La toma de las deciciones correctas.

Kwan Yin


Diferencia entre los primeros principios y los últimos.

Si hiciéramos una revisión rápida de los conceptos que hemos estado analizando, observaríamos que los primeros principios buscan restar importancia a las experiencias negativas que las personas han venido acumulando a lo largo de su vida; igualmente, buscan centrarlas en el momento presente y en el poder que tienen para tomar sus propias decisiones; en muy breves palabras, estamos reafirmando a la persona como tal, dándole el valor que realmente tiene y mostrándole el camino para tomar un verdadero control de su vida.

Ahora, en los siguientes principios buscaremos disciplinar a la persona y darle los consejos o advertencias necesarias para que ese control que lleva ganado en su vida, realmente se traduzca en armonía, felicidad y paz. El que una persona rompa con las influencias negativas que tiene acumuladas en su pasado o que recibe de las influencias de personas ajenas a ella, es únicamente el primer paso para lograr vivir una vida plena y llena de felicidad.

El segundo paso consiste en explicar de qué forma las personas pueden realmente encaminar sus pasos por el sendero más armónico posible; así llegamos hoy a nuestro:

Sexto principio.- Sólo en el amor y en la paz interior puedo tomar las decisiones correctas, es decir, la persona debe refugiarse en su interno, llenarse de amor a la humanidad, y, desde esa plataforma, tomar las decisiones más adecuadas para las circunstancias de su vida presente.


Cómo tomar decisiones: Su alcance social y temporal.

Toda decisión que comprometa a terceras personas o que tenga una influencia decisiva en el futuro de la misma persona, debe ser cuidadosamente analizada y valorada a la luz de las implicaciones o consecuencias que puedan tener en el futuro. No únicamente es importante darnos cuenta de cuantas personas estarán involucradas por la decisión que tomemos, sino que, además, tenemos que analizar el efecto en el tiempo que tendrá nuestra decisión, y las consecuencias posibles que obtendremos de parte de otras personas o de las circunstancias de la vida a raíz de haber decidido tal o cual cosa. Hablamos entonces de un alcance social y de una trascendencia temporal; el alcance social de nuestras decisiones será el estudio que hagamos del número de personas involucradas; y la trascendencia temporal, es la amplitud del efecto que tendrá esa decisión en el resto de nuestra vida o de las vidas de las personas afectadas.

Nuevamente les pido que consideren estos conceptos en conjunto con el resto que han venido recibiendo de parte de JESUS, en la serie En Búsqueda de la Paz, y de parte de mi Hermano HILARION, en la serie de La


Ecología en las Relaciones Humanas.

Importancia de la paz interior.
Las decisiones que toma cada ser humano deben ser inspiradas en la más alta calidad de amor que pueda manifestar, y dentro de la atmósfera de la paz interior que debe generarse para tener el correcto balance de los análisis que hagamos. Si recuerdan todas aquellas ocasiones en que hemos hablado de los filtros mentales, encontrarán cómo estos filtros no son otra cosa que el resultado de la acumulación de experiencias, que a lo largo de la vida una persona va teniendo, y que estos filtros, tal vez, llenos de prejuicios, de temores, o de creencias, están distorsionando la percepción de la verdadera realidad que se vive en el mundo exterior.

Déjenme decirles ahora, que la paz interior, los prejuicios, los temores, las angustias o remordimientos, empiezan a perder el valor y el sentido de su existencia. Una persona que ha encontrado un cierto grado de paz interior, no necesita ya ni de remordimientos ni de angustias y los temores se van disipando. La explicación de esto reside en que la paz interior se encuentra en otra zona más profunda de la psiquis, en una zona en donde la persona tiene una clara conciencia de su valor como ser humano, mientras que todas aquellas experiencias aprendidas, residen en un círculo más externo de la psiquis del ser.

Quisiera poder explicar estos conceptos de una manera más sencilla; quisiera poder demostrarles con ejemplos, lo que a veces no puede ser explicado sino en términos complejos; hemos llegado a un punto en el estudio, en que es preciso definir términos que nos permitan seguir avanzando en la comprensión del camino de la felicidad.


La paz interior y la limpieza de los filtros mentales.

La paz interior se alcanza cuando la persona puede profundizarse en sí misma, más allá de sus temores, de sus angustias, de sus propias experiencias acumuladas a lo largo de su vida. El contacto con esa paz interior, permite extraer una energía que normalmente permanece inalcanzable a los seres humanos y que auxilia enormemente en la limpieza de esos filtros mentales. En otras palabras, podemos afirmar que la persona tiene una más clara percepción de la verdad y elimina la distorsión provocada por sus filtros, cuando frecuentemente se refugia en esa zona interna donde la paz interior es una realidad.

Si pudiéramos dibujar al ser humano como esferas concéntricas, diríamos que la esfera externa es el área de su personalidad, su campo social, como diríamos, atendiendo a las denominaciones que ya han recibido en otras series de mensajes. Posteriormente en una zona más interna se encuentra el espacio vital, que si pudiéramos dividirlo en varias capas, observaríamos que las más externas, las que tocan el área de la personalidad, son aquellas capas formadas por las emociones del individuo, los anhelos y sus sueños; y más internamente, se van formando aquellas otras en donde el ser se encuentra en perfecta paz, todo esto, dentro de la esfera del espacio vital.

Hay otras zonas que después iremos explorando y que tal vez no me corresponda a mi tocarlas, pero seguramente alguno de mis hermanos trabajará con ustedes en estos conceptos; por ahora bástenos decir que el ser humano requiere aprender a situarse dentro de ese espacio vital, alcanzar su propia tranquilidad y paz interior, e inspirado por la más alta irradiación de amor, tomar las decisiones, atendiendo, como ya dijimos, a su alcance social y a su trascendencia temporal, dos aspectos que deben ser cuidadosamente observados cada vez que tomemos alguna decisión.


Cómo analizan los Maestros los conceptos de su enseñanza.

Para darles un ejemplo más claro, nosotros, cuando decidimos qué mensajes ofrecerles, debemos analizar el impacto que tendrá sobre ustedes, y después, el impacto que tendrá sobre el resto de los hermanos que estudian este tipo de enseñanza a través de la revista, y después tendremos que analizar, hasta dónde, estos conceptos pueden ser sostenidos a lo largo del tiempo. Hemos de analizar si estos conceptos serán analizados por las mentes de otros discípulos del conocimiento, o bien, por aquellos hermanos que, dedicados a una labor de otro tipo, puedan encontrar utilidad en el uso de los mismos. Todo esto no es otra cosa que aportar, al acervo del conocimiento humano, nuevas herramientas para entender la psiquis del hombre. Así pues, cada mensaje, cada idea, es cuidadosamente evaluada a la luz de estos dos grandes conceptos.


Tendencia hacia la clarificación de conceptos.

Ciertas cosas que no pueden ser explicadas sin correr el riesgo de una mala interpretación, muchas veces son omitidas y se espera para una mejor oportunidad para ser reveladas ante ustedes. Muchas otras, que no son sino clarificaciones de conceptos confusos que ya son del dominio público, son fuertemente influenciados en ustedes, son revelados, para que de esta forma se arroje luz sobre los conceptos que no han sido claramente definidos. Si observan todo cuanto hemos dicho tanto mis hermanos como yo, ha sido, en mayor tendencia, buscando esta segunda posibilidad que he mencionado, la clarificación de los conceptos; solamente ha habido unos cuantos conceptos nuevos, y éstos han sido evaluados cuidadosamente a la luz de las posibles respuestas que podemos tener.

Cuando el grupo de discípulos al que llegan estas enseñanzas haya asimilado los conceptos clarificadores y se encuentre en otro nivel de energía, podremos empezar a dar conceptos verdaderamente nuevos y de mayor profundidad; todo esto como parte del servicio que estamos ofreciendo.


La meditación lleva al contacto con el propio espacio vital.

Por ahora sólo me resta decirles, que la práctica de la meditación lleva a una persona directamente a establecer el contacto con su espacio vital, y dentro de esa zona de paz interior y de amor universal, es posible tomar las decisiones más correctas y adecuadas para el futuro de cada uno de ustedes.

Agosto 16, 1992.



Las decisiones que beneficias al mayos número de personas.


El mundo de las sombras.

Imaginen por el momento que van ustedes caminando por un largo sendero, a su izquierda y a su derecha hay bosques de árboles, plantas de todos tipos y animales que hacen de ellos su refugio. Imaginen que van caminando de noche y que las sombras cubren todo a su alrededor, ustedes van siguiendo el sendero, pero de momento las tinieblas nocturnas los hacen vacilar acerca de la dirección correcta que el sendero sigue. A ratos las tinieblas ceden ligeramente y les permiten recontinuar su camino de acuerdo al plan que originalmente se habían previsto.

Las sombras de la noche asemejan más bien espectros, figuras en movimiento, sin forma, que los hacen estremecer pensando en peligros irreales. Conforme siguen caminando se van acostumbrando a este mundo de sombras, aprenden que aquellas cosas que de pronto consideraron como peligros, se desvanecen a medida que se van acercando, sus ojos empiezan a acostumbrarse a la oscuridad, y ustedes mismos, en ocasiones, juegan incluso con las sombras de la noche, manejan incluso su propia sombra.
Y así van caminando, en un mundo fantasmagórico, en donde las cosas reales se confunden con las sombras que arrojan y las sombras se vuelven tan comunes que son consideradas como parte del mundo real. Pero a medida que van caminando, las horas van transcurriendo, una suave claridad empieza a inundar el paisaje, las sombras empiezan a perder fuerza y los colores empiezan a aparecer a su alrededor.


El mundo de la luz.

Más tarde, cuando el sol alumbra en todo su esplendor, las sombras se han ido, el paisaje toma su verdadera dimensión, las flores se abren, la fauna entra en actividad, las abejas revolotean por las flores, y tal pareciera como si el campo se vistiera de luces para dar a entender que lo único verdadero en el mundo es aquello que tiene color, es aquello que produce aroma, es aquello que lanza alabanzas a Dios, y entonces, los objetos reales se vuelven más reales y las sombras no son sino consecuencia de la luz que proviene del cielo, los pasos se aferran al camino y el sendero transcurre más aprisa.


Al madurar, el discípulo pasa de las sombras a la luz.

Todos los discípulos empiezan a caminar, empiezan su jornada en la noche y los pasos vacilantes con que inician su jornada, tan sólo demuestran la incapacidad que tienen para distinguir las sombras de las cosas reales; pero a medida que camina va madurando, a medida que se equivoca va aprendiendo, a medida que su espíritu va tomando fuerza empieza a adquirir la radiación de un sol, y su vida, que antes estaba envuelta en tinieblas, empieza ahora a iluminarse por su propia irradiación espiritual; desaparecen las sombras y aparece el maravilloso mundo de Dios. Ya no hay más danzas macabras de objetos irreales, tan sólo el sublime concierto de la creación universal acompasado con el movimiento de los insectos y de las mariposas, que no son sino instrumentos de la misma Voluntad Divina.


La entrega al sendero de la luz.

Y llega un momento en que hay que tomar decisiones, decidir qué sendero habrá que tomar, cuál será la siguiente dirección en que habremos de encaminar nuestros pasos, y en medio de su paz interior, de la sublime irradiación de amor, deja que su conciencia espiritual lo oriente para entregarse de lleno al sendero de la luz, porque sólo en la paz y en la sublime irradiación del amor, podemos tomar las decisiones correctas y el ser se agiganta al percibir la Voluntad Divina dentro de su ser y entiende otro maravilloso principio: en mis decisiones sólo consideraré aquellas que promuevan el más alto beneficio a la mayor cantidad de personas.

Cuando la Voluntad Divina fluye a través del interno del ser, la personalidad se expande y se funde para beneficio de la humanidad, el ser se niega a sí mismo para crecer, multiplicándose en cada uno de sus semejantes; es la personalidad la que se crucifica para entregarse de lleno a la humanidad y resucitar al tercer día, una alegoría que nos indica claramente, que aquel que se niega a sí mismo para entregarse al servicio, es el que se encuentra más cerca de la Voluntad Divina.


La evolución es una continua expansión de conciencia.

La evolución espiritual del hombre no es otra cosa que una continua expansión de conciencia y el individuo crece y se multiplica en sus semejantes, hace suyo el dolor de los demás, hace suyos los logros de los demás, hace suyo la misión de la humanidad y su conciencia humana se alínea a la conciencia planetaria, y si antes la felicidad era su más noble aspiración, ahora es la Voluntad Divina la que lo inspira y trabaja a través de él; sus manos y sus palabras, sus pasos y sus ideas, se encuentran al servicio de Dios.


El sendero del iniciado: el mayor beneficio a la mayor cantidad de seres.

El ser ha iniciado su redención y detrás de él llevará consigo a una cauda de preciosas almas que lo seguirán, porque han encontrado la luz a través de su persona. Este es el sendero que debemos reconocer en la vida de los iniciados, el sendero de aquel que decide únicamente hacer las cosas que llevan el máximo beneficio a la mayor cantidad de hermanos.


Lo que produce el análisis de los mensajes.

Les dejo mi bendición y les pido que analicen todas y cada una de las palabras que reciben en sus comunicaciones, porque cada palabra es una semilla que hará florecer en ustedes las maravillosas rosas del entendimiento y su mente espiritual se abrirá como se abren los botones de las rosas cuando ha llegado el momento de esparcir su aroma.

Agosto 30, 1992.


EL CAMINO HACIA LA FELICIDAD - MENSAJES DE LA MAESTRA KWAN YIN.

“COMUNICACION COSMICA”
Allende 1107 Oriente.
Monterrey N.L., MEXICO.
Código Postal 64000.1
Tel: (8)- 3-43-41- 57
Apartado Postal: 2097
Inició: Marzo 29, 1992.
Acabó: Septiembre 27, 1992.

10446 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo