Templo de Edfu. Elegancia Antigua.

Kryon


Este mensaje fue dado en el Templo de Horus en Edfu.
Kryon habla de la elegancia de los conocimientos de aquella sociedad tan antigua, entre ellos las matemáticas e base 12, y seguramente la numerología.
Nos sugiere que contemos los pilares del templo, de modo que busqué en Wikipedia la planta de este templo para que ustedes mismos vean lo que Kryon dice...
https://es.wikipedia.org/wiki/Templo_de_Edfu

Afectuosos saludos de Cris


16 Templo de Edfu - Elegancia Antigua

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético. Esta es la décimo sexta canalización en tierras de Egipto, parte de una serie en que asisten 100 personas, esta vez en el Nilo inferior, empezando a visitar algunas de las estructuras más magníficas que han creado los egipcios. Si tuviera que dar un título a este mensaje, o incluso lo que ustedes llamarían este momento tranquilo, lo titularía así: la elegancia de los antiguos. Es un tema común, que van a oir de mi parte, y que ya han oído.

Quiero que dediquen un momento a pensar dónde están, en el Templo de Edfu. Se dan cuenta de que los templos son más grandes, y al ser más grandes ustedes pueden ver la elegancia de la geometría. ¿Ya empezaron a contar los pilares? Los invito a hacerlo, debido a lo que diré en adelante.

Temprano en la mañana, antes de amanecer, estamos hoy entre los pilares de esta gran estructura. Cuando hablamos de los antiguos de Egipto hablamos de las épocas puras, cuando hablamos de la elegancia de lo que hicieron o de lo que sabían o creían, hablamos de las épocas puras. Y la definición de épocas puras no necesariamente es cuestión de número de dinastías, sino que son las épocas medias, esos tiempos anteriores a que cualquier conquistador o extranjero pudiera convertirse en faraón, o que otros sistemas de creencia se difundieran aquí. La época pura significa que los dioses egipcios todavía eran dioses del amor, antes de que llegaran otros y se entretejieran a través de los siglos y la creencia, antes de que cualquier extranjero pudiera ser parte del manejo de su política o su linaje.

Hablamos de las épocas puras, tiempos egipcios puros, y lo que ellos escribieron en los muros para que ustedes vieran cómo vivían y en qué creían. Ustedes están ahora mismo en un lugar que quiere hablarles sobre algo oculto, de lo que ustedes no oyen mucho, pero que está en todas partes. Cuenten los pilares (se ríe) y encontrarán, casi exclusivamente, que los egipcios estaban aferrados a las matemáticas de base 12. Hemos dicho esto antes y, aunque no está en la egiptología, yo les digo a ustedes que llegará el día en que la elegancia de las matemáticas de base 12 surgirá, y no la llamarán nuevas matemáticas: la llamarán matemáticas antiguas.

Repito esto; para cualquier matemático que esté escuchando esto ahora, sonreirá ante esta frase: las matemáticas elegantes se revelan por sí mismas, y lo que queremos decir con eso es que los patrones y las secuencias de las buenas matemáticas empiezan a hablarte, y un buen matemático los verá y sonreirá, y habrá un "ajá, esta secuencia conduce a esta otra secuencia, y ¡oh, vaya, miren esto!" Los fractales que ustedes encuentran de la biología, la geometría en el espacio, todo les hablará de los doce lados, de los seis, de los tres, de los cuatros; muy rara vez van a encontrar cincos o dieces. Muy rara vez. Porque el universo está compuesto de tres, y seis y cuatros, doces, dieciochos. Cuenten los pilares. ¿Creen que eso es por accidente? Cuenten los sacerdotes y lo que ellos sentían sobre los números sagrados. ¿Creen que eso es por accidente? No van a encontrar cincos o dieces.

Yo presento esta canalización de esta manera, ahora mismo, como preparación a la elegancia de esta sociedad. Ciertamente era el comienzo. Ciertamente había cosas antiguas, y dualidad, y todas las cosas que tienen, múltiples de esto o aquello, pero queridos, si echan una mirada a lo central de un Egipto que era capaz de sostenerse con un Dios de benevolencia, ¡eso es muy importante! ¿Han notado que este templo, enorme como es, semeja incluso a los más pequeños que se ven? Aun los más pequeños. Y lo primero que se ve son los dos pilares creados para el espacio de este entorno. Aquí está la filosofía para ustedes, antes de llegar a lo principal: una filosofía que dice que el sol se levanta cada día igual que ustedes y que es un día renovador, no importa qué pase en su vida, el sol se levanta entre los dos pilares para decirles que el sol les sonríe y las cosas son frescas y nuevas.

Y es una benevolencia, es simbólico y metafórico; ¡no es un culto al sol! Queridos, el Egipto de entonces les dio una metáfora tras otra, mucho de lo que ven en los muros aquí son historias de la energía, no necesariamente física. La historia de la vida del Nilo superior y el inferior, la historia del amor por el país, de la benevolencia; ustedes no encuentran eso en otros lugares, queridos, no así.

Déjenme contarles algo hermoso: durante treinta años he estado canalizando y ustedes podrán llamar a esto un sistema de creencia si lo desean, pero no es un sistema. Es la verdad básica del amor de Dios, es lo que llamarían la magia que contiene la energía multidimensional de la compasión, algo que ahora empieza a estudiarse en el planeta, llamado el Campo y la coherencia, compasión mensurable, y los egipcios lo sabían.

Durante treinta años les dije en esta enseñanza una cosa específica que yo quería que recordaran. Desde el principio. Que son profundamente amados. Oh, pero hay más. He aquí lo que les dije una y otra vez, escuchen, porque lo que les dije una y otra vez está escrito en estos muros, escuchen: ustedes pueden vivir su vida y nunca mirar a Dios o al Espíritu o al Creador, o como quieran llamar a esa Fuente que es la esencia del amor. Puede que nunca lo miren, vivir su vida demasiado ocupados. Pueden andar por ahí y decir "Yo no creo en esas cosas esotéricas." Puede que incluso digan "No quiero tomar parte en esos sistemas de creencia que van a una iglesia o una sinagoga; estoy apartado de todas esas cosas. Soy un hombre moderno de hoy, tengo cosas modernas".

Y al final de su vida, yo les digo esto: que todo el tiempo que pasaron ignorando al Creador, el Creador estuvo mirándolos con una mano extendida que dice "Toma esta mano en el momento que quieras, si lo eliges," Libre albedrío; en otras palabras, puede que no mires a Dios pero Dios te mira a ti. Y que todo ser humano está hecho a imagen del amor y camina por esta tierra igual en cuanto a eso, con igual oportunidad de tomar la mano de la magia del amor y encontrar una vida mejor. Este ha sido el mensaje de Kryon, treinta años.

Luego ustedes vienen aquí, y se dan cuenta de que a medida que se desenterraban lentamente estas estructuras de la arena, las piezas y partes que se pueden leer y no fueron estropeadas por otros sistemas de creencia les dicen la misma cosa idéntica. Los templos están todos construidos según un protocolo, queridos, desde los grandes a los pequeños. Y la línea recta que conduce al altar donde solo va el Faraón, y tal vez uno o dos sacerdotes, un lugar grande que contendría a la gente común, para que pudieran entrar, sin cubrirlos para que el cielo pudiera brillar adentro, todo esto son metáforas por un Dios de Luz. Las cámaras interiores se hicieron más pequeñas y los sacerdotes más sagrados, conduciendo todo el camino hacia donde el Faraón se paraba en un lugar y hacía algo de lo que hablaremos en un momento.

Y esto grita que existe un protocolo, que la gente común no puede ver bien hacia adentro, porque es tan sagrado, y Dios es grande, y Dios es luz, pero Dios siempre puede mirarlos. Esta era la filosofía de que cada uno de ellos tenía un Yo Superior, una burbuja, de la que hemos hablado antes, yo la llamo Yo Superior, ellos la llaman de otro modo, pero está escrito en los muros. Hay un Yo que está aparte de lo físico en cada ser humano. Y ese Yo es el vehículo que lleva la luz que el ser humano tiene, a la vida siguiente, más allá del velo, después de la muerte. La metafísica que he estado dándoles durante treinta años es exactamente eso. ¿Podría ser, tan antiguo como estos fueron, que hasta el faraón mismo, o la faraona, conocieran estas verdades? Y lo mejor que podían, se las daban a ellos, y todos los que estaban a su alrededor, bajando hasta la gente común que el sacerdote les decía lo que sucedía adentro.

¿Y qué creen ustedes que sucedía adentro? Nosotros nos sentamos adentro, no en el altar, ni en la pequeña sala que es sagrada en que entraba el Faraón. ¿Qué hacía el Faraón? Muchos que no estudian estas cosas dicen "Bueno, ellos entraban allí y hacían sacrificios y la cosas horribles que hacen los paganos". ¿Qué tal si les digo que me gustaría invitarlos a hacer algún día lo que ellos hacían allí? El Faraón reconocía al Señor de la Luz, la magia del amor, cualquiera fuera su nombre, cualquier tipo de dios que tuviera, la esencia, la magia era todo a través de estos, todo por medio de estos dioses; esta era la magia, este era el linaje incluso de los dioses. ¡Era el amor! ¡Era la sanación! Esto era parte del escenario del Dios de la Luz, y se podía ver al Faraón y lo que él hacía, algo que no necesariamente se enseña como debería.

Queridos, este lugar fue construido para la música, pero no la música que ustedes piensan. Se construyó para los tonos, ciertas sonoridades que se cantaban y que significaban algo, porque todas eran parte de las matemáticas. Si les digo que iniciamos este tour en particular en la Gran Pirámide de Giza, y el interior de la Cámara del Rey tenía que ver con tonos y matemáticas. Queridos, el Faraón cantaba, ¡cantaba! Una de las cosas que escuchaba el pueblo en el patio, porque a veces la voz fuerte del Faraón se podía oír, porque no musitaba; cantaba tan fuerte como podía sobre el Señor de la Luz en este lugar, bendiciendo a la vida de esa tierra, superior e inferior, continuando la fertilidad de la luz.

Y aunque ciertamente había una jerarquía, una realeza, la realeza lo compartía y tal vez en este lugar en especial solo un hombre o mujer podía ir y hacer algo y hablar con Dios; ¡se compartía! Inmediatamente el Faraón lo compartía con los sacerdotes y estos lo compartían con otros sacerdotes y con los que estaban en el lugar de los comunes, que oían "El Señor de la Luz los bendice a ustedes, y a esta tierra de Egipto y la preservará viva, segura y bella, y los ayudará con su guía hacia el otro lado del velo cuando eventualmente la muerte los lleve", Y a mí me parece oírlos decir, "la muerte no tiene aguijón" están aquí por un rato, pero la verdad real es lo que sucede más allá. Y si han oído eso antes, ustedes lo oyeron de mí. Y esa verdad habla de una bella Fuente Creadora que conoce sus nombres, es luz y los ama profundamente. No se sorprendan si los egiptólogos leen eso en los muros, porque los egipcios, incluso los antiguos, incluso con los protocolos de los dioses, lo sabían. Lo sabían.

Ahora bien, ¿qué está faltando aquí? Les diré que los tonos de música, las tonalidades y las matemáticas de los sonidos tenían significado. Y en una sociedad elegante que usaba estas cosas, tenía que haber notación musical; no todo se enseñaba simplemente por vía oral, porque tenía que haber un protocolo que se enseñaba en los templos, notación musical, o sea una manera de escribir la música de modo que de una generación a otra supieran cuáles eran las notas y cómo se combinaban. Toda sociedad elegante tuvo notación musical, de modo que yo le diría a los egiptólogos: ¿Han encontrado cosas que no han podido interpretar, o que no estaban seguros, o que eran demasiado místicas tal vez, para interpretarlas adecuadamente? Podrían ser notación musical.

Toda sociedad elegante también tuvo lo que respetaba su propia historia y la historia anterior; aquí tuvo que haber museos, queridos. Y ya sea que estuvieran en los templos donde correspondían, o tal vez bajo tierra, ellos tuvieron sus propios museos. A veces los arqueólogos olvidan esto, y excavan y encuentran cosas, y dicen, "Bueno, esto tuvo que pertenecer a cierto tiempo o a una era" sin entender que acababan de penetrar en una cámara interna de un museo antiguo. Está aquí también; esta sociedad era elegante. Una sociedad que tenía una medicina en que se lavaban las manos muy minuciosamente; lo mostraron en los muros, como indicación de que entendían que tenía que haber algo que luego se convirtió en gérmenes. Esta es la elegancia de los antiguos, de la que hablamos. No solo que tenían un Dios de Amor, sino que lo usaban. Por cierto, no todo perduró; ciertamente ellos cambiaron, pero deseo honrar la elegancia de los escritos en los muros de aquellas épocas que fueron puras.

Épocas en que decían: Hay un Dios de Luz, y hay una magia del amor, de la benevolencia para todos - nada de juicio ni horror, sino luz.

Y los templos se construyeron para que ustedes los pudieran ver y darse cuenta que ellos veneran la idea - la idea - la idea metafísica, de que al salir el sol cada día, es para ustedes. Y representa una vida nueva, un nuevo comienzo, un inicio renovado.

Es lo bastante temprano como para que al irse de este lugar el sol se levante y ustedes lo contemplen; parte de la razón para que se cambiara el horario y ustedes estuvieran aquí temprano, a las 3.30 de la mañana, fue para que pudieran estar en esas horas tempranas y disfrutar de lo que hablaban los egipcios. Por qué este templo se construyó así como es, una metáfora de nuevos comienzos.

No se engañen con la idea de que lo viejo es algo que no funcionaba. ¿Qué tal si fuera justo lo opuesto? Aquí hay mucho que aprender. Tomen estas cosas y úsenlas, y disciernan por sí mismos. No se confundan con la dualidad que también ven en los muros, porque ellos también eran seres humanos igual que ustedes. Ustedes dirán que creen en un Dios amoroso; si ellos pudieran mirar a la historia de ustedes, ellos también podrían confundirse. Busquen la luz aquí, y celebren lo que ellos tuvieron.

Que el sol brille sobre ustedes en este día, de la misma forma que fue intención de los arquitectos de este templo, con la metáfora de las cosas buenas, de la benevolencia y la esperanza, y vida para la tierra.

Y así es.

Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
Tour Épico de Egipto, 4 a 24 de abril de 2019
http://audio.kryon.com/en/16-EGYPT-Ancient%20Elegance.mp3
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

174 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo