Mensaje del 30 de Agosto de 2007.

Sonia y Pablo


Lady Rowena

Primeramente irradiaremos el lugar y a ustedes con nuestro amor. Hay que respirar tranquilos, en forma suave, serenos, sintiendo el latido de su corazón, respirando en su corazón y que todo tu SER se llene de la Magna Presencia YO SOY. Llena cada parte de ti con su aliento, tu mente a de ser la Magna Presencia YO SOY. Siente como tu cuerpo late, siente que al respirar y al exhalar puedes irradiar amor, establece ese contacto con tu corazón.

Inúndate de amor, siente... que cada parte de ti quema como el fuego. Los latidos de tu corazón lo puedes percibir perfectamente, toda la humanidad, todo el cosmos, mas allá, late en tu corazón, siente como circula el calor a través de tus manos, eleva tu mente hacia la divinidad de tu Ser. Hay una presión entre tu pecho y tu espalda, es el latir de tu corazón crístico en esencia divina, ahora con esta paz que nos inunda y nos embarga les hablare...

Amados hijos de Dios, la infinita bondad de YO SOY Dios de amor del infinito, de todo lo que se ve y no se ve, converge dentro de ti y te da el poder de ver todo, aun lo que no se ve.

Si pudieras sentir el llamado de tu corazón, podrías percibir el aliento de Dios, el soplo de amor, pero tus ojos insisten en estar cerrados a esa luz. Caminan ciegamente dando pasos al vacío, se atolondran, tropiezan, buscan en el lugar equivocado y cuando creen encontrar se derrumban porque siguen vacíos.

Quisiera poder agregar que todos los que estuvimos encarnados alguna vez, pasamos por eso, pero dimos un salto hacia nuestro interior, trasmutamos cada pensamiento errado en forma conciente, practicamos..., practicamos..., practicamos hasta el cansancio cada inconciencia, cada enredo mental que nos alejaba de la divinidad.
Aprendimos a equilibrar los sentidos, aprendimos a cuidar el cuerpo templo de la divinidad que esta bajo tu total responsabilidad.

El cuerpo emocional también se cuida. Esta estrechamente ligado a todos tus cuerpos. El cuerpo emocional lastima el cuerpo físico. El cuerpo mental lastima al cuerpo emocional y el cuerpo físico. Todo esto trae consecuencias, como dicen ustedes “la gota que rebasa el vaso”, no hay nada peor que derramar esa energía divina en pensamientos, acciones y formas permisivas que solo te causan daño.

El torrente divino de luz esta siempre manifestado en ti. Cada ser humana hace uso de su libre albedrío. Las personas místicas o espirituales o que intentan llevar un camino, se le crean mas problemas aun existenciales, orgullo místico, debilidad humana y se aferra a su mente creyendo que sus creencias son las correctas.

¿Cómo se distingue qué es lo correcto si el ego te engaña de tantas formas? Pero Dios nunca te entrampa ni te engañaría, mucho menos te daría de comer piedras.

Se puede distinguir la divinidad en ti a través de la paz que crean tus pensamientos y tus sentimientos. Si miras consciente qué tipos de pensamientos tienes, qué sentimiento hay dentro de ti, podrías establecer un parámetro.

¿Quién es quién te habla, tu divinidad, tu ego o tu mente? Si tu corazón practica el enojo o la rabia o la ira, has de descubrir dentro de ti porqué hay esas manifestaciones, no dejes encarcelados esos sentimientos, descubre dentro de ti porqué están ahí. Cuando descubras en qué categoría o línea o vibración están tus pensamientos y tus sentimientos conscientes, podrás dar otro paso.

Al tomar conciencia de ti puedes tomar conciencia de lo que esta afuera. No puedes tomar conciencia de lo que esta fuera si no sabes tomar conciencia de ti. Es costumbre del ego mental persuadir a los demás pero no es costumbre del ego persuadirse a sí mismo.

El ego es esquivo y tramposo, pero tu divinidad es sabia no se deja enredar por esas mezquindades, su vibración no llega a las bajas esferas. Trata de dar cada paso a la vez. No puedes atrapar las estrellas, pero puedes ser una estrella. No puedes atrapar el sol pero eres un sol. No puedes poner diques en un río porque tarde o temprano el río se desbordará. Tarde o temprano, en esta o en otra, tu divinidad comandara tu vida, y dejarás de ser ciego y podrás ascender a lo que tanto has soñado secretamente. Amados hijos comprendan con el corazón, no con su mente...

La mente lo oscurece todo, no permite que veas la luz, te mantiene ciego, adormecido, y has venido al mundo a irradiar luz, a dar amor. Perteneces al fuego eterno de la luz. Eres un foco de mil colores brillando como el arco iris entre la lluvia. No eres pobre ni rico, pero si eres un ser divino, pero si eres hijo de Dios y él es tu padre.

Todo es luz, llama viva de amor. Yo Soy Rowena, les habla desde lo más sagrado de su corazón, tratando de trasmitirles una pequeña parte del amor de Dios.

No olvidéis caminar como dioses que sois, no olvidéis bendecir cada creación que ha plasmado el Padre con su pensamiento. Si os fijáis, en el Padre no hubieron pensamientos negativos, toda manifestación de él es maravillosa creación y ustedes que son dioses perdéis el tiempo manifestando creaciones de baja vibración.

Alcanzad pronto vuestra divinidad que esta al alcance de tu mano porque esta dentro de tu corazón. Podéis ser lo que Yo Soy. Pensad en esto. Meditar esto que les digo.
Qué dice cada ser de luz, cada maestro que les visita...

Mi alma divina les bendice y besa sus corazones, mantened vuestro corazón con los ojos abiertos a la luz de Dios.

Transmitido el 30 de agosto de 2007
Mensaje original canalizado por Sonia Hermosilla (Lakshmivayu) en Miraflores de la Sierra Madrid-España.

Es un mensaje de amor y luz, por favor, léelo desde tu corazón y no desde tu mente, trata de sentir su energía de luz y amor, es tu propia energía...

Eres libre de poner en práctica estas enseñanzas, de distribuirlas o de rechazarlas si no resuenan en ti…

El © Copyright es de Dios, de la Luz, de los Maestros de Amor, del Todo… Nosotros sólo somos un canal que la ponemos a tu disposición con amor….
Somos Inmensamente amados…

Un brazo de luz,
Sonia y Pablo

9935 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo