Epigenética y Sanación ancestral. Entrevista a Dr.Dan Siegel

Varios/Otros


Epigenética y Sanación ancestral. Entrevista de Lisa Bonnice al Dr. Dan Siegel


EPIGENÉTICA Y SANACIÓN ANCESTRAL

Entrevista de Lisa Bonnice al Dr. Dan Siegel
Presentado en la Cumbre de Sanación Ancestral de abril de 2019


El Dr. Dan Siegel es profesor de psiquiatría en la Escuela de Medicina de UCLA y co-director fundador del Centro de Investigación de Conciencia Consciente en UCLA. También es el Director Ejecutivo del Instituto de Mindsight que se centra en el desarrollo de la visión mental, que enseña la comprensión, la empatía y la integración en individuos, familias y comunidades. Ha publicado profusamente para el público profesional y el público en general. Sus cuatro best-sellers del New York Times son: Mente: Un viaje al corazón del ser humano (Norton, 2016), Lluvia de ideas: El poder y el propósito del cerebro adolescente (Tarcher / Penguin, 2014), El niño de todo el cerebro: 12 estrategias revolucionarias para nutrir la mente en desarrollo de su hijo (Random House, 2011) y La disciplina sin dramas: la forma de cerebro completo para calmar el caos y nutrir la mente en desarrollo de su hijo (Bantam, 2014) y dos libros con Tina Payne Bryson, Ph .D: La Disciplina del Niño Entero y el No-Drama.

Sus otros libros incluyen: Mindsight, The Mindful Brain y The Yes Brain (también con Tina Payne Bryson, PH.D), y su próximo libro Aware (2018). El Dr. Siegel también se desempeña como editor fundador de la serie Norton Professional Series sobre neurobiología interpersonal, que contiene más de sesenta libros de texto.

Lisa: Bienvenidos a mi programa con el Dr. Dan Siegel. Bienvenido, Dan. Hablemos de la epigenética.

Dan: Epi significa en la parte superior y la genética se relaciona con nuestros genes. Los genes son secuencias de una especie de moléculas llamadas ácidos nucleicos del ADN, que tienen pares de bases como las letras de nuestro alfabeto. Tienen diferentes combinaciones que forman secuencias de nucleótidos de los pares de bases en esta molécula de doble hélice llamada ADN. Solo los glóbulos rojos no tienen nucleoides. Cuando se fabrica el Ácido Ribonucleico, ARN, la secuencia de ácido nucleico trenzado se dirige al plasma de la célula donde los ribosomas leen todo ese ARN y producen proteínas. La secuencia del ADN se convierte en la secuencia del ARN y luego se convierte en la secuencia de aminoácidos que luego se forman en proteínas que dan forma a las funciones de la célula e incluso determinan cosas como el valor de la célula, por ejemplo.

Por lo tanto, cada forma en que se pueda controlar el gen, esa secuencia de ADN transformada en ARN convertida en proteína, afectará la forma en que funciona el cuerpo, incluida la forma en que el cerebro crece y responde al entorno que lo rodea. La expresión génica determina la producción de proteínas y la forma en que experimentamos diferentes formas de estar en el mundo. La forma en que entendemos este proceso es que por encima de los genes, de las secuencias de ADN, hay moléculas de ácido no nucleótido como histonas o metagrupos, moléculas relativamente simples que se asientan sobre esta secuencia de ADN y cambian la forma de esta doble molécula helicoidal; la manera en que estas moléculas epigenéticas modifican la forma determina cómo y cuándo y en qué medida ocurrirá la expresión de esos genes en el ARN, en las proteínas. Entonces la razón por la cual la epigenética es tan importante es que:

1) Da forma a la expresión génica. Si lo comparamos con una biblioteca, el libro es el material genético tal como fue escrito; luego está el bibliotecario que determina qué hacer con el libro, si abrirlo para que se lea o ponerlo en un estante o esconderlo para que no lo lean jamás. De modo que no importa si el libro está escrito si nunca se lee, que el gen exista si nunca se expresa. Los bibliotecarios no son los libros, son los moduladores de la expresión de los libros. Las moléculas epigenéticas son el equivalente del bibliotecario que determina cómo, cuándo y hasta qué punto el libro será leído, hasta qué punto el gen se expresará.

2) Cuando uno tiene una experiencia en tiempo real, como experimentar estrés, sus propias células sufrirán una modificación de los reguladores epigenéticos, por ejemplo, para permitirles procesar la insulina basado en la falta de alimento, y eso está bien. De modo que la modulación epigenética trata de adaptarse a las circunstancias en que estamos. Experimentar en nuestras vidas cambia la regulación epigenética de la expresión del gen, incluyendo lo que sucede en el cerebro. Pero lo segundo importante de este 2) es que la experiencia cambia la regulación epigenética. Dependiendo de la sincronización, si una mujer está en el vientre materno mientras sus ovarios se están desarrollando, modela sus óvulos según lo que la madre está experimentando. De modo que una madre preñada con un feto femenino tendrá un feto con los ovarios modificados en respuesta a la experiencia materna.

Y al nacer, tal vez no tenga esos cambios epigenéticos en su cuerpo, pero cuando a su vez tenga un bebé, niño o niña, él heredará y pasará por el semen y el óvulo los cambios epigenéticos de su abuela. Puede saltearse una generación si es mujer. El varón, no. Digamos que pasa por la experiencia aterradora del Holocausto, justo antes de la adolescencia, cuando su esperma está madurando en los testículos, tal vez a los 10 u 11 años. Cuando tenga un hijo, este heredará la adaptación de aquello por lo que pasó su padre. De modo que los cambios epigenéticos se pueden transmitir por el óvulo y el semen y heredan las modificaciones epigenéticas en la parte superior de sus genes. Hasta donde sabemos, la secuencia de los genes no cambia, ustedes solo están cambiando la regulación de la expresión del gen. Por ejemplo, van a modificar la forma en que procesan los alimentos.

Es probable que sean más obesos porque retienen las calorías y desarrollan diabetes si sus abuelos, en el caso de la mujer, pasaron hambre o, en el caso del Holocausto, están vigilantes ante el peligro con intensa ansiedad y miedo. Esto se manifiesta epigenéticamente en su cerebro debido a este proceso. Malcolm Minie realizó un estudio sobre personas que se habían suicidado. Unos habían sido abusados en la infancia y otros no. Se hicieron biopsias del cerebro y los cambios epigenéticos en las zonas que regulan la respuesta al estrés solo se encontraron en los que habían sido víctimas de abuso, lo que demuestra que el niño que experimenta el abuso directamente tiene cambios epigenéticos en el cerebro para estar alerta ante el peligro y su respuesta es más intensa. Ese fue un estudio muy penoso pero importante que sugiere que las experiencias tempranas en la niñez también pueden cambiar la regulación epigenética, por lo que les resulta más difícil lidiar con lo que les causa estrés.

La reacción a los estresores se magnifica por haber sufrido trauma, abuso o abandono temprano en la vida.

Lisa: Lo que nos estás diciendo es que las experiencias traumáticas de nuestros antepasados pueden hacer que experimentemos EPT (estrés post-traumático) por cosas de las que ni siquiera tenemos conciencia. Las personas que fueron adoptadas y no conocen la historia de sus antepasados, ¿aún así heredan una reacción de estrés post-traumático por algo que sus ancestros experimentaron?

Dan: No sé si lo llamaría EPT, sino un efecto epigenético en las zonas reguladoras del cerebro que nos hacen estar más atentos al peligro, de modo que son más reaccionarios y crean más estrés generado internamente debido a lo que heredaron. No sé si el estudio mostró que tendrían una mayor disposición para el EPT, pero definitivamente es un trauma generado por herencia multigeneracional a cambios epigenéticos de desregulación. Creo que no es EPT sino una híper reacción al peligro, pero puedo estar equivocado. Uno lo experimenta como una ansiedad exagerada. En el EPT se experimentan recuerdos recurrentes (flashbacks) y ese tipo de cosas. Hasta donde sé, no se hereda, pero sí esa híper reacción de vigilancia ante el peligro que generaliza la ansiedad, o el pánico.

Lisa: ¿Y qué sucede con la depresión y el miedo al fracaso? A veces las personas no conocen su árbol genealógico y de pronto descubren que los padres siempre abandonaron a sus familias y ese patrón se ha reproducido en la familia durante generaciones y ellas no lo sabían porque eran adoptadas, etc. O personas que no pueden mantener un trabajo, ese tipo de cosas del comportamiento, más que las enfermedades reales.

Dan: Eso es algo interesante. Empecemos con un conjunto de principios del desarrollo. Uno es que tenemos genes que heredamos, una secuencia genética que, por ejemplo, determina su temperamento, que será la neuropropensión de su cerebro a reaccionar de ciertas formas, y ese temperamento, que es determinado genéticamente y ciertamente es modelado además por la epigenética, se combina con sus experiencias de apego y experiencias genéticas y epigenéticas combinadas para formar su personalidad. Y lo que muestra la investigación de gemelos idénticos es que tienen una alta concordancia de un 50% en algunos casos, en otros más alta aún; muestran patrones de conducta similares, como tener los mismos gestos, que les gusten las mujeres que se llama Clara, esa clase de cosas que encontramos asombrosas. Eso es la personalidad. Un enorme corte genético, una gran contribución epigenética a rasgos de la personalidad, a patrones como la incapacidad para triunfar, para poder mantener las relaciones durante mucho tiempo.

Hay mucha evidencia que lo sostiene. Incluso cuando está involucrado un gran factor genético en las piscopatologías como la depresión y la esquizofrenia, en la mayoría se ve que en los gemelos idénticos nunca es del 100%. No es el 100% porque las cosas no son determinadas un 100% por los genes. Uno puede tener una vulnerabilidad, pero hay que combinar otros factores como las experiencias difíciles, o los agentes infecciosos, o la exposición a tóxicos. Por ejemplo, en la esquizofrenia uno puede tener una vulnerabilidad, pero se necesita algo que lo lleve al extremo, como tener esta vulnerabilidad y tener ese problema con la integración alterada en el cerebro. Siempre es la naturaleza y el cuidado (nature and nurture) y eso es siempre importante para empoderarnos, incluso si tenemos cosas genéticas o epigenéticas que heredamos o necesitamos porque también fuimos víctimas de abuso.

Son muchas las razones que sugieren que podemos crecer dejando atrás esas vulnerabilidades genéticas y epigenéticas utilizando nuestra mente para cambiar realmente las funciones del cerebro y su estructura real e incluso alterar cinco de las maneras en que probablemente esas experiencias adversas comprometieron la salud, incluso aunque las hayan adquirido genética o epigenéticamente. Pueden reducir el estrés, y por ende el nivel de cortisol, reducir la información al alterar realmente los moduladores epigenéticos utilizando su mente, pueden optimizar su funcionamiento cardiovascular, pueden mejorar el funcionamiento de su sistema inmunológico y pueden elevar y optimizar los niveles de sus telómeros, esas enzimas que reparan y mantienen los extremos de sus cromosomas, llamadas telómeros, que son como unos capuchones en los cromosomas. Cuando tienen estrés y envejecen, los telómeros se acortan, y acortan toda la hélice del ADN cuando se desenrolla para formar el RNA.

El largo de los telómeros es una importante medición del envejecimiento. Los niveles de los telómeros optimizan los capuchones en los cromosomas y ahora sabemos qué hacemos con la mente y cómo vivimos. Si nuestras relaciones son compasivas y respetuosas y desarrollamos una presencia serena, vamos a vivir con un propósito de vida.

Pese a la forma en que heredamos el trauma intergeneracional y los traumas que tuvimos, experiencias adversas de nuestra niñez, hay cosas que podemos hacer para cambiar la forma en que esos factores epigenéticos nos ponen en riesgo. Tenerlos no significa que estemos indefensos, ni que las experiencias tempranas que tuvimos, o las de nuestros ancestros, signifiquen que estamos perdidos, todo lo contrario. Podemos usar la mente y modelar cómo enfocamos la atención, porque donde la colocamos crecen las conexiones neurales y pueden cambiar estos cinco factores y hacer que el cerebro esté más integrado. Todas estas cosas son noticias increíblemente positivas incluso conociendo el poder de la epigenética para cambiar las funciones cerebrales.

Lisa: ¿Cómo afectan a las generaciones futuras los crímenes contra la humanidad?

Dan: Es una buena pregunta. Vamos a comenzar con la noticia empoderante de que para los afroamericanos, que han venido de una historia de esclavitud de cientos de años aquí en los EE.UU., hay esperanza al comprender entender cómo ese pasaje intergeneracional de ser privados de sus derechos, desempoderados, arrancados de su continente, puede ser entendido y trabajado, como en el caso de un indio de Canadá o EE.UU. que ha sido privado de sus derechos, desempoderado, y el gran holocausto que se llevó a cabo aquí en los EE.UU. Esa es una historia que no se ha abordado plenamente y creo que en Canadá tampoco. Es un trauma cultural muy serio y ahí también hay importantes cambios epigenéticos. Lamentablemente, los seres humanos hacemos estas cosas horribles de esclavizar y matar y llevar a cabo genocidios; es una especie de moda. Y al mismo tiempo, nuestra especie es capaz de bondad y compasión y colaboración.

Deberíamos llamar a esto la deshumanización cuando el cerebro humano realiza esos actos desafortunados de primates donde se hacen estas distinciones de estar dentro o fuera del grupo, de modo que nuestro cerebro se pregunta: ¿Eres como yo o no eres como yo? ¿Eres como yo porque estás dentro de mi grupo o no eres como yo y estás afuera en otro grupo? Los bebés de catorce meses de vida hacen esa evaluación rápidamente. Si al bebé le muestran un cereal que le gusta como los crocantes de arroz, que también le gustan al muñeco verde, y luego le muestran hojuelas de maíz que detesta pero que le gustan al muñeco rojo, cuando más tarde le acerquen un muñeco verde, lo acariciará; pero si al muñeco rojo, le pegará. Y no creo que ningún padre le diga al hijo: Si ves a una persona o a un muñeco al que le guste el cereal que odias, dale un puñetazo. Eso está incorporado en nuestros genes. Puede ser una apropiación epigenética o no, pero creo que lo del grupo interno y externo es innato.

Los estudios en adultos muestran que las personas mayores hacen una evaluación: ¿Es como yo o no es como yo?, y eso cierra de inmediato el circuito de la visión mental. Es decir que si hago un mapa de su mente, de sus emociones, de su atención, de su intención, de su concientización, tengo un mapa de ustedes al instante, porque los veo como seres humanos, los veo como seres con una experiencia subjetiva interna llamada su mente y mapeo esa mente en mi propio sistema nervioso, en mi interior. Evolutivamente, probablemente desarrollamos esta capacidad mental figurándonos la mente de otro, porque tenemos algo llamado halo parenting, que es que nos ayudamos entre nosotros para apoyar a los más jóvenes. Si tengo un bebé, se los puedo dar a ustedes porque puedo ver su mente que me dice que son confiables y puedo salir a buscar alimento para toda la aldea y ustedes se quedan a cuidarlo. Y podemos hacerlo.

El dejar a los hijos al cuidado de otros es algo único, inusual, que solo los mamíferos pueden hacer, especialmente los primates, y eso modeló toda nuestra evolución y nos permite tener esta capacidad de ver la mente de la otra persona y la nuestra propia. De modo que cuando observamos a alguien y lo ponemos en el grupo interno, hacemos un mapa de su mente; cuando lo ponemos en el grupo externo lo deshumanizamos, hacemos como que no tiene mente y podemos matarlo, nos sentimos amenazados por él. Así que parte de la problemática epigenética que se plantea es esa vigilancia que Stephen Porges llamó neurocepción* que nos alerta del peligro. Y si evaluamos que eso es un peligro, hay una híper vigilancia para lo peligroso como en los casos que tú nombraste. Claramente, se adquiere epigenéticamente pero se basa en un circuito de una extinción rara del grupo interno y se percibe como si estuviesen en el grupo externo, pero en realidad sí lo están.

Si son afroamericanos en los EE.UU. y ven que los afroamericanos fueron asesinados por personas blancas, no lo están inventando; o si son personas blancas en los EE.UU. y se sienten amenazadas por personas que no lo son, crean esa categoría de la “raza blanca” que en realidad no existe, pero sí en nuestra cultura sí, y dicen: Si no eres blanco, si no estás en mi grupo interno, voy a tenerte miedo y apartarme. Y esto ocurre en todo el planeta, no es solo lo que hacemos los seres humanos sino también lo que hacen los primates. En esta gran perspectiva de un grupo de siete mil millones de personas llamado humanidad, este es un problema gigantesco. Pueden ver que en los últimos cien años, millones de personas fueron masacradas por seres humanos, ya sea en Ruanda, o en el Holocausto, y si vamos más atrás, a los tiempos de los indios norteamericanos, a cuando se arrancaba a las personas de África y se las esclavizaba, tenemos la actitud de que ellos no son seres humanos.

En Australia hasta los años sesenta a los aborígenes australianos se los consideraba como ganado. Hacemos esto. Y en Rusia, a los judíos no se les permitía vivir en las ciudades porque no se los consideraba humanos. El punto es que para todas esas cosas que tú estás mencionando, puede haber una visión como Ay, Dios mío, este no es un lugar seguro, cuando en realidad no lo es. El conocimiento está creando algo artificial, está intensificando algo que está creando estrés.

Lisa: ¿Cómo va a afectar a nuestros descendientes nuestro estilo de vida moderna, la forma en la que estamos viviendo ahora, separando a los niños de sus padres en la frontera, demasiada electrónica, personas mirando las pantallas?

Dan: Tomemos la separación de los niños. Mi campo es la investigación, y cuando estudiamos los problemas de la relación entre padres e hijos, treinta investigadores del apego y yo mismo escribimos un artículo cuando separaron a los niños en la frontera, y lo pueden leer en mi sitio de internet www.DrDanSiegel.com. Es un estudio de múltiples autores en el que básicamente resumimos la investigación diciendo que arrancar a los niños de sus figuras de apego produce efectos de larga duración en modificaciones epigenéticas y en crecimiento neuronal. Y la forma en que se impide ese crecimiento neuronal es que bloquea la neurointegración. Y la forma en que ocurren los cambios epigenéticos hace que vigilen el peligro y sean propensos a ser muy intensos en su reacción, de modo que la capacidad para autorregular las emociones está impedida por las rupturas del apego, como la que creó el gobierno de los EE.UU. Eso es muy serio. Traten de leer nuestro estudio.

Hemos intentado ser muy conservadores respecto al estudio científico del apego y esa clase de cosas, y lo expusimos como: “Esto es lo que muestra la ciencia”. De modo que sí, habrá cambios epigenéticos y modificaciones en el cerebro y un impedimento en lo que llamamos seguridad del apego.

Aquí estamos hablando de diferentes extremos. Ahora tú estás hablando de algo que es ligeramente distinto, de la evolución cultural, que es la idea de que, dentro de la noosfera -la atmósfera de ideas y culturas que puede ser vista como el patrón de energía e información traído al compartir en una sociedad, eso es cultura, y esos patrones de información energética son absorbidos por los sentidos: vista, oído, olfato, gusto, tacto, y la persona está inmersa en patrones mundiales de información energética y esos patrones modelan la actividad del cerebro en el momento y, con la repetición de la activación, cambian la estructura del cerebro. De modo que esas adaptaciones a la experiencia están claramente involucradas en la epigenética, principalmente en experiencias traumáticas. En cuanto a estar todo el tiempo frente la pantalla, no podría llamar traumatizante a la tensión de la computadora, de modo que no sé si está cambiando la relación epigenéticamente. No lo sabemos.

Probablemente lo haga de alguna forma, pero seguramente puede estar cambiando la estructura neural, las conexiones entre los cien mil millones de neuronas. ¿Cómo las pueden estar cambiando? Hay muchos estudios que examinan cosas diferentes, pero una de ellas es que estamos perdiendo las experiencias que tienen los niños, los adolescentes e incluso los adultos de tener una comunicación directa de uno a uno en conversaciones, al compartir información no verbal. Así que la forma en la que creamos una imagen de la mente de otra persona es a través de esas conversaciones y patrones de comunicación no verbal. Me preocupa muchísimo que la capacidad de visión mental –que es la de conocer la mente de los demás y la propia- se esté haciendo muy difusa en términos de las experiencias generadas por el enfoque en la pantalla de la vida moderna. Y no pueden verlo. Solo piensen en estar en un ascensor o haciendo cola en una tienda.

Antes hablaban con alguien, le decían: ¿Cómo estás? ¡Oh, está lloviendo! ¡Qué locura estar bajo la lluvia!, o lo que fuese. Ahora miran la pantalla del celular. Y no es accidental que suceda esto. En las conferencias hacemos que las personas hablen de cómo se diseñó la comunicación social para capturar los intereses de las personas, como ¿Qué piensan de mí? ¿Cómo puedo hacer que algo se vea de cierta manera? Y ustedes tienen la sensación de que, al ser criaturas sociales, realmente encajan y pertenecen y esas plataformas que están creando la noosfera comparten las ideas de las pantallas. No se las hizo por accidente, y parte del impacto es desconectarnos de nosotros mismos para hacer que nos sintamos muy separados. Y creo que este estar separados de los demás de la cultura moderna es lo que se vio en el incidente de hackeo de April Fools en 2012**.

Leí un libro maravilloso, El Proyecto Drawdown. Lo que le estamos haciendo al planeta puede verse en parte como la manera en que las personas tienen una visión de sí mismas como entidades separadas en el mundo, y eso básicamente está destruyendo la vida en la Tierra. Podrá parecer que son cosas separadas, pero la ayuda interplanetaria y las relaciones interpersonales y el sentido personal de quiénes son ustedes son todos procesos profundamente interconectados.

Lina: Si les queremos pasar ciertas formas de pensar a nuestras futuras generaciones, ¿qué recomiendas?

Dan: Recomiendo que se relacionen con otras personas y con el planeta, que acepten profundamente la realidad de nuestra naturaleza interconectada. No son solo un “yo” que vive en un cuerpo, y no son solo un “nosotros” donde se liberan de la importancia del cuerpo para dormir, ejercitarse, alimentarse bien y conocer la historia de ese cuerpo. A mí me gusta decir: Yo + Nosotros = Identidad integrada (Me + We = Wee). Pienso que puede ser un paso adelante para la humanidad y la vida en la Tierra.

Lisa: Volvamos a las situaciones heredadas. ¿Qué podemos hacer para sobreponernos a lo heredado? ¿Cómo podemos saber si siquiera podemos sobreponernos al trauma o a las enfermedades que heredamos?

Dan: Creo que la investigación es muy clara. En mi campo del apego hemos demostrado que si le damos sentido a nuestra vida podemos sobreponernos a los patrones intergeneracionales del trauma. Solo fíjense en la investigación sobre la entrevista al apego adulto. Los investigadores del apego creemos profundamente en la plasticidad de la mente humana, la neuroplasticidad del cerebro y la capacidad de sanar las relaciones a nivel de relaciones de persona a persona en nuestra vida y las relaciones que tenemos con otras personas. Y yo agregaría: nuestra relación con la naturaleza. El avance es reconocido como integración. La integración es donde los elementos retienen su naturaleza diferenciada mientras también están vinculados para criar a un niño hoy en día o para las consultas que hago en las escuelas o al trabajar con organizaciones más grandes al trabajar con gobiernos. Todo se trata de cómo cultivamos la integración. A la integración interna la llamaremos Presencia.

Una persona puede estar presente con una conciencia receptora abierta. Hablo mucho sobre el tema en mi libro Aware: The Science and Practice of Presence. (Videos en inglés en https://www.facebook.com/drdansiegel/videos/the-wheel-of-awareness-access-to-a-new-reality/221278558543915/)

La integración es la relación de persona a persona de la que creo que nos están privando las pantallas. Es donde nos damos cuenta de que podemos conectarnos con una persona, diferenciamos y nos conectamos con gentileza y compasión. La compasión se construye con la verdadera empatía y las ideas reveladoras; esas cosas forman parte de todo este viaje de integración. Y luego ustedes dicen: ¿Bueno, cómo me relaciono con el planeta? Parece demasiado grande. Es muy sencillo, ustedes se dan cuenta de que son parte de la naturaleza, es una integración interna de la naturaleza, así que no están separados de ella. El árbol que está afuera de su casa, delante de su aula, de su departamento, esos árboles son una extensión de su cuerpo. Y si podemos conseguir que las futuras generaciones comprendan esta naturaleza interconectada de quiénes somos, entonces podemos hacer que este mundo cambie de dirección hacia la integración y la salud.

Lisa: ¿Dónde podemos contactarte?

Dan: Mi sitio www.DrDanSiegel.com es el mejor lugar para contactarse conmigo. Ahí pueden ver mis investigaciones o pueden dirigirse desde ahí a mis cursos y demás.

Lisa: Esta ha sido una conversación alucinante. Gracias, Dan. Antes de despedirnos quiero preguntarte si hay algo que no hayamos cubierto y de lo que quieras hablar, algo que no te haya preguntado.

Dan: Creo que el cambio hacia el que tenemos que dirigirnos como humanidad es hacia esa identidad integrada, ese Wee. Hay muchos grupos que hacen muchas cosas diferentes y es algo hermoso. En El Proyecto Drawdown, Paul Hawken habla de la cantidad de cosas que está haciendo la gente para tratar de revertir el cambio climático y reducir el calentamiento global y la emisión de dióxido de carbono. Estamos en un momento en el que si no trabajamos juntos de diversas formas, no va a funcionar. Es urgente. Y la buena noticia es que este no es un momento para pasar de la negación a la desesperación, sino que radica en ver estos desafíos de un mundo volátil, incierto, complejo y ambiguo en el que estamos, como una invitación, como múltiples oportunidades para cambiar la forma en que la humanidad se ha ubicado en la Tierra. Es una invitación para crecer, para integrarnos y para comprender que no somos solamente un Yo aislado, no somos un Nosotros sin una experiencia interna.

Somos un Yo + Nosotros, un Wee, y juntos podemos tener un planeta más integrado para beneficio de todo lo que tiene vida.

Lisa: Gracias por este mensaje de esperanza y gracias a todos los espectadores.


* Neurocepción: un sistema subconsciente para detectar amenazas y seguridad

Porges, Stephen W. - Cero a tres (J) , v24 n5 p19-24 de mayo de 2004

El autor describe hallazgos recientes sobre los mecanismos neurobiológicos involucrados en las percepciones de riesgo y seguridad. El término "neurocepción" describe cómo los circuitos neuronales distinguen si las situaciones o las personas son seguras, peligrosas o potencialmente mortales. La neurocepción explica por qué un bebé se deja arrullar por quien lo cuida, pero llora ante un extraño, o por qué un niño pequeño disfruta del abrazo de sus padres, pero ve el abrazo de un extraño como una agresión. El autor explica la Teoría Polivagal, que sostiene que los mamíferos, especialmente los primates, han desarrollado estructuras cerebrales que regulan los comportamientos tanto sociales como defensivos. La Teoría Polivagal describe tres etapas de desarrollo del sistema nervioso autónomo de un mamífero: inmovilización, movilización y comunicación social o compromiso social. Es necesaria una neurocepción de seguridad antes de que puedan ocurrir conductas de compromiso social.

Los bebés, niños pequeños y adultos necesitan estrategias de participación social apropiadas para formar vínculos sociales positivos. La neurocepción defectuosa podría estar en la raíz de varios trastornos psiquiátricos, como el autismo, la esquizofrenia, los trastornos de ansiedad, la depresión y el trastorno de vinculación reactiva. Sitio web: http://zerotothree.org/


** Incidente del Día de los Inocentes de 2012

El 1 de abril de 2012, un usuario llamado DracoSwordMaster ingresó al administrador de Roblox y cambió de lugar muchos elementos, incluidos pancartas, artículos de catálogo y cuentas de usuario. Los usuarios afectados por el incidente informaron que no se pudo acceder a sus cuentas hasta después del incidente. https://roblox.fandom.com/wiki/2012_April_Fools_Incident


*** Paul Hawken - Drawdown: The Most Comprehensive Plan Ever Proposed to Reverse Global Warming

El legendario autor y empresario Paul Hawken describe el proyecto Drawdown: un libro, una plataforma digital y una base de datos de fuente abierta, brindando el contexto clave y el marco para la importante carrera para "reducir" los gases de efecto invernadero de la atmósfera. A través de la medición del beneficioso impacto financiero, social y ambiental que pueden brindar las soluciones de "vanguardia", Project Drawdown muestra al mundo que sí está sucediendo, que es posible. (Videos en inglés en https://www.youtube.com/watch?v=0zaTGMl11hs)


https://ancestralhealingsummit.com/program/53
Dan Siegel: www.DrDanSiegel.comy www.mindsightinstitute.com
Título en inglés: Epigenetics and Ancestral Healing
Traducción: Susana Peralta

204 lecturas

1 Comentario de lectores

18/05/2019

Es un tema q me apasiona. Saludos Carlos


Carlos desde Argentina