La mediumnidad. Evolución.

Varios/Otros


* EVOLUCIÓN

¿Es indicio de evolución espiritual la presencia de la mediumnidad ostensiva?

No es sintomática de evolución, siendo a veces un carril de aflicciones purgadoras, que se presentan con la finalidad especial de invitar a la criatura al reajuste moral mediante los Códigos de las soberanas Leyes de Dios.

Cuando la conciencia le identifica la finalidad superior y se resuelve por incorporarlo a su cotidiano, resplandecen posibilidades inmensas de realización y crecimiento insospechados.

(Momentos de Conciencia, Cap. 20, Juana de Angelis/Divaldo P. Franco – LEAL)


¿Cómo entender las posibilidades evolutivas que la mediumnidad encierra, siendo la facultad vista como un crisol depurador?

La mediumnidad que florece en tu alma es una concesión de la Vida para la regularización de las viejas deudas con la Vida.

Compulsando el Evangelio de Jesús –Cristo, en él encontrarás a los médiums vencidos por los tormentos, buscando al Maestro. Sin embargo, la gran mayoría por El beneficiada, recuperó la paz íntima, calzando las sandalias del servicio edificante, permaneciendo, sin embargo, en vigilia hasta el fin de la jornada…

Haz lo mismo…
---
Por el bien que hagas, lentamente saldrás del pantanal del desequilibrio donde el pasado te precipitó…

Los tormentos de ayer te siguen hoy los pasos por la senda de la renovación. Tormentos de ahora que surgen examinando la robustez de tu fe, son convites sobrios para que te liberes y encuentres paz. Para resistir, elige la oración del trabajo como compañera inseparable de tu instrumentalizad mediúmnica, para que los tormentos naturales no encuentren acceso a tu mente, ni guarida en tu corazón.

Mediumnidad es filtro espiritual de registros especiales. Opera en el bien infatigable en nombre del infatigable Bien y busca, médium que eres, caminando por las mismas vicisitudes por donde los otros van, comprendiéndolos a todos, incluso aquellos que parecen felices y distantes de tus recursos de auxilio…

Herodíades, la infeliz concubina del Tetrarca, dominada por una cruel obsesión, se fascinó por el Bautista y, repudiada, se volvió contra él, convirtiéndose en pieza principal de su infame asesinato…

Mientras el Señor pregonaba en la Sinagoga, un Espíritu infeliz tomó la boca del médium atormentado e insultó al Maestro, interrogando…”- ¿qué tenemos nosotros contigo?”…

Antes del memorable encuentro con el Rabí afable, la joven de Magdala portaba obsesores lastimables que la vincularon a compromisos crueles con el sexo.

Angustiado padre busca al Celeste Mensajero para atender al hijo perseguido por un “Espíritu que lo toma, y de repente clama, y lo despedaza hasta sacar espuma”…

Judas, aún con la convivencia constante con Jesús, guardando investidura mediúmnica, se deja enredar por las seducciones de mentes perturbadas del Más Allá.

Considera la mediumnidad como medio de sublimación.

Raros, solamente raros médiums traen el superior mandato consigo. Casi la totalidad, sin embargo…

El médium parlante, cuya boca se enriquece de expresiones sublimes, muchas veces es un corazón sensible ligado a compromisos y errores de los cuales no se puede liberar; el médium escribiente, por cuyas manos escurren los pensamientos divinos, componiendo páginas consoladoras, casi siempre camina bajo sombras de angustias interiores, sin fuerzas para colocar la luz viva del Maestro en la aturdida mente; el médium curador, que distiende los recursos magnéticos de la paz y de la salud


* OBSESIÓN

¿Cómo y por qué se da la obsesión en el ejercicio mediúmnico?

El escogio a la educación y al ejercicio de la mediumnidad, la obsesión es vérmina a corroer el organismo emocional y físico de la criatura humana.

Sólo ocurre la parasitosis obsesiva cuando existe el deudor que se vuelve maleable, en el área de la conciencia culpable, que siente necesidad de recuperación.

Conservando la matriz de la inferioridad moral en el centro del ser, el Espíritu deudor faculta la vinculación psíquica de su antigua víctima, que se le vuelve entonces cruel cobrador, pasando a la posición de verdugo alucinado.

sintonía establecida, el vengador enloquecido ahora maneja, por robo, la absorción de energía y mantener su campo vibratorio que se mueve.

La obsesión es obstáculo a la correcta educación de la mediumnidad ya su ejercicio edificante, frente a la inestabilidad e inseguridad de que se hace portadora.

El síndrome obsesivo, sin embargo, revela la presencia de la facultad mediúmnica en aquel que sufre la constreñimiento espiritual de los malos espíritus, pues éstos sólo la ejercen como expresión de la ignorancia y locura de que se hacen objeto, infelices que también lo son en los propósitos que alimentan y, en las acciones que se ejecutan.

La desorientación psíquica, a causa de una práctica irregular, ofrece obsesión con la fascinación y el sometimiento a largo plazo, de difícil recuperación. En este sentido, la parasitosis obsesivo puede, después de un prolongado supuesto, dar lugar a la distonía del nervio, lo que facilita la instalación de la locura en sus diversas manifestaciones.

(Medios y Mediunidade tapa 16, Vianna de Carvalho / Divaldo Franco - .. FAIR)


¿Es la mediumnidad por sí misma responsable de la eclosión del fenómeno obsesivo?

No es. Sin embargo, es la mediumnidad que responde por la eclosión del fenómeno obsesivo. Por otra parte, a través del cultivo correcto de las facultades mediúmnicas es que se dispone de uno de los antídotos eficaces para ese flagelo, porque por medio de ellas se manifiestan los perseguidores desencarnados, que se desvelan y vienen esgrimir las falsas razones en las que se apoyan, buscando justificar la insania .

Será, sin embargo, la transformación personal y moral del paciente que le concederá la recuperación de la salud mental, liberándolo del cobrador desnaturalizado.

El proceso de reequilibrio, sin embargo, es lento, exigiendo altas dosis de paciencia y de amor por parte del enfermo, como de aquellos que le comparten la experiencia afectiva, social, familiar.

Sujeto a las recaídas, como es comprensible, que crea malestar y consternación, lo que conduce a los que están en ella incurrió al abandono de rehacer la terapia, la retirada de la lucha, dándose a sí mismo sin ninguna resistencia, y dejar que se consuma.

No se manifiesta, sin embargo, la alienación por obsesión exclusivamente en el ejercicio de la mediumnidad, siendo común su ocurrencia en personas totalmente desinformadas y desconocedoras de los mecanismos de la sensibilidad psíquica ... Iniciando el proceso con sutileza o irrumpiendo con violencia, se


vuelve el individuo después de poderes psíquicos portadores falta de armonía corregido caído a la latencia, gracias a los cuales uno fue capaz de demostrar.

Sin embargo, cualquiera que sea el proceso a través de cuyo mecanismo se presenta, la obsesión resulta de la identificación moral de litigantes que se encuentran en la misma franja vibratoria, necesitados de reeducación, amor y elevación.

(Medios y Mediunidade tapa 16, Vianna de Carvalho / Divaldo Franco - .. FAIR)


¿La mediumnidad puede ser un medio para remediar los procesos obsesivos?

La mediumnidad constituye bendecido medio para evitar, corregir y sanar los procesos obsesivos, cuando se ejerce religiosamente, es decir, con unción, con espíritu de caridad, orientada hacia la edificación del Reino de Dios en las mentes y en los corazones.

Ningún medio, sin embargo, o más bien, cualquier persona es inofensivo a sufrir una agresión obsesivo, siendo todo el mantenimiento de hábitos saludables, la vigilancia moral y la oración por las acciones ennoblecidos, gracias a los cuales adquieren resistencia y las defensas a cara con las mentes enfermizas y perversas que pululan en la Erraticidad inferior y se oponen al progreso del hombre, por lo tanto, de la Humanidad.

La obsesión, en el ejercicio de la mediumnidad, es alerta que no puede ser desconocida, constituyendo llamamiento a la responsabilidad y al deber.

(Medios y Mediunidade, Capítulo 21, Vianna de Carvalho / Divaldo Franco - .. FAIR)


* PATOLOGÍAS

Observadores, estudiosos de gabinetes y diversos aprendices del mensaje espírita aseveran que las tareas mediúmnicas de socorro a los desencarnados cristalizan psicosis en los médiums, liberan a los enfermos desencarnados y encarcelados en enfermedades peligrosas a los intermediarios, transmitiéndoles desaires y sensibles desequilibrios que los hacen exóticos . ¿Tiene fundamento estas afirmaciones?

Sabemos, sin embargo, que no tienen ninguna razón para pensar que, así, que doth él.

El médium espiritista tiene conocimiento, a través de la doctrina que profesa, de los antídotos y de los medicamentos para mantener el propio equilibrio.

No hay duda de que los médiums existen, en todos los departamentos humanos, con desaliento mental de alta muestra y, en razón de eso, también en las células espiritistas de socorro ellos aparecen, en la condición, sin embargo, de enfermos en tratamientos especiales y demorados. Ya vinieron en tormentos y se demoran sin ningún esfuerzo de renovación interior.

El espiritismo es principalmente el hogar-escuela, hospital universitario, santuario de la escuela para el aprendizaje, la salud y la elevación espiritual.

Es necesario, por lo tanto, que el sensitivo se habilite para las tareas que le caben, a través de ejercicios morales de resultados positivos, estudio metódico y constante, servicios de amor, a fin de liberarse de los viejos liames con los espíritus infelices, que permanecen ligados a sus paisajes mentales en vampirismo insidioso y, naturalmente, aunque entre enfermos y necesitados, conduzca el tesoro de la oportunidad liberadora, en la mediumnidad socorrista.

(dimensiones de la verdad, el sufrimiento en Cap mediumnidad, Joanna de Angelis / Divaldo Franco - .. LEAL)


* SINTONÍA

¿Qué puede ser hecho por el médium para sintonizar con los Instructores Espirituales que supervisan su tarea mediúmnica?

La cuestión de la sintonía vibratoria es de real importancia en los cometidos de la educación mediúmnica.

A medida que el estudio proporciona el conocimiento de los recursos medianímicos, la comprensión de la vivencia pautada en actos de amor y caridad fraternal propicia un eficaz intercambio entre los Espíritus y los hombres, que de los últimos se acercan atraídos por los llamados, conscientes o no, que les llegan del plano físico.

Dínamo generador y antena poderosa, el cerebro transmite y capta las emisiones mentales que proceden de todas partes, en un intercambio de fuerzas aún no necesariamente catalogadas, que permanecen sin el competente control capaz de canalizarlas para fines educativos de alto valor.

En este conbotón de vibraciones que se mezclan y confunden, generando perturbaciones físicas y psíquicas, estimulando sentimientos que se desgobernan, el campo mediúmnico se presenta a condición de un área peligrosa cuando no convenientemente cultivado.

En razón de esa interrelación vibratoria, mentes desencarnadas ociosas o malas establecen contornos que desarticulan el equilibrio de los hombres, dando génesis a problemas graves en los diversos y complejos sectores de la vida.

La agastura y la dispepsia, la irritación y las úlceras, el cólera y la gastritis, los celos y la neurosis, el dolor y la distonía emocional, la revuelta y la disnea, el odio y el extrasismo, entre otros fenómenos que aturden y enferman a las criaturas, pueden tener sus causas en esta sintonía generalizada con los Espíritus, ya conste o sin cuerpo.

Cuando disminuyen, en el organismo, los factores inmunológicos, bajo cualquier acción, se instalan las infecciones.

Campo descuidado, victoria del matagal.

Aguas sin movimiento, charco en triunfo.

Órganos que no funcionan, atrofia en la instalación.

Indispensable erguir el patrón mental a través del conocimiento espírita y de la acción cristiana.

El estudio te dará directriz, ofreciéndote métodos de control y disciplina psíquica, mientras que la actitud te concederá una renovación íntima y conquista de valores morales.

La mente volcada hacia los compromisos de la vida se armoniza, en la misma razón en que las acciones de benemerencia granjean títulos de ennoblecimiento para su agente.

Los Espíritus superiores responden a los llamamientos que les son dirigidos conforme a la calidad vibratoria de que se revisten.

Por eso la paciencia en el contacto con el dolor de los semejantes involucra al ser en un aura de paz, con sutiles vibraciones específicas que emiten y reciben olas equivalentes.

De la misma manera, la actitud pacífica y pacificadora, el ejercicio de la caridad como materialización del amor fraternal, el perdón indistinto y la comprensión de las faltas y deficiencias ajenas, proporcionan un clima vibratorio que atrae a las Entidades elevadas interesadas en el progreso del mundo y de las criaturas que en él habitan.

La mente y el sentimiento, cultivar el estudio y bueno, se convierten en planta de alto nivel, el envío y la captura de los puestos más altos de trabajo para el bien general.

(Optimismo, Cap 53, Joanna de Angelis / Divaldo Franco - .. LEAL)


¿Y cómo preservarse, el médium, de la sintonía con mentes perniciosas del Mundo Espiritual para no fascinar por fantasías espirituales, ni desviarse de sus compromisos?

El ejercicio de la mediumnidad a través de la directriz espírita es ministerio de ennoblecimiento, actividad que implica responsabilidad y siso.

No comporta actitudes livianas, ni admite la insensatez en sus expresiones.

Se caracteriza por la discreción y elevación de contenido, al servicio de la renovación del propio médium, como de las criaturas de ambas franjas del proceso espiritual: fuera y dentro de la carne.

Altamente deterioro significativo también es chipping proceso el medio, que debe acoplarse con la sumisión y humildad.

Se requiere un estudio continuo para mejorar mejor el filtrado de los mensajes, la meditación y la introspección con objetivos de conquistar más amplios recursos de orden psíquico y trabajo metódico, a través de cuyos compromisos el ritmo de acción propicia más amplia área de percepción y registro.

En consecuencia, la mediumnidad digna jamás se pone al servicio de puerilidades y fantasías descabelladas, fomentando fascinación y desequilibrio, provocando impactos y alienando a sus aficionados ...

No se ofrece para fines condenables, ni se vuelve móvil de excepciones inferiores, nunca favoreciendo unos en detrimento de otros.

Corrige la óptica de tu colocación respecto a la mediumnidad.

Evita revelaciones estapafúrdias, que inducen a estados patológicos y conducen a situaciones ridículas.

Te ahorras a la tarea de las noticias e informaciones deprimentes, desvelando acontecimientos que te no se refieren y apuntando Entidades infelices como causa de los trastornos de aquellos que te buscan.

Se comedido en el hablar, en el actuar, en el auxiliar.

Conoce su propia necedad y la dependencia están evolucionando que la realidad sin recurrir al dictamen misionero que no lo son, ya sea privilegiada, ya sabes estar lejos esta condición injusta en relación con sus hermanos.

No uses de tus facultades mediúmnicas para ampliar el círculo de las amistades, sino para el servicio al prójimo, indistintamente.

Déjate conducir por las corrientes superiores del servicio con Jesús y, fiel a ti mismo, realizarás la tarea difícil y expurgatoria con la que estás comprometido, en razón de tu pasado espiritual deficiente.

(Optimismo, Capítulo 52, Joanna de Angelis / Divaldo Franco - .. FAIR)


¿Cuál es la influencia ejercida por el patrón vibratorio del médium en su sintonía con los Mentores para una comunicación mediúmnica portadora de filtrado ideal?

Debido a que se interpenetran los mundos físico y espiritual, el estudio de los fenómenos psíquicos, no podemos prescindir de la melodía que es un factor importante en el intercambio espiritual.

Crear un clima vibratorio estándar que facilite la perfecta filtración mediúmnica - es la comisión que se debe imponer el sensitivo, mediante sensata y cotidiana conducta moral y mental, que le propiciará condiciones sin las cuales el intento de orden espírita elevada no se consumará.

Siendo la mente una estación transceptora en acción constante, alrededor de ella vibran otras mentes, transmitiendo y recibiendo sin solución de continuidad, de tal manera que, al ser alcanzadas las afinidades de onda, consciente o inconscientemente, se producen los fenómenos parapsíquicos.

En este capítulo, sólo ocurren los fenómenos mediúmnicos cuando los centros receptores son localizados por los centros emisores encarnados o desencarnados.

Equivale decir que el patrón vibratorio que el médium alcance, es de relevante importancia en el intercambio espiritual.

Conveniente, por lo tanto, que nos predisponemos para lograr el tono vibratorio de naturaleza ideal, a fin de ascender hacia las emisiones más sutiles, conectando con las Esferas más altas de la vida, como descender, sin abandonar la banda del equilibrio, para sintonizar con las mentes atormentadas de esferas más densas, en las cuales las olas están sobrecargadas de estática, producida por las íntimas distonías de orden moral-espiritual de los comunicantes.

Con este trabajo de concientización de deberes y realizaciones, lograremos desentendernos de la tarea socorrista a los hermanos sufrientes, sin que conservemos los residuos que constituyen cargas deletéreas en los engranajes sutiles del mecanismo mediúmnico.

Habitualmente, por proceso de sintonía indirecta o inconsciente, son absorbidos tóxicos que se incorporan al metabolismo orgánico y psíquico y producen diversas distonías emocionales y algunas enfermedades orgánicas.

Vamos a crear las condiciones interiores capaces de dar una equivalencia vibratoria estándar de la media para nuestra labor, bajo la dirección de Cristo, puede fluctuar en el rango de grabación, elevando o bajando de forma segura sin el riesgo de perturbaciones procedentes de la aplicación irregular la mediumnidad.

(Intercambio mediúmnico, Cap. 28, João Cléofas / Divaldo Franco - LEAL. ).


¿Cómo orientar el médium de trance consciente en la cuestión de la sintonía?

En la problemática de la mediumnidad, la cuestión de relevancia no se refiere a la lucidez por la conciencia o el sueño por la inconsciencia para el fenómeno ser auténtico, antes a la sintonía que resulta de los procesos de vinculación mental del sensitivo con las ideas e intereses que mejor le convengan.

De poca monta la celeuma como la desconfianza en torno a las manifestaciones por psicofonía y por psicografía bajo el control consciente del médium.

La relevancia está en el comportamiento moral de éste, de lo que resultará el contenido del mensaje, porque, de acuerdo con las construcciones mentales y el clima psíquico de cada uno, serán atraídos los espíritus que se afinan por semejanza y necesidad emocional.

Sin duda, el escrúpulo siempre debe guiar al individuo en todas las labores a las que se aferra. Sin embargo, conviene no olvidar que el exceso de cautela es tan pernicioso en cuanto a su falta.

No te escuses de producir mediáticamente, porque si te asombran conflictos, en cuanto a la etapa en la conciencia en que por ahora te encuentras.

Buscando dando el alta del ministerio, arrimado las santas intenciones, y estructurado en los postulados del conocimiento doctrinal, con cuyos valores se no tropezar.

De ninguna manera cultives recelos improcedentes, tales como los fantasmas del animismo y de la mistificación.

En todo proceso mediúmnico, intelectual o físico, siempre encontrarás algo que se exteriorice del instrumento. Ni podría ser diferente.

Mediunidad, como el propio nombre dice, es medio. La finalidad es el progreso del medianero, como el de aquellos que lo rodean en uno como en otro plano de la vida.

Consciente de las responsabilidades, manteniendo lucidez mental durante la ocurrencia del fenómeno, no delinquirás.

La vigilia te ayudará a corregir los excesos ya disciplinar los abusos.

Paulatinamente, mediante el ejercicio metódico de las facultades mediúmnicas, ya través de la conducta correcta en el bien, conjugando la oración al trabajo, lograrás el éxito y los resultados felices que anhelos.

Mucho mejor para el trabajo en la Seara del Bien el médium consciente, cuyos deberes están en pauta de equilibrio, a los inconscientes, cuyo comportamiento los señala con irresponsabilidad e insensatez.

Conciencia o lúcido durante el trance no constituyen empeço el desempeño de las tareas que le queda a desarrollar.

(Direcciones liberadores, Capítulo 43, Joanna de Angelis / Divaldo Franco - .. FAIR)


Proyecto Manoel Philomeno de Miranda
Manoel Philomeno de Miranda
Calidad en la Práctica Mediúmnica

250 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo