Luz, Oscuridad y Sombras.

Varios/Otros


Irradiar nuestra luz es algo hermoso, pero no es necesariamente del agrado de todo el mundo. Esto se debe a que la luz pone en evidencia sus sombras, lo que puede resultar demasiado para ellos. De hecho, incluso puede costarnos gestionar nuestra propia luz, ya que también revela nuestras sombras y entonces dudamos de nuestro camino, de nuestros progresos y nuestra misión. Pero no debería ser así, ya que el propósito de la luz es precisamente poner de manifiesto las sombras para que sepamos dónde es necesaria la sanación y, de esta manera, podamos continuar nuestro camino de Ascensión.

Resulta muy tentador creer que todos tenemos un asiento de primera clase en el tren de la Ascensión y que el viaje es todo amor y luz. Pero no es cierto. Como hemos podido comprobar, consiste en mucho trabajo y no estamos a bordo de un tren expreso directo; nuestro tren se detiene en cada estación de cada pequeña ciudad del camino. Cada vez que se detiene creemos que ya hemos llegado, pero no es así; sólo vemos personas que suben y bajan de los vagones. ¿Quién querría bajar del tren de la Ascensión? Aquellos que han visto sus sombras y no pueden reconciliar la oscuridad y la luz.

La luz desvela las sombras. De hecho, es necesario que las sombras se pongan de manifiesto. Si caminamos en un día nublado, no proyectaremos ninguna sombra. Pero si brilla el sol y miramos hacia atrás, ¿qué vemos? Nuestra sombra - una perfecta silueta oscura que nos sigue. El propósito de la luz es poner de relieve esa sombra para mostrarnos con total claridad cuál es nuestro trabajo.

Después tendremos que tomar una decisión, ¿trabajamos con la sombra y lidiamos con nuestra oscuridad o simplemente la ignoramos y nos bajamos del tren de la Ascensión porque todo se ha vuelto demasiado difícil? Nos gusta pensar que todos somos luz y amor, y algunas partes nuestras lo son. Pero también tenemos otras partes oscuras y sin amor. La luz nos las da a conocer como un regalo, un regalo que no nos gusta mucho si sólo queremos disfrutar de nuestro viaje de Ascensión en primera clase y disfrutar de nuestras comidas y bebidas gratuitas.

Nuestra madurez espiritual y nuestro compromiso se manifiestan cuando tenemos que enfrentarnos a nuestras sombras. Es ahí donde reside el verdadero trabajo y donde comprendemos hasta qué punto estamos comprometidos con nuestro camino. No podemos permitir que las respuestas de los demás a nuestra luz sean el barómetro de nuestro éxito. Cada cual está en su propio camino en este proceso, todos estamos haciendo nuestra parte. Puede parecer "no espiritual" decir que cada uno lo recorre individualmente, pero así es.

Este es un proceso tan personal que así debe ser: nadie puede enfrentarse a las sombras de otro para ayudarle a avanzar. Lo hemos hecho durante mucho tiempo, pero ya no es posible.

De manera que sigue irradiando tu luz, no importa lo que hagan los demás. Para algunos tu luz será demasiado brillante; para otros, las sombras que tu luz pondrá al descubierto serán demasiado oscuras. Y no pasa nada, porque para ti la luz brillará con fuerza, iluminará tu camino y eso es lo único que necesitas para seguir avanzando.



Derechos de autor reservados 2019 por Jennifer Hoffman. Pueden citar, traducir, reimprimir o referirse a este mensaje si mencionan el nombre de la autora e incluyen un vínculo de trabajo a: http://enlighteninglife.com
por Jennifer Hoffmann
15 de Mayo 2019
http://enlighteninglife.com
Traducción: Rosa García
Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

215 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo