Los pensamientos como fábrica de densidad.

Maria Magdalena


TRABAJO INTERIOR
”AL ENCUENTRO CON DIOS”

Hoy hablaremos sobre la fábrica o la industria como ejemplo para que podáis comprender lo que quiero comunicaros...

Cuando la mente esta comunicada con la densidad y no esta conectada con el chacra corazón que esta ubicado en el centro de vuestro pecho, en donde habita el ser, donde se encuentra la llama trina o tripartita, en donde esta alojada la blanca luz, y dentro de ella encapsulado el santo ser crístico en cada humano a la espera de la reconexión sagrada...

Para poder llegar al interior de vuestro corazón, haz de saber, primero: cómo actúa la mente humana para poder discernir entre estos dos aspectos y poder elegir en dónde queréis estar y por dónde queréis transitar...

La mente es como una fábrica, en donde hay una idea de construir, para vender a todos lo que se ha fabricado, ese es el objetivo de la misma y para vender estos productos que allí se fabricarán, se necesitan: operarios y directores, agentes de viaje, vendedores, anuncios, publicidad para dar a conocer el optimo resultado, para que las personas que observan el producto lo adquieran... entonces al comprar este producto multiplicado por millones... esta industria o fábrica obtiene lo que deseaba a costa de la humanidad...

Pues bien, la mente de toda la humanidad actúa de la misma forma a través de la “densidad “ que no es otra que la oscuridad-ego, su objetivo es manteneros distraídos en todos los aspectos, para que no lleguéis a elegir por vosotros mismos, así que de esta forma os mantiene atados para que compréis lo que la industria ha fabricado para vosotros y qué es lo que la mente os vende... os vende una mentira disfrazada de verdad... os vende que todo pensamiento que tenéis, es el que esta acertado... les enseña el sufrimiento, el dolor, el miedo, la codicia, la lascivia, el engaño, el desamor, un falso dios, creencias, costumbres, hablar por hablar, les enseña que todo esto y mas situaciones son las que tenéis que vivir para poder llegar a un lugar llamado “cielo”... y vosotros acostumbrados a ser guiados como a masas, os dejáis llevar por este sin numero de situaciones que guían vuestro día a día... entonces la fábrica disfrazada de que todo lo que os vende os hará feliz, os hace ir por el engaño y como estáis aun dormidos... sin “ver” admitís todo lo que os vendan, no os detenéis a ver el producto, ya que vuestra ansiedad por tener y por ser alguien o algo mejor en todos los aspectos os hacen caminar en zig zag...

Cuando descubres que los pensamientos son una fábrica de densidad y que esta solo os engaña, recién ahí os empezáis a daros cuenta de la observancia de estos pensamientos y de todo lo que os ha hecho vivir por tanto tiempo terrestre y todo el dolor que has tenido que pasar, al estar distraídos y conectados a la fábrica de ilusiones de la mente separada del corazón y es ahí recién cuando empiezas a tomar conciencia de cada palabra, de cada pensamiento y de cada paso que das... entonces se abre a vuestros ojos la vista de vuestro corazón y empezáis a mirar todo lo que antes no veíais, y ¿qué es lo que ahí puedes ver...? que la fábrica es densidad y que no esta conectada con el amor y que el amor es completamente distinto hasta lo que has vivenciado hasta ahora... entonces te detienes.... paras... y empiezas a sentir los latidos de tu corazón y tu respirar y te das cuenta de que estabas dormido y que ya jamás entrarás otra vez a esa fábrica... pondréis todo de vuestro amor para poder caminar el otro camino hacia la luz... aparecerán en este camino ahora distintos “maestros” que solo están disfrazados, para poder llamar tu atención y que les sigas a ellos... te ofrecerán cursos y que todo lo que ellos hacen es de DIOS y vosotros entrareis nuevamente a la fábrica, que se ha dado cuenta que existe otro tipo de ventas mas sofisticadas, en donde el comprador no se dará cuenta que existe, será tan sutil que a de ser prácticamente imposible de descubrir... mas aquel que sigue lo que esta fuera caerá, y comprara nuevamente todo lo que estos gurúes maestros tengan a la venta… consejos, muestras de caminos , meditaciones guiadas, ascensiones, maestrías, la luz... y todo esto tendrá un costo de dinero... no os daréis cuenta que seguís siendo engañados por la densidad...

El trabajo interior es para que cada uno de vosotros estéis en contacto con vuestro interior, porque es la forma de llegar al corazón... el SER que habita vuestro corazón... JAMAS os engañara porque el SER viene de DIOS... es parte de ÈL... entonces solo él podrá guiarte a el camino... tan solo si os dais cuenta y estáis atentos a su llamada, de lo contrario seguiréis distraídos en la fábrica de ilusiones... comprando todo cuanto os ofrezcan, distracciones para vuestra mente...

Cuando se hace la reconexión con la gracia divina el corazón se abre... entonces de ese lugar sagrado se enciende la chispa divina y empieza a crecer hasta alcanzar una dimensión que vuestros ojos no pueden ver, todo el cuerpo humano se hace luz, brilla, los ojos pueden ver lo que antes estaba nublado para ellos, los seres de otras dimensiones se muestran, el puente se une y se puede cruzar... se alcanza un grado de vibración superior... se esta conectado a la fuente divina, en donde en esa fuente todo es energía sagrada divina de DIOS, en donde todo fluye a esa luz maravillosa del gran MOMENTUM y queda grabado en vuestro corazón y regresáis a la Tierra con la fuerza del amor, en todo vuestro corazón, en cada electrón que tenéis y nada ni nadie te turbara, ni nada te distraerá de ese amor, porque la armonía de vuestro vibrar ya ha cambiado, podrás hacer que pases inadvertido ante la humanidad, mas solo aquel que este despierto como tú se dará cuenta y os mirara a los ojos y vera la luz que sois... mas eso no os distraerá, porque vosotros estáis caminando el camino... y el camino es el encuentro con DIOS...

Benditos sois y amados infinitamente...

(Transmitido el día 5 de Febrero de 2010)
Palabras de luz transmitidas por María Magdalena
SONIA YOLANDA HERMOSILLA PÉREZ

8339 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo