Alumbrad vuestras lámparas.

Omraam M. Aivanhov


Cualesquiera que sean vuestras dificultades y vuestras desgracias, no os mostréis sombríos ni afligidos, ¡intentad, por el contrario, encender todas las lámparas en vosotros! Sí, cuando peor estéis, más lámparas debéis encender en vuestro interior porque es el único modo de superar las pruebas y atraer la simpatía y la ayuda de los demás.

Creéis que vuestras desdichas pueden llegar al corazón de la gente y entonces las contáis, exagerándolas incluso, con la esperanza de despertar su compasión. Pues no, este no es un buen método. Por supuesto, vendrán a animaros, a aconsejaros, os manifestarán sus buenos deseos o sus condolencias, pero, en su fuero interno, encontrarán enseguida un pretexto para dejaros lo más rápidamente posible. Sí, desgraciada o afortunadamente, es así. Si queréis ahuyentar a la gente, habladles de vuestras desgracias, de vuestras enfermedades, de vuestras penas, veréis como nadie os escuchará por mucho tiempo.

Es la belleza, la luz, el amor, lo que atrae a los seres. Por lo tanto, cuando tengáis preocupaciones, en lugar de ir a contarlas por todas partes, buscad con el pensamiento, con la oración, las fuerzas que os permitirán superar vuestras dificultades. Se trata sencillamente de encender vuestras lámparas. Pensad que los demás están ellos mismos atrapados por todo tipo de problemas y tienen muchas dificultades por resolver, ¿por qué ir aún a sobrecargarles más con los vuestros? No pueden hacer nada. De esta forma no solamente perderéis vuestro tiempo contando inútilmente vuestros asuntos, sino que, además, os debilitaréis, e incluso os arriesgáis a perder la estima que os tiene la gente.

La mejor forma de resolver vuestros problemas, es entrar en vosotros mismos y uniros a todas las entidades luminosas del mundo espiritual que están ahí, dispuestas a ayudaros. Ellas os darán la fuerza, la luz y todo lo que necesitéis para resolver vuestros problemas. Y ello se reflejará benéficamente sobre los demás: notarán en vosotros algo distinto, verán que soportáis las dificultades, que resistís las pruebas sin quejaros, y entonces os admirarán y se acercarán a vosotros para tomaros como modelo. Incluso, si pueden, intentarán daros su ayuda y su apoyo.

Por el contrario, si os mostráis siempre abatidos, aplastados, débiles, no solamente no ganaréis la simpatía de los demás, sino que tampoco les ayudaréis.

Así pues, cualesquiera que sean vuestras preocupaciones, buscad la actitud, las palabras que puedan ayudar a todos aquellos con los que os encontréis. Con este esfuerzo de desinterés y de generosidad, veréis como llegáis a resolver vuestros problemas.


Omraam Mikhaël Aïvanhov

10259 lecturas

3 Comentarios de lectores

27/06/2012

Los textos son muy gratificantes leerlos, estan llenos de luz, traen paz y llenan de más amor nuestra existencia...gracias por el tiempo dedicado a estas actividades...Que Dios les siga iluminando y los llene de paz, amor, tranquilidad, alegria a todos (as) Los trabajadores de la Luz...

DOLORES ZAMBRANO desde Venezuela

22/05/2012

SABIDURÍA ALTA Y PURA ES ESTA DECLARACIÓN DE COMO RESOLVER LAS DIFICULTADES QUE ATRAEMOS A NOSOTROS, DEFINITIVAMENTE QUE EL SER SUPERIOR ES TODO SABIDURÍA PORQUE EL SE LA INGENIA PARA QUE ENTREMOS ES ESOS BACHES POR QUE EL SABE QUE PODEMOS SALIR DE ELLOS, SOLO QUE AL NO ESTAR CONECTADOS A EL BUSCAMOS MUCHOS CAMINOS Y UNO DE ELLOS ES EL DE HACERNOS LAS VICTIMAS, CULPAR A OTROS, OTRAS VECES ENCENDEMOS LAMPARAS EN NOSOTROS PERO AL NO SER LAS SUFICIENTES NO LOGRAMOS SALIR DEL ATOLLADERO. HE RECIBIDO GRAN LUZ EN ESTE MOMENTO Y BENDIGO LA LUZ AL MUNDO QUE ES EL MAESTRO OMRAAM, EXTIENDO EL SOMBRERO A SUS ENSENANZAS. SHALOM SHALOM

ALBA desde Republica Dominicana

11/05/2012

Hermanos Trabajadores de la LUZ, esto me lo han enviado para mí, para que aprenda y corrija mi manera de ser y de actuar, porque yo soy una de esas personas horribles que todo Lo cuentan y se quejan y decargan su sufrimiento en los demás sin pensar, si les importa o no. y si les importa porque nos aman les hacemos daño. GRACIAS, porque desde ahora en adelante voy a cambiar totalmente y encenderé dentro de mí todas las lámparas necesarias como dice el maestro Aivanhov. BENDICIONES GRACIAS

GLORIA desde Uruguay

-.-.-
Si me permitís...
No sos. Actúas como, de esa manera.
Son cosas muy diferentes ;)

Un abrazo
Oso de Luz