Ayudas para expresar la Dulzura.

Satya


“Ahora que eres consciente de la inmensidad que la dulzura engloba, te dono de las pequeñas ayudas para poderla expresar.

Visualiza de poner pequeñas alas bajo a tus pies: así crearás el tuyo ir ligero, armonioso, calmo y consciente.

Visualiza de poner pequeñas alas a tus manos: sentirás cuanto es bonito tomar y reponer las cosas con la dulzura.

Este te ayudará a percibir cuanto todo está vivo, te permitirá de recibir la ‘fragancia’ que todo lo que te rodea puede donarte, te ayudará a donar la delicadeza y el respeto que todo solicita.

Visualiza de poner las pequeñas alas a tu respiración: sentirás como tu respiración es una energía muy sutil, impalpable, imperceptible.

Inspira y visualiza dentro de ti esta energía que con las alas sube al cielo, espira y observa como en el suyo fluir se pone dulce, calma, natural.

Inspirando levantas la energía y espirando la dejas fluir dulcemente.

Mientras haces éste recuérdate que ‘levantarte’ y ‘elevarte’ hace parte del diseño de tu Alma, recuérdate qué ‘levantar’ y ‘elevar’ hace parte de tu misión.

Visualiza de irradiar tus ojos con tu dulzura: ellos devendrán luminosos, cariñosos, tiernos y muy expresivos.

Visualiza de expresar dulzura sonriendo: tu sonrisa será reconfortante, intensa, acogedora, radiante.

Sé consciente de tus vibraciones y envuélvelas con la dulzura: llegarán a ser muy altas, serán tranquilas y dulces, emanarán paz, serenidad, calma y alegría.

Cuando tocas, visualiza de dar con el toque la energía de la dulzura: tu toque será delicado, neutro, respetuoso, tranquilizante, acogedor.

También tu cuerpo puede expresar dulzura: haz movimientos lentos y armoniosos, haz movimientos calmos, haz que tu cuerpo exprese la acogida, la disponibilidad.

Recuerda que la expresión de la dulzura requiere una total conciencia, atención y responsabilidad porque si es pura, cándida, espontánea: cuida, nutre, tranquiliza, satisface el corazón; si no es pura, no es cándida, no es espontánea: lastima, manipula, etc.



# Como expresar la dulzura en los encuentros y en los diálogos



- Cuando hablas a alguien o a escuchas alguien, quedas a la distancia justa, para no invadir su aura;

- usa palabras motivadoras y tranquilizadoras y exprésate con calma y tranquilidad;

- haz que el tono de tu voz sea cálido;

- usa pocas palabras, claras, precisas y simples;

- tu mirada sea dulce y con dulzura tienes la mirada en los ojos de quien está hablándote o está escuchándote;

- ten la cara serena, las vibraciones dulces y con la sonrisa invita a hablar, a compartir;

- escucha con paciencia y empatía;

- está atento que las expresiones de tu cuerpo inviten a compartir y ofrezcan acogida;

- en las solicitudes antepones siempre la motivación con total dulzura;

- cuando alguien te pregunta algo, si puedes contestar 'sí', añade expresiones de disponibilidad alegre;

- cuando alguien te pregunta algo, si tienes que contestar 'no', antepone serenamente la motivación de tu 'no' con claridad y ternura, y ofrece al solicitante tu ayuda para encontrar otras solucione.


Todo es posible expresar sin crear ninguna dificultad si las expresiones encierran la dulzura, son envueltas con la dulzura, son donadas en la dulzura.

Mantiene la dulzura en tu corazón sintiéndola un tesoro de donar, pregúntaMe cada mañana de ayudarte a expresarla: tu corazón percibirá Mi dulzura y te ayudará a expresarla con todos, en todo.”




Autora: Satya
http://www.suonidiluce.com/es
http://www.suonidiluce.com/es/libros/libros/peque%C3%B1os-e-books/

465 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo