Madeleine - 20 -

Maria Magdalena


Perdonar no es olvidar.

Incluso es mejor que no olvides nunca las lecciones aprendidas.

Cuando aparece el perdón de forma natural es porque has conseguido comprender, o porque conseguiste ponerte en el lugar del otro, e incluso agradecerle lo que hizo, porque aprendiste y ascendiste.

El que te hirió, fue un agresor, incluso fue ignorante, pero fue también tu maestro.

Confía en las experiencias. Tienen un sentido.

Ignora el dolor. Es incomprensión.

El rencor, también.

Cuando conviví con mi amado, pude ver a diario como practicaba el perdón con centenares de personas que no aprobaban sus actitudes.

El entorno no era fácil, como tampoco lo es ahora; no estáis en una época cómoda, aunque lo parezca.

Y esta es la mejor época realmente para practicar el verdadero perdón.

Fue precisamente la práctica diaria de mi amado, su constancia y su coherencia con el perdón, con la comprensión y con el amor, lo que a mí más me tocó el alma; y lo que me convenció de su grandeza.

Fue de sus actos de lo que más aprendí a amar, no de sus palabras.

Ser coherente con el Amor no es fácil, pero es posible.


Mensajes recibidos psicográficamente, entre octubre y noviembre del 2009, para una difusión inmediata.
Textos de María Magdalena
Inducidos a Marta Povo entre octubre, noviembre y diciembre ‘09, para una ayuda humanitaria inmediata
Email: miryammagdala@gmail.com
www.geocromoterapia.com - www.martapovo.com

11489 lecturas

1 Comentario de lectores

25/06/2010

Para quienes el perdon significa un acto tan dificil nos da el angulo, el nivel de trascendencia que hemos logrado, es un gran obstaculo que nos impide traspasar el portal a escalas mas superiores; es vivir atrapado en el falso orgullo de la ira, un enorme defecto de caracter que tenemos que trabajar arduamente en esta vida de ascencion, es vivir condenado a permanecer otro ciclo mas, otra alineacion planetaria en el tiempo lineal de la tercera dimension.
Espero que nos sigan mandando mas consejos para saltar el obstaculo.
UN gran abrazo a todos.

Jesus Abel desde Mexico