Mantener el libre albedrío en la nueva era.

Kuthumi


Como el lector puede constatar, la estructura de la nueva era de oro estará regida por dos leyes cósmicas: una será la ley de atracción y la otra será la ley de la Jerarquía. Aunque en la medida de lo posible todas las demás leyes cósmicas ejercerán su influencia. Examinemos algunas de ellas:

La ley cósmica del libre albedrío, la cual seguirá aplicándose. Es una parte, una parcela de alguna encarnación en la Tierra. Hasta en la estructura jerárquica, el alma individual siempre tiene elección sobre lo concerniente a su vida. Se pueden cambiar los caminos a seguir, incluso si antes de encarnar, él o ella, predeterminan otras vías. La diferencia en esta Nueva Era (y podemos referirnos a otras Eras de oro para ello) está en la falta de fuerza negativa de la cofradía oscura, que por las pruebas y equívocos, se intentan manipular y engañar con amenazas unos a otros para tomar decisiones que favorezcan su causa, pues esto dejara de ser.

Esta vez el al alma individual, obrando siempre como un vehículo físico, debe elegir una vida espiritual o material. Por razones de estructuración jerárquica, siempre habrá guías para encaminar a la gente hacia lo elevado, pero si alguien decide ir en sentido contrario, será libre de hacerlo.

Incumbe solo al individuo medir sus propios sentimientos internos para saber que camino seguir. En la Nueva Era , ya no se será condicionado por tentaciones obsesivas de una u otra tendencia. En su lugar, las sensaciones de su vehículo físico se trataran en relación con su ser superior. El ser superior regirá el vehículo físico en términos de salud, por ejemplo. ¿Purificará sus motivaciones frente al dinero?, ¿gobernará su comportamiento en el matrimonio?.

Habrá mas concentración para descubrirse uno mismo, para penetrar en lo profundo del Ser Superior, rico en historia y conocimiento. La consecuencia del descubrimiento de uno mismo, sera la adquisición (o re adquisición) de la habilidad del alma para comunicarse telepaticamente y ver con mas clarividencia. Desarrolladas estas potentes facultades internas, el individuo estará en posición de elegir entre las sensaciones físicas externas o las alegrías internas del Ser Superior. La lucha o la dualidad entre esas dos cosas y la elección que engendran se harán a un nivel mas alto.

Es en la elección por libre albedrío que elegimos lo externo o lo interno. Aunque parezca evidente al lector que el alma individual deba elegir lo interno conforme a su propio plan divino, no siempre tendrá las cosas tan claras y en consecuencia habrá lecciones que aprender y el Karma cumplirá su rol. Este auto análisis tendrá lugar en un mundo espiritualmente mas sano y en condiciones totalmente diferentes, la apuesta será grande, porque habrá enseñanzas muy profundas que aprender sobre la evolución y el universo. Al menos esas lecciones no estarán sujetas a las dificultades de las guerras, desacuerdos financieros, desenfreno sexual, crímenes y toda clase de inconvenientes que inundan nuestra vida hoy.

La gran aventura del descubrimiento de uno mismo está a punto de comenzar y os diré que a ejemplo de otros seres de plena conciencia que sondean los verdaderos santuarios interiores de vuestros templos individuales, el viaje que tenéis por delante es el más dichoso, porque nosotros sabemos ya el resultado. Descubriréis que sois esencialmente Dios y el camino hacia este descubrimiento es el ultimo hacia la realización.


Por el maestro Kuthumi
http://sanctusgermanus.net/

7019 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo