HOME - INICIO
ENERGIA DEL DIA
CONTACTENOS
BUSCAR
SUSCRIBIR
DESUSCRIBIR
QUIENES SOMOS
INDICE TEMATICO
* Audio* Audio
* Libro* Libro
* Video* Video
Allan KardecAllan Kardec
Annie BesantAnnie Besant
Arcángel GabrielArcángel Gabriel
Arcángel MetatrónArcángel Metatrón
Arcángel MiguelArcángel Miguel
AshtarAshtar
Carmelo UrsoCarmelo Urso
CristoCristo
De lectoresDe lectores
Deepak ChopraDeepak Chopra
Djwhal KhulDjwhal Khul
Domingo DiazDomingo Diaz
El MoryaEl Morya
El Ser UNOEl Ser UNO
EsenciaEsencia
FrancescoFrancesco
Gaia ~ Madre TierraGaia ~ Madre Tierra
Graciela DattoliGraciela Dattoli
HathorsHathors
HilariónHilarión
Jesús ~ JeshuaJesús ~ Jeshua
KiraelKirael
KrishnamurtiKrishnamurti
KryonKryon
KuthumiKuthumi
Kwan YinKwan Yin
La Gran InvocaciónLa Gran Invocación
Madre DivinaMadre Divina
MaríaMaría
Maria MagdalenaMaria Magdalena
MayasMayas
Omraam M. AivanhovOmraam M. Aivanhov
P'taahP'taah
Pedagooogía 3000Pedagooogía 3000
PleyadianosPleyadianos
QuadoQuado
RamthaRamtha
Saint GermainSaint Germain
SatyaSatya
Serapis BeySerapis Bey
SethSeth
SolamaSolama
Sonia y PabloSonia y Pablo
SoremSorem
TobiasTobias
UrielUriel
V.B. AngladaV.B. Anglada
Varios/OtrosVarios/Otros

ARCHIVO
E.D. NumerologaE.D. Numerología
E.D. Onda EncantadaE.D. Onda Encantada
Notas AnterioresNotas Anteriores

  • NOTA SELECCIONADA
  • Escribe tu comentario.     Ir al Final.     Imprimir.


    245 lectores

    Varios/Otros
    La Historia de Amor.


    Bienvenidos a la Historia de Amor. Esta historia tiene lugar en la Tierra de Mu, comúnmente conocida como Lemuria, en un tiempo olvidado hace mucho. Cuenta la historia de un jovencito a medida que entra en su edad viril en la sociedad empoderada de Mu, con todas las costumbres, las pruebas y la sabiduría de este pueblo avanzado pero sencillo de esta gran tierra. La historia nos lleva a la vida de Amor y sus últimos contratos en la tierra conocida como Atlántida. Dado en canalización por el Guardián del Tiempo, este mensaje atemporal se necesita en la Tierra en este momento. Nos es ofrecido con amor para ayudarnos a todos a re-cordar.

    El Guardián del Tiempo:

    Saludos, queridos. Yo soy el Guardián del Tiempo y me uno a ustedes hoy para ponerlos al día sobre lo que está ocurriendo con las historias de Amor. Estamos contando una historia bastante larga acerca de ustedes en épocas en el planeta cuando las cosas eran diferentes. Ustedes estaban participando en el mismo juego que están jugando ahora. Las reglas no cambiaron, solo cambiaron algunas de las partes externas, las piezas del tablero se desplazaron ligeramente y cambiaron, pero les decimos que están aprendiendo a ser los más hermosos espíritus encapsulados en cuerpos humanos. Esa es la parte que todos desean aprender. Todos desean marchar en armonía con su espíritu. Ese fue todo el objetivo de Lemuria y para que eso ocurriera todos tenían que estar en paz, todos tenían que hacerse responsables de su propio poder. No es fácil, porque desde muy temprana edad a ustedes se les enseña a entregarle su poder a otros. Sigan al líder.

    Incluso les enseñaron que para ser un buen líder primero tienen que ser buenos seguidores. Todo eso funciona, pero ¿y la armonía? Eso no es algo que siempre hayan estado destinados a trabajar. Una persona siempre se encuentra en el nivel superior y los demás tratan de seguir ese camino. ¿Qué pasaría si todos pudieran armonizar y permitir que todos estén en su más elevado potencial? Eso es lo que en realidad están intentando hacer aquí durante estos tiempos al estar en el planeta en este momento. Estas son parte de las nuevas energías que están presentes para que todos trabajen con ellas. Ahora voy a hacerme a un lado y traer al grupo como colectivo y dejar que retomen la historia exactamente donde la dejamos. Están ocurriendo algunas cosas interesantes. Los llevaremos a eso ahora. Espavo, queridos. Yo soy el Guardián del Tiempo.


    El grupo:

    Saludos, queridos. Continuamos la historia de Amor y Saroo donde la dejamos. Ellos estaban tratando de dejar atrás el día y cuanto había acontecido. Habían ocurrido tantas cosas que ahora su trabajo estaba empezando a cambiar. Antes solían llegar a un campamento entero y a veces las personas iban a ver qué estaban haciendo, a veces las personas iban a la charla junto a la fogata al anochecer, a veces se acercaban a socializar, pero ahora las personas trataban de llegar a ellos, querían que fueran e incluso enviaban mensajes a otros campamentos pidiéndoles que también visitasen el suyo porque necesitaban ese estímulo, esa reunión, ese reencuentro de sí mismos con su poder, porque lo que sucede cuando tienen miedo, ya sea individual o colectivamente, es que pierden su poder. Es muy sencillo. El amor y el temor no pueden existir al mismo tiempo.

    Todo su poder proviene del amor. Cuando lo dejan ir, caen en el miedo, se produce un vacío que comienza a atraer todo hacia sí: sus pensamientos, su realidad. De modo que Amor tenía que abordar ese temor. Habló con Saroo acerca de eso a la mañana: “Tendremos que planear una nueva manera de llegarles a las personas, porque esto se está convirtiendo en algo muy diferente y aunque realmente deseemos continuar difundiendo este mensaje, es importante que encontremos una nueva forma de hacerlo y nuevos modos para comenzar a comunicarnos con las personas de otra manera”. Y ocurrió algo interesante en sus últimas visitas a varios campamentos: las personas comenzaron a seguirlos al ir a otros campamentos. Incluso cuando intentaban estar solos un tiempo, descubrían que algunas personas los seguían, intentando estar un poco más con ellos ahí. Y Amor tuvo una idea.

    “Me pregunto qué sucedería si a estas personas que se sienten tan cercanas a nosotros, que se sienten como si fueran familia, pudiésemos infundirles aquí mismo la misma energía y activarlas y dejar que sean los cristales; así como el cristal crece de diversas maneras a partir del mismo fragmento. Pueden llevar el mismo mensaje y comenzar a conectarse así personalmente. Me pregunto cómo funcionaría. Solo lo intentamos una vez con nuestro propio hijo, al que entrenamos específicamente para que hiciera eso y aún lo hace muy bien”.

    Y Saroo y Amor decidieron hacer eso exactamente. Se acercaron a las personas que los habían estado siguiendo, y una noche los llevaron a una linda reunión y les presentaron la idea. “¿Les gustaría ser fragmentos de luz? ¿Les gustaría ser los cristales si los enviamos a lugares a los que no podemos llegar en este momento debido a la demanda, si los mandamos a llevar este mensaje, a responder a las preguntas, para estar ahí, para tomar a las personas de la mano en estos momentos críticos y unir los corazones de Lemuria? Porque es lo que se necesita y sucederá muchas veces si los lemurianos caen en el miedo. Simplemente algo desconocido es suficiente para quitar toda la energía del amor y hacerlos caer en el vacío del miedo”.

    Y así comenzó. Iniciaron algunas clases muy especiales y en poco tiempo Amor y Saroo tuvieron su primer grupo pequeño, de doce personas, para enviar al mundo delante de ellos para que ocupasen su lugar y tratasen de resolver algunas de las energías. Estaban bien entrenados, sabían cómo tratar a las personas y ciertamente conocían el mensaje, pero sobre todo sabían cómo estar allí y sostener su propio poder mientras estaban rodeados de otras personas. Porque ese era el desafío. A menudo iban a una ciudad o a un campamento y las personas les pedían: “Dígannos qué hacer. Solo dígannos qué hacen ustedes”. Lo más fácil es decirles qué hacer exactamente y luego dejar que lo sigan a uno, pero eso no los empoderaría, ¿no es cierto? Eso los despojaría de su poder. Así que entrenar a las personas a mantener su poder no es fácil, y este grupo de doce fue elegido específicamente por esa razón. No sabían si iba a funcionar.

    Al enviarlos, sabían que la gente estaba esperando a Amor y Saroo y al encontrarse con otros que no fuesen ellos podrían sentir cierta decepción, cierta frustración. Sabían que a las personas en ese campamento tal vez les sería difícil recibir ese mensaje de amor debido a su decepción, a su frustración.

    Y así fue que estos catorce seres -los doce que habían trabajado y se habían graduado y Amor y Saroo- trabajaron juntos estrechamente para resolver esta situación en particular. “¿Cómo nos podemos conectar?” Y la idea fue muy sencilla. “No van a salir a enseñar, no van a difundir las palabras, eso ya se hizo. Todo lo que tienen que hacer es reunir el empoderamiento de los demás, ir a cada campamento para ver qué maestros están surgiendo ahí, qué está ocurriendo, cómo podrían ustedes ayudar a otras personas a descubrir su poder, cómo podrían ayudarlas a hacerlo y luego pasar al próximo campamento”. Esa era la idea: Ayudar a despertar a la Familia. Porque al reunirse de esa manera y abrir esa energía del corazón, se formaba un vínculo que era absolutamente enorme.

    Estaba más allá de lo que hoy comprenden en su mundo, porque ser capaces de sentir las conexiones de todos de ese modo significaba que no solo podían solucionar algunos de los problemas al enviarles la energía correcta en el momento oportuno, sino también quitarles parte del problema, aliviar ese temor, despojarse entre sí de esa energía voluntariamente. Todo eso y mucho más está llegando para cada uno de ustedes.

    Y esa noche, Amor tuvo un sueño al irse a dormir. Soñó que todos estaban por dispersarse, que los doce seres iban a seguir su propio camino al día siguiente. Y Amor estaba bastante preocupado por cómo lo iban a resolver. No sabían si las personas lo iban a aceptar, si iban a decir: “Ah, no, tienen que ser ellos para poder hacer esto”. De modo que revirtieron toda la energía y en lugar de ir a enseñarles algo, fueron a recolectar. “¿Cómo podemos juntar toda esta grandeza de todos estos lugares?” “Bueno, no es posible que todos se junten en un solo lugar, sencillamente se necesitarían días para que todos se reuniesen”. “¿Qué tal si abrimos la conexión del corazón más aún?” “¿Y si durante estos tiempos fuese posible forjar esta red consciente? Aunque tengan esa conexión en la que pueden sentir a todos en todo momento, ¿qué pasaría si tuviesen un intervalo regular para conectarse, para enviarles energía a ellos o extraer energía de la red según se necesite?” No se emite juicio al respecto.

    No hacía diferencia alguna si todos extraían energía a la vez o si todos la daban al mismo tiempo, porque lo excepcional de la energía es que nunca muere, solo aumenta para sostener cualquier tirón en ella, de forma que cuando extraen la energía, aumenta más en su lugar. Y eso es lo que todos tuvieron que aprender en los días de Lemuria.

    Al día siguiente esos doce seres se fueron y comenzaron a llegar a los primeros campamentos. Al principio, tuvieron bastante éxito, los recibieron bastante bien. Por supuesto, hubo algunos puristas que solo querían que fuesen Saroo y Amor, que solo deseaban escucharlos a ellos y seguir sus mensajes.

    Pero ahora la energía ha cambiado, porque ya no se trata de seguir al líder sino de seguirse a ustedes mismos. ¿Cómo pueden ellos resaltar eso? ¿Cómo podemos nosotros sacar a relucir eso en ustedes al pasar por su camino aunque sea brevemente? ¿Qué podemos re-cordarles en sí mismos que les dé poder para dar estos próximos pasos? Queridos, actualmente están en un tiempo de reposicionamiento y esto también sucedió en Lemuria durante aquellos tiempos. Hubo momentos en los que pareció que no ocurría nada en absoluto, hubo momentos en los que las personas podían reunirse y reinstalarse, renovarse, trabajar consigo mismas de una forma totalmente nueva. Y esos fueron tiempos realmente mágicos y ustedes están nuevamente aquí en la Tierra en estos momentos. ¿Cómo pueden hacer surgir el poder el uno en el otro? Eso fue, como ahora, lo más importante. No solo para Amor y Saroo, sino para todos los que habían enviado, porque iban a trabajar en conexión.

    Y cada noche, antes de irse a dormir, dondequiera que estuviesen, cualquiera fuese su franja horaria –porque el tiempo es una ilusión- justo antes de descansar, abrían sus corazones y se conectaban con ese grupo interno de doce y traían cualquier cosa que pudieron despertar en cada campamento, cualquier poder especial, las capacidades únicas que tenían estas personas que podían comenzar a despertar, lo traían y lo compartían con el resto del grupo de doce. Y fue un tiempo especial y único. Se conectaban catorce personas: el grupo de doce, los doce cristales, como ellos se denominaban a sí mismos, y Amor y Saroo. Y ellos se conectaban y les transmitían los viajes más maravillosos y hablaban de los acontecimientos más increíbles que tendrían y los despertares más fabulosos que tendrían, y luego les daban permiso para seguir adelante mientras iban al siguiente campamento.

    Y así fue que este vacilante grupo de seres salió al mundo tratando de llegar a tantos campamentos como pudieran, comenzando a extender esa conexión interior de una parte a la vez, de un corazón a la vez. Y lo que hicieron, queridos, pese a tener esa conexión de corazón abierto de lemurianos, pese a poder sentir y conectarse con todo, fue construir una red interna con esos catorce seres en la que pudiesen renovar su propia energía, en la que pudiesen conectarse consigo mismos, en la que pudiesen ayudar a extraer toda la belleza y empoderamiento de todos a su alrededor.

    Los invitamos a ustedes, a todos los que están viendo esto, a los que lo escucharán en su momento, a convertirse en parte de este grupo íntimo, a convertirse en parte de esta Familia, a trabajar en esta red de luz del corazón con la que cada uno de ustedes puede conectarse. Lo único que se necesita es un simple pensamiento, una sencilla conexión para enviar ese amor incondicional, para poder extraer ese amor incondicional cuando lo necesiten, para sentir esa mano en su espalda y para recibir esa energía amorosa, para saber que tienen un lugar a dónde enviar su alegría. Cuando sientan alegría y amor en el mundo pueden enviarlos a este lugar, pueden mandarlos directamente a través del corazón abierto y eso equilibrará cuanto los rodea y elevará a todo el que esté conectado con ella.

    Estos son tiempos especiales y únicos, queridos. ¿Se atreven a ser un cristal ustedes mismos, a ser parte de esa energía que conecta con el resto del mundo? Eso es lo que hicieron Amor y Saroo durante aquellos tiempos especiales, porque no se trataba de ellos, ni siquiera era su mensaje; ellos eran los traductores a través de quienes llegaba, pero entonces más y más corazones comenzaron a comprender, aunque siempre hubo quienes gruñeron y no les creyeron a los jóvenes que se presentaban. “¡Ni siquiera tienen 200 años todavía! ¿Cómo podrían portar sabiduría alguna?” Pero los escucharon cada vez más personas a medida que la Tierra comenzó a cambiar, a medida que la tierra comenzó a retumbar, a medida que en aquellos tiempos empezaron a tener terremotos que fueron en aumento no solo en intensidad sino en frecuencia. Y no solo hubo actividad volcánica, sino que las aguas comenzaron a subir también.

    Y al tener lugar todos estos cambios, incluso pudieron ver que los patrones de la Tierra y los de las estaciones comenzaban a cambiar. Con la evidencia física de que la Tierra estaba cambiando como lo estaba, cada vez más personas empezaron a encontrar solaz en las hermosas energías emitidas por Amor y Saroo a través de sus mensajes que transmitían no solo en los campamentos que visitaban, sino también a través de los cristales originalmente conectados a ellos. Y cada fragmento de luz pudo salir y llevar uno, no para predicar, no para llevar un mensaje, no para decirles a las personas cómo vivir, sino para reunir empoderamiento, para conectar a la Familia, para volver a abrir esa conexión y conectar a tantas personas como pudieran. Ese es el empoderamiento de la humanidad. Eso es lo que hicieron Amor y Saroo en ese tiempo especial. Ellos abrieron sus corazones a su Familia interior y eso hizo que comenzase todo un proceso.

    Más y más personas comenzaron a acudir al mensaje interno, más y más personas empezaron a escucharlo por amor y no por miedo. Y ese es el desafío que tienen todos los que están escuchando este mensaje ahora. Los invitamos a convertirse en parte de esta Familia, a volverse parte de estos procesos internos, porque hay mucho trabajo por hacer, algo muy parecido a lo que hicieron en tiempos de Lemuria. Ustedes se elevaron, conectaron a la Familia, abrieron sus corazones y cambiaron el mundo de un corazón a la vez. Sigan con el buen trabajo, queridos.

    Y ese día, una vez que todos se fueron, Amor y Saroo se sentaron y conversaron. Se miraron y dijeron: “Esto es maravilloso. Nos sentimos como si hubiésemos enviado antenas en muchas direcciones distintas y ahora hay muchas razones para tener esperanza, posibilidades de que las personas tomen su poder de nuevas formas. No veo el momento de ver cómo funciona esto. No puedo esperar a mañana. Justo antes de irnos a dormir, abriremos nuestros corazones y nos contactaremos con todos. No puedo esperar a verlo”. Y esa noche, al irse a la cama, cerraron sus ojos. Todo estaba bien en Mu.

    Es con el mayor honor que los saludamos así. Les pedimos que se traten unos a otros con respeto, cuídense mutuamente y jueguen bien juntos. Espavo, queridos.




    https://www.espavo.org/spiritcast-live-page/
    Desgrabación y traducción: Traductoras voluntarias de Espavo.
    Noviembre 2018
    Espavo LLC es una corporación consciente sin ánimo de lucro dedicada a expandir la Luz por medio del Empoderamiento.
    Aviso de copyright:
    Derechos de autor 2000 – 2018
    Esta información se puede circular y difundir libremente en su totalidad o en forma parcial. Por favor, www.Espavo.org deberá aparecer en todo el material que se publique.
    ¡Gracias por ayudarnos a difundir la Luz!
    Steve Rother y el Grupo
    SpiritCast Noviembre de 2018



    Siguiente: Varios/Otros ~ Reinicio.

    Anterior: Varios/Otros ~ Sumar, no restar.

  • Enviar a un amigo.

  • Varios/Otros ~ La Historia de Amor.

    TU MAIL * 
    EL MAIL DE TU AMIGA/O * 

    Escriba el código aquí


  • Escribe tu comentario aquí.
  • Tu Mail *
    Apellido y Nombre *
    Tu País *
    Tu Comentario *

    Escriba el código aquí


    Trabajadores de la Luz?
    En tu Móvil

    La Gran Invocación
    La Gran Invocaci�n
    leer masLamina Yo Soy

    Los chakras
    Los Chakras
    leer masLos Chakras

    Mandala del día
    El Mandala de Hoy
    Mandala de Hoy

    Lámina Yo Soy
    L�mina Yo Soy
    leer masLamina Yo Soy
    Imprimir LáminaImprimir la L�mina Yo Soy

    Fase Lunar
    Fase Lunar
    ver masFase Lunar

    Energía del Día
    Energ�a del D�a
    ver masFase Lunar

    Numerologia
    Numerologia
    leer masNumerologia