Para aquellos que en su interior dicen SI a la posibilidad.

Maria Magdalena


Amados,

¡Vengo en las alas del amor!.... Estos son los tiempos que están dando lugar a cambios profundos dentro de las construcciones energéticas de la realidad interna y externa. Lo que antes se consideraba y percibía como imposible ahora se está explorando como una realidad y construcción viables. Esto requiere que la conciencia de cada quien se expanda hacia áreas que ahora se puede demostrar que son viables para sí mismo. En todas las cosas, estos eventos están ocurriendo para aquellos que en su interior dicen "sí" a la posibilidad y, en los próximos días, esta actividad se volverá más común para aquellos que se aventuran en este campo de potencialidad. La humanidad está comenzando a vivir en esos tiempos de movimiento hacia el "espacio, la última frontera".

Nosotros, de los reinos de los Maestros Ascendidos, celebramos este logro y honramos a todos aquellos que tuvieron y continúan teniendo parte en esta nueva dirección. Y los alentamos a explorar todas las construcciones dimensionales, porque así es como uno puede progresar en la expansión de la conciencia en la dirección de lo Divino. Requiere una aceptación total de la plena responsabilidad de todo lo que son y todo lo que han creado en sus vidas y en su mundo. Todo lo que alguna vez han creado en su imaginación tiene vida propia y, eventualmente, debe desarrollarse. Cuando comienzan a reconocer que esto tiene lugar en todos los aspectos de sus vidas, comienzan a ver el espejo universal que les refleja esto.

Estos tiempos provocan un fuerte sentido de identidad propia, un claro conocimiento de quiénes y qué son y lo que representan. Este no es un estado fácil de alcanzar en estos tiempos actuales debido a las fluctuaciones de energía que ocurren con tanta frecuencia. Todo lo que pueden hacer es alinearse con su Esencia Divina Eterna, mantener su Luz, afirmar su Luz varias veces al día y permanecer en ella incluso si se torna difícil. Lo superarán a pesar de todos los obstáculos aparentes que se ponen en su camino. Esto está ocurriendo con más frecuencia para aquellos que están aumentando su cociente de Luz a un nivel cada vez más alto porque las fuerzas contrarias están desesperadas por mantener el control sobre su imperio desmoronado. Están fallando y pronto desaparecerán de esta realidad.

En la nueva realidad, aquellos de corazón puro, que trabajan a través de la fuerza del amor, están haciendo incursiones en todas las facetas de su sociedad. La bondad interior de las personas está brillando y aquellos que resuenan con esta fuerza de amor se atraen entre sí. La sabiduría de Cristo en sus palabras, 'por sus obras los conocerás' se aplica mucho en estos tiempos. Aquellos que han pretendido ser algo que en realidad no lo son, están siendo desenmascarados por aquellos que siguen su guía superior. Esto seguirá ocurriendo cada vez con mayor frecuencia, por lo que les decimos a todos los humanos: tengan cuidado, su falsedad se descubrirá porque no hay lugar para esconderse.

Es mucho mejor para todos si cada persona trabaja para alinearse con la versión más alta de sí mismos en todas las facetas de la vida humana y realmente hace de ese esfuerzo su prioridad. El pasaporte a la nueva realidad es un mayor cociente de luz y amor que se percibe claramente al mirar el campo áurico. Aquellos que ya están en esa nueva realidad pueden ver a aquellos que aún no han cumplido con el requisito de entrar. Hablar rápidamente, fanfarronear y encantar no los harán entrar, queridos, deben haber hecho el trabajo, obtener la comprensión y sonar verdaderos al entrar ¡No puede ser de otra manera!

Yo Soy Maria Magdalena


Marlene Swetlishoff.
Todos los derechos están reservados a la autora / escribana y a la página web www.therainbowscribe.com. Para copiar y traducir este artículo se requiere la aprobación de los propietarios del sitio web y que los traductores sean autorizados por la Escribana.
Está prohibida la realización por parte de terceros de videos relacionados a estas canalizaciones en cualquier idioma.
Traducido por Esther Abreu

969 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo