Karma; Gracia y Darwin.

Serapis Bey


El Karma


El impulso básico de la Fuente es descubrir más acerca de Sí Misma. ¡Por eso es que todo en todas partes existe! La Fuente sabe que su naturaleza es una de armonía plena en Sí Misma, es decir, Ella se ama a Sí Misma. Para explorar este amor, necesita una posición ventajosa afuera de Sí Misma. Ella necesita ser capaz de mantenerse separada, de volverse a mirar a Sí Misma y de experimentar ese amor por Sí Misma. La máxima efectividad se logra si la parte que está observando se percibe a sí misma como separada del todo y, a pesar de ello, ama el todo como si no estuviera separada. Ustedes razonaron que la mayor dicha vendría cuando una parte de ustedes mismos, que se percibía a sí misma como separada, llegara a amar al todo, a partir de su propia voluntad. Así, ustedes decidieron continuar haciendo emerger posiciones ventajosas separadas, aceptando el riesgo potencial inherente para la especie.

Como grupo, intentaron un experimento sorprendente, algo muy atrevido y ciertamente único en el universo. Decidieron borrar, de las proyecciones que ahora les eran autónomas, cualquier conocimiento y cualquier sentimiento de su unicidad íntima con la Fuente. Ustedes decidieron tender un velo entre su consciencia y el ESPÍRITU, al momento de sus nacimientos, de manera tal que los recién nacidos olvidarían sus verdaderas naturalezas. Así pues, el "ustedes" que está leyendo este libro, voluntariamente aceptó quedar sujeto a la amnesia al nacer. Borraron toda o la gran mayoría de su memoria de la naturaleza de sus espíritus, al nacer, para ver si sus yo-egos serían capaces de darse cuenta de sus verdaderas naturalezas, durante sus vidas en el plano físico. ¿O dejarían ustedes el plano físico aún en la ignorancia, para verse sorprendidos al reunirse con el yo-espíritu? ¿Y cómo tratarían ustedes a los demás de su misma clase? ¿Reverenciarían dichosamente al espíritu evidente en ellos y en el planeta o, por el contrario, se sentirían tan cercenados de sus propias naturalezas que negarían el espíritu en los demás? De ser así, ¿los verían ustedes como una amenaza y les harían daño?

Se inventaron ciertas reglas para servir de guía a estas interacciones dentro del juego. Cualquier intercambio entre dos seres encarnados debería ser equilibrado, bien sea entre ellos o entre otros encarnados del mismo yo-espíritu, así se tratara de un acto de amabilidad o de crueldad. Este equilibrio es lo que ustedes han denominado la Ley del Karma.

Por favor, recuerden que la Fuente no les impuso este aspecto del juego y que nadie se la pasa llevando cuentas. Ustedes, y sus demás co-creadores, le añadieron esta pequeña variación al juego. El karma se ha ganado una reputación muy mala debido a un pequeño malentendido. La ley de que un acto de crueldad debe quedar compensado por otro, no es más que una limitada interpretación del karma de la tercera dimensión pues la crueldad podría de una manera igualmente fácil quedar compensada por subsiguientes actos de amabilidad o de perdón de parte de la denominada víctima. Ustedes esperaban que a través de estas pistas, sus encarnaciones por fin se darían cuenta de lo que estaba sucediendo, saldrían de su amnesia y llegarían al punto de aceptación incondicional o de amor por los demás que aún sufrieran amnesia.

Como algo colateral, recuerden que sus yo-espirituales operan en el tiempo simultáneo, por lo tanto una situación de karma entre X y Y durante una determinada vida, podría llegarse a equilibrar entre X y Y, en lo que ustedes perciben como una vida pasada.

Así pues, el objetivo pleno del haber ustedes adoptado un sistema basado en el karma, fue el de crear situaciones intensamente emocionales para ver cómo podrían responder (los aspectos del ustedes mismos del yo-ego del plano físico). ¿Asesinarían, robarían, lucharían debido al miedo; o, por el contrario, actuarían ustedes a partir del amor para ayudarse, perdonarse, y reconocer al ESPÍRITU en los demás?

Por supuesto, la amnesia natal debía ser total en la mayoría de casos; pero cada vida específica contiene el potencial para despertar a su verdadera naturaleza. La comprensión no forzada de esta naturaleza, y la ola de amor incondicional que automáticamente se sigue, les permite a ustedes, los jugadores de este juego cósmico de las escondidas, que de repente se encuentren ustedes al "escondido" y se den cuenta que ¡siempre fueron ustedes mismos!



La Ley de la Gracia

Lo que acabo de describir fue el juego hasta ahora. Mediante el consenso, los yo-espirituales han decidido que ya es suficiente el aprendizaje del karma. A medida que el planeta se ha encarrillado por la vía rápida hacia la ascensión, debemos concluirlo prontamente. No se pueden crear más desequilibrios kármicos y los que aún queden pueden o bien borrarse o acabarse de ejecutar, a discreción de ustedes mismos. Es posible que ustedes sean testigos de un notable incremento de violencia dentro de los próximos años a medida que ustedes se sacudan de los desequilibrios remanentes.

Tengo la esperanza de que ustedes podrán ver ahora porqué su yo-espíritu ha mantenido a su yo-ego en la oscuridad. Ustedes se lo causaron deliberadamente, para darse a sí mismos la experiencia y la oportunidad de comprender sus verdaderas naturalezas, a partir de todas las pistas que había alrededor, para comprender la verdadera naturaleza de los demás y para ver a la Fuente, en todas las cosas. Para ayudarlos en este proceso y para acelerar las cosas, ustedes y la consciencia planetaria han colectivamente solicitado que la Gracia de los Elohim traiga su energía a la Tierra. Esta energía les permite sacudir de sus campos esta vieja energía y romper cualquier viejo acuerdo kármico que tengan con otras encarnaciones, con las suyas propias o con otros yo-espirituales, a lo largo del tiempo.

La energía de la Gracia borra todos los karmas. En la segunda parte vamos a ver algunas invocaciones para acelerar este proceso.



Y de Darwin, ¿qué?

Mucho de este capítulo sobre vuela la teoría de la evolución: cómo salió el hombre a partir de la substancia primigenia y todo lo demás. ¿Y qué? Eso fue hace cien años: Se trató apenas de una hipótesis basada en evidencia muy débil, de todas maneras. Los paleontólogos han tratado de imaginarse el cuadro completo del rompecabezas de la creación a partir de unos pocos pedazos de huesos. La historia del origen de las especies no es una progresión lineal, de abajo hacia arriba, sino una densificación no lineal de arriba hacia abajo. Sus yo-espirituales tienen cosas mejores que hacer que ponerse a supervisar cosas saliendo del mar, desarrollando pulmones, brazos, piernas, y, finalmente, suficiente consciencia para poderse relacionar con sus creadores. Y, si como algunos lo creen, las especies "hicieron crecer" a sus propios yo-espirituales a medida que se iban desarrollando, ¿por qué están ustedes tratando de ponerse en contacto con ellas de nuevo? Allí no habría nada que encontrar.

Y para resumir todo esto, pregúntense si parece plausible que algo pudiera arrastrarse desde el océano y desarrollar una brillante consciencia capaz de voltearse y explorar sus propios orígenes y naturaleza. No, amigos míos, la consciencia desarrolló a la humanidad, y no lo contrario. Ustedes son ESPÍRITU hecho carne. En vez de salir desde el lodo, ustedes descendieron desde el ESPÍRITU. Ustedes se volvieron densos, más allá del punto de estar al tanto del ESPÍRITU y se han pasado los últimos pocos miles de años tratando de recuperarlo. El ESPÍRITU nunca se olvidó. El sendero de retorno aún está allí, sólo que ahora ¡ya posee un ascensor de alta velocidad!

Sientan la verdad de esto adentro de ustedes mismos. ¿Qué se siente más verdadero para ustedes? ¿Evolucionar a partir de una sopa de proteínas, de alguna manera recogiendo estados de consciencia a lo largo del camino y ahora convenciéndose a ustedes mismos que hay más en la vida que ser el descendiente de un protozoario? ¿O comenzar como ESPÍRITU y tomar parte en un experimento para bajar la frecuencia de ustedes, a sabiendas de que, para que el experimento fuera real, ustedes tendrían que olvidar su verdadera naturaleza como ESPÍRITU?

Supongan que ustedes fueran inmensamente ricos, viviendo en una casa grande y bella y quisieran saber qué se siente, por ejemplo, vivir como un indígena amazónico. Podrían participar en un viaje de campo y vivir con una tribu pero estarían conscientes de que sólo estaban simulando vivir así. Pero si se sometieran a la hipnosis para reemplazar sus memorias con las de un miembro de la tribu, ustedes serían capaces de vivirlo bajo un realismo completo, no estando conscientes acerca de ustedes mismos como ninguna otra cosa distinta a la de un miembro de la tribu.

Luego de algunos años, un equipo de sicólogos se los raptan y les restituyen sus memorias y los vuelven a reinstalar en sus bellas mansiones. ¡Ahora si saben lo que es vivir en la jungla! Ustedes comieron, durmieron, cazaron y vivieron con la tribu. Puede que ustedes hayan hasta procreado una réplica de sus formas físicas. Allá afuera, en la jungla, ustedes pudieron haber tenido borrosas memorias de un estilo de vida distinto, un estilo de vida en el cual ir a cenar no requería matar en vez de ser muerto; de alguna manera un poco más civilizado y ya habiendo trascendido la supervivencia física.

Bueno, gracias a sus yo-egos externos, ustedes, como espíritus, ¡realmente conocen lo que se siente vivir en el plano físico! Pero deben continuar el juego ahora. Si ustedes están recibiendo memorias borrosas acerca de otro modo de vivir, o sencillamente tienen el presentimiento de que hay más en la vida y que ustedes se lo están perdiendo, es porque se están despertando ante el hecho de que han estado en el plano físico de la jungla todos estos años, hipnotizados por el escenario sorprendentemente realista y por los sucesos.

La película "Pleno Recordar" ("Total Recall") nos provee un excelente modelo para esto. Allí una civilización del futuro usa la tecnología para implantar un conjunto completo de memorias, por ejemplo, de unas vacaciones. Después del tratamiento, ustedes están seguros de que todo en verdad sucedió, porque lo recuerdan. Piensen en sus últimas vacaciones. Además del bronceado y de algunas fotografías (las cuales bien pudieron haber sido simuladas, de todas maneras), la vacación existe sólo en sus memorias. ¿Pudo haber sido posible que ustedes se hubieran apenas tendido bajo una lámpara de luz solar y se hubieran implantado las memorias en sus cerebros? No, por supuesto, ello fue real… ¿o no lo fue?

Pero, ¿cómo el conocer todo esto, los ayuda a trascender, emocional e intelectualmente, el "Seguro, lo fue. Y ¿qué?. ¿Cómo los ayuda a qué vuelvan a abrir sus campos de nuevo, para identificarse plenamente e incorporarse con el ESPÍRITU? Ello nos lleva al juego que reemplaza el karma: la expresión divina, como se le ha denominado.



UN MANUAL PARA LA ASCENSION
Serapis (Thot, Hermes)
Canalizado por Tony Stubbs

10167 lecturas

1 Comentario de lectores

19/08/2008

Creo que eso te va a aclarar un poco. Igualmente hay varios textos que comentan un poco sobre el tema.

Ok, entiendo, pero sigo cuestionándome... si "antes" éramos "espiritus perfectos elevados", con qué objeto decidimos voluntariamente (valga la redundancia) descender al plano físico? El espíritu no lo contiene? O volvemos a la pregunta de respuesta imposible de "quien fue primero, el huevo o la gallina"?

Gabriel Piscicelli desde Argentina.



Hola Gabriel!

El 25/8 está previsto ser enviado por mail a los suscriptos un texto de Serapis - La Expresión Divina: El Campo del Espíritu.
Si lo buscas en el sitio lo vas a ver.
Este es el link directo
http://trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=910

Saludos
Estrella Resonante Amarillo