Un nuevo solsticio y algo mas...

Varios/Otros


El 21 de junio cuando ingrese el Sol en el signo de Cáncer comenzará activarse una Gran Cruz Cósmica en el zodíaco.

Aries, Cáncer, Libra y Capricornio estarán ocupados por planetas que entre si formarán esta Cruz en el cielo. Los planetas involucrados son el Sol, Júpiter, Urano, Saturno y Plutón. Son los cuatro signos de ritmo impulsivo que dan movimiento y nos hablan de nuevos comienzos. La configuración astrológica que se formará es poco frecuente, por lo cual es una señal en los cielos de los próximos cambios profundos de la humanidad.

En esta Gran Cruz Cósmica, Aries, Yo Soy, se refleja en Libra, Nosotros también somos parte de ti

Saturno desde Libra, hace tomar conciencia y le pone orden a Júpiter y Urano en Aries, que intentan desbordar la ley.

Aires y Libra: Yo y tú, tiempo de encontrar el centro para reconocerse el Uno en el Otro.

El Sol en Cáncer activa la Gran Cruz a partir del solsticio (21/6). En el otro lado, Plutón, el que desintegra, emerge desde sus dominios del inconciente por el signo de Capricornio. Cáncer nos muestra las fuerzas para el nacimiento, la nueva vida. En Capricornio Plutón desde el espejo de enfrente nos muestra la muerte.

Vida-muerte en este solsticio. En el centro de los espejos, donde me reencuentro con mi ser exclamo: ¡Renacimiento! (Luna en Escorpio)

Capricornio pide la culminación del proceso plutoniano, ¡Renacimiento!

¿Y esto como se entiende?....

Bien, habilitado para corazones poéticos centrados en el poder del corazón...

¿Qué intenta decirnos hoy la Visión del Aguila?

Que podemos usar muchas palabras para explicar lo que va a suceder a partir del próximo 21 de junio, ya circulan muchísimos artículos por internet sobre este evento cósmico, pero si no hemos preparado nuestros trajes energéticos-espirituales el aterrizaje va a ser forzoso y doloroso.

¿Qué aterrizaje? ¿Llegan nuestros Hermanos del Cosmos? No, llegan intensas oleadas de luz galáctica que aterrizarán en nuestros cuerpitos humanos, barriendo toda obstrucción, bloqueos, densidades de tercera dimensión.

Nuestro traje energético es el que vamos construyendo con meditaciones, ejercicios de armonización, desbloqueos de chakras, purificaciones emocionales, liberaciones de patrones heredados, reestructuración del ADN y muy especialmente sentimientos de amor, generosidad, compasión, integración, pensamientos positivos y creadores, acciones para cuidar el planeta y mucho amor, amor, amor.

El amor es la energía más poderosa para fortalecer nuestros trajes energéticos y atravesar las turbulencias de los próximos meses.

A partir del solsticio del 21 de junio y la luna llena de Cáncer, con eclipse el 26 de junio, una poderosa energía se descargará desde el centro galáctico. Se acelerarán todos los procesos de cambio y transformación. La humanidad que habita este precioso planeta estará involucrada en este pasaje hacia otro estado de conciencia.

Ya no hay tiempo humano de tercera dimensión para largos aprendizajes, debemos ser breves, concretos y eficaces. Lo más importante ahora es poder sanar nuestras heridas álmicas, reconciliarnos con la vida que nos ha tocado y estar preparados para sostener los grandes cambios que ya están sobre nosotros.


10009 lecturas

1 Comentario de lectores

08/08/2010

me parece muy interesante esto pero como hacemos para hacerle enterder a los q no creen en esto para q se ayuden. gracias

heidi gonzalez desde Venezuela