¿Cuál es tu verdad?

Varios/Otros


Este es el seminario online de marzo de 2019 en Mastering Alchemy, referido a cuál es nuestra propia verdad, y no la que nos impone el mundo exterior...

Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Seminario online de Jim Self
¿CUAL ES TU VERDAD?
Mastering Alchemy - www.masteringalchemy.com
14 de marzo de 2019

¡Bienvenidos! Muy lindo estar aquí; uno de los grandes momentos del mes para mí es tener la oportunidad de hacer esto. Quiero darle la bienvenida a mucha gente que nunca estuvo aquí antes, es muy lindo tenerlos con nosotros. También bienvenidos los que ya nos acompañaron antes, es muy bueno tenerlos aquí.

Estamos viviendo tiempos interesantes, dijo alguien. En realidad, varios dijeron eso en diversos tiempos interesantes, y en gran medida así fue. Pero la época en que vivimos ahora es muy diferente de muchas maneras de cualquier otra época en la historia consciente de la humanidad. Cada época, el período de la agricultura, el período industrial, el período de las computadoras, este período, todos tienen su singularidad y todos realmente albergan un conjunto de experiencias totalmente distintas.

Si piensan en el pasado, en la industria, la manufactura, se hacían cosas. Ahora si retroceden a 1800 la manera en que se hacían las cosas y cómo se vivía y trabajaba entonces, el campesino tenía diez o doce hijos porque tenía que crear su propia fuerza laboral, así es como se hacía. Pensarlo hoy es, vaya, como desafiante, pero entonces era así. Luego llegó la era industrial que hizo el trabajo más fácil y la necesidad de tener doce hijos desapareció. Y siguió progresando en la década del 50 y del 60 y para los 70 y 80 entraron las computadoras, y la naturaleza del trabajo realmente cambió. Ni siquiera piensan en fabricar cosas de las mismas maneras. Pero ahora, en este período actual, con la extraordinaria capacidad de los procesadores, la inteligencia artificial, las máquinas aprendiendo, hay una transformación realmente significativa en proceso, que se va desplegando - cambio externo. Al mismo tiempo hay toda una transformación externa que sucede en ciclos.

Todo tiene sus ciclos, pero cuando uno mira estos ciclos y mira hacia atrás, no sé, tal vez unos doscientos años, ve este ciclo donde hay una pesadez, una energía muy pesada de dominación y control, de autoritarismo, períodos así. Y luego hay renacimientos, y luego otra vez períodos. Y ahora estamos, cosa rara, en ambas porciones del ciclo. El ciclo en este momento se divide y eso es lo nuevo en lo que está pasando. Lo que te pasa a ti, lo que me pasa a mí, lo que le pasa a la humanidad. Incluso lo que pasa fuera del planeta, con la consciencia.

Pero esta fase en que estamos jugando, cómo vas a discernir cuál es tu realidad, cuál es tu verdad. Cómo eliges en un período de tiempo que presenta opciones extraordinarias. Y muchas de esas opciones no exigen que vayas a los cuarenta acres y empujes el arado detrás del caballo. Esa sería en gran medida tu opción; no en invierno, mejor arar el campo en la primavera. Ahora ya no tienes esas limitaciones en tus opciones; tienes opciones ilimitadas. Y entonces, ¿cómo vas a discernir? ¿Cómo vas a elegir? ¿De qué se trata lo tuyo? Cualquiera tendrá una respuesta a eso, pero en gran medida lo que realmente estoy preguntando es cómo disciernes basado en tu evolución en este período del tiempo en que estamos y tu capacidad para navegar dos mundos, algo así, lo mantenemos simple, dos mundos que se despliegan. Dos estratos de consciencia. Uno de ellos, muy tridimensional.

Lo que quiero decir con esto de tridimensional, es una realidad física en la que tú y yo y la mayoría de los otros hemos crecido; la persona promedio ha crecido en ese contexto de tener que resolverlo, tener que trabajar. No estoy hablando de gente con mucho dinero que ni siquiera considera opciones, sino la gente promedio, tú y yo, que crecimos en un mundo que era básicamente la única opción. Es lo que debes hacer: ir a la escuela, tratar de adaptarte, sentir dónde te aceptan, y aprendes bastante rápido que el cómo adaptarte es tranquilizador, ser aprobado por otros fuera de ti. "Si les gusto, estaré bien. Si no les gusto, probablemente no voy a estar bien." Y el desafío en eso es que, preguntas "¿Te gusto?" y te dicen sí o no, y tienes una respuesta. Ese "¿te gusto?" es algo siempre cambiante en el entorno. Entonces creo que la mayoría de nosotros, observando cómo crece la humanidad y mis propias experiencias, no tienen realmente una gran sensación de cómo va a ser el mañana.

Ni siquiera cómo van a ser los dos minutos siguientes.

Y así navegamos este mundo en un espacio de incertidumbre; muchos de nosotros, yo, tú, no somos diferentes de mucha otra gente que anda por ahí. Ahora bien; no hay diferencia, pero muchos han crecido con un sentido de percepción conciente de sí mismos. Todos los demás tienen la misma cosa, pero en gran medida es más importante tratar de encajar y gustar y hacer lo que corresponde y más o menos tildar todos los casilleros, en cambio tú viniste con un sentido de percepción consciente de ti mismo. Viniste con algunos de estos conjuntos de habilidades, habilidades espirituales, algunos las llaman habilidades psíquicas, clarividencia, clariaudiencia, telepatía, clarisentencia, mediumnidad en trance, o sea interactuar con otros seres, y es tu estado natural de ser, pero no tienes espacio para decir que es tu estado natural de ser.

En primer lugar no lo sabías, y en segundo lugar esa percepción de otros se hizo en un lugar que en general no tenía espacio para el conocimiento y definitivamente no tenía espacio para discernir "qué está pasando conmigo".

Y así, muchos de ustedes, con mucha clarisentencia, "siento el mundo a mi alrededor". Una cosa respecto a la clarisentencia es que realmente funciona perfecto todo el tiempo, de modo que necesitas descubrir eso. Entonces la clarisentencia es la habilidad para sentir la energía. Más específicamente sentir las emociones.

Es una máquina pequeñita, por así decir, que está en tu segundo chakra, que emite un pulso de energía como un sonar, y ese pulso de energía realmente impacta en todos a tu alrededor, y ocasionalmente no en tu cercanía, y esa energía rebota en el estado emocional del otro y vuelve a ti. Y esta maquinita hace una pregunta específica: ¿qué es ese sentimiento?

El propósito de esa clarisentencia es obtener una mapa del territorio que generalmente está inmediato a tu alrededor. Me doy cuenta de que este está enojado, y aquel está feliz, y ese está triste, y todo esto es un monitor para darte una sensación de tu entorno a nivel emocional.

Pero cuando creces y eres un chico nadie te dice esto, de modo que lo tienes que entender; muchos de ustedes crecen con muchas de estas habilidades pero el mundo tridimensional de hecho no entiende esto, probablemente te digan que dejes de inventar cosas, no hables más de esas cosas porque no es apropiado, y todo lo que dijiste es "Oh, veo que ese hombre está durmiendo con mamá". No, no se hace eso, eso no está bien. Y tal vez te castigan por decir eso. Lo que en general sucede es que empiezas a sentir todas esas cosas y si creciste en una familia o sistema escolar o iglesia disfuncional, una cosa que aprendes muy rápido es que esa pregunta "¿Qué es ese sentimiento?'" debe ser cambiada muchas veces; no lo reconoces, pero cambias la pregunta para crear tu sentido de la propia seguridad.

Y la pregunta se convierte en "¿Qué es ese sentimiento acerca de mí?" Ahora esa persona enojada está enojada conmigo; triste por mí; infeliz por mí; y entonces sin tener buena información muchos de nosotros construimos este mundo que nos rodea y nuestros medios de supervivencia y nos escondemos, nos retiramos, evitamos. ¿Le pasó a alguno de ustedes?

Entonces, un método para discernir, basado en la clarisentencia, era "Necesito apartarme". Pero lo que sucede es "No puedo ir allá porque esa gente piensa esto, y no puedo jugar allí porque..." y entonces empiezas a crear esta limitación para tu posibilidad de experimentar el mundo.

También otras experiencias juegan allí, algunas muy clarividentes; ves muchas cosas, pero eso no funciona muy bien en un mundo tridimensional, decir "Tengo esta intuición" o "Creo que mañana va a suceder esto"; te dijeron que dejes de hacer eso. Entonces, aun cuando todas estas capacidades están funcionando, tenemos una tendencia bajo estas circunstancias, a dejar de prestar atención a esa información, dejar de usar la información para discernir mi realidad, y qué voy a elegir para dar mi próximo paso, en qué dirección elegiré darlo, cuándo hago una pausa y cuándo avanzo. Todo parte de esas habilidades que te permiten estar en tiempo presente y observar, y luego elegir una acción.

Realmente es ridículamente simple, pero la tercera dimensión no permite que sea particularmente simple para la mayoría de nosotros, que hemos crecido creando una configuración de cómo me conservo seguro, qué necesito hacer para no meterme en líos, qué necesito hacer para gustar un poco porque no quiero abrirme demasiado porque la gente se reirá de mí o me avergonzará y me dirá que no estoy bien.

Entonces, tomen una respiración, por favor, porque ya hemos comenzado a trabajar para esta sesión, y jugaremos con este concepto de discernir.

En este mundo externo en que jugamos, una de esas oleadas o ciclos, parte del ciclo es que nos volvemos más dominadores, más autoritarios, diría menos respetuosos de quiénes somos tú, yo y muchos otros, ese estado autoritario dice "Así es como se hace; ¡sigue las reglas!" Estamos bastante en medio de la evolución de ese estado. Ha estado desplegándose por un tiempo, pero todavía queda bastante por transitar, no va a cambiar muy pronto que digamos, va a volverse más exigente. Pero es así, un poco más exigente,

Entonces, empezando a entender esa tercera dimensión, este espacio en que todos hemos crecido y más o menos la experiencia que ustedes han tenido concuerda con lo que digo; hay otra parte de ustedes. Hay una parte interna de ustedes. Es esa parte interna que ha sido muy sensitiva al mundo, y ha sido un poco ignorada, no recibió atención, porque uno quería gustar, y entonces tal vez ser feliz. La cuestión es que estar feliz es tu estado natural de ser; quién tú eres, es feliz. Pero el que eres no consigue expresarse muchas veces, porque estás muy ocupado tratando de encajar, o evitar, o entender cómo hago para conservar el equilibrio.

Pero esta época en que ahora estamos jugando es diferente de los ciclos que han ocurrido en nuestra historia razonable...doscientos, trescientos, cuatrocientos años. Hay una división, una segmentación que está ocurriendo, y las energéticas de esta consciencia en que estamos jugando empiezan a abrirse hacia una alineación diferente para experimentarse a sí mismo. Realmente, una opción diferente. Pero en la realidad lo que no ha sido experimentado es quién eres.

Entonces en este conjunto de opciones que estamos creando es cómo empiezas a permitirte ser ese que eres. ¿Cómo empiezas a discernir cuál es tu verdad y qué no lo es? Y no es un lugar pesado para jugar, es simplemente algo muy natural para ti, y todos ustedes conocen este espacio. Ya sea que lo usen a menudo o no lo hayan usado en algún lugar de su realidad. Y eso se llama sistema de guía interno; está justo en el corazón.

Es un lugar donde alguien dice: "Saltemos desde el puente, será muy divertido." Y la mente racional dice, "Oh, no, me asusta." Pero más que la mente racional, más que el pensador, hay algo dentro de ti que dice "No me parece, no suena a que sea una buena idea". Es una sensación interna, ¿conocen ese espacio? Y virtualmente mi experiencia, y por suerte lo aprendí razonablemente temprano en mi vida, es "Escucha esa voz".

Otras veces alguien dijo "Saltemos desde este acantilado al océano" y la respuesta fue "Absolutamente, hagámoslo". Y aunque daba miedo y era potencialmente peligroso y todo eso, la guía interna dijo "Sí". Y saltamos, y fue excepcionalmente maravilloso, y fue divertido.

Entonces ¿por qué no escuchamos eso? En general la respuesta es que he sido condicionado por el mundo externo que así es el juego, esta es la verdad, así es como funciona, este es mi rol, aquí es donde encajo, soy uno de estos, no soy uno de aquellos, y a esto lo llamamos vida, ir adelante, llevarnos bien.

Todo el mundo hace la pregunta "¿Para qué estoy?" Muy a menudo, en el lugar tridimensional, también fijado en palabras como miedo, esconder, duda, incertidumbre. En gran medida esas son las cosas que nos impiden discernir: ¿Salto del acantilado porque ese lugar en mi corazón me dijo que sí? ¿O digo: "Ah, parece excitante, pero no gracias, hoy no"? Discernir por ti mismo qué eliges para ti.

Entonces en estos dos mundos, dos estratos de consciencia, y conservarlo simple como punto de referencia, como dos planetas que se despliegan, en estos dos mundos hay un elevado estado de consciencia a nivel espiritual que se está desplegando. Y se está desplegando porque es el tiempo de hacerlo, y eso es una historia más grande de por sí, pero este es el tiempo para que esto esté sucediendo.

Y en esa división hay oleadas de luz que ahora están pasando a través de ti, a través de la Tierra, de todo, de toda la consciencia, particularmente de esta consciencia que llamamos 3ª dimensión. En gran medida es un espacio espiritual, es esa consciencia a que nos referimos como creada en la Caída de la Consciencia. Y cuando digo Caída de la Consciencia, hay muy, muy pocas referencias, excepto las bíblicas sobre ángeles malos, y no sucedió eso: no sucedió así. Pero ¿Cómo sé yo que no sucedió así? ¿Dónde conseguí la información de que no fue así? ¿En quién confiar que me dé una historia diferente? Entonces muy rara vez podemos encontrar quién nos dé la historia distinta para que podamos discernir cuál es mi verdad y cuál es la verdad para algún otro, tal vez, pero no mi verdad. ¿Cómo discernir?

En este campo vibratorio con oleadas de luz que están cambiando, lo que es muy fascinante - desde mi punto de referencia - es que están encendiendo a todos, los están llevando a un estado de percepción consciente versus una inconsciencia sobre muchas cosas que están dentro de nosotros. Y todo está saliendo a la superficie. Pero el aspecto que está en primer lugar y que experimenta todo ser humano sobre el planeta es una opción por el bienestar; una opción para empezar realmente a mirar la realidad conscientemente en tiempo presente y simplemente elegir una dirección. Eso es lo que se está volviendo disponible. Y es para todos.

Pero una cosa que pasa es que, a medida que empiezas a tener estas opciones de bienestar (lo hacemos simple, lo ponemos en una sola palabra por ahora) tengo un bienestar que se me ofrece, puedo reír, puedo sentirme bien, puedo vivir en respeto, en dignidad, puedo tener humildad, puedo disfrutar de las personas, podemos co-crear. A medida que eso se presenta para muchas personas, la mayoría del planeta avanzará en consciencia - pero no lo pueden entender. Hay realmente muchos seres en el planeta que están en una fase evolutiva de su propio crecimiento espiritual que realmente no se relaciona con el lugar donde tú estás; no te hace jamás mejor que otro, pero hay muchos seres en el planeta que recién están aprendiendo pequeñas categorías, en direcciones específicas; están aquí para jugar un cierto juego para su propio entretenimiento y conocimiento espiritual. No necesariamente son como tú; te pongo en una categoría que dice "Quiero saber quién soy. Quiero conocerme a mí mismo". Ellos no están en esa categoría.
No hay nada de malo con esas personas; en general son personas maravillosas. Sin embargo, lo que les está pasando a todos es que el "Deseo conocerme" se está haciendo disponible; para muchos en el juego de la 3ª dimensión eso es muy amenazador: "Tengo mi trabajo, tengo mi casa, tengo mis relaciones, tengo mi matrimonio, mis hijos, estoy basado y prolijamente compactado en este pequeño espacio. También tengo un montón de equipaje: mi mamá y mi papá solían gritarme, esta es la única verdad en términos de religión y la verdad ajena está equivocada, y yo vivo dentro de mi pequeña caja." Cuando esta persona empieza a tener acceso a este nivel de percepción conciente, esas "verdades" ya no son verdades. Eso de que "esta es la única religión y todas las demás están equivocadas".

Cuando eso empieza a ser una experiencia interna, "En esto hay más que este sistema de creencia", la persona empieza a ponerse un poco incómoda - o muy incómoda - porque "esta es mi verdad, y empiezo a reconocer que no es mi verdad, y no es la manera en que la vida realmente funciona. Tengo mi familia, mi casa, mi trabajo, mi matrimonio, mis hijos, mi..., mi..., mi... todas mis cosas." Y se pone muy amenazador para muchas personas.

Y entonces estás viendo este estrato de consciencia llamado 3ª dimensión que en este momento está un poco fuera de equilibrio y en gran medida muchos de los que están en el poder, o muchos de los que buscan el poder y el control, o muchos de los que están aterrorizados por descubrir una verdad nueva, están clavando los talones para sostener su verdad. Y entonces ustedes ven este bamboleo, cosas como el cambio climático, los plásticos que se tiran al océano, o las guerras que desplazan a millones de personas, países que dicen "Lo siento, la puerta está cerrada", en este espacio hay una incomodidad en el mundo de 3ª dimensión.

¡Es una opción! Verás, como ser espiritual tienes opción; siempre tienes opción. La cuestión es: ¿Cómo me permito observar y luego elegir una acción que me haga sentir bien, que valide una sonrisa en el corazón, que me permita ser feliz como yo quiero ser feliz?

Si yo te dijera, mira, te doy todas las respuestas - no puedo dártelas, no tengo las respuestas - te doy todas las respuestas para ser feliz, pero algunas de esas respuestas son muy disruptivas. "¿Quieres decir dejar a mi esposa/esposo, con quien realmente no he estado enamorado ni feliz durante los últimos 25 años?" Sí, sí, eso es lo que significa. "Oh no, no puedo hacer eso, no sería bueno". Este trabajo que odias, sabes, lo dejarás en una semana. "Oh! no. Odio mi trabajo, pero no lo puedo dejar, si no, ¿cómo pagaría las cuentas?" Este trabajo que odias, ¿no es étnicamente incómodo para ti? "Sí, pero paga mis cuentas." Cuando esa persona empieza a tener una percepción consciente de sí misma, empieza a encontrar esta verdad interna "Estoy contribuyendo al problema, pero no puedo dejar de contribuir porque interferiría con mi experiencia." Ahora, tomen otra respiración.

Es muy probable que, para muchos de ustedes, yo estoy presionando un botón en su espacio, definiendo ese espacio. No como bueno o malo; es algo así como "Oh, está hablando de mí, de alguna manera."

¿Te gustaría una opción que te permitiera observar tu circunstancia, salir de tu circunstancia? Algo así como mirar a tu circunstancia y luego permitir que te llegue una respuesta que te permita salir de tu circunstancia. Y muy a menudo eso no significa un divorcio, ni dejar el trabajo; es simplemente empezar a permitir una opción alternativa en que no había pensado, porque uno estaba escondiéndose, estaba evitando, encerrado en este trabajo odioso, realmente infeliz. Verás: una opción infeliz es tratar de resolver el problema desde el problema; no funciona realmente bien para muchos.

Entonces, otra vez, tomen otra respiración, por favor. Porque este es otro estrato de consciencia que llamamos bienestar. Pero en ese estrato de consciencia la alineación con ese sistema de guía interna empieza a ser una vida conciente, algo así como "¡Oh, no había pensado en eso! ¡Eso funcionaría!" Y tú descubres con relativamente poco esfuerzo, con un poco de práctica integradora para que requiera poco esfuerzo, descubres muchas de esas partes irritantes de tu mundo, tal vez tu trabajo, y finalmente dices "Ya no puedo seguir haciendo esto. Desde esta plataforma de percepción conciente que estoy creando voy a considerar si podría conseguir otro trabajo. No necesito dejar este. Me voy a permitir mirar alrededor."

En ese lugar, yo atestiguo que muchas personas empiezan a experimentar que una vez que se dan permiso para salir de esa incertidumbre limitada en que están atascados, una y otra vez, en sus pensamientos, dan un paso atrás y miran, y muchas veces algo se presenta que permite salir del atascamiento. ¿Alguien conoce ese espacio?

Entonces, a medida que llegan estas oleadas de luz que son de enorme apoyo de quién eres, incluso de aquellas personas que empiezan a clavar los talones y siguen atascadas, es de gran apoyo.

Déjenme brindarles un aflojamiento de las restricciones en que se encuentran, y mucho del ruido puede surgir e irse - porque en primer lugar no les pertenece - y pueden empezar a discernir cómo les gustaría elegir su experiencia.

Voy a abrir su mochila y todas esas cosas que pensaban que nadie vería nunca y esperaban no tener que ocuparse de ellas otra vez, yo les voy a ayudar a abrirla y dejar que todo eso vuele hacia afuera y se vaya.

En el comienzo es como que la 3ªD se va, y "Un momento, eso va a ser muy perturbador, no quiero". ¿Qué tal si tuvieras la capacidad de salirte, no tanto del tiempo, sino de la experiencia que estás teniendo? Algo así como mirarla desde un lugar distinto, a esa 3ª D de miedo, duda, incertidumbre y carencia. ¿Qué tal si pudieras simplemente hacerte a un lado y, sin entrar en la sensación de miedo, permitieras que las cosas se volvieran consideraciones?

Ahora bien, hay un desafío aquí, porque en el comienzo la mente racional - la cosa con la que piensas - está estructurada básicamente para conservar tu seguridad y hacer que encajes. "No quiero que me perturben, no quiero que me alteren, no quiero perder mi trabajo, no quiero que la gente piense mal de mí". Entonces la mente racional hace todo lo que puede para apoyar todo lo que tú has creado hasta este punto. Y cuando dices, me voy a arrancar la ropa y correr por las calles y gritar que soy feliz, la mente racional te dice: ¡estás loco! No puedes hacer eso, ¿qué diría la gente? ¿Alguien ha estado alguna vez confrontando con eso de qué diría la gente?

Pero, ¿qué tal si pudieras salir de ese espacio? No estoy hablando de irte de viaje o de vacaciones, simplemente digo tomar una respiración y salir de ese espacio. No es tan difícil. Tomemos el próximo rato y vamos a crear un espacio que te permita considerar, discernir, cómo te gustaría elegir avanzar desde aquí en adelante.

Hagámoslo simple: el momento siguiente a partir de ahora. ¿Cómo querría elegir el próximo momento? No el año próximo, ni la semana próxima, ni el día de mañana; solo el próximo momento. Estoy aquí sentado, ¿cómo me gustaría experimentarme a mí mismo en el momento siguiente? No necesitas irte de la casa, no necesitas moverte a ningún lado, solo vas a crear el momento siguiente con la oportunidad de elegir. ¿Está bien?

Toma otra respiración. Relájate, recuéstate en tu sillón, no cierres los ojos, hay algunos aspectos fundamentales de ti que generalmente no se notan, porque estamos muy ocupados prestando atención a lo que está afuera de nosotros, sin detenernos a mirar. Ahora bien, muchos de ustedes son meditadores, han estado en un sendero espiritual durante largo tiempo, de modo que no estoy hablando para ustedes. Se han estado moviendo en este escenario muy bien. Pero en general, y dicho simple, ¿qué pasa en este momento, ahora, porque el momento anterior ya se fue, y en este momento, porque los dos anteriores ya se fueron? Ahora mismo; tiempo presente; en este momento. ¿Cómo me gustaría experimentarme a mí mismo?

Toma otra respiración. Te daré información; muchos de ustedes ya la tienen, otros son nuevos, solo tomen la información y les sugiero que jueguen un juego. Eso es todo, es un juego; no hay correcto ni equivocado, no hay éxito ni fracaso que intervengan aquí; es solo ver lo que sucede cuando haces algo diferente.

Sentado en tu sillón, te percibes concientemente a ti mismo; con los ojos abiertos, percíbete ahora mismo. "Estoy sentado aquí, existo, aquí estoy", una, dos, tres respiraciones. Y estás aquí mismo, a diferencia de estar en tu cabeza pensando, o en mañana, o en donde estabas hace una hora. Simplemente estar aquí mismo. Lo que notarás al estar aquí mismo es que tu atención te constriñe a estar aquí, y al estar más presente tu cuerpo podría volverse más consciente para ti. "Estoy aquí mismo". Ahora bien; no requiere pensarlo mucho; es solo observar: "Estoy aquí mismo". Otra respiración. Esto no es trabajo; es solo darte cuenta de tu estado natural de ser que no sueles observar. Al menos muchos de los que juegan en la 3ª dimensión.

En la punta inferior de tu columna hay una parte de ti llamada cordón de arraigo (cable a tierra); existe; siempre ha existido. Pero cuando empiezo a prestar atención a lo que está pasando allí, empiezo a jugar en lo que llamaré círculos concéntricos. Aquí mismo donde estás, está más o menos cerca de tu punto central "Estoy aquí mismo". Pero cuando juegas en pasado y futuro, y mañana, y "espero que lo que pasó la semana pasada no pase de nuevo", empiezas a apartarte de ti mismo. Son como círculos concéntricos, y te consumes con lo que hay en esos círculos concéntricos, y en gran medida estamos a buena distancia de nuestro punto central de estos círculos.

Simplemente nota que estás aquí mismo. "Aquí estoy. Estoy aquí mismo." Y toma conciencia de estar conectado a tierra, del modo más simple, relaja tus asentaderas - suena cómico - permite que el peso de tu cuerpo se hunda en tu asiento, e imagina una línea de energía que corre desde la punta de tu columna hacia el centro de la Tierra. En términos reales, el centro de la Tierra no está tan lejos. Es solo una percepción conciente. Y toma el concepto de que toda la estática, la energía del ruido de tus días, las cosas que te distrajeron, que no son realmente tuyas sino solo ruido, "No me gusta lo que están haciendo" y eso pasa por tu espacio y por favor reconoce que eso no es tuyo. Puede que no me gusta lo que están haciendo, pero cuando pongo mi atención en lo que están haciendo me convierto en la energía de aquello a lo que presto atención.

Entonces aquí mismo, donde estás en tiempo presente, simplemente decide que "Puedo enviar a tierra todo este ruido estático que no me pertenece". Es simplemente una intención. Tomas una respiración y te relajas con tu peso en el asiento, reconociendo que toda esa estática tiene permiso para soltarse e irse.

Ahora bien, lo interesante del cordón de arraigo es que ya está allí, siempre estuvo; no se le ha prestado atención en el mundo tridimensional. Pero aquí mismo, ojos abiertos, estoy bien, estoy conectado a tierra, estoy presente, estoy aquí mismo. Noten eso, cómo se siente. Pero también noten "Estoy aquí, no estoy en esos círculos concéntricos, estoy aquí"; háganlo realmente simple. Esto es parte de su estado natural de ser. Permitan que esa conexión a tierra esté allí, porque se vuelve más cómodo a medida que progresan con esto.

Hay otra parte de ustedes, el lugar que les permite observar su experiencia y su realidad desde una posición que llamamos neutral. "Podría hacer eso, o podría elegir no hacerlo. No estoy enganchado; estoy neutral." Neutral es, cuando el motor del coche hace ruido, pisas el acelerador, pero no va hacia ningún lugar (N.T. punto muerto). Todo funciona. Por favor toma otra respiración y siente la sensación de estar en neutral.

Y luego toma nota de ti mismo estando en neutral; no es pensarlo, es notarlo. Al notar eso, fíjate si lo que voy a decir también es exacto. Sin hacer movimiento ni esfuerzo, toma conciencia de estar en el centro de tu cabeza. Es un espacio justo detrás de los ojos, - tus ojos están abiertos, estás aquí mismo, mirando la pared allá. Pero no estoy allá; estoy aquí mismo, en el centro de mi cabeza. Estoy conectado a tierra, estoy en el centro de mi cabeza.

Ahora bien: existe otra parte de ti que es muy útil, es un estado natural de ser pero nunca se te enseñó en la experiencia tridimensional. Porque si te lo hubieran enseñado serías capaz, serías independiente, podrías discernir si algo es una verdad o no es una verdad para ti. No basándote en todos los que dicen, "Oh, sí, esto es verdad," No importa si es su verdad; ¿es tu verdad?

En ese pequeño espacio, en el sistema de guía interna, es como juegas este juego, si se inclina a la derecha o a la izquierda, tú lo decides. Es "¡Sí! Esto se siente verdadero" O si se inclina al otro lado, no se siente verdad. Es un medidor muy simple: esto funciona para ti, esto otro puede no funcionar para ti.

Otra respiración; centro de tu cabeza; en tiempo presente.

¿Notaste que cuando empecé a hablar empezaste a poner tu atención en lo que yo decía y te saliste del centro de tu cabeza? No es gran cosa, es así como funciona. Pero regresa al centro de tu cabeza, justo detrás de los ojos, relajado, conectado a tierra, y la próxima parte la llamamos la rosa en el borde de tu aura.

Lo haremos simple, muchos de ustedes no han jugado con esto antes, jueguen conmigo ahora. Extiendan el brazo hacia adelante y vuelvan la palma de la mano hacia ustedes. Aproximadamente - un poquito más o menos - ese es el borde de su aura. Pueden hacer lo que quieran con esto, pero la herramienta que usamos, o el concepto que usamos, es crear una imagen mental de una rosa. Rosa roja, rosa blanca, rosada, azul, no importa. Y justo donde está tu palma frente a ti, imagina que entre tu pulgar y tu índice estás sosteniendo esa rosa. Los que ya conocen esto, jueguen igual. Y decidan que todo lo que está desde la rosa hasta su corazón tiene que ver con ustedes, y todo lo que está del otro lado de la rosa es el teatro de Shakespeare que está allí para entretenerlos. Uso la palabra entretener, pero cuando están allí afuera en los círculos concéntricos muchas veces no es nada entretenido.

Desde el centro de la cabeza, conectado a tierra, de mi lado de la rosa, puedo empezar a discernir: ¿Es esta mi verdad? ¿Esto tiene valor para mí? ¿Es esto una respuesta que me permite crear en mi momento siguiente?

Ahora otra respiración, y aquí hago una pausa. Permanece en el centro de tu cabeza, conectado a tierra, lo hacemos simple, estando aquí mismo, no pensando en ayer o mañana, y ten la sensación de ese punto donde creaste la rosa y pon toda tu atención de este lado de la rosa, estando aquí mismo. Haz de esto un juego.

Otra respiración.

Aquí mismo, toma nota de ti mismo conciente de ti mismo, en el centro de tu cabeza. ¿Sabes? Muchas veces, cuando andas por el mundo y estás en el mismo lugar, conectado a tierra, con la rosa allí, en el centro de la cabeza, hay mucha distracción, mucho ruido, tu mente se engancha en eso. Al definir este espacio para ti, porque este es un espacio con el que puedes andar por ahí, cuando empiezas a construirlo es en realidad un lindo lugar para meditar, pero es un espacio para tomar conciencia de mí mismo.

Puedes tratarlo como una experiencia interesante, que no puedes hacerla mal, no puedes fallar, no puedes estropearla, es solo "estoy probando algo para vivir mi vida un poco distinto de lo que lo he hecho". Simplemente: ¿te gustaría tener una vida un poquito diferente de la que tienes? Este es un conjunto de estructuras, conciencias, que son quién realmente eres. Esto es nuevas herramientas, nueva inteligencia, nuevo intelecto, cosas a comprender y analizar. No se analiza.

Pero déjame darte algo más de esto. En el centro de tu cabeza, relajado en tu asiento, toma nota de ese punto justo frente a ti donde pusiste la rosa, y nota que esta rosa, aunque está quieta allí frente a ti, da toda la vuelta a tu alrededor. Crea un círculo a tu alrededor, por encima, básicamente te contiene en una burbuja.

Luego considera un concepto: esto podría realmente funcionar, yo podría gustar de mí. Solo lo consideras: tal vez me gusto. O tal vez podría gustarme.

Ahora cambio algo. Te pido que notes la pared frente a ti y permanezcas en el centro de la cabeza; no allá enfrente sino en el centro de tu cabeza. Te pido que tomes tres respiraciones y tomes conciencia de la respiración, y mientras haces eso la habitación se sale de foco, quitas tu atención de la pared y la pones toda dentro de ti. Como si cruzaras los ojos mirando hacia adentro para seguir a la respiración. Y en la segunda parte de la tercera respiración, permite que tus párpados se cierren y sigue tomando conciencia de tal vez dos respiraciones más - muy suaves, sin esfuerzo.

Centro de tu cabeza. Y luego vuelve a relajarte. Centro de tu cabeza. No pongas atención en la respiración, solo estás aquí mismo; nota que estás consciente, "Estoy consciente de mí, en el centro de mi cabeza, sentado en mi asiento, conectado a tierra, en tiempo presente, y desde la rosa hasta mí, soy yo, y todo lo demás es el teatro y no me importa, ni siquiera le estoy prestando atención."

La próxima parte se pone interesante. Piensas de maneras diferentes. Hay diferentes capas de pensamiento, así las llamaremos. No necesariamente lugares, sino configuraciones distintas de cómo observas y -digámoslo así - piensas; reúnes información.

Entonces toma conciencia de ti aquí, y hay un lugar que llamamos la mente superior. Y esta mente superior está unos 2,5 cm. más arriba de donde estás en el centro de tu cabeza y otros 2,5 cm hacia atrás. Toma nota de ti en el centro de tu cabeza y luego ten la sensación de elevar tu energía, tu consciencia unos 2,5 cm hacia arriba y luego la traes hacia atrás 2,5 cm. No te atasques con la matemática, simplemente hacia arriba y atrás. Toma otra respiración y puede que notes que está mucho más tranquilo.

Permite tu respiración pero nota este lugar más tranquilo al que llevaste tu atención consciente. Mente superior. En este espacio hay quietud, mucha concentración, está muy en el ahora, y existe una curiosidad. Como que te preguntas, ¿cómo funciona esto?

Pero es más tranquilo, es como entrar en una habitación donde no hay ruidos.

Y luego permite ese concepto de "me gusto". Al menos pruébalo, no lo creas si no quieres, es una herramienta un poco avanzada esto del me gusto. Ya lo trataremos en otra ocasión. Me gusto.

Ahora bien, si eres aventurero y estás gritando "me gusto", nota cómo se siente y nota cuán tranquilo estás. Y cuán consciente estás.

Puede que alguien quede inconsciente aquí, si me oyes decir eso no es problema, es porque todavía no sabe cómo manejar este espacio, pero no es un problema.

Pero si estás en esa mente superior, tranquilo, si te permites sentirte a ti mismo, no quiero decir tocarte con las manos, sientes el corazón y casi vas a sonreír, o tal vez una risita, es como una sonrisa, algo hay allí.

Arriba 2,5 cm. atrás 2,5 cm, mente superior, y me gusto.

Otra vez. No necesitas creerlo, y no es un mantra, no es algo que hay que hacer, es solo notarlo. Esto es tu estado natural de capacidad. En Mastering Alchemy jugamos con esto, si empiezas a sentir palabras... te doy para que consideres: sentirte seguro, ¿qué es la certidumbre? ¿Cómo se siente estar seguro? No es un pensamiento; es un sentimiento. Es una sensación, algo que sientes. Como que tus hombros van hacia atrás, y "¡Sí! Estoy seguro". No se necesita la opinión de nadie más.

Estamos jugando solamente, concentrándonos en estar conscientes, me gusto, permiso. No puedes hacerlo mal. Es imposible no estar bien. Algunos de nosotros realmente tratamos con gran esfuerzo de no estar bien. Pero eso de tratar de no estar bien es mucho trabajo.

Aquí mismo, tranquilo, curioso, conectado a tierra, de mi lado de la rosa, el resto del teatro no cuenta, en este segundo el teatro ni siquiera existe. Aquí estoy.

Y ahora consideren este sistema de guía en el corazón, que dice muy claramente "sí" o "no", "buena idea"; "tal vez no es tan buena idea". Un medidor que les permite ver la circunstancia del mundo en que están parados, reconocer que esa persona de allá está enojada, - no enojada conmigo - enojada por su propia vida en este momento desagradable, pero no se trata de mí.

Esa capacidad para discernir cuál es mi verdad y qué no es mi verdad, se vuelve extraordinariamente liberadora, porque cuando observo al ser humano promedio - así lo llamo, lo que sea que signifique - todos caminamos por ahí con una tremenda cantidad de dudas, incertidumbres, carencias, juicio sobre sí mismo, creyendo que lo que le dijeron otros (mamá/papá/maestra/sacerdote) es mi propia verdad. Otra respiración.

Y si miran hacia atrás, y recuerdan cuántas veces les dijeron: "así es como se hace, de esto se trata, no eres tan inteligente, no lo mereces, no eres realmente tan capaz, no encajas", de alguna manera eso nunca se sintió bueno. Y en ese momento el otro tenía un mal día, algo así como que te vomitaba encima. Y lo que uno hace es decir "¿Qué hice de malo?"

En este espacio, conectado a tierra, en el centro de tu cabeza, establecido tranquilamente, solo, en tu mente superior, de tu lado de la rosa, con un poco más de información puedes empezar a jugar con el discernimiento: "¿Es realmente mi verdad lo que me dijo esa persona? Y es realmente notable que en ese espacio te das cuenta: "Eso no me sirve; ni siquiera encaja en mi realidad. Los zapatos que me dieron me quedan chicos, la camisa me ajusta mucho, y los sigo usando una y otra vez para complacerlos". Otra respiración; probablemente estoy poniendo mi dedo sobre alguno de tus botones.

Entonces, aquí mismo, considera si te gustaría que empezaran a desaparecer; sin esfuerzo, sin trabajo. Aquí mismo, estando en tiempo presente, toma una respiración, me gusto. Trae tu atención al "me gusto"; no necesitamos opinión de nadie más, no necesitas auto-convencerte; es como ¿qué tal si yo me gustara? ¿Cómo se sentiría gustar de mí? Y busca la sonrisa en tu corazón - porque nunca se fue. Nosotros nos fuimos; entregamos nuestro señorío, nuestra certidumbre, nuestro permiso, nuestra capacidad para discernir, la entregamos a ese papá/mamá/maestra/sacerdote ahí afuera; a los mejores amigos. A lo que decían las noticias, a lo que el gobierno decía que era la verdad. Vivimos en un mundo de computadoras muy complicado, con muchas agendas para distorsionar lo que es tu verdad. Y le permitimos a ese I-phone, I-pad, computadora y todos esos sitios de las redes sociales que nos digan "La verdad es esta". Y la capacidad de discernir no está allí.

La posibilidad de los estratos de consciencia que se están volviendo disponibles para que tú elijas pueden estar olvidados cuando eliges basado en lo que se presenta como "tu" verdad.

Otra respiración. Me gusto. ¿Qué tal si puedo mirar y ver, permitir esa sensación que dice "No, no me parece" o bien "Sí, eso me entusiasma"? Todo está dentro de ti, dijo alguien en algún punto del camino.

No es complicado; simplemente conectado a tierra, de mi lado de la rosa, discerniendo entre yo y el teatro. En el centro de mi cabeza, y sin "ir hacia" todo lo que me dicen, que es la verdad de otro.

¿Qué tal si lo que se está diciendo fuera real? ¿Qué tal si lo que estás sintiendo ahí sentado fuera un formato para vivir tu vida, sin esfuerzo, con los ojos bien abiertos, caminando por el mundo y siendo capaz de discernir y permitir y darte tu permiso para tu propia elección?

Por favor, ¿te establecerías en este espacio y gustarías de ti mismo? No importa qué te dijeron, no importa qué pensabas un minuto atrás. Ahora mismo: me gusto.

Una cosa que llegará a saberse es que eres grande, eres significativo en este juego, y eres muy importante. Y estás despertando, estás percibiendo tu sendero. Pero este punto de discernir te permite empezar a entender lo que "grande, significativo, importante" es en relación a tu sencillo "me gusto".

Un par de respiraciones más. Mueve los dedos de los pies, si todavía están allí, mueve los dedos de las manos, y fíjate si puedes permanecer aquí mismo cuando abras los ojos en un minuto. Fíjate si puedes permanecer, en lugar de saltar a donde estabas un rato antes. Y luego abres los ojos, complacido contigo mismo, "me gusto", nota si el cuerpo se siente relajado, nota si estás en tiempo presente, en el centro de tu cabeza, capaz de ver la pared allí enfrente desde aquí mismo.

Si necesitas ponerte de pie, sacudir un poco el cuerpo, fíjate si puedes permanecer aquí mismo.

Que tengan una hermosa tarde, aprecio su presencia, Bendiciones.


Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

377 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo