Home - Inicio
La energía del día
Contáctenos
Buscar
Suscribite
Desuscribirte
Sobre Nosotros
Indice Temario
* Audio* Audio
* Libro* Libro
* Video* Video
23 Maestros...23 Maestros...
AbrahamAbraham
AdamaAdama
Ag-AgriaAg-Agria
Allan KardecAllan Kardec
Arcángel GabrielArcángel Gabriel
Arcángel MetatrónArcángel Metatrón
Arcángel MiguelArcángel Miguel
Arcángel RafaelArcángel Rafael
AshtarAshtar
AtmosAtmos
Carmelo UrsoCarmelo Urso
CristoCristo
De lectoresDe lectores
Deepak ChopraDeepak Chopra
DianaDiana
Djwhal KhulDjwhal Khul
Domingo DiazDomingo Diaz
El MoryaEl Morya
El Ser UNOEl Ser UNO
ElaEla
EsenciaEsencia
FrancescoFrancesco
Gaia ~ Madre TierraGaia ~ Madre Tierra
Graciela DattoliGraciela Dattoli
HathorsHathors
Helios y VestaHelios y Vesta
Hermes TrismegistoHermes Trismegisto
HilariónHilarión
Jesús ~ JeshuaJesús ~ Jeshua
Juan El BautistaJuan El Bautista
KaiKai
Ker-OnKer-On
KiraelKirael
KrishnamurtiKrishnamurti
KryonKryon
KuthumiKuthumi
Kwan YinKwan Yin
La Gran InvocaciónLa Gran Invocación
LanelloLanello
Madre DivinaMadre Divina
MaitreyaMaitreya
MaríaMaría
Maria MagdalenaMaria Magdalena
MayasMayas
MelchizedekMelchizedek
Monique MathieuMonique Mathieu
Niños IndigoNiños Indigo
Omraam M. AivanhovOmraam M. Aivanhov
OshoOsho
Pedagooogía 3000Pedagooogía 3000
PleyadianosPleyadianos
QuadoQuado
Sa-Lu-SaSa-Lu-Sa
Saint GermainSaint Germain
Sanat KumaraSanat Kumara
Serapis BeySerapis Bey
ShivaShiva
SolamaSolama
Sonia y PabloSonia y Pablo
SoremSorem
SuryaSurya
TobiasTobias
TrigueirinhoTrigueirinho
UrielUriel
V.B. AngladaV.B. Anglada
Varios/OtrosVarios/Otros
Yo SoyYo Soy
ZadquielZadquiel

ARCHIVO
E.D. NumerologíaE.D. Numerología
E.D. Onda EncantadaE.D. Onda Encantada
Notas AnterioresNotas Anteriores

  • NOTA SELECCIONADA
  • Escribe tu comentario.     Ir al Final.     Imprimir.


    5942 lectores

    Cristo
    Las grandes enseñanzas cósmicas. Parte XI.


    El SER es presente. En el SER no hay ningún ayer, ningún hoy ni ningún mañana. La materia es caducidad. El SER es todo en todo. Por ello la materia se refina y se convierte en el SER, porque Dios es el presente en todo.

    El presente en todo, es lo imperecedero, el SER. Por eso lo perecedero, el ayer, hoy y mañana, se transformará en el SER que es.

    La visión del que es puro es lo puro, que él percibe únicamente en sí mismo, en su templo puro. Allí ilumina y se manifiesta incesantemente la ley más sagrada, eterna, Dios.

    El que es puro contempla lo que el impuro no ve.

    El que es puro percibe en sí únicamente la verdad eterna, porque él mismo se ha convertido en la verdad, en la ley omniabarcante, en el Yo Soy. El no admite nada impuro en el templo del amor.

    El impuro, por el contrario, percibe solamente lo impuro, es decir lo que él mismo es –lo impuro.

    El que es puro contempla y reconoce en sí lo puro, la verdad. El habla el lenguaje de imágenes, de la verdad, en sí, porque él mismo se ha convertido en la verdad. La palabra de Dios es la ley, es la verdad, que se manifiesta como la imagen viva, en lo más interno del alma. No importa hacia dónde mire el que es puro –él contempla en sí únicamente la imagen de ley, lo puro, y ve fuera de sí el reflejo, lo impuro.

    La visión en imágenes es al mismo tiempo la visión de reconocimiento. Lo que contemplas, lo penetras con tu mirada y lo reconoces –y así sabes acerca de todos los detalles–. Esto es la verdad, esto eres tú, el Yo divino veraz, eterno.

    El verdadero sabio, el iluminado, es lo que habla, la ley.

    El no iluminado, que no es capaz de distinguir lo negro de lo blanco, es el ciego que se contenta con la apariencia y cree que el SER está lejos.

    La verdadera visión es la visión de reconocimiento. Tú ves en profundidad y sabes, y a pesar de todo no puedes demostrarlo, porque lo más interno, lo más sagrado, no necesita demostrarse, porque es.

    Sólo la apariencia quiere demostrarse, porque lo que hay en ella –las legitimidades eternas– no es manifiesto.

    El SER contempla lo que la apariencia no ve, es decir: yo, el SER, contemplo lo que tú, el débil reflejo, no ves. Pero si tú eres el SER, estás unido en El, en el Uno universal. Entonces tú también contemplas lo que yo contemplo, y nosotros contemplamos lo que la apariencia no ve.

    El ojo espiritual contempla –el ojo terrenal ve–. Los dos no pueden armonizarse, porque el ojo espiritual es la ley de los Cielos y el ojo terrenal, sólo el ojo de reflexión, que reproduce el SER como reflexión, la cual es de muchas maneras desfiguración. Quien se contenta con ello es el necio que aún no ha traspasado el portal que da a la verdad.

    El ojo de la verdad es Dios. Quien contempla con este ojo, es veraz y divino. El trae la luz, el ojo de Dios, la verdad, a este mundo, la ley eterna del amor.

    El ojo de la verdad es la luz y la imagen de tu cuerpo espiritual puro, que es la imagen y semejanza de Dios.

    El ojo terrenal es la imagen del alma, del cuerpo espiritual envuelto. El sólo tiene la mirada para lo envuelto, que a su vez es el lastre y la carga del alma.

    Desde diversas perspectivas de la vida, Yo, Cristo, siendo Jesús de Nazaret instruí a Mis apóstoles y discípulos. Una y otra vez les mostré la Ley Absoluta y les expliqué la ley de siembra y cosecha. Les hablé con palabras con el sentido de éstas:

    El mar del infinito es la corriente del Universo. Moveos cada vez más en el mar del infinito, como soles del amor y la justicia. Entonces seréis la vida y ya no preguntaréis por la vida.

    Mientras el hombre se deja alumbrar por hombres, no irradia. En este caso, depende del brillo de su prójimo. Si el hombre depende del brillo de otros hombres, no conoce el resplandor del sol inherente a él.

    Para cada cual, dice la ley eterna: sigue siendo el Yo divino verdadero. Entonces serás el Yo divino verdadero y no esperarás el brillo de tu prójimo, porque tú, el Yo divino verdadero, irradiarás por ti mismo.

    Solamente la apariencia con un brillo artificioso se contenta con el brillo. Si dos personas obran así, están a media luz y son del parecer de que tienen lo más elevado y lo más grande, porque se alumbran mutuamente.

    Comprended: el brillo de la apariencia engaña, y quien se deja engañar puede convertirse en un engañador.

    Por eso no os rodeéis con imágenes engañosas, con el brillo de la apariencia, sino convertíos en el sol del amor y la justicia, en el mar del infinito.

    Muchas almas y hombres se mueven hacia el SER, pero pocos están en el SER. Quien solamente reflexiona acerca del SER, recibe sólo del brillo de la apariencia y no del manantial de la vida, que es el SER.

    Quien pertenece a la apariencia, lleva muchas máscaras. Según la ocasión, se pone la máscara correspondiente.

    Quien vive en el mundo de apariencias y tiene sus máscaras, no se conoce, ni tampoco a aquel que lleva máscaras iguales o parecidas a las suyas. Ambos hablan solamente de sus máscaras, de la apariencia, y no encuentran la realidad.

    El «maquillador» se siente solo y está solo, pues hace caso omiso de su prójimo; piensa sólo en sí y quiere mantener su máscara.

    Sin embargo, quien vive en el mundo interior, en Mí, el Cristo, ve con claridad y con amplitud. Ya no necesita máscaras, porque su mirada lo penetra todo y porque mediante la luz de la verdad lo reconoce todo. Así es un ser en la corriente del SER, el SER personificado, el microcosmos en el macrocosmos.

    Todo lo que ves y te altera, es tu espejo; marca tu persona. Si no recorres el camino del autorreconocimiento, solamente percibes las reflexiones de tu yo inferior y del yo inferior de tu prójimo. Si continúas así, te enredas cada vez más en el «mío» y «tuyo»; distingues entre tú y tu prójimo. Esta es la ley del yo humano. Dice así: «separa, ata, domina».

    La ley divina dice así: «une y sé». Quien vive en la unidad con lo más interno, está unido a todos los hombres y seres y a todas las formas de vida. Con ellos forma la unidad en Dios, que no conoce diferencias, porque todo está contenido en todo, la ley de la vida.

    La ley de causa y efecto, que creó el adversario –«separa, ata y domina»–, es la ley centrada en la persona, la ley de yoidad, que sólo se conoce a sí, al yo inferior.

    El adversario quiere la separación y la atadura. Las personas han de atarse a hombres y cosas, procurarse bienes en propiedad, y pertenencias, para proporcionar a su vez lo que separa, es decir el «mío» y «tuyo». Quien se ha adueñado de más pertenencias, domina sobre aquellos que poseen menos.

    El Satanás tomó la espada y partió la unidad de la Tierra en multiplicidad. Con los trozos, los países, creó el dominio y los dominadores, los ricos, que con los trozos hicieron sus reinos.

    Esto es la partición que viene de lo satánico. Pero Yo he venido a erigir nuevamente la unidad mediante la ley del amor, que unifica todo y a todos.

    La fronteras limitan y llevan al endurecimiento. Si las fronteras perduran largo tiempo, los pueblos creen que están separados los unos de los otros por las fronteras. Entonces hablan de mentalidades diversas, que tienen poco en común. De esta manera de pensar surgen la indiferencia y la enemistad con el prójimo, el cual es, según las leyes eternas, una parte de cada alma.

    Cuando el adversario ha provocado la separación entre los hombres, domina y crea otras posibilidades externas de atarse, como por ejemplo la atadura de la persona a preceptos de fe, ritos, dogmas y cultos, y al mismo tiempo a autoridades, a subordinados, al marido o a la mujer, a hijos o a valores realizables, a dinero y a bienes. De ello resulta la ley causal, en la que toda persona egocéntrica y toda alma egocéntrica tienen su existencia, hasta que salen del remolino del yo humano y aspiran a lo divino, que une y que es.

    Este mundo y el planeta terrestre se manifiestan a nivel divino en forma de imagen-reflejo, pues el mundo y la Tierra fueron convertidos en lo opuesto.

    La herencia de Dios a Sus hijos se explica así:

    Lo que es Mío es también tuyo, es para ti y es para cada hijo en igual medida, es decir, todo proveniente de todo, proveniente de Aquel que es.

    El adversario ha invertido la polaridad de esta legitimidad divina y dice: a mí me pertenece lo mío y lo tuyo. Mediante esta inversión de polaridad, el adversario cree poder anexionarse todo y ser el señor de todo y de todos. Quiere el poder para él solo y someter a Dios, pues él mismo quiere ser Dios.



    Continúa en:
    http://trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=1120



    Siguiente: Cristo ~ Las grandes enseñanzas cósmicas. Parte XII.

    Anterior: Cristo ~ Las grandes enseñanzas cósmicas. Parte X.

  • Enviar a un amigo.

  • Cristo ~ Las grandes enseñanzas cósmicas. Parte XI.
    Tu Mail* 
    El Mail de tu amiga/o* 
    Por favor escriba su mail y mail destinatario!


  • Escribe tu comentario aquí.
  • Tu Mail*  
    Apellido y Nombre*  
    Tu PaÍs*  
    Tu Comentario*
    Por favor escriba su mail y comentario!

    COMENTARIOS

    Fecha: 05/05/2009 Desde: Argentina
    Comentario de silvia
    quiero saber que son las canalizaciones,desde todo punto de vista cientifico, ademas de la fe por supuesto.mi hija quiere saber si los dones,se cobran.

    Silvia desde Argentina
    .-.-.-.-.

    Hola Silvia!.

    A ver...
    Te doy mi idea de que son las canalizaciones... a nivel humano aprendiz.

    Digamos que levantas el teléfono y escuchas una voz. Entonces te das cuenta que del otro lado hay quien te esta diciendo algo... Te cuenta una historia; te da algunos consejos; te contesta a tus preguntas; etc; etc.
    Entonces después con eso haces algo. Lo escribes por ejemplo y lo compartes como es el caso de muchos de los textos de éste sitio...

    Puede ser que al principio lo niegues. Puede que al principio no sepas quien es. Puede que le creas o no... Pueden ser muchas cosas...
    Pero si es, lo reconocerás en su Amor... Como cuando llama tu esposo y sabes que es él sin decirte su nombre.
    Sino. Si tienes dudas, sientes miedo, te sugiero le preguntes 3 veces.

    Eres de la Luz y respondes al Plan divino?.
    Eres de la Luz y respondes al Plan divino?.
    Eres de la Luz y respondes al Plan divino?.
    Si no te contesta satisfactoriamente le ordenas "amorosa pero firmemente" que se retire.
    Algo así como colgar el teléfono.

    Preguntale a tu hija si su madre le cobra por tener el "don de Ser Madre".
    Hay quienes cobran por levantar el tubo del teléfono. Hay quienes no.
    Hay madres y Madres. También necesidades.

    Abrazo de Oso de Luz para ambas



    En internet podes encontrar otras mejores formas de entenderlo...

    ¿QUE ES UNA CANALIZACION?
    Canalizar es un proceso que consiste en re-dirigir una energía hacia un lugar o espacio determinado, tal como el agua proveniente de un manantial es re-dirigida por un río o canal hacia su destino final que es el mar.

    CANALIZACION ESPIRITUAL
    Cuando hablamos de canalizar en términos espirituales, nos referimos a la capacidad que ciertas personas especialmente sensibles, o que han cultivado sus habilidades psíquicas, presentan para conectarse con energías sutiles provenientes de otras dimensiones y re-dirigirlas o canalizarlas hacia el plano de la materia, o la tercera dimensión en que habitamos los seres humanos.

    http://vivirelcieloenlatierra.blogspot.com/
    Fecha: 03/05/2009 Desde:
    Comentario de .
    Con todo respeto, por mas que busco en mi Biblia no encuentro eso de "Entonces sereis la vida y no preguntareis por la vida". Lo que si encuentro en el evangelio de Juan 14:6 es lo siguiente: "Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene el Padre sino por mi" además en la epistola que el apostol Pablo escribió a los Galatas lo siguiente: "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mi;...".- Como dije antes, con todo respeto quiero decirles que cuando se trata de cuestiones tan importantes como el alma humana y su futuro, hay que ser prudentes, serios, honestos y estudiar profundamente las fuentes que se van a citar, por que es probable que el argumento que se quiere exponer se transforme en el sincretismo vil que la iglesia católica romana nos ha impuesto desde hace 500 años.- Por favor les pido disculpas pero ...involucrar a Jesús de Nazaret en ésto es demasiado.- A propósito, ¿por que no leen la Bíblia y se informan mejor? Alli encontrarán el verdadero camino a Dios el Padre, Jesús que murió en la cruz para redimirnos de nuestros pecados.- Jesús nos hace libres.- "...si el Hijo os libertare, sereis verdaderamente libres." Juan 8:36 con respeto y amor cristiano. Daniel

    Daniel Peralta desde Argentina
    Fecha: 27/04/2009 Desde: Argentina
    Comentario de silvia
    porque si trato de unir, si pienso que las fronteras separan,me encuentro con personas que hablan de mi.que mienten,cuando yo guardo ssilencio,quieren saber de mi, si yo no me ocupo de ellos.que es lo que pasa.porque yo intuyo la situacion,nesecito me lo expliquen.como debo comportarme,les aclaro que no quedo dolida,ni machacando sobre el asunto,simplemente lo dejo ir.


    -.-.-.-.-
    Hola Silvia!.

    La mejor manera es no darle importancia. No engancharte con lo exterior. Porque si lo haces le das fuerza!. Le das tu energía! Y no dejas de crear y caer en un circulo vicioso sinfín.

    Entregalo a tu Yo Superior...

    Abrazo de Oso de Luz.
    Fecha: 26/04/2009 Desde: Chile
    Comentario de rosa arcos
    estoy tan inmensamente agradecida que alimenten mi alma con estas enseñanzas tan divinas.MUCHAS BENDICIONES POR SIEMPRE

    Trabajadores de la Luz?
    En tu celular, tu movil
    Eventos Libres y Gratis
    La Gran Invocación
    La Gran Invocación
    leer masLamina Yo Soy

    Los chakras
    Los Chakras
    leer masLos Chakras

    Mandala del día
    El Mandala de Hoy
    Mandala de Hoy

    Lámina Yo Soy
    Lámina Yo Soy
    leer masLamina Yo Soy
    Imprimir LáminaImprimir la Lámina Yo Soy

    Fase Lunar
    Fase Lunar
    ver masFase Lunar

    Energía del Día
    Energía del Día
    ver masFase Lunar

    Numerologia
    Numerologia
    leer masNumerologia