Se Trata de Ustedes.

Tobias


LOS MATERIALES DE TOBÍAS
Conferencia Nueva Energía de Mediados del Verano Presentando a Tobías, canalizado por Geoffrey Hoppe
Canalización Inicial



Qué honor y alegría es estar hoy y los próximos tres días del tiempo aquí con todos ustedes, compartiendo nuestras energías a los niveles más profundos y más reales; quitando los estreses, quitando las resistencias, quitando los desafíos que los humanos sí encaran en sus vidas; tomando estos tres preciados días que tenemos para compartir conjuntamente.

Se Trata de Ustedes

Tomemos una respiración profunda e introduzcamos las energías de todos los Shaumbra de todo el mundo – los que ahora se están uniendo a nosotros por su Internet, los que se están uniendo a nosotros en sus corazones y sus mentes y sus espíritus, ya que como Cauldre dijo hace un momento, esto no se trata de yo, Tobías retornando; se trata de ustedes llegando a ser. Se trata de ustedes regresando a ustedes, completando un círculo que empezó hace mucho tiempo, regresando a ustedes de cada manera – estos aspectos que ustedes han hecho regresar.

Oh, ¿han sentido esos aspectos que no se han integrado? ¿Pudieron sentirlos en la última semana o dos, acercándose más y más, empujándolos y aguijoneándolos, despertándolos a mitad de la noche, haciéndolos sentir un poco ansiosos y ustedes no sabiendo de dónde estaba viniendo esa ansiedad? Bueno, esos aspectos, los que verdaderamente han estado fragmentados, realmente expulsados, saben que algo está sucediendo. Saben que ustedes están regresando a ustedes. Es una cosa grandiosa y gloriosa – la aceptación de todo lo que ustedes son.

Así que esto no se trata mucho de yo, Tobías regresando, Eso es casi mundano cuando lo piensan – nada más regresar para otra vida en la Tierra. Esto se trata de ustedes graduándose. Esto se trata de ustedes completando el círculo. Esto se trata de ustedes dejando algunas cosas directamente aquí en Breckenridge después del final de estos tres días – cosas que realmente no les han servido tan bien, cosas que parecía que no podían soltar; son casi como fantasmas persiguiéndolos – las pueden dejar aquí.

Qué estupendo, estupendo momento para ser un humano en la Tierra Y precisamente en unos cuantos cortos días estaré justo ahí con ustedes, experimentando cómo es estar en forma humana y divina; experimentando cómo es tener cada parte regresando a ti; experimentando cómo es ser Dios también en forma humana en la Tierra en el tiempo del cambio.

(Tobías toma un sorbo). ¡Supongo que aún no era tiempo para mi vino! Tengo que seguir con el agua (risas). Pero sí noté que Cauldre trató de dejarse crecer… (suspiros)… y lo llama una barba… Yo estaba esperando algo un poco más sustancial (risas). Quería ser capaz de acariciar aquí abajo, no tener que hurgar aquí arriba (más risas). Pero al menos le doy el crédito por intentar. Y al resto de ustedes que se han dejado crecer barbas en celebración, los honro y les agradezco.

Retornando

Oh, queridos Shaumbra, qué viaje ha sido. Qué increíble viaje. Como saben, han pasado varios miles de años desde mi última vida. He estado en este lado, por acuerdo con el Arcángel Miguel y aquellos del Concejo Carmesí, para estar aquí atrás y hablar con ustedes, para ayudar a guiarlos. Vean, nos hemos conocido unos a otros por mucho, mucho tiempo. Nos hemos conocido unos a otros en los reinos angélicos, mucho antes de que hubiera una Tierra.

Nos hemos conocido unos a otros en Lemuria y Atlántida. Fue algo de reto aceptar permanecer atrás en el otro lado mientras ustedes estaban aquí abajo. Verdaderamente me sentía como que me estaba perdiendo la… bueno, ustedes no lo llamarían así, pero perdiéndome la diversión, perdiéndome la emoción, perdiéndome la evolución. Cómo he deseado regresar para sentarme junto a ustedes, hacer las cosas que ustedes hacen, para… sí, incluso experimentar algunos de los desafíos y las frustraciones.

Eso es parte de la vida. Eso es parte de vivir. No pretendía ponerlos por el suelo. No pretendía hacerlos pequeños. Vean, estos desafíos, estas experiencias, ustedes se las dan para saber cómo es pasar por ellas. Y cómo es ahora haber pasado por ellas, y vivir totalmente consciente ahora como un ángel en la Tierra.

Cómo he deseado regresar, y cada uno de ustedes – cada uno de ustedes aquí o escuchando – hemos tenido nuestras pláticas; uno-a-uno, charlas grupales. Hemos estado en el Centro de Servicio Shaumbra. Hemos estado en el Pico de los Ángeles. Hemos tenido largas pláticas, y cuánta envidia me daba, sí, incluso de algunas de sus experiencias más difíciles. Solamente deseando regresar, ser capaz de hacer las cosas que ustedes están haciendo, y ahora en unos cuantos cortos días estaré de regreso con ustedes.

Estaré aquí en espíritu para hablar con ustedes uno-a-uno. Estoy eligiendo por una amplia variedad de razones no hacer esta canalización pública. Quiero hablar con ustedes. Quiero que ustedes hablen conmigo espíritu-a-espíritu y humano-a-humano. Así es como debiera ser. Adamus trabajará con aquellos que quieran ir a explorar Nueva Energía; yo trabajaré con ustedes uno-a-uno en ambas formas, humana y angélica.

Así que, queridos Shaumbra, me estoy acercando… tan cerca ahora mismo… en unos cuantos cortos días voy a concentrar totalmente mis energías en Sam. Él está pasado por unas vivencias muy interesantes ahora mismo, de las cuales les contaré más el domingo. Pero conforme me acerco a Sam, me encuentro más cerca de todos y cada uno de ustedes. No nada más me encuentro sintiendo las experiencias en su vida de las que me han platicado; también me encuentro real y profundamente llegando a ser parte de ellas. Más me acerco, más compasión y más empatía tengo por lo que ustedes han estado pasando. Lo más que me acerco ahora a mi reentrada de vuelta a la Tierra, más claridad estoy teniendo de algunas de las pláticas que tuvimos y algunas de las frustraciones por las que ustedes estaban pasando.

Hubo momentos en que incluso para un ángel era difícil entender cómo la densidad de la Tierra y cómo la conciencia de masas realmente te atrae, de verdad te hace olvidar quién eres tú. A veces aunque Adamus o Quan Yin o Kuthumi o yo en el otro lado sepamos que la Tierra es muy seductora – muy, muy seductora – meramente también olvidamos esa sensación de la seducción, Ahora que estoy tan cerca de mi reentrada total, la estoy sintiendo una vez más – esa profunda seducción – esa seducción en ambas: una manera muy positiva pero a veces una manera muy desafiante y frustrante. Me están atrayendo ahora mismo. Puedo sentir eso, como un magnetismo espiritual, atrayéndome, Ahora bien, sí, he elegido regresar, pero olvidé cómo era la seducción.

Conforme me acerco a mi reentrada convirtiéndome uno con Sam, me olvido de la seducción de cosas como la comida. Es muy seductora. Es hermosa. Yo podía hablarles en el otro lado – tuvimos largas pláticas sobre la comida y la dieta, ¿no es así? ¿No es así? Ahora que me estoy acercando a la Tierra, estoy sintiendo la seducción otra vez. No es buena o mala, solamente es. Es profunda, es completa y es significativa. Estoy sintiendo la seducción de una amistad con otros humanos. Saben, a veces las amistades son tan difíciles, porque algunas veces cuando más estás buscando amor es cuando menos amoroso eres… Cauldre (Tobías ríe entre dientes). Lo dije por Linda, por supuesto (risas). Pero saben, ese lazo con otro humano es tan seductor. No hay nada como ello.

Oh, nosotros tenemos relaciones hermosas en los reinos angélicos, pero no tienen la profundidad. No tienen la atracción y el significado. Lo que estoy hallando ahora mismo, conforme me acerco así, es – el término que utilizaría es – Tierra, la humanidad tiene tanto significado, tanta sustancia. Es tan real. Es tan seductora. Tan seductora que sí atrae a los humanos de regreso, vida tras vida. La seducción de su propio Karma o su propio sentimiento de haber hecho mal; la seducción de ver una puesta de sol; la seducción de tomar una siesta en la tarde - ¡los ángeles no pueden hacer eso! La seducción de dar un paseo por la naturaleza o, para algunos humanos, la seducción del drama, ciertamente. El drama de siempre tener su vida en un caos – saben, eso es seductor. Es por eso que siguen haciéndolo una y otra vez. El caos es energía. El caos les recuerda que están vivos.

La seducción de la vida en sí misma en todas sus formas. Ahora capto lo que ustedes me han estado diciendo todos estos años, queridos Shaumbra (risas y Tobías riendo entre dientes). Lo sabía, pero ahora lo estoy captando de verdad (aplauso y ovación de la audiencia). Y en esto, tengo que decir, uno de mis momentos más importantes, uno de mis sentimientos más sensacionales es el honor que tengo por ustedes. Que siempre tengo. Hemos recorrido juntos un largo camino. Hemos venido de lejos para estar en este punto. Pero ahora, cuando estoy mirando la intensidad de la vida en la Tierra… su tecnología – es estupenda – sus comodidades, si quieren salir a comer, nada más van ahí, les dan un papel y tienen la comida. Yo estoy acostumbrado a salir y tener que cazar mi propia comida ¿saben? (Risas).

Es tan diferente ahora – la intensidad de… ustedes tienen estos vehículos con los que manejan por ahí. Hablar de cargar el drama… meterse a esos vehículos. Eso no lo teníamos en ese entonces cuando, yo estoy… vean, hay cosas que podía sentir, que sabía, pero el significado, la seducción, la belleza y la profundidad – se me habían olvidado.

Y saben, estos otros ángeles que están aquí ahora mismo en el salón, las otras entidades que están entrando, también están empezando a entenderlo. Estamos comenzando a entender lo que ustedes han estado compartiendo con nosotros – la belleza de esta experiencia, la profundidad de ello, como los ángeles ni siquiera pueden imaginar.

Ahora mismo nos estamos reuniendo en este cuarto – todos nosotros que estamos en forma no física – maravillados por ustedes. Estos ángeles que se están juntando alrededor, algunos de ellos pronto estarán regresando otra vez a la Tierra. Algunos no han estado nunca en la Tierra – ni siquiera pueden imaginar la profundidad, la totalidad del significado, la seducción de la vida en la Tierra. Esa es la razón por la que estamos aquí en honor a ustedes, por amor a ustedes, en absoluto respeto. Esa es la razón por la que estamos aquí con lágrimas en nuestros ojos por lo que ustedes están haciendo. Les diré qué, realmente estoy empezando a entender – es fácil ser un ángel (risas). Es difícil ser un ángel humano. Es desafiante (aplauso de la audiencia).

Durante los años, yo sé, en nuestras pláticas – ya sea que fuera en un Shaud o ya fuera de uno-a-uno – sé que hubo momentos en que se sintieron pequeños, cuando se sintieron como “solamente soy un insignificante pequeño humano, no sé las respuestas”. Oh no, oh no. Ustedes son grandes. Son tan altamente evolucionados. Siempre han tenido las respuestas; a veces juegan el juego de que no. Yo he estado aquí para básicamente escuchar, básicamente dejarlos abrir su energía, ya fuera a mí o a Adamus o a Quan Yin o a cualquiera de los otros. Nosotros estamos aquí para escuchar. Pero ustedes sí tienen en verdad las respuestas. De verdad lo entienden. Estoy tan impresionado. Puedo decir que espero con tanta ansiedad estar de veras encarnado de regreso en la Tierra, y estoy un poco inquieto sobre ello también. Estoy un poco inquieto.

Más Allá del Intelecto

Quiero mencionar aquí en nuestra charla un par de cosas, cosas que ustedes ya saben pero que me encantaría recordarles, cosas que ahorita me estoy recordando a mí mismo – recordándole a Sam. Ahora mismo, este punto de separación en el que están, este momento de ir de un – cómo decir – nivel a otro. Si lo quieren resumir a sus formas más simples, dicen: “Entonces, ¿de qué se trata esto? ¿Adónde voy a continuación?”. Es bastante simple, como diría un ángel, pero bastante desafiante, como diría un próximo-a-ser-humano. Esto se trata de ir más allá del intelecto – su cerebro o su mente, como sea que lo quieran llamar. Esa es su próxima evolución. Esa es su próxima expansión.

Se han estado preparando para ello durante un largo tiempo. Han estado aprendiendo cómo sentir y frecuentemente maldiciendo el hecho de estar sintiendo otra vez. Han estado aprendiendo a abrir su corazón, y cuando lo hacen, encuentran que su corazón guardaba un montón de lágrimas. Su corazón guardaba mucho dolor y mucho enojo. Pero durante diez años han aprendido a abrir eso de nuevo y dejarse experimentar al nivel más profundo. Ha estado pasando por la experiencia de la frustración intelectual. Por tanto tiempo ustedes, y la mayor parte de la humanidad, han considerado al intelecto como la orden de energías o conciencia más elevada sobre la Tierra. Se han estado preparando y últimamente descubriendo que hay algo más allá.

El intelecto está teniendo momentos difíciles para comprenderlo, y hay parte de ustedes que está luchando con el intelecto, diciendo: “¿Hacia dónde está yendo mi cerebro? ¿Por qué se está haciendo papilla? ¿Por qué no puedo recordar las cosas? Yo acostumbraba ser tan elocuente. Acostumbraba ser capaz de citar a los grandiosos seres de la época. ¿Por qué es que ahora ni siquiera puedo poner mis pensamientos en orden?”. Y han estado batallando con eso a niveles muy profundos. Les provoca dudar de sí mismos. Les provoca cuestionarse sobre “¿por qué estoy en este loco viaje espiritual si ya ni siquiera puedo pensar?”. Pero esa es la mera razón.

Están yendo más allá del intelecto a lo que sea el nombre que le quieran poner – inteligencia divina, gnost, el ser que verdaderamente son – donde la mente no tiene que calcular y analizar y juzgar y equilibrar. Donde hay un verdadero flujo creativo que entra; las respuestas antes de las preguntas, la solución antes del problema, el conocimiento incluso antes de la conciencia de cuál es el asunto a la mano. Básicamente se están dando la vuelta, desde una base intelectual, para que puedan expandirse, abrirse.

Hay un montón de seres angélicos que están ayudando con esto. No lo están haciendo por ustedes, no lo están activando por ustedes, pero están ayudándolos a mantener un equilibrio y una base, principalmente en los reinos angélicos – manteniendo su energía equilibrada allá junto con ustedes – mientras pasan por el proceso aquí en la Tierra.

Este proceso es muy confuso y desorientador porque ustedes han tenido todo intelectualizado. Han tenido todo diagramado en una base muy mental, y por mucho tiempo guardaron sus sentimientos. Escondieron su corazón. Denigraron las emociones. Dejaron que la mente dominara sobre todas estas cosas.

Pero ahora llegan a un punto de separación. Llegan a la liberación de ese techo intelectual bajo el cual han estado operando, y se abren a cosas que siempre han sabido pero nunca lo supieron. Se abren a la sabiduría más allá de cualquier definición en términos humanos. Abren el grifo y permiten que el flujo de energía espiritual y creativa y divina se una a ustedes en esta vida.

Sí, parece un poco complicado al principio, no saber cómo usar esta herramienta, no saber lo que significa recibir una respuesta antes de que la pregunta entre. Y su mente, su intelecto, tiene momentos difíciles ajustando y equilibrando, y entonces muy a menudo ustedes dicen: “¿Qué está mal conmigo? ¿Por qué estoy pasando por este tormento? ¿Por qué tengo dolores de cabeza?”. Es porque están pasando por un proceso natural – y quiero subrayar natural. No tienen que estudiar para esto, esa es la vieja mente diciéndoles que ella tiene que estudiar. No hay nada que estudiar. Es un proceso natural – evolucionar más allá del intelecto hacia quien verdaderamente son, ir más allá del cerebro hacia un conocimiento divino, tener gnost como una parte natural de su vida en vez de tener que pensar en ello.

Es ahí hacia donde están yendo. Presentará sus desafíos, por supuesto, porque no hay muchos otros que hayan recorrido este camino delante de ustedes. Va a presentar sus desafíos mientras aprenden a re-relacionarse con la gente, la naturaleza y la vida aquí en la Tierra. Podrían decir que es como cargar nuevamente todo el ordenador de su computadora, pero con un sistema operativo que ni siquiera pueden imaginarse ahora mismo. Va a ser lo que ustedes dirían que es ensayo y error, pero que nosotros llamamos sencillamente experiencia – permitirse trascender más allá de la mente. Provocará reajustes en el resto de su cuerpo físico, en sus sistemas de memoria, en sus sistemas de solución de problemas, y más que nada, va a cavar muy profundo dentro de ustedes para preguntarles cómo quieren vivir. Cómo quieren vivir. Va a desenterrar algunos viejos asuntos medulares, algunas viejas programaciones que han tenido, pero ¿saben qué? La mejor forma de manejarlo es permitiéndolo. Déjense pasar por esas experiencias. Este abrirse más allá del intelecto es un proceso natural.

La belleza que todos y cada uno de ustedes tiene es que pueden compartir sus experiencias con otros Shaumbra. Pueden hablar de cómo es perder el dominio de ese intelecto, olvidar sus nombres algunos días, como algunos de ustedes han estado haciendo. Olvidar dónde están, qué hora es.

Todo esto es parte del proceso de abrirse a su divino, abrirse a su gran mente – no solamente la mente humana, sino la gran mente. Es ahí hacia donde están yendo. Es eso lo que están experimentando ahora mismo. En realidad no pueden leerlo en un libro, porque ese libro no ha sido escrito. En realidad no pueden ir con algún consejero o facilitador o lector para averiguar qué está pasando, porque ellos no han pasado por ello. No lo entienden. Así que se convierte en una experiencia muy personal, pero una que ustedes pueden compartir con Shaumbra.

Soltando lo “Mal”

Otro punto rápido, mientras platicamos esta mañana. Hay algo que me gustaría quitarles. He estado tratando de quitarlo por varios años, pero viendo que tenemos sólo un par de días como este para permanecer juntos, me gustaría llevármelo ahora mismo. Pero no puedo si ustedes siguen aferrándose a ello. Oh, y algunos de ustedes se aferran mucho a ello.

Es un juego. Oh, es un juego emocionante, y ahora estoy comenzando a entender un poquito más porqué lo juegan, ahora que estoy entrando más cerca. Pero el juego es: “Hice algo mal. He hecho mal un montón de cosas”. Y estoy tratando de quitarles eso – lo he hecho por años. He estado intentando decir: “No has hecho nada mal”, pero ustedes quieren aferrarse a ello. Oh, me han entregado un poquito. Han soltado un poquito, pero aún se quieren aferrar diciendo: “Bueno, sí, tomé la decisión equivocada en un matrimonio. Pues eso estuvo mal. Tomé una decisión equivocada en la carrera. Hice cosas que estaban mal”. Y comienzan a examinar su lista de “Lo hice mal”.

No hubo una sola cosa que hicieran mal, para nada. Parte de esta seducción, parte de este estar en la Tierra es para decir: “Hice algo mal”, para que puedan correr en círculos tratando de averiguar la respuesta, tratando de averiguar la manera en que debieron haberlo hecho bien. Juegan todo este juego de aferrarse a “Lo hice mal”. Y dicen – lo justifican – dicen: “Tobías, si no lo hubiera hecho mal, ¿por qué habría cogido una enfermedad? Debo haber hecho algo mal. Si no lo entendí mal, ¿por qué he estado quebrado? Debo haber hecho algo mal. Tengo problemas con las relaciones. Debo estar mal, porque no puedo llevarme bien con otros”. Y yo les sigo diciendo no, no lo hicieron mal, para nada.

Hay un montón de razones que son difíciles de entender para la mente del viejo humano – por qué eligieron ciertas experiencias, por qué hicieron las cosas de una cierta manera – pero seguro no lo hicieron mal. Al aferrarse a esa energía de “Lo hice mal”, perpetúan el ciclo. Continúan haciendo cosas erradas, todo en un esfuerzo por descubrir qué está mal con lo mal, todo a manera de intentar entender lo que está bien. Y a fin de cuentas, como le dije a un grupo en la Cámara del Rey de la Gran Pirámide, no importa. No hay un bien o un mal. De verdad no lo hay. Mas sin embargo aunque ahorita digo eso, y unos cuantos de ustedes están asintiendo con su cabeza, aún están diciendo: “Sí, pero a pesar de todo hice mal algunas cosas. Tobías, no has visto todo de mi vida. Nunca la abrí toda pata ti. Hice mal un montón de cosas”.

Es un juego. Es seducción. Es una manera de continuar una búsqueda – buscando la manera correcta – pero es una búsqueda de la cual el final nunca llegará a menos que ustedes suelten todo este concepto de “Lo hice mal”. Les digo esto porque esta es probablemente la mayor lucha que ustedes y yo hemos tenido. Les pedí que sencillamente me lo dieran, me lo entregaran – todo este concepto de “Lo hice mal” – y están renuentes. Se contienen. Dicen: “Bueno tengo que regresar a ti, Tobías. Tengo que pensar acerca de esto, porque de verdad creo que hice mal algunas cosas”. Solamente renuncien a ello. Por un día, renuncien a ello y vean cómo es. Puede que liberen unas cuantas cosas, pero están seriamente revestidos con su mal – su error.

Oh, yo puedo entender. Es absolutamente seductor. Los mantiene en el juego. Los mantiene buscando. Los mantiene pensando que están vivos, que si tienen suficientes cosas malas los va a mantener firmemente plantados aquí en la Tierra así que no morirán muy rápido, porque hay un miedo “si suelto todo mi malo, ya no tengo que estar aquí en la Tierra. ¡Fwwttt – atrás con Tobías!” (Risas).

Mientras más y más me acerco, de vuelta al cuerpo físico, y estoy echando una mirada a lo que Sam está pasando - cuáles son los asuntos, cuáles son los desafíos, a lo que hemos hablado durante diez años, ¿cómo resumimos todo esto en unos cuantos términos simples? Ustedes no hicieron nada mal. ¿Podrían soltar ese concepto? Bueno, hay capas, y capas y capas y capas. Sí, ciertamente. Pero ¿podrían soltar cuando crean que hicieron un cambio de dirección equivocado? Ello va a crear un poco de sensación de vacío al principio, puesto que ustedes están tan acostumbrados a… es un cobertor al cual se aferran. Es su osito de peluche al que se acurrucan. “Yo estoy mal” de hecho provee alguna definición para ayudarlos a entender dónde están bien. Pero es una forma muy ineficiente de la Vieja Energía de descubrir quiénes son ustedes. “Yo estoy mal” les impide abrirse a sus potenciales más completos. Los mantiene en un laberinto, casi una pesadilla interminable de auto-descubrimiento.

Hoy, mañana y parte del domingo, voy a forcejear con ustedes por su malo. Voy a tratar de apartarlo de ustedes.

Tobías del Concejo Carmesí es presentado por Geoffrey Hoppe, también conocido como “Cauldre”, en Golden, Colorado. La historia de Tobías, del bíblico Libro de Tobit, puede ser encontrada en el sitio web del Círculo Carmesí en http://www.crimsoncircle.com. Los Materiales de Tobías han sido ofrecidos gratuitamente desde agosto de 1999, la época en que Tobías dijo que la humanidad se desplazó más allá del potencial de destrucción y hacia la Nueva Energía.
El Círculo Carmesí es una red global de ángeles humanos quienes están entre los primeros en hacer la transición a la Nueva Energía. Conforme experimentan las alegrías y retos del estatus de ascensión, ellos ayudan a otros humanos en sus viajes, a través de compartir, cuidar y guiar. Más de 100 000 visitantes vienen al sitio web del Círculo Carmesí cada mes para leer los últimos materiales y discutir sus propias experiencias.

El Círculo Carmesí se reúne mensualmente en el área de Denver, Colorado donde Tobías presenta la última información a través de Geoffrey Hoppe. Tobías afirma que él y los otros del Concejo Carmesí celestial en realidad están canalizando a los humanos. Según Tobías, ellos están leyendo nuestras energías y traduciendo nuestra propia información de vuelta a nosotros para que podamos verla desde el exterior, mientras la experimentamos en el interior. El “Shaud” es la porción de la canalización donde Tobías se corre a un lado y la energía de los humanos es canalizada directamente por Geoffrey Hoppe.
Las reuniones del Círculo Carmesí están abiertas al público. El propósito fundamental del Círculo Carmesí es servir como guías humanos y maestros para aquellos caminando el sendero del despertar espiritual interior. Esta no es una misión evangélica. Más bien, la luz interior guiará a la gente hasta sus puertas para que les brinden compasión y cuidado. Ustedes sabrán qué hacer y enseñar en ese momento, cuando el humano único y preciado que está a punto de embarcarse en este viaje del Puente de Espadas llegue a ustedes.

Si están leyendo esto y tienen una sensación de verdad y conexión, ustedes son ciertamente Shaumbra. Son un maestro y un guía humano. Permitan que la semilla de la divinidad florezca dentro de ustedes en este momento y por todos los tiempos por venir. Nunca están solos, ya que hay familia por todo el mundo y ángeles en los reinos alrededor de ustedes.

Por favor distribuyan este texto en una base no-comercial, no-costo. Por favor incluyan la información en su totalidad incluyendo estas notas al pie. Todos los otros usos deben ser aprobados por escrito por Geoffrey Hoppe, Golden, Colorado. Vean la página de contactos en el sitio web: www.crimsoncircle.com © Derechos de Autor 2009 Geoffrey Hoppe, Golden, CO 80403




Presentado al Círculo Carmesí
Julio 17, 2009
www.crimsoncircle.com

Traducción: Irma Sztabinski irmasz@yahoo.com
Pueden descargar todos los Shauds de todas las Series en archivo Word desde el sitio de Tobías a través de Geoffrey Hoppe en el Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/tobias/tobias.htm
Tobías: Y así es, por una de las últimas veces, queridos Shaumbra… Y así es.

10515 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo