Mensajes de Luz para despertar conciencias. Nro 35.

Solama


Los saludo desde y en la Luz, soy Solama.

Viviendo en la comunión de la mente y el corazón.

Este es el ritmo Sagrado, “Recuérdalo”, esta dentro de ti, en cada una de tus células latiendo, tu mente y tu corazón al unísono y direccionadas en el mismo sentido.

Esta es la verdad y es una llave poderosa para avanzar en la manifestación de la Nueva Tierra.

Ten en cuenta que hemos sido entrenados en esta 3D. a polarizar todo para que nos confundan, y no hallemos el camino correcto con respecto a nuestra energía. Muchos de nosotros somos mutados fríos y concretos y otros somos emocionales, sentimentales y con mucha empatia.

Por que no usar ambos caminos y unirnos en una maravillosa autopista de luz, que conecten las energías del corazón con las de la razón. Recuerda que en el centro de esta maravillosa autopista, esta nuestro centro de la garganta.

Al lograr esta unión significa que el AMOR y la razón equilibrados (no enemigos), podrán ser manifestados a través de nuestras palabras. Este proceso esta sucediendo en muchos de nosotros, y es por este motivo que la ley de atracción esta funcionando en tu vida y en la mía.

Podemos sentir como nuestra mente se llena de AMOR y nuestro corazón se llena de razón. En este estadio estamos listos para escuchar la verdad que tanto anhelamos.

Estamos preparados para buscarla desde un nivel de conciencia más elevado y profundo.

Lo más importante es aprender a vivir desde este estado de conciencia y desde ese lugar crear, sentir, pensar, desear lo que queremos hacer realidad.

Los envuelvo en la Luz más pura, hasta un próximo encuentro.


www.elixiresrocíodeluz.com.ar
Mail:elixiresrociodeluz@yahoo.com.ar

8061 lecturas

1 Comentario de lectores

25/01/2012

Hermoso relato de informacion relacionado al AMOR.
Comunico si todos poseemos los mismos elementos, y todos pasamos por lo mismos ciclos y procesos, solo hay que disernir con amor y ver que el herror de otro es un proceso que ya nosotros hemos pasado, porque de lo contrario no nos hubieramos percatado del herror.
Seamos bondadosos con los herrores de otro y encaminar si lo permite.

Ana Maria Arnao Hernandez desde Peru