Madeleine - 07 -

Maria Magdalena


Estuvimos unidos a eso que llamamos Dios.

El mal no es nada más que la fuerza o el egrégor correspondiente al sentido de separación con Dios o la unidad.

En el origen no existía más que la luz y el amor unificados.

El mal es el campo de energía generado por ese sufrimiento de separación con Dios, de ese recuerdo, de ese vivir en el exilio, fuera de Casa.

La oscuridad es la fuerza resultante de este sentido de separación existente entre el creador y la creación.

Sin embargo, si hay dolor de separación, significa que hubo matrimonio; que existió unión y fusión de las dos fuerzas.

Entre lo divino y lo humano hubo una unión sagrada que siempre jamás está y estará inscrita o grabada en cada célula y circuito de todo ser viviente.


Mensajes recibidos psicográficamente, entre octubre y noviembre del 2009, para una difusión inmediata.
Textos de María Magdalena
Inducidos a Marta Povo entre octubre, noviembre y diciembre ‘09, para una ayuda humanitaria inmediata
Email: miryammagdala@gmail.com
www.geocromoterapia.com - www.martapovo.com

11630 lecturas

1 Comentario de lectores

27/03/2010

Día a Día espero y renuevo energías con los mensajes enviados.
Gracias.
Sara

SARA ESTER IRURUETA desde Argentina