La comunicación con el mundo espiritual. II

Varios/Otros


¿Y por qué no somos conscientes de esa separación vivida durante el sueño?

Algunas personas son capaces de separarse del cuerpo a voluntad y tener plena conciencia de lo vivido durante el viaje astral.

¿Y todos los humanos pueden hacer viajes astrales?

De manera inconsciente todos viajáis durante una fase del sueño. Algunos accidentalmente consiguen separarse y tomar conciencia de esta separación. Pero de manera consciente sólo unos pocos. Con el debido entrenamiento y constancia muchos de vosotros podríais realizar viajes astrales conscientes. Pero como la mayoría no creéis que sea posible y no os preparáis para conseguirlo, pues entonces no sucede nunca. En los mundos avanzados se enseña desde niños a realizar viajes astrales de manera consciente como una herramienta más que han de emplear para su propia evolución personal, de forma que todo el mundo es capaz de realizarlos.

¿Y de qué depende que uno tenga mayor o menor facilidad para realizar viajes astrales?

De la capacidad espiritual de la persona, de la voluntad en mejorar espiritualmente, de su conciencia sobre la espiritualidad, y de que lo haya elegido antes de nacer. También hay personas que tienen una capacidad innata, de nacimiento, para contactar con el mundo espiritual de forma todavía más directa, sin necesidad de separarse totalmente de su cuerpo. Son las que llamáis normalmente médiums.

¿Podrías explicarme que es un médium, según tú?

Médium significa canal. Un médium es alguien que tiene un contacto con el mundo espiritual más directo y evidente que el resto de personas, como si tuviera una conexión a Internet de tipo ADSL, mientras el resto tienen una conexión telefónica normal. Para la mayoría de personas la existencia de un mundo más allá del físico no resulta nada evidente, porque apenas perciben de lo que les rodea lo que sus sentidos físicos son capaces de captar. Pero un médium tiene una sensibilidad adicional, como si tuviera una potente antena que le permitiera sintonizar con emisoras que emiten en un rango de frecuencias diferente, que el resto de gente, con sus antenas convencionales, no puede captar.

Pero entiendo yo que no todos los médiums son iguales ni todas las capacidades mediúmnicas tampoco. Quiero decir ¿existen diferentes tipos de mediumnidad?

Sí. Se pueden clasificar según la manifestación o el tipo de contacto con el mundo espiritual que predomine. De acuerdo con esta forma de clasificar encontraremos el médium vidente, que es aquel que puede ver a los espíritus o el médium auditivo, que es aquel que puede oírlos. Un médium escribiente es aquel que recibe los mensajes a través de la escritura, pudiendo ser o no consciente de lo que escribe. Un médium intuitivo es aquel que recibe los mensajes espirituales directamente en su mente, inspirado por los espíritus. Un médium de incorporación es aquel que presta o permite que temporalmente un espíritu desencarnado utilice su cuerpo y sus sentidos, total o parcialmente, para manifestarse en el plano físico, recuperando después el control del mismo. Un médium terapeuta es aquel que canaliza energías trasmitidas por espíritus elevados con la intención de mejorar el estado vital de un espíritu encarnado. Un médium sensitivo es aquel que puede percibir su presencia, su estado de ánimo y sus mensajes pero no lo hace a través de ningún sentido físico. Un médium clarividente es aquel que puede captar escenas futuro o del pasado, etc.

Entonces alguien que sea médium es un privilegiado respecto a los demás, ya que está más favorecido que el resto para contactar con sus guías de forma más sencilla.

La mediumnidad innata se le da al espíritu que lo necesita en ciertas circunstancias para que la aproveche para evolucionar más rápidamente, como instrumento que debe utilizar para ayudar los demás, encarnados y desencarnados. Lo que ocurre es que la mayoría, una vez encarnados, o bien preferiría no tenerla, debido a la incomprensión que recibe de parte de los que no la tienen, o bien la intentan utilizar para su lucro personal. La capacidad de contactar no es exclusivamente con los guías espirituales, sino con el mundo espiritual en general, y en este mundo, como pasa en el vuestro, no todos son buenos. Hay espíritus en distintos grados de evolución y el canal está abierto para todos, de manera que podemos recibir influencias positivas y negativas. Dependiendo del uso que el médium quiera hacer de ese canal, se atraerá la influencia de espíritus más o menos avanzados.

¿Entonces también pueden influirnos los espíritus inferiores?

También. Todo encarnado recibe influencias y sugestiones de los espíritus, sea o no sea médium, y también de los espíritus inferiores. Pero al igual que los superiores, sólo pueden entrar si uno les deja. Al ser seres de baja vibración, sólo sintonizan contigo si tú bajas tu vibración. Aprovechan las debilidades espirituales, los defectos, para colarse. Los sentimientos dañinos, los actos que van contra la ley del amor son su puerta de entrada.

¿Pero siempre un espíritu poco avanzado se acerca para molestar, por ejemplo, a un médium?

No. También se puede acercar porque necesita ayuda para salir de una circunstancia dolorosa. Si se trata de un espíritu que por cualquier razón se ha aferrado fuertemente a la vida material, no percibe la ayuda que se le está ofreciendo directamente desde el mundo espiritual. El médium es para ellos como un faro en medio de la niebla, por el estado de turbación en que se encuentran, y puede servir de intermediario para proporcionarle la ayuda necesaria para encaminarle hacia su destino en el mundo espiritual.

Pues la mediumnidad no goza de demasiada buena reputación en este mundo.

Ya. Suele pasar en los mundos de vuestro nivel evolutivo.

¿Por qué razón?

Existen varias razones. Una es por el mal ejemplo que dieron aquellos que intentaron utilizar el contacto con el mundo espiritual para lograr objetivos oscuros y egoístas, atrayéndose la influencia de los espíritus más bajos, o de aquellos que la convirtieron en un fraude, intentando enriquecerse a su costa. También se la ha perseguido y desprestigiado de todas las maneras posibles, porque no convenía a los poderosos de la Tierra que se desarrollara, ya que el conocimiento que se obtiene directamente del mundo espiritual puede hacer que la humanidad se despierte y tome conciencia de la realidad espiritual, del autentico propósito de la vida, e intente liberarse de las cadenas que le impiden evolucionar, perdiendo estos poderosos toda su influencia para engañarla y manipularla, y para seguir explotándola en su beneficio.

¿Pero qué sentido tiene que haya personas que tengan esta conexión especial para ser intermediarios de los demás con el mundo espiritual, si cada uno tiene su propia conexión?

Si cada uno de los seres humanos tuviera abierto su canal con el mundo espiritual no sería tan necesario que encarnaran espíritus con el objetivo de servir de canal del mundo espiritual para los demás. Sin embargo, debido a la enorme dificultad que encuentran muchos seres en este mundo para activar su propia conexión, sea por falta de voluntad, por desconocimiento, o por temor, se privan de recibir directamente la ayuda que necesitan. Entonces el mundo espiritual se sirve de ciertos espíritus, que vienen con la misión específica de servir de portavoces para transmitir los mensajes que les son necesarios a los espíritus encarnados para su evolución. Tened clara una cosa, el contacto entre el mundo espiritual y el mundo de los encarnados siempre existirá porque le es necesario al espíritu encarnado recibir ayuda espiritual para progresar, no importa cómo ni de qué manera se produzca este contacto.

Pero, si no he entendido mal, al igual que existen en el mundo espiritual espíritus bienintencionados que pretenden ayudarte, también hay espíritus poco avanzados que intentan hacer todo lo posible para que no avances y éstos también pueden contactar contigo ¿Cómo sabe uno quién es su interlocutor al otro lado y qué intenciones lleva?

La calidad del mensaje es la mejor forma de conocer la capacidad del autor. Si se trata de un mensaje bueno y útil, que llega al corazón y sirve para avanzar en el amor, entonces no tengáis duda de que se trata del mensaje de un buen espíritu. Si el mensaje intenta estimular el egoísmo en alguna de sus manifestaciones, por mucho que se haya identificado el interlocutor con un nombre célebre, tipo Jesús, la Virgen, o Santa Teresa, entonces tened por seguro que se trata de un impostor que no lleva buenas intenciones. Como Jesús hubiera dicho “Por sus frutos los conoceréis. El árbol sano no puede dar malos frutos, ni tampoco puede el árbol podrido dar buenos frutos”.

¿Y de qué depende que contactemos con unos espíritus u otros?

El contacto mediúmnico se parece mucho al que podéis tener con alguien a través de Internet, ya que en ambos casos no podéis ver físicamente a vuestro interlocutor. En ambos casos podemos contactar con personas de lugares lejanos y puesto que no las conocemos, puede haber gente con buena intención o gente con mala intención que intente engañarnos. Dependiendo de la afición que tengamos entraremos en contacto con un tipo de gente u otro. Si a alguien le atrae cierto tema, buscará un chat o un foro con esa temática, contactando con personas que tienen esa misma afición. Si por ejemplo alguien está buscado entrar en una ONG para ayudar a los demás, buscará páginas web o foros con esa temática. En estos foros es más difícil encontrar a gente con malas intenciones, porque no es el tipo de temática que interesa a los que no traen buenas intenciones. Pero si uno entra en foros que prometen enriquecerse sin esfuerzo, o encontrar una pareja elegida de un catálogo, que tenga por seguro que nada bueno puede salir de ello. De igual forma, sea uno médium o no, se atraerá la influencia de espíritus más o menos elevados, por la afinidad de pensamiento y acción con ellos. Es decir, una persona aficionada al juego y las apuestas se atraerá la influencia de espíritus ludópatas que no se han desprendido de sus adicciones después de morir, los cuales estimularán su adicción al juego para satisfacer sus propias expectativas. En el lado contrario, si alguien tiene deseos de ayudar a otra gente, se atraerá la influencia de espíritus benefactores que le ayudarán a conseguir sus objetivos. Por tanto, la mejor garantía para obtener contacto con los espíritus elevados o bienintencionados es la sincera voluntad de emplear las comunicaciones para la mejora espiritual de uno mismo y de los demás. La elevación de sentimiento y pensamiento genera en el médium y en su entorno un nivel vibratorio elevado que impide la entrada de espíritus de baja vibración que no lleven buenas intenciones.

¿Pero no puede ocurrir que una persona, sea médium o no, caiga víctima de las influencias de los espíritus negativos, y aunque quiera cambiar, no pueda retomar el buen camino por culpa de ellos?

No. Depende de uno mismo seguir por un camino u otro. Puede ser difícil deshacerse de antiguos compañeros de fechorías, que tratarán de influir para no perder a su víctima, pero no pueden más que la propia voluntad de uno mismo, ya que sería una vulneración de la ley del libre albedrío de cada uno. Además, como ya he dicho, todos tenemos un espíritu guía personal, un ser altamente evolucionado que es nuestro tutor espiritual y protector. Es el que ha sido llamado por la religión “el ángel de la guarda”. Este ser tiene más poder por sí mismo que todos los espíritus inferiores juntos y siempre está a nuestra disposición para orientarnos y estimularnos en el camino correcto. Si él quisiera podría apartar de un plumazo a los espíritus menos evolucionados que nos molestan continuamente. Pero ocurre muchas veces que la persona no quiere esta ayuda y, por respeto a su libre albedrío, el “ángel de la guarda” se mantiene a la espera, permitiendo que su pupilo se junte con las compañías que ha querido buscarse, aguardando el momento en que quiera volver a escucharle. También existen otros seres, que aunque no son tan evolucionados, nos suelen seguir la pista para ayudarnos, como por ejemplo ciertos seres queridos o familiares, y amigos ya fallecidos u otros espíritus benefactores, que aunque no nos son conocidos se dedican a ayudar a quien lo necesita. Pero nuevamente, si la persona no quiere escucharles o recibir su ayuda no tienen más remedio que esperar una mejor ocasión.

¿Y cómo deshacerse de la influencia de estos espíritus negativos?

Con la actitud que tomemos. Cuanto más vivamos sintiendo, pensado y actuando conforme a la ley del amor, más nos atraeremos la influencia de los espíritus superiores y menos posibilidades daremos a los espíritus inferiores de molestarnos.




1er Ley: Ley de la Evolución
- El destino de los espíritus es evolucionar, de forma indefinida, para siempre.
- ¿En qué se evoluciona? En Amor y Sabiduría. Sin amor no hay evolución. Sin amor no hay sabiduría. Sin amor no hay felicidad.
- La evolución depende de la voluntad y el esfuerzo de uno mismo.





LAS LEYES ESPIRITUALES
Vicent Guillem
http://lasleyesespirituales.blogspot.com

7821 lecturas

1 Comentario de lectores

25/10/2013

Gracias , lo entendí perfectamente y me aclararon algunas dudas .

Miriam Isabel desde Argentina