse, y si lo hacen es una señal, un símbolo, y significan cosas y les hablan o revelan algo hermoso. Esta es la número 7, y es en homenaje a las Siete Hermanas, en homenaje a la energía pleyadiana, en homenaje a aquellas que estaban en Lemuria enseñando y que vinieron aquí. El linaje de la montaña incluye a Lemuria. De modo que ustedes están sentados en la sombra del asunto mismo que se enseña hoy y mañana, información que se dio a los lemurianos, información que fue preciosa.

Quiero que imaginen por un momento algo que en su sociedad, en su historia, podrían darse cuenta. Tal vez proceden de sistemas de creencia con un profeta, y en estos sistemas se reúnen alrededor de ese profeta, y él enseña. Y ya sea que el profeta sea Buda o Cristo, o Mahoma, o alguno de los que se ven como increíblemente sabios, o incluso los comunes de hoy en día, el escenario es el mismo: se sientan a sus pies y los escuchan. Y allí salen cosas profundas, cosas que no son de la Tierra, sino cosas que pertenecen al otro lado del velo, las metáforas del cielo, que se les han dado en su propio idioma. Y empiezan a resonarles con verdad y realidad.

¿Cuántas historias han oído de aquellos que van al profeta y vuelven diferentes? No son solo palabras, no solo enseñanzas, sino conceptos y energías que daban y que afectaban a quienes escuchaban, porque los que escuchaban de algún modo tenían una epifanía de realización, de darse cuenta de lo que estaban oyendo, que habían oído antes, pero lo que oían era tan puro, tan real, tan verdadero, que nunca más podían volver a alguna otra manera de vivir. Y se levantaban cambiados después de esas enseñanzas, procedían de modo distinto en su vida, algunos estaban tan entusiasmados que cambiaba quiénes eran y qué hacían; algunos incluso cambiaban sus nombres. Así de profundo era sentarse a los pies de los Maestros.

Ese es exactamente el escenario de Lemuria; sentarse a los pies de una Madre de las Estrellas. Las Madres de las Estrellas no enseñaban a la población en general; las Madres de las Estrellas enseñaban a quienes luego enseñarían, de modo que no todos se sentaban a sus pies, pero muchos lo hicieron. Y cuando lo hacían, queridos, tenían la misma revelación; una sensación de que lo que ellas enseñaban, de las estrellas, en primer lugar nunca lo habían oído antes, nunca lo habían oído antes. Y en segundo lugar, la información era tan hermosa y tan reveladora que entraba en la mente de tal manera que no se podía olvidar. No se podía olvidar; nunca se podía olvidar.

¿Ustedes alguna vez tuvieron alguna revelación hermosa? Hablamos de cosas hermosas que nunca olvidarán; alguien dijo algo, algo sucedió, o las madres cuando miran por primera vez a su hijo y los ojos se encuentran. Algo hermoso que queda grabado en ustedes, tanto así que lo llevan hasta su momento final. Así era aquello.

Hoy ustedes están inundados como civilización de esas ideas de muchos que son espirituales, y como dijimos antes, cuando se hace una encuesta en el planeta de quienes creen en la vida del más allá, son el 80%, eso es miles de millones de humanos, y se refleja en el número de sistemas espirituales y en el deseo de resolver ese rompecabezas del que hablamos antes: encontrar al Creador. Pero aquellos que se pararon, y se sentaron, y escucharon a las Madres de las Estrellas, nunca habían oído algo igual. Completamente en blanco, listos con una mente que nunca había oído que eran magníficos. Todo lo que sabían era que las Madres de las Estrellas habían venido de otro lugar, entre las estrellas. Y empezaron a sentarse a sus pies, primero de niños y luego de adultos, y oyeron conceptos que eran nuevos, bellos, asombrosos, reveladores - y luego nunca los olvidaron.

Es difícil describir cómo es eso; descubrir cosas que no sospechaban ni conocían, y que se las revelaran un ítem tras otro, un tema tras otro, y que esas cosas entraran en su mente de tal manera que nunca se fueran. No solo eso; había repetición; había códigos, había canciones, había danza, había toda clase de cosas, que aun hoy han oído hablar a la maestra, y que más tarde sería evocado por ellos y recordado de muchas maneras. Yo les conté todo sobre eso, en su año 2017, todo. No dejé nada de lado. Las pequeñeces están allí para ser estudiadas. Algunas se las había revelado a mi socio, y algunas él las empezó a investigar, vio más, y se enseñarán hoy. Pero la mayoría de eso es simplemente códigos y nombres, ideas y perspectivas, cambio de paradigma, frases, que ustedes adivinarían y reflexionarían sobre ello. Y en eso, mi socio dijo que no está listo.

Y entonces le dije que él era lineal, y que su paradigma era que tenía que tener la información completa antes de revelarla, con la idea de que tenía que estar completa para que fuera significativa (se ríe). Y allí está la diferencia. Ahora les daré la información que no permití que mi socio les revelara a ustedes.

Mi socio no va recibir todo; él va armar todo, pero no se le mostrarán todos los significados que se enseñaban con cada radio de la Rueda, seis temas para cada radio. Tres para los niños y tres para los adultos, y la mayoría de ellos tendrían nombres en su idioma que ustedes reconocerían pero que casi ninguno de ellos significa esas cosas. Y ustedes podrían decir, "¿Cuándo estará completo, cuándo darás esas cosas?" Y la respuesta es que tal vez yo no lo haga, porque tengo una herramienta sentada frente a mí. ¿Por qué has venido? ¿Por qué estás aquí? Si yo pudiera preguntarte eso y pudieras escribirme una nota, dirías "Bueno, yo sentí algo como que tenía que venir." O "solo estoy interesado en estas cosas". ¿Realmente? (se ríe). Les diré por qué están aquí, todos ustedes. Pueden simular que es un interés que tienen en la metafísica, o querían asistir porque sonaba como algo que podía ser divertido.

Les presento un desafío hoy: cada alma antigua en este lugar sabe lo que significa cada una de las palabras. Todos ustedes. La razón es que a todos, en algún nivel, en algún lugar, les enseñaron la Rueda de Enseñanza. Algunos, frente a una Madre de las Estrellas. Otros, frente a quienes habían nacido de las Madres de las Estrellas. Otros tal vez, estuvieron en islas más tarde, donde la pureza de la Rueda seguía igual, y se la enseñaba igual durante años y años. Estoy mirando ahora mismo el linaje del planeta; el linaje espiritual del planeta. ¿Lo ven? Por eso le dije a mi socio, libera todo inmediatamente y permite que se vea y se recuerde. Permite que pellizque a la mente, como cuando alguien dice "No es solo recordar, es un deja vu". Y no se van a quedar a un lado, porque estuvieron allí.

La verdad y la revelación de cada uno de los nombres que se enseñaban, cada concepto, eventualmente cada código, cada canción y cada movimiento, serán dados y recordados por los humanos que estuvieron allí. Y para hacer esto he instruido a mi socio que haga el tipo de reuniones que revelen lo que ustedes saben, para que los que están aquí puedan llevar consigo, físicamente, la información que se daba. Le di a mi socio muchas cosas, y las escribió tan rápido como pudo, y muchas veces era canalizado, y cuando lo miró más tarde y empezó la presentación se dio cuenta de que él no tenía ni idea de lo que significaba. Y eso lo detuvo. En esa manera lineal de decir, "Sí, voy a hacer esto" o bien, "Todavía no voy a hacer aquello". Y en cambio, yo le dije: les darás todo, porque ellos te devolverán los significados.

Hoy y mañana habrá lo que ustedes llaman ejercicios, bajo la premisa de que ustedes discutirán los significados de estas cosas. ¿Cómo se recuerdan cosas que podrían tener 14.000 años? Tal vez incluso 15.000. ¿Dónde está eso? Está en el registro akáshico que empieza a revelar cosas que ustedes saben. Mucho de eso es intuitivo, y ustedes lo ven e intuitivamente "Ya sé lo que eso significa" Y otros dirán lo mismo, y otros dirán algo diferente, pero puede que ambos estén en lo correcto al juntarlos y resolverlo. Toda la razón para el Seminario de la Rueda de Enseñanza Lemuriana es que ustedes recuerden qué significa, lo discutan entre ustedes y lleguen a un consenso. Le estoy instruyendo a mi socio ahora mismo que grabe los consensos, para estudiar los significados que surgirán en los asistentes, porque esas serán las respuestas para llevar algún día a un libro que revelará lo que significa absolutamente todo. Y en lugar de provenir de canalización, va a provenir de los lemurianos, los que hoy están sentados aquí.

Cuando salgan para hacer estos ejercicios, queridos, les voy a pedir que aborden esto seriamente, que usen su intuición, y hagan lo mejor que puedan para recordar qué podrían significar estas cosas. No les serán dadas en cantidad; será una por una, y a medida que continúen estas reuniones otras palabras serán dadas a otros grupos, una por una, o de a dos, hasta que todas se hayan revelado. Y algún día, cuando vean la revelación final de la Rueda, podrán ver allí mismo en el papel lo que ustedes recordaron (se ríe).

Es por eso que están aquí. Disfrutarán de estas cosas, pero participarán en la revelación, porque ustedes son los que vienen a una reunión como esta, es por eso que se han sentado en la silla, han sido traídos aquí desde todos los lugares de donde vinieron; todos lemurianos, cada uno de ustedes. Piensen en eso (se ríe).

Y así es.

Kryon



Rueda de Enseñanza Lemuriana - Junio 25 y 26, 2019
http://audio.kryon.com/en/TW-1-Remembering-19(R).mp3
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

336 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo