Aprender sobre Shamballa y la Jerarquía Espiritual...

V.B. Anglada


Aprender sobre Shamballa y la Jerarquía Espiritual es parte del Proyecto de la Jerarquia.


El Maestro y la universalidad de la obra

Hay que centrar la atención principal en el Maestro que es Centro, Guía y mentor del Ashrama. En orden a ciertas reglas de carácter hermético no es posible comunicar la identidad del Maestro del Ashrama ni sus ocupaciones habituales en el mundo. Puedo decir, sin embargo ya que tengo Su consentimiento, que posee un cuerpo físico europeo y que viaja mucho por el Viejo continente. Sus funciones específicas dentro de la Logia tampoco puedo revelarlas; pertenecen a estados de conciencia y a “‘dimensiones inasequibles a la percepción corriente normal”.

El Maestro, si hay capacidad para liberarse del tinte de misterio al que nos tienen habituados los tratados esotéricos de viejo estilo, adopta el carácter asequible de un Amigo en quien realmente se puede confiar. Desciende a nosotros, sabe de todas y cada una de las reacciones de nuestro ánimo y nos conoce mejor que lo que podemos conocernos nosotros mismos. Esto equivale a decir que Él es plenamente consciente de nuestro entendimiento y de nuestras posibilidades; sabe, por tanto, cuál es la enseñanza más idónea y necesaria a nuestros particulares estados de conciencia y a nuestra misión en el mundo. Existe también una maravillosa relación kármica de la que nosotros vamos siendo cada vez más conscientes, un karma no sólo de relación de vidas anteriores, sino también un karma universal de Rayo y de servicio que involucra la actividad en el Ashrama de ciertas Vidas cuya trascendencia no puede ser medida en palabras humanas.

Circunscribiéndonos a lo más concreto y asequible, aunque siempre de acuerdo al principio esotérico, debo señalar que de la vida de un discípulo en encarnación física emana una estela de luz etérica coloreada por las cualidades de recta intención y servicio que es “inmediatamente visible”, por Aquél que kármicamente “debe” prepararle para el camino iniciático. Las palabras de “Luz en el Sendero”: “Cuando el discípulo está preparado, entonces aparece el Maestro” pueden ser aplicadas aquí.

Ahondando un poco en este principio de relación espiritual kármica mediante el cual el Maestro reconoce al discípulo y lo va aproximando paulatinamente a Su vida y al Aula de Sabiduría del Ashrama, se puede añadir que del fondo invocativo de un discípulo surge un día el desesperado grito de redención y que este grito, que es la nota típica de Su rayo egoico presentido y anhelado por la personalidad, se convierte precisamente en aquella luz cuyo rastro puede ser seguido a través de vidas y muertes por Aquel que para el discípulo es verdadera “luz y esperanza de Gloria”.

Recuerdo perfectamente mi primer contacto consciente con el Maestro; este recuerdo vivirá eternamente dentro de mi corazón. Sus palabras se grabaron a Fuego y desde entonces se perfectamente cuál es mi misión en la vida, así como mi profunda responsabilidad respecto a Él, a la ley del Ashrama y a mis compañeros de grupo.


Mi hermano R... y los compañeros de grupo

Mi primer contacto con el Maestro vino precedido por otros muchos contactos cada vez más conscientes y fuera del cuerpo físico, con el hermano R... el Iniciado hindú al cual ya he hecho referencia en otras ocasiones. Mucho podría decir respecto de R... pero hay que ser muy circunspecto en las declaraciones, dado que cualquier indiscreción lo haría fácilmente reconocible y gran parte de la labor que realiza en su país podría ser alterada y quizás sumida en el fracaso. Puedo indicar, sin embargo, que R... ocupa en el Ashrama el puesto de más responsabilidad después del Maestro. Cuando Éste por diversas circunstancias no puede asistir a las reuniones es R... quien ocupa Su puesto. Su verbo es sencillo aunque indescriptiblemente profundo.

El hermano R... preparó mi mente y corazón para el inefable contacto con el Maestro. Esta preparación duró bastantes años y tuve que luchar durante este largo período con durísimas circunstancias de orden kármico. Las más potentes fueron finalmente vencidas y mi mente superior pudo entonces rasgar muchos de los velos que oscurecían mi visión espiritual. Fue también R... quien apresuró con su inestimable intercesión el desarrollo de ciertas facultades espirituales en latencia que fueron extraordinariamente útiles para descubrir la índole particular de mi misión, la cualidad específica de los Rayos dentro de los cuales debería trabajar en el futuro y las personas con las cuales debería asociarme para el cumplimiento de mi especial campo de servicio.

Vienen después los discípulos, que al igual que yo, siguen entrenamiento espiritual en el Ashrama. El afecto que a todos nos une no puede ser medido con los términos corrientes a nuestro alcance ya que rebasa la medida del entendimiento normal. No existe entre nosotros diferencia alguna con respecto a la intención básica y fundamental, lo único que existe son cualidades específicas de orden personal que en el Ashrama empiezan a florecer “para mayor gloria de Dios”.

Estas cualidades o atributos de Rayo, no comportan reacciones en su interrelación, tal como ocurre con las agitadas relaciones de las cualidades humanas regidas todavía por “la gran herejía de la separatividad”, sino un armonioso equilibrio. Las distintas cualidades son el colorido distintivo del Ashrama, en relación con los demás de la Jerarquía. Visto con ojos espirituales, más allá y por encima de la percepción humana corriente, al Ashrama aparece como una flor de doce pétalos con un luminoso y radiante botón de luz intensamente azulada en el centro, y que proyecta este color sobre cada uno de los pétalos prestando al conjunto un colorido de singular e indescriptible belleza. Se trata de una típica expresión de Rayos y de sus cualidades específicas, la Vida central pura y radiante es la del Maestro, simbolizando los “doce pétalos de distinto color” la cualidad de vibración de las vidas personales de los miembros del Ashrama. Aquí puede aplicarse en toda su profundidad la ley hermética de analogía.


Composición esquemática del Ashrama

Pasando al terreno de lo práctico y concreto, esquematizaré la composición del Ashrama en el momento actual. Para la definición de los componentes del mismo no usaré el sistema jerárquico espiritual, sino el simple orden alfabético de las iniciales de los nombres con los cuales se identifican dentro del Ashrama. Debo decir que en una de las reuniones periódicas del mismo, hace de ello bastante tiempo, obtuve permiso tanto del Maestro como de mis condiscípulos para citarlos en los escritos. La idea pareció buena, en el entendimiento de que términos como Jerarquía, Maestro, Iniciado, discípulo, deberían ser aclarados y presentados con un carácter de actualidad y naturalidad, así como de proximidad y asequibilidad. En otra reunión más reciente leí los trabajos y con unas ligeras observaciones por parte del Maestro, fue concedido el permiso para darlo a publicidad. El Esquema del Ashrama es así:

EL MAESTRO

1 B. Relativamente joven; es un excelente escritor. Norteamericano

2 C. Misionero católico, mencionado en la revista “Conocimiento” de marzo de 1970. Por haber fallecido, después del Festival de Wesak de 1971 su plaza en el Ashrama fue ocupada automáticamente por Di... una discípula sudamericana que desde hacía largos años estaba sujeta a la directa supervisión del Maestro. La conozco físicamente. Sudamericano

3 D. Pastor protestante. El de más edad físicamente hablando, dentro del Ashrama. Lo conozco físicamente. Inglés

4 E. Administrativo bancario. No ejerce ya profesionalmente. Lo conozco físicamente. Suizo

5 F. Antiguo agricultor. Gran orador y muy influyente en la lucha contra el Apartheid. Raza negra. No vive desde hace años en Rodesia. Rodesiano

6 L. Joven cuáquero. Trabaja en un departamento de las N.U. Lo conozco físicamente. Norteamericano

7 P. Profesión manual. Intuición muy desarrollada. Italiano

8 R. Administrativo gubernamental. Hindú

9 Rd. Fue profesor en un Centro de Educación superior. No posee cuerpo físico. Húngaro

10 T. Científico muy conocido. No puedo revelar su personalidad.

11 V. Agente comercial. Colabora en algunas organizaciones de carácter esotérico. Español

12 Z. Joven no vidente. Dotado de grandes poderes psíquicos. Francés

Por esta composición que refleja lo que ocurre en otros Ashramas de la Jerarquía, se darán cuenta cómo en el momento actual, todos los sectores del vivir humano están implicados en esta orientación espiritual definida de unidad. El propósito de redención planetaria por el que trabaja activamente el Nuevo Grupo de Servidores de la Humanidad, viene representado en todos los Ashramas de la Jerarquía por aspectos humanos muy acusadamente definidos, pero lo que mayormente interesa es la eficacia del trabajo conjunto, la unidad de intención o propósito que triunfa de la diversidad de características personales de sus miembros. Puede decirse en todo caso que esta unidad de propósito viene regida por el Rayo del Alma, o del Yo superior, de los componentes del Ashrama, en tanto que las características humanas o personales están condicionadas por el Rayo de la personalidad, es decir, de la integración de los Rayos de la mente concreta, del cuerpo emocional y del cuerpo físico.

Esta simple declaración comporta, no obstante, dos hechos profundamente esotéricos:

a) que el Ashrama es del segundo Rayo, porque el Alma espiritual de sus componentes pertenece a éste y es a través de la mente superior o egoica que se trasmiten las correspondientes enseñanzas y sistemas de entrenamiento.

b) que el Maestro que nos prepara para la iniciación es un Adepto cuya Mónada pertenece asimismo al segundo Rayo.

La vida del discípulo y la efectividad de su trabajo en el mundo radica en que transmite todas las impresiones superiores de la enseñanza recibida en el Ashrama por la mente abstracta al cerebro físico mediante la actividad de la mente intelectual o concreta. Interesa conocer esta relación para darnos cuenta de las diversas cualidades y atributos de los discípulos en el mundo que, se mueven como todos los demás seres humanos, en la órbita obligada del corriente vivir con todas sus luchas y aflicciones.

Los discípulos no llevan “una estrella luminosa en la frente” para ser reconocidos, aunque esotéricamente hablando esta frase mística del pasado tiene mucho que ver con “la luz en la cabeza” de los sabios y con “la aureola luminosa” de los místicos. Sólo por “sus frutos” son reconocidos los discípulos y aún a veces, la sencillez aparente de los mismos, priva de este reconocimiento natural a la mente demasiado intelectualizada.

Cualidades distintivas de los hermanos del grupo

Desde el punto de vista de “por sus frutos serán reconocidos”, vamos a analizar ahora la vida personal de los condiscípulos en el Ashrama. Tenemos el caso de nuestro amigo P..., de nacionalidad italiana, de profesión mecánico.

Se trata de un hombre singularmente humilde en todos sus aspectos, aunque aquellos que tienen la oportunidad de tratarle pueden constatar, conscientemente o no, la extraordinaria radiación de su aura espiritual. Posee dotes excepcionales de percepción psicológica y seguramente sus impresiones certeras respecto a las personas constituirían valiosos datos de interés científico. Nadie como él en el Ashrama, salvo naturalmente el Maestro, puede descubrir a la simple percepción los profundos repliegues del alma humana. Es, por esta razón, un valioso elemento de ayuda para la obra de la Jerarquía en el sector específico en donde vive. Posee, además, dotes inapreciables de captación. Hablando en términos espirituales su poder de seducción es enorme y son muchos los que a través de él han logrado penetrar firmemente en el Sendero. Sus palabras sencillas y sin formulismos vanos, vienen potentemente inspiradas por la fuerza del Verbo. El secreto de su poder, como dice el Maestro, reside en su exquisita sencillez y humildad y en su afectuoso trato respecto a los demás. Es un verdadero privilegio, hablando siempre en términos ocultos poder establecer contacto con el hermano P... en el plano físico, pues siempre tiene la palabra justa y el consejo certero para cualquier problema personal del diario vivir.

El caso del hermano T... es, de índole muy especial, por cuanto trabaja actualmente y con poderosos medios a su alcance en las investigaciones científicas de un país cuyo nombre no puedo revelar.

Se trata de una mentalidad concreta prodigiosamente organizada para el cálculo matemático, pese al hecho de estar ubicado en un Ashrama del segundo Rayo, de Amor-Sabiduría. Para aquellos realmente interesados en el estudio de los Rayos, hay que aclarar que la mente concreta del hermano T... pertenece al quinto Rayo de expresión científica. Ello explica, en parte, su prodigiosa constitución. Pero, el hecho de que su Yo superior sea del segundo Rayo y de que recibe entrenamiento espiritual en un Ashrama regido por el Rayo del Amor universal, constituye la garantía absoluta de que sus esfuerzos científicos y toda su aportación personal en este campo serán siempre en bien de la paz y concordia de los seres humanos.

Nuestra hermana Di... Se trata de una dama, cuyo incentivo en la vida fue constantemente la indagación y el estudio de las leyes esotéricas en relación con los ciclos del tiempo y la moderna astrología. Fuertemente polarizada en la constelación de Acuario, por anteriores vínculos espirituales, su aportación es de gran ayuda en el Ashrama. Como se dijo precedentemente, “desde hacía mucho tiempo estaba sujeta a supervisión”. Por haber trascendido inteligentemente las pruebas a que fue sometida y haber podido acceder a las crisis consiguientes, fue aceptada como miembro activo en el Ashrama, desde la fecha en que C... por haber dejado el cuerpo físico y tener que actuar temporalmente en la conciencia devachánica, dejó su lugar vacante. Pese a que su ingreso es reciente, posee las cualidades comunes a las almas viejas: buena voluntad, servicio y sacrificio.

Respecto al hermano no vidente francés Z... es verdaderamente digna de apreciar la obra de servicio que realiza.

Pese a su “ceguera física”, Z... posee plenamente desarrollada su “vista espiritual”, así como especiales dotes curativas que constituyen un verdadero caso de estudio para la ciencia médica. Nuestro hermano Z... no habita en Francia. No puedo revelar, sin embargo, su lugar actual de residencia, aunque quizás los datos reseñados pueden constituir un indicio para los que realmente sientan dentro de sí el deseo espiritual de establecer contacto con él por vía interna.

Respecto de R… como ya se dijo anteriormente posee los poderes del verdadero iniciado y nadie como él, después del Maestro, es consciente del secreto poder de los mántrams de invocación dévica y de las criaturas etéricas que viven en los elementos de la Naturaleza.

El hermano L... es un joven iniciado, el más joven, físicamente hablando, de los miembros del Ashrama. De nacionalidad norteamericana. Trabaja en un departamento exterior de las Naciones Unidas en Nueva York. Es un verdadero “punto de luz y amor” en aquel centro de actividad mundial y recibe constantemente del Maestro las inspiradoras energías jerárquicas para su trabajo específico.

Respecto al hermano E... de nacionalidad suiza, su caso es muy interesante si tenemos en cuenta que socialmente hablando ocupa un puesto importante en el lugar donde actualmente vive.

Es un hombre “materialmente rico”, pero sus bienes no constituyen un impedimento para poder pertenecer a un Ashrama de la Jerarquía y recibir entrenamiento iniciático. Para él no reza aquel axioma crístico de que “es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja que un rico en el Reino de los Cielos”. Tampoco podemos concretar si Cristo se refería únicamente a riquezas materiales en este axioma, ya que la índole específica de Su misión universal dotaba a sus palabras de un absoluto significado y, por tanto, toda riqueza material, toda posesión emocional y toda pertenencia mental están enteramente aludidas en las palabras de Cristo. Podernos decir de E… que se trata de un hombre muy sencillo, justo y honrado y que sus bienes materiales son como una corriente viva de intención superior y pasa por sus manos como un río de energía espiritual que beneficia, socialmente hablando, a gran número de personas.

El caso que quizás resulte más interesante en el orden de ideas que vamos exponiendo es el del hermano Rd.

Es el único en el Ashrama que no posee cuerpo físico. Abandonó kármicamente el que poseía hace ya bastantes años en un lugar de Hungría. Era profesor en un instituto de enseñanza superior, pero su misión especial de servicio no se circunscribía únicamente al área de la educación, aunque su labor en este campo definido fue siempre muy meritoria y cuantos estuvieron en contacto con él guardan y guardarán constantemente un inapreciable recuerdo de la simpatía especial de su trato. Era un enlace de la Jerarquía -aunque en aquellos tiempos no era plenamente consciente de su misión- con ciertos movimientos de carácter social. La calidad de su trabajo y la efectividad del mismo -que serán apreciadas en un futuro no muy lejano- fueron realmente inspirativos y plenamente eficaces vistos desde el ángulo interno y jerárquico del Plan. No puedo extenderme en pormenores respecto a la calidad de esta misión, solamente que el hermano Rd... se está preparando activamente ahora bajo la directa guía del Maestro para una empresa similar, aunque mucho más importante y de más trascendencia mundial que la realizada anteriormente.

El hermano F... posee un cuerpo físico de raza negra. Antiguo agricultor y un orador excelente, ha luchado y lucha todavía contra la segregación racial en el mundo. Es hombre de gran cultura, plenamente universalista, y está afiliado a ciertas organizaciones de carácter pacifista, algunas de ellas directamente relacionadas con la particular misión del Maestro en el mundo. Es plenamente consciente de su vinculación con el Ashrama y conoce exactamente el valor afirmativo de aquel verbo espiritual “que convence sin atar y que atrae aún sin convencer”. Hay que acentuar el hecho de que tanto la obra de F… como la de cualquier otro de los miembros viene inspirada principalmente por el Rayo de Amor del Señor del Universo y a través de Cristo, el Avatar del Amor en nuestro planeta.

El hermano D... es inglés de origen y actúa como pastor protestante en un lugar de Inglaterra.

Es, simbólicamente hablando, un verdadero “pastor de almas” y el campo de servicio previamente elegido por él de acuerdo a la presión de ciertas tendencias kármicas, ofrece un especial ambiente para su particular dedicación. Es el de más edad físicamente hablando, siempre dentro del Ashrama.

El hermano B... de nacionalidad norteamericana, rogó encarecidamente que no le mencionara en los escritos ya que socialmente es muy conocido y no deseaba que algún indicio lo identificara de cerca o de lejos.

Respecto a mí nada diré, naturalmente acerca de la existencia personal. Mi único deseo es presentar un cuadro lo más simple y verdadero que sea posible de las leyes fraternales de la vida. No pretendo atraer la atención bajo ninguna forma.

Cumplido en gran parte el anhelo de exteriorización de la vida interna de un Ashrama y de dar algunas referencias sobre las cualidades personales de los miembros que lo integran, sólo resta decir, que de acuerdo a la gran ley universal de analogía y al testimonio vivo de las palabras ocultas de los sabios y conocedores espirituales de todos los tiempos, un Ashrama es un núcleo consciente del poder vivo y fraternal de la Jerarquía, y que una de las grandes preocupaciones de los Maestros de Sabiduría y de los Iniciados, en sus distintas gradaciones, es EXTERIORIZAR la verdad de los grupos fraternales de la Nueva Era, crear las amplísimas avenidas para la expresión del Amor Universal que debe reemplazar esta edad de hierro que estamos fatalmente viviendo todavía aquí en la tierra, bajo el imperio del odio, el temor y la ambición, por la edad de oro de las correctas relaciones humanas, nacidas de la buena voluntad de los hombres y de las puras intenciones de sus almas.


Libro: “La Jerarquía, los Ángeles Solares y la Humanidad”
(parte del capítulo IV)

Descargar libro completo AQUI
http://www.sabiduriarcana.org/libros-vba/vba-jerarquia-angeles-solares-humanidad1.zip



8748 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo