Recorriendo la senda hacia lo desconocido.

Varios/Otros


DEL 2011 AL 2012: RECORRIENDO LA SENDA HACIA LO DESCONOCIDO

Durante el año 2011, en concordancia con la cercanía del 2012 y lo que parecía significar para la humanidad, tuve la oportunidad de realizar una canalización en vivo en Bogotá, Colombia, en fecha 3 septiembre 2011.

Fue un evento singular, debido a que ese mismo año Kryon fue canalizado en Colombia por tres diferentes voceros.

De ahí lo relevante y por eso Kryon explicó las razones...

Adicionalmente, es bueno comentar que esta y las otras canalizaciones que hice en México y Venezuela durante ese año no vieron la luz hasta hace poco, pues en el 2012, cuando me dispuse a procesar los archivos de audio y video, se me cayó al piso un disco duro encendido y se hizo muy difícil recuperar la información.

Aunque había dado por perdido el rescate de los contenidos, pues lo intenté varias veces sin éxito, recién traté de nuevo y de manera "milagrosa" logré recuperar los archivos (aunque la calidad de los audios es pésima).

Fue sorpresivo y emocionante reencontrarme con ese material, pues aunque había olvidado completamente su contenido, tuve que re-canalizar el mensaje de Kryon para darle mayor sentido en beneficio de quien no estuvo presente.

Es increíble atestiguar como opera el Espíritu, pues esa información estuvo reservada todos esos años para salir a la luz apenas ahora.

Es conveniente destacar que el texto que sigue no es una transcripción exacta y literal de la canalización en vivo que duró más de una hora, puesto que las palabras canalizadas verbalmente poseen una calidad energética que no necesariamente puede llegar a ser plasmada por escrito.

En virtud de ello, he vuelto a canalizar a Kryon para realizar los ajustes necesarios, de forma que el texto mantenga la coherencia necesaria y el mensaje pueda ser procesado cabalmente por el lector que no estuvo presente en el evento en vivo.

Dedico estas palabras a la bella gente de Colombia, con la certeza de que su contenido aún está vigente.


La Voz de Kryon...



Yo soy Kryon, en Servicio Magnético para toda la humanidad.

Así es, querido ser humano, que nos encontramos nuevamente tú y yo, en este espacio que juntos hemos creado y construido paso a paso, momento a momento, hasta que llegó finalmente el instante en que decidiste acudir a este encuentro, ponerte en marcha y dirigirte hacia esta cita que tú habías pactado contigo mismo.

El llamado de la Familia Espiritual

Esta es una cita con el Espíritu y con la Familia Espiritual.

Es un encuentro cuántico, porque aunque vivimos en diferentes líneas de tiempo, nos encontramos en esta dimensión, aquí y ahora, por una sola razón: porque tú y yo somos Uno.

Has acudido, escuchando el llamado que tú mismo te impusiste. Por eso comenzamos nuestra reunión y abrimos un nuevo ciclo de enseñanzas para ti que estas dispuesto a escuchar, para ti que estas dispuesta a crecer, para todos ustedes que desean y necesitan sentir el amor del Hogar. Es un sentimiento que se percibe del Otro lado del Velo, pero ahora lo tienes aquí y vive en tu corazón.

Como lo acaban de escuchar en esa maravillosa meditación guiada, lo único que necesitan es abrir el corazón, puesto que cuando lo hacen, se dan permiso para sentir aquello que les pertenece en esencia.

La única manera de poder disfrutar este Encuentro de Familia, mis queridos, es permanecer con el corazón abierto, pues estamos aquí porque hemos acudido a su llamado para acompañarlos por un buen rato.

Como nuestro vocero les decía hace unos instantes, el mensaje que están escuchando a través de la energía de estas palabras, es el mensaje que ustedes mismos han propiciado con vuestra presencia.

Este encuentro estaba escrito y grabado en la ínter-dimensionalidad de sus almas, aquella que activan cada vez que renuevan votos y deciden acudir al encuentro de una nueva experiencia espiritual que ustedes mismos han contratado, recorriendo una ruta que ya estaba trazada.

El temor a lo desconocido

Querido ser humano, ¿por qué dudas?

A pesar de haber tomado la decisión de encaminarte hacia lo que has decidido enfrentar y dejar atrás ciertas situaciones, te pusiste en marcha y ahora que vislumbras los lugares adonde estás llegando, ¿a qué le temes? ¿Cuál es tu incertidumbre?

He aquí el punto: has tomado una decisión, has decidido enfrentar sus consecuencias, pero estás dudando. ¿De dónde viene esa duda? ¿Te has preguntado si ese titubeo que sientes en estos momentos representa el temor hacia lo desconocido o el temor de enfrentar nuevamente un determinada experiencia que dejó una marca en tu corazón?

¿Sabes algo? Tienes muchas marcas: las marcas del pasado y las del presente. Sin embargo solo recuerdas las que están grabadas en tu corazón, aquellas que te hicieron sufrir, las que te hicieron sentir impotencia y desazón por no poseer y disfrutar aquello que tanto ansiabas, pero también por perder aquello que ya tenías.

¿Por qué tanto miedo? ¿Por qué tanta preocupación y temor por perder aquello que cuidas y celas?

¿Te has preguntado por qué te encuentras en el camino que te ha llevado a estar aquí? Cuando digo "aquí", no hablo solo de este espacio físico, sino de la razón evolutiva que te hizo enfrentar el nuevo propósito hacia el que te dirigiste con el pecho abierto, porque ya sabías a que venias.

Oh, ¡qué valiente eres!

Sin embargo, a pesar que sabías a lo que venias, ahora sientes temor.

¿Sabes a qué le temes? A lo desconocido, a aquello que no puedes ver ni planificar. Es humano, lo entendemos: es así como ustedes encaran la vida. Se rodean de una cantidad de situaciones que creen haber organizado previamente, pero cuando llegan a los resultados esperados, dudan y se preguntan por que lo hicieron.

Pisando sobre las huellas que la humanidad dejó para ti

Hay varias situaciones que queremos ilustrarte.

Una de ellas es el estado cuántico a través del cual te desplazas mientras recorres tu camino evolutivo. Desde tu punto de vista humano, crees desplazarte en una línea recta donde quedó atrás aquello que alguna vez comenzó, mientras tus ojos miran lo que te espera hacia adelante y tus pies te dicen "estoy cansado pero debo esforzarme por llegar".

¿Qué sentirías si te dijera que estás transitando sobre la misma senda por la que caminaste varias veces, posando tus zapatos sobre las huellas que algún día tú mismo dejaste?

¡Es ahí de donde proviene la duda!

Cada vez que colocas tus pies sobre las huellas que no puedes ver, ¿de manera inexplicable sientes que ya transitaste por ahí?

Aquello activa una memoria que no logras dilucidar, agita tu pecho y te hace preguntar que está pasando: "¿Kryon, por qué siento que estoy repitiendo algo que ya he vivido?".

¿Estás transitando sobre las mismas huellas que dejaste... o más bien, sobre la senda que tus ancestros dejaron marcada?

Algunos de ellos son los ancestros que tú recuerdas, los que conociste y los que les antecedieron. Sin embargo, hubo un grupo de ancestros (de los que no tienes referencias) que grabaron sus pasos en la arena de la senda que ahora pisas, con la intención de guiarte hacia el nuevo destino que todavía desconoces.

"Kryon, ¿por qué ocurre todo eso? No entiendo por que dices que estoy caminando encima de los pasos que otros dejaron... y además son mis ancestros".

Vayamos un poco hacia atrás...

Caminas encima de los pasos que dejaron tus ancestros, pero también caminas sobre las huellas que la humanidad dejó como una suerte de pista para que supieras como recorrer ese camino.

Fuiste tus propios ancestros

Podemos decirlo de otra manera.

Las experiencias que estás teniendo en este momento, aquellas que te producen dudas y desazón porque en el fondo sientes que estás repitiendo circunstancias, están relacionadas con una serie de situaciones que la masa crítica decidió enfrentar y dejar preparadas para aquellos que vendrían después.

Humanos, todos ustedes son el producto de algo que realizaron durante un pasado que no es posible calcular o cuantificar. Ustedes están caminando sobre sus mismos pasos, los que la humanidad ha dejado una y otra vez encima de las rutas que atraviesan este maravilloso y bello planeta que ahora habitan.

"¿Qué sentido tiene todo esto, Kryon? ¿Estoy dando vueltas en círculos alrededor de mi mismo? ¿Por qué estoy condenado a repetir continuamente este ciclo?".

Porque tú, humano, decidiste ser el abanderado de un cambio. Porque tú decidiste estar en este glorioso momento, a partir del cual una nueva humanidad deberá renacer.

Caminando paso a paso, siguiendo esa misma senda que dejaste trazada desde tu último recorrido, completarás el circuito necesario para cerrar este proceso y comenzar el nuevo ciclo que todos y todas están deseando activar y experimentar. De esa manera, se convertirán en los pioneros que originaron las condiciones para construir ese nuevo mundo que desean recrear.

¿Por qué un nuevo mundo? Porque se trata de un ciclo de renovación: todo comienza, se desarrolla, crece, mengua, fenece y luego recomienza de nuevo, tal como Gaia, Madre Tierra suele hacerlo.

Humano, parece increíble y contradictorio, pero estás repitiendo un proceso y completando un recorrido que comenzaste quien sabe hace cuanto tiempo a través de tus ancestros, que eran "tú mismo": "tú fuiste tus propios ancestros".

¡Es todo un cambio planetario que implica la transformación evolutiva de la raza humana que decidió cambiar el mundo en que vive!

Los modelos agotados propician un cambio planetario

¿Cómo es posible cambiar el mundo, si primero no cambian ustedes por dentro? ¿Cómo cambiar? Primero hay que desintegrar lo que no es funcional o se agotó y después transmutarlo para propiciar un renacimiento.

Es como el ciclo de la oruga hacia la mariposa. Es un ciclo que está en la naturaleza. Ningún árbol que pierde sus hojas en invierno se preocupa por cada hoja que cae en el suelo, porque "sabe" que hay otro ciclo donde va a volver a renacer, recuperar su follaje y disfrutar de la nueva vida que el ciclo de la naturaleza le concede.

Ustedes seres humanos no tienen todavía el pulso para darse cuenta de que también están experimentado ese ciclo y si bien los antiguos les han legado el conocimiento de que hay un ciclo que está concluyendo en estos tiempos, muchos de ustedes dudan de que efectivamente haya algo que sea tan tajante como un hecho que pueda ocurrir durante una fecha especifica (haciendo referencia al marcador del 2012).

En realidad no lo es. Ya lo dijimos otras veces.

El año 2012 es en realidad la señal que marca un punto de partida.

Es como si hubiesen estado transitando y mirando todo el tiempo un semáforo con la luz roja parpadeando: advertencia, cuidado, precaución, despacio, no pisar, te puedes caer...

Pero después de esas luces de advertencia, verán una luz verde encendiéndose y marcando el inicio de una nueva era.

El 2012 es el inicio de un nuevo ciclo, pero no conlleva un cambio abrupto. El cambio ya está ocurriendo, pues es un proceso que se inició con mayor intensidad hace unos 8 o 9 años.

El pacto para compartir una senda evolutiva

Es un proceso que ha comenzado a preparar las condiciones para que tú, ser humano, recorras la grandiosa senda evolutiva que conoces como la palma de tu mano. Aunque no lo recuerdes, decidiste transitarla con fe y a consciencia porque lo pactaste "allá arriba", como dicen ustedes, o del Otro lado del Velo, como dicen otros.

¿Qué pactaste? Te lo recuerdo, humano:

"Andaré por ese proceso, recorreré nuevamente ese camino, pisaré otra vez las huellas que dejé y cuando dude, tenga miedo, sienta congoja y frustración, ese será el momento para recordar lo que pacté conmigo mismo."

"Cuando alcance mis recuerdos, recordaré el viaje que programé y recuperaré la consciencia de que pacté una experiencia que no me afectará ni me hará perder nada. Al contrario: esa experiencia me purificará y enaltecerá todos los procesos que me obligan a transitar por los mismos caminos, pisar sobre mis antiguas huellas, cometer los mismos errores y dudar sobre si podría o no podría lograrlo."

Querido humano, eso fue lo que dijiste, ese fue el contrato que aceptarte cumplir... y aquí estás nuevamente.

Formas parte de un valiente grupo de almas, pues viniste esta noche, acudiste a tu propio llamado, despertaste en esa silla y creaste todas las condiciones para alertar tu espíritu, abrir tu corazón y encender o reavivar la chispa de la comprensión que te facilite tomar las riendas del vehículo humano que te esta transportando por este camino evolutivo.

Así es como tú y yo nos encontramos nuevamente en esta senda compartida, durante un encuentro que es cuántico, porque se repite y seguirá repitiéndose mientras estemos aquí para apoyarte, dándote fe, aliento y mensajes de esperanza que te recuerden que hay un lugar del que no tienes consciencia, pero es el hogar donde mora tu Familia Espiritual.

El hilo de Ariadna

Comenzamos este mensaje hablando de dudas, porque la duda es una de las principales situaciones que causa la dualidad del ser humano.

La duda proviene de la mente y genera un bajo sentido auto valoración, baja autoestima y falta de confianza en tus propias posibilidades.

Se origina a partir de procesos mentales, del cuestionamiento de una lógica lineal que no tiene nada que ver con el sentimiento y la certeza que pudieras sentir cuando decides acometer algo... solo porque tu corazón te lo pide.

Esa es la razón por la que todos los mensajes que hemos estado impartiendo a través de nuestro vocero, han hecho énfasis en que recuperes tu maestría personal.

Nunca nos cansaremos de repetirlo: debes convertirte en tu propio maestro, aprender a dejar atrás esas muletas sobre las que te apoyas y caminar por tu cuenta, para que cuando transites o retomes la senda plagada con tus huellas, no busques adonde apoyarte.

Concédete unos instantes, detente, respira hondo y mira hacia abajo. ¡Esas son tus huellas! ¿Por qué crees que las dejaste? Tus huellas son para ti, lo que fue el legendario hilo que usó Ariadna para salir de la isla de Creta.

Dejaste tus huellas para guiarte por el laberinto de tu vida. Fuiste estratega: las dejaste a propósito para reconocerlas fácilmente y caminar sobre ellas sin vacilación, hacia el final feliz que te aguarda después de las luces rojas intermitentes que describimos hace unos instantes.

Deja atrás la incertidumbre

Hagamos una pausa y juntos realicemos un análisis de tus procesos.

Observa tu vida y pregúntate si las decisiones que has tomado o los pasos que has dado, están en concordancia con su satisfacción personal.

Humano, pregúntate: ¿estas haciendo todo lo que desearías hacer? ¿Estas realizando la actividad profesional que te hace sentir pleno? Esa actividad que ahora emprendes, ¿te la impuso alguien? ¿Te la impuso la vida? ¿Por qué tus circunstancias te obligaron a permanecer en tu actual situación?

Observa el panorama que te rodea y después de que lo hayas contemplado, pregúntate si los procesos que has vivido con anterioridad, los que te condujeron a este punto, tenían una razón de haber ocurrido.

Más bien pregúntate si todo lo que hiciste te preparó para aquello que estas viviendo ahora... ¡y deja de lamentarte!

¿Por qué dejar de lamentarse?

Porque en un estado cuántico, todo lo que ocurre en tu vida se conecta con lo que ocurre en la vida de los demás y viceversa.

No tienes idea de la planificación que se requiere para que alguien realice una acción puntual que repercuta a lo largo del tiempo sobre una determinada persona, en punto especifico de su camino, bajo una particular condición y que además ocurran los procesos que se requieran, para que dicha persona avance y accione.

¿Comprendes ahora por qué esa persona toma acción?

Porque a pesar de que ese humano tuvo temor y sintió incertidumbre, está despierto, valora toda su vida, mira hacia atrás y entiende que cada uno de los procesos que vivió a lo largo del tiempo, aunque pudieron no haber sido agradables o relevantes, fueron diseñados para dar el siguiente paso que cambiará su vida.

Despertar y recordar

Humano, vamos a consolarte un poquito...

Todo lo que antes hiciste y haces servirá para que tus sucesores, "tus ti mismo", reconozcan las huellas que dejaste al recorrer tu camino y las sigan con confianza.

Quizás en vidas pasadas fuiste un músico y ahora la música es tu afición. Sin embargo, aunque en esta vida no has recuperado todavía esa habilidad, tienes un gran deseo de tomar en tus manos un instrumento para hacerlo vibrar melódicamente.

Con esa expectativa, transitas a lo largo de esta vida buscando el dulce lugar donde realizarte y manifestar la prosperidad que te mereces.

En virtud de tus deseos, la vida empieza a colocarte en circunstancias y escenarios adecuados, te muestra pistas y señales... pero todavía no puedes interpretarlas o reconocerlas.

Las evades y las desestimas, porque tiene la creencia de que "no es lo que hay que hacer".

Sin embargo, resulta que todas esas huellas te podrían haber conducido hacia el reconocimiento de tu habilidad, hacia la activación de la experiencia que acumulaste y trajiste nuevamente aquí, si solo las hubieses seguido.

Todo eso estaba destinado para que despertaras y recordaras.

Por esa razón, pasas gran parte de tu vida buscando y buscando, pero no encuentras nada que te satisfaga, hasta que en un dado momento aparece algo llama tu atención y en ese instante, se abre el camino que tanto habías soñado.

Eso sucede porque tú habías pactado transitar por esa serie de situaciones que te harían recordar a consciencia quien eres y a que viniste.

Quienes realizan una actividad laboral o profesión que les otorga una manera agradable de ganarse la vida y les produce sentido de realización, es porque aquello que están haciendo "lo recordaron" y por ende, lo desean perfeccionar y seguir haciéndolo cada vez mejor.

Es por ello que estás dejando huellas mientras realizas tu actividad.

¿Para quién serán esas huellas y pistas que estás dejando a lo largo de tu camino cada vez que realizas algo que te satisface?

Genera tu propio camino y marca las señales

En principio, son para ti: son para tus otros yo, para aquellos fragmentos de ti que retomarán nuevamente la senda y re-escribirán tu historia evolutiva.

El camino se está cerrando y el círculo se está completando: las huellas que sigues están aclarando lo que quedó inconcluso y dejarán más indicios para que los retomes en las futuras instancias de tu camino evolutivo.

Cada vez que realices una actividad, por más pequeña e insignificante que tú creas que ella sea, agrégale el factor de consciencia que se requiere para sembrar el porvenir a favor de una nueva legión de seres humanos, de forma que no te encuentres con una serie de huellas desgastadas, sino con sólidas pistas que consoliden un nuevo camino para la humanidad.

Recuerda: no necesitas recorrer el camino que todos recorren. Genera el tuyo propio.

Basta que reconozcas adonde tienes que pisar, en donde te puedes equivocar y que debes corregir para abrirte a la posibilidad de crear una nueva senda evolutiva, que no solo será la tuya. Será la senda evolutiva que esa nueva humanidad está abriendo para las generaciones posteriores.

Kryon habla tres veces en Colombia

Hace un rato nuestro vocero les explicaba (a través de la charla introductoria a la canalización) que este año (2011) la energía de Kryon se estará manifestando 3 veces en su querido y amado país, en esta querida porción de Gaia que tanto es amada, porque Gaia es la madre y ustedes son sus hijos... y una madre nunca rechaza a ninguno de sus hijos, por más defectos que puedan tener.

Ustedes son los hijos queridos de Gaia y ella ha decidido darles un presente: no uno, sino tres mensajes, tres estados diferentes de consciencia, tres visiones, tres revelaciones... si lo quieren ver de esa manera.

Cada una de ellas "hará clic" en diferentes personas.

Lo importante es que el corazón de cada uno lo reconozca y ustedes sean los partícipes del cambio en vuestro país.

¿Por qué Kryon se manifiesta tres veces en Colombia?

Porque ocurrirán cambios muy importantes que transformarán la manera de hacer política. Su sociedad transitará por situaciones sociales más equitativas. Escríbanlo. Va a suceder entre esta y la próxima generación. Están en el camino y lo pueden lograr.

Ustedes deben saber que Kryon se ha estado valiendo de la Numerología para entregar varios de sus mensajes.

Nuestro vocero es muy cuidadoso con este tema, porque siente que se podría estar valiendo del concepto para lograr objetivos personales (como numerólogo). Nosotros lo comprendemos y lo respetamos. Por eso, hemos procurado no involucrar nuestros mensajes con la Numerología.

Sin embargo, queremos decirles que el número tres representa conceptos de divulgación, comunicación, socialización e integración social. En especial modo, reafirma el encuentro de almas que ocurrirá más de una vez.

Así mismo, el número tres también representa la creatividad y el sentido artístico.

En consecuencia, es de esperar que varias personas que participen en esta y en las próximas audiencias, reconozcan que en su ser palpita una semilla artística que no ha germinado todavía. Es momento de hacerla nacer, de dar paso a aquella habilidad que está esperando el momento oportuno para ser retomada, gracias a la huella que fue pisada de nuevo.

Además, el número tres caracteriza la fecundidad en todos sus alcances.

¿Viniste aquí con una inquietud sobre tu fecundidad? ¿Por causalidad has pedido al Espíritu que te ayude a ser fértil o que te ayude a fecundar? Tal vez seas escuchado, es posible que seas oída.

Este es uno de los mensajes que está gravitando en el ambiente. Es cuántico, porque los efectos de esta sincronía que contiene el aspecto "tres veces" no ha ocurrido todavía.. pero va a ocurrir, porque ya está aquí.

Un camino consciente de integración

Así como hablamos del número tres, queremos referirnos al número dos, el dígito que habla de la emoción, del sentir desde el corazón.

Es por esa razón que nuestro vocero escogió la meditación que escuchaste como el preludio de nuestro encuentro: porque esta es una reunión para abrir corazones.

Cuando te abriste a la emoción del sentir, querido, te diste el permiso para reconocer las huellas que has estado siguiendo hasta ahora, te replanteaste el camino recorrido, te preguntaste si el recorrido realizado puede ser mejorado y te propusiste a tí mismo dejar nuevas y mejores huellas para aquellos que vendrán después de ti, que son muchos "tú mismos" más...

Al sentir, recordaste que eres un proceso en movimiento y que estás en un estado multi-dimensional, donde lo que ahora haces repercute en esos otros estados del ser donde tú también resides.

Cada paso que des en este momento - si lo das a consciencia - puede cambiar poderosamente tu futuro y el de muchas personas. Es un tema de consciencia.

¿Qué es tomar consciencia?

Es saber que cada palabra que pronuncias, cada gesto que haces, cada guiño de ojos que regalas, cada abrazo que das, cada caricia que concedes, cada beso que regalas... pueden cambiar literalmente el mundo.

¿Esperas un Mesías para el 2012?

Propiciar un cambio de paradigmas desde una actitud personal, es un tema que requiere liderazgo.

Sin embargo, recuerda algo: los líderes no cambian el mundo. Ellos señalan el camino para sus seguidores. Son las personas quienes cambian el mundo con su consciencia.

Los líderes son consecuencia de las personas que ya cambiaron el mundo a través de su intención.

¿Cuándo surge un líder? Cuando el mundo está en proceso de cambio, porque el mundo necesita quien pueda liderar a la masa crítica. Es por eso que surge el líder adecuado en el momento oportuno: porque el mundo entero, la masa crítica, lo origina.

Hablando de liderazgo y de la especulaciones populares sobre los potenciales del 2012, ¿todavía esperas que llegues un Mesías que salve la humanidad?

Te tengo una buena noticia: el Mesías nunca va a llegar, porque el Mesías vive en ti. ¡Tú eres tu propio Mesías!

No necesitas esperar ningún Mesías que cambie los potenciales de la humanidad.

El mundo no va cambiar por la llegada de alguien foráneo: el mundo lo vas a cambiar tú.

De esto trata el mensaje que Kryon trae esta noche a Colombia para este grupo de almas que decidió experimentar la apertura del corazón, después de haber abrazado el camino que va al encuentro de la integración social.

¿Qué es lo que clama vuestro país? Integración. ¿Por qué? Porque hay separación. ¿Quiénes la piden? Aquellos que se sienten separados.

Esta es la razón para que Kryon se dirija a los colombianos en tres oportunidades, a través de tres de sus voceros.

Recuerden y tomen consciencia de lo que harán de ahora en adelante: esto no es solamente para ustedes en lo personal. Es un cambio que debe ser activado para vuestro proceso evolutivo como humanidad.

Ustedes siempre van a querer regresar para seguir perfeccionando y transformando aquello que ya hicieron en otras oportunidades, pues como espíritus evolucionados, nunca van a estar satisfechos con los resultados que obtengan.

De hecho, siempre que regresen al Hogar y después que se hayan recuperado de la emoción de estar en Familia, llegará un momento en que dirán: "Oh, Kryon, como añoro la Tierra. Deseo regresar de nuevo para hacerlo mejor".

Nosotros también añoramos la experiencia que ustedes están teniendo aquí, porque ustedes la desarrollan para vuestra evolución y también para la nuestra.

Somos Uno y por eso siempre estamos aquí, acompañándoles.

Nunca dejamos de colocarles una pista para que ustedes, en medio de ese laberinto lleno de señales que quizás no reconozcan, reciban una sincronía o un aliento que les haga retomar fuerzas y les haga regresar a sus casas, con la sensación de recordar la razón por la que están aquí.

Y así es como en este momento ínter-dimensional, unos y otros nos fundimos en un abrazo de corazón a corazón.

Nosotros les decimos "hasta luego", pues en la ínterdimensionalidad no hay despedidas.

Ustedes son inconmensurablemente amados y son absolutamente bendecidos.

Nosotros nunca los vamos olvidar.

Y así es.


Kryon por Mario Liani

165 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo