¿Jardineros?.

Varios/Otros


- Si, pues ustedes aún no han comprendido cuál es el fin de elevarnos juntos hacia el cambio, produciendo constantes energías que amalgamen mi ser y nos eleven hacia la solarización. Elevar la tierra como jardineros cósmicos para que crezca el nuevo fruto, la nueva simiente. Miren los elementos celulares que se desplazan por vuestro cuerpo, y mediante la agrupación de elementos positivos en masa, pueden destruir al mal, ustedes podrán alterar el rumbo que da al mal, que lo pervierte todo a su paso, siendo cada día más conscientes de lo que deben y lo que no. Hay mensajeros que vienen del Padre, ellos son enviados para que ustedes lleguen a una comprensión más acertada, solo deben saber que estos mensajeros van donde están los que con humildad puedan ser receptores y amplificadores de nuestro mensaje.

- ¿Pero Madre, hay cosas en la vida que existen y que uno no las puede ver?

- Lo que no se puede ver está oculto a sus ojos, producto de vanos egoísmos. Existe en mi y en ustedes la vida, que no se ve a simple vista y matan, también lo hacen en su misma casa, profanando la verdad que los mantiene vivos, también en ti hay seres que te contienen.

Y las piedras

- Las piedras, son parte de mi caparazón, que sirven para cuidar en parte mi piel, y que se extiende desde mi carne, como cáscara.

Y las montañas

- Las montañas mis huesos y músculos, algunas surcan como columna vertebral en donde yace toda la energía, mis volcanes son como escapes a las presiones que se originan en mi cuerpo, producto de sus obcecadas formas de vida, que rompen desde la mala psiquis que fomenta el hombre.

- Y el agua

- Mis aguas, al igual que las mucosas, son como una fuente inagotable de alivio a mis dolores, que bañan unos y otros los lugares, en donde nace la vida, donde muere el ardor y la sequía, ella es parte también de mi sangre;

Algunas de mis lluvias, más allá de purificar mi cuerpo, son el llanto por la angustia de hijos que sufro cuando no me encuentran, por dolores de hijos que se pierden a mi naturaleza, que reniegan de sí mismos, por no saber que están creciendo, y espero que algún día crezcan.

- ¿El granizo?

- Hay veces que lloro piedras por angustias contenidas, de tanta ira que el hombre retiene de si mismo.

- ¿El fuego?

- Es la temperatura que sostiene mi cuerpo, es mi equilibrio, pero también es el ardor de mis entrañas, que se desborda cuando el dolor no se puede contener.

- ¿La nieve?

- La nieve es un manto de luz ante tanta negación, es como el agua en su pureza que limpia la suciedad que algunos dejan.

- ¿Los terremotos?

- Mis temblores, son miedos, angustias, desconsuelos, que trato de sacar de mi suelo por aquello que lastima y molesta, también es el miedo de algo que puede estar muy cerca, pues yo también veo y me acomodo como puedo.

Hay veces que también siento que voy a ser un sol, para iluminar el universo, y tengo que prepararme. Aquellos que me escucharon, los llevaré conmigo envueltos como un obsequio. Y para los que no, les daré un techo en algún lugar del eterno cielo, que tu Padre preparó para que no se olviden de su madre, que los alimentó desde su pecho, porque moriré en lo viejo para nacer en lo nuevo, nuevamente a un mundo más pleno, y ellos, los hijos del respeto serán en mi y partirán en un eterno vuelo.

- ¿Cómo es Madre ser un sol?

- Ser un sol hijo es una elevación, una algarabía, un resuello, una nota musical, un color, un estado de conciencia, la interpretación de un estado, una melodía, un cambio de personaje, un volver al principio, un cambio diferente, una conciencia elevada, haber comprendido ser una madre para ser en el Padre, una etapa superada, un cambio de ropaje.

- ¿Volver al principio?

- Algo así, como que en el principio la vida es un sol en una vida primaria de comprensión, la misma vida que genera esta energía y que penetra en mi cuerpo, como un esperma en una madre humana, es la amalgama de mi ser, el que nuestro astro el sol, como núcleo y regente del sistema en el que vivimos, genere la vida hacia cada manifestación de lo que ustedes llaman planetas, y muchos de ustedes al ir comprendiendo el proceso, pueden ver que, como jardineros serán los que en un estado puedan elaborar lo que hoy les estoy diciendo.

- Madre: para entender lo que dices, ¿es como estar despierto?. ¿Y... cómo es estarlo?
- Despertar no es fácil si uno sigue en la profundidad de su sueño, solo despierta aquél que ama, y que permite que otros lleguen a través de él como un ejemplo de los ejemplos. ¡ Pues no es que uno mira tantas veces un párrafo de un libro hasta que se pueda lograr comprenderlo!, también es la vida que da a tu Padre, tantas veces lo veas, tantas veces hallarás más respuestas para otra vez y otra, volver a comprenderlo, ¡eso es estar despierto!.

Hay bosques en mi, en los que guardo sueños, para aquellos hijos que son muy buenos, y producir en un futuro, seres, que sean eternos, y entregárselos al Padre, para que vea, que ellos aprendieron, para que Él les de en su casa un lugar preponderante, importante, trabajando juntos por el universo; busquen en mi la esencia, y la verdad les será dada, pero... cuando en el hombre haya prudencia de lo que le ha sido entregado con amor, y pueda permanecer callado a tanta magia que da..."tener conciencia".

Quisiera que vivan siempre conmigo, pero se que en algún momento tendrán que marchar, porque han crecido y me darán nietos, mejores que hijos, para que puedan tener el mismo camino, o mejor quizá del que dejaron aquellos. Algunos desobedientes volvieron, otros tomaron un desvío equivocado, otros fuertes y valientes lucharon para defenderme de aquellos descarriados, pero al fin todos son hijos y algún día podrán valorar a su Padre que siempre los amó.

- Dios, si no hubiese visto ni sentido, jamás podría creer, ni siquiera imaginar, que esto esté sucediendo.

- La experiencia es de cada uno, y es de cada uno que la pueda entender e interpretar, pues el que experimenta el dolor, es aquél que solo sabe lo que causa en su profundidad. Si aquél te dice "lo siento", ¿sabe que es lo que tu sientes en verdad? Ahora comprende que el dolor para ti, es como toda creación que tu Padre da para que elijas desde tu propia superación, está encerrada en un continuo abrir de ojos que despiertan a un nuevo día, solo ve el que desea firmemente el cambio cada mañana. Más aquél que finge, ¿qué puede ver?, es aquél, que tan solo grita para que lo escuchen de lo que todavía no ha comprendido. Porque aquel que no experimenta el cambio, jamás sabrá reconocerlo, y por ende jamás podrá comprender. El cambio es como quemarse y no querer volver a sentir nuevamente esta experiencia, es como no tener agua ni pan durante días, y experimentar tener, es como un golpe en tu dedo y retirarlo cuando golpeas nuevamente.

Ahora ¡Ve! y avisa a todos mis hijos, sobre su madre, y aquellos tus hermanos, diles que todos están hechos del mismo barro, de las mismas piedras, de plantas, pájaros, animales, agua, fuego, aire y tierra. Ve y dile a la gente del mundo que la tierra es su madre, que la verdad en mi está, donde está la verdad del Padre, y ustedes en mi, amándome, solo amándome; que a mis hijos amados, les doy mi vida, y a los que se fueron, aún los extraño y espero que vuelvan algún día, cansados a abrazarme. Quizá a los malos, aunque malos, sufrí por ellos, porque no escucharon, ¡ah...hijos! que no comprenden mis vocablos, y estuvieron tan sordos cuando les decía ¡cuidado! no se vayan a caer, no se junten con los despiadados, ellos no saben de fe, ni del sentido que tiene la palabra amor, solo saben de ejemplos malos.

Por eso diles también que todavía no es tan tarde para aquellos, mis hijos, que se apartaron y que pueden todavía volver, que no los voy a castigar, que los perdono, porque soy su madre, que les tengo un lugar cálido entre las ramas de algún sauce, y el fresco junto a la costa de mis ríos y mis lagos. ¡Corre hijo corre!, ¡no tardes!, que no queda tiempo, ¡y ya viene tu Padre!, que si no los encuentra en sus tareas, puede que se enfade, y en su fuerza, salir a buscarlos para su enojo mostrarles.

Ah... y Diles que todo lo que está en mí, vive con ellos, que si no vuelven, como madre, siempre... los estaré esperando.

- Mamá, y...¿Cómo hago para que escuchen tus súplicas?

- No importa hijo, solo aquellos que me reconozcan serán.. más por los otros quizá, nada puedas hacer, se volverán hipócritas contra mí y sus hermanos, quizá más que los que les enseñaron a serlo. Podrás identificar en sus rostros, que aunque parezcan normales, sus ojos dirán siempre la verdad, pues la mentira se encuentra bajo las sombras de lo siniestro.

Así es una célula mala, que toma el reflejo de una célula buena para confundirse entre los que aman a sus Padres y destruir a los que todavía no están seguros de tomar parte de la responsabilidad sobre lo dicho, y al no haber tomado conciencia, se pervierten. Así es el hombre en su hipocresía algunas veces.


MENSAJE

Por ello yo no digo que soy,
Solo pongo el corazón de lo que debo.
Que cada uno en su medida sea,
más los que no son y se pervierten
tendrán la medida justa
de lo que desean,
porque en el orden, muchos vendrán
a querer participar,
más otros, solo vendrán a destruir,
y en su falta de comprensión
echarlo todo a perder.


Estos que todavía no comprenden el significado de lo fino con lo infinito, serán como enemigos disfrazados de ovejas, insertos en sistemas celulares buenos que están creciendo y no tienen aún el rumbo y toman para sí, el triunfo de lo que ellos lideran, que es el desorden y la caída de lo que pudieron aceptar, teniendo la verdad en sus manos, la desprecian.

A estos y a otros que lo siguieron, serán los que puedan en algún momento reflexionar, aunque el tiempo corre para unos, y para otros quedará como una sensación de no haber hecho en su momento lo que correspondía para bien.

Pues..., ¿ es el hijo responsable de los actos de sus Padres? ¿O no es acaso que cada uno sea responsable de sus propios actos? ¡Que cada uno entonces mire y corrija el suyo!, pues está en cada uno el que ame, para saber mirar con el filo de su ojo y no caer en equivocaciones, que difícil es sobreponerse.

¿O es que respiras con el pulmón de otro, para poder vivir del tuyo? ¡Solo tú eres quien debes!.

Y nadie mejor que tu, será el que guíe su propio carruaje.
Hasta aquél que mire desde el ojo de una aguja, será mirado desde ese mismo ojo.

- Corrí y corrí y me detuve a pensar y volví en mí y le pregunté a mi Madre, donde está mi Padre, como puedo hacer para llegar a Él...

- Ella con una sonrisa me dijo...

- Calma, calma, tu Padre está en la inmensidad del universo, en donde los tiempos no son tiempos, en donde solo Él es, y tu en Él. Tu, una pequeña parte que se ha de elaborar como minúscula energía, que crece sin igual como una semilla de mostaza, tal cual como gigante en espíritu, en una pequeña razón existente de toda su grandeza, que el Padre mira a mayor, y consciente, aunque no se muestre, ÉL ve, si tu ya eres.

Más... es tu Padre quien te ha tenido desde su pensamiento y es tu Padre el sol que te sostiene desde su energía, y quien te dio la vida en esta materia, que existe en el tiempo y que están dentro de tus sentidos y hasta donde llega tu comprensión.

Madre... ¿cómo es Él?

- El Padre es como un gran cuerpo que todo lo abarca, tu eres parte de ÉL, que viaja de un lugar a otro de su gran inmensidad, como conscientes células que trabajan en cada función, dentro de los sistemas y fuera de ellos en una mayor capacidad para influir positivamente, algunas células envejecen y mueren, para volver a nacer en otras y otras.

En el lugar en el que tu vives, estás cumpliendo con una categoría que te ha dado la experiencia, como hoy he sido en esta condición Tu Madre, y tu uno de mis hijos, que me sabe cuidar con responsabilidad, así también para que aprendas algunas tareas que han estado dispuestas para ti, sobre mí...

Verás: En este gran sistema que es tu Padre hay muchas categorías, algunas se muestran según la información que tienen a tus sentidos, y otras se manejan con la información directa de células más elevadas, como si fueran autoridades o jerarquías, y que están por sobre otras, cubriendo una función en donde los bajos mentales no existen.

Algunas veces sucede que en la rebeldía de algunos que descuidan la disciplina, se apartan de la verdad que los mantiene y los dirige, creyendo que ya tienen la suficiente capacidad para poner su propia empresa, hasta que con esfuerzo lo pierden todo y son llevados de la mano por otros que lo confunden aún más. Éstas son piezas que algunos de ustedes han tomado para sí, como un apego a querer saber todo de aquellos que dicen ser y entremezclan la verdad, y no han discernido por falta de criterio, es como si uno comiera todo tipo de comidas de un golpe, se produciría una gran indigestión tapando la información real y no estando sanos para poder recibirla naturalmente.

En algunos casos como lo que hace a los que se comportan con rebeldía, vuelven al Padre con la cabeza por debajo, y tienen que volver a reponer como niños revoltosos, toda su desobediencia.

En el cuerpo de tu Padre hay grandes cantidades de sistemas, ustedes los llaman planetas, lunas, soles, astros, estrellas, galaxias, y tantos otros que están por sobre lo que ustedes apenas pueden captar desde su inicial forma de conciencia. Así los hay en tu propio cuerpo, y todo organismo inserto uno dentro del otro, comprende a una gran cadena que se ensambla, y todos son parte del Padre, como tal es un cofre dentro de otro, Y QUE USTEDES TAN SOLO OBSERVAN DE PLANO. Cada uno tiene en su forma, una función importante dentro de Él, y si este organismo no sirve, es reemplazado, como si fuera un equipo, en donde el jugador es expulsado por su mala conducta dentro del juego, de la misma manera sucede con ustedes, funcionan para un objetivo, para actuar en ese estado en el que se encuentran, en función de lo que cada uno sea capaz de producir, tal si fuera una planta que da buenos o malos frutos, y se desarrollan cumpliendo el mecanismo de acuerdo a su capacidad, ya sean objetivamente, buenos o malos, así vistos por ustedes, sirven para una causa en la que el Padre procede a mover, como piezas, que dirigidas por otras más o menos inteligentes, para que funcione una dinámica universal, porque todo se mueve como un gran aparato de relojería. Todo hace al sistema, porque el sistema es parte, nada está fuera. Así el producto es la construcción de lo que se quiere llegar a elaborar. Ustedes están aprendiendo a elaborar su propio producto, hasta que estén preparados para desarrollarlo responsablemente, para que salga al mercado sin fallas. Por ello deberán tener la práctica en el lugar que se les ha designado, según el grado de comprensión y de capacidad, hasta que se les otorgue por merecimiento, un ascenso. Claro que algunos llegarán con graduaciones bajas y otros un poco más altas y así sucesivamente, por la entrega que han hecho en cada instancia. No es por acomodamiento, sino por capacidad, una capacidad que entra dentro del voluntariado personal.

Cada uno de los organismos existentes en tu Padre está en un continuo movimiento, y todo tiene que ver con todo, pues es como una gran cadena; como la tela que teje la araña, de la misma forma es la que se produce en un movimiento circular y colectivo que el Padre contiene de cada cosa. Nada está fuera, todo está dentro y fuera. Como es el corazón de tu Padre, es la creación de cada corazón inserto en ustedes y en la naturaleza de Él y en la mía como parte de su obra.

Por ello tenemos que saber que el mundo, las personas y las cosas se interrelacionan unos con otros y otros con uno, porque así funciona la vida, así los elementos, y nada está porque sí, a todo lo rige un principio y tiene un por qué, un como y un dónde, hasta la más mínima de las partículas entran en esta sociedad en movimiento, perteneciendo y colaborando con lo que cada uno condiga, con lo que cada uno de para que se realice cada principio. Cada ser, cada reino, contiene una existencia y una escala, que pueden utilizar, para extraer sus conocimientos. Porque el Padre los utiliza, para que todo sea en reciprocidad una tarea de correspondencia.

El principio, como vemos surge de un mero pensamiento manifiesto, en donde la relación es continua y relaciona a otras con el mismo principio existente, que todo está contenido en todo y nada se escapa. La vida es igual para ustedes y, ustedes la han creado desde su imaginación en un estado de cosas y dentro de estas posibilidades de creación, se han encerrado en su propio mundo. Ensuciando poco a poco lo que a simple vista no se puede ver, porque han tapado desde la materia, en una mente que no cesa de pedir complacencia, un complejo aparataje que los hunde sin poder reflotar el equilibrio perdido. Es como si uno viviera amontonando objetos dentro de una habitación, jamás se podría llegar a descubrir como es vivir ordenadamente, y jamás podrían realizarse desde allí, pues todo taparía lo que hay detrás en esencia. Si viven en un solo lugar y no conocen otros, es como estar siempre en la misma habitación, sin saber que fuera de ella existen otras habitaciones con diferentes tipos de formas, así hay mundos y otros que están por arriba de estos. Si cada uno no se abre a ellos, jamás se podría distinguir una razón diferente de existencia, y se termina por negarlo todo.

Los seres humanos han esquematizado su forma de pertenecer, a una forma natural de vivir y han producido una pérdida desde una mala copia de crear, acondicionándose a una sola forma,(llamada materia) dentro de las infinitas posibilidades que el Padre tiene para ustedes, y en donde desde esta creación material todo tiende a perecer.

Si el sistema personal no cambia, el sistema fundamental tiende a deteriorarse, por ende, como cada cosa está circunstancialmente encadenada a otra, el Universo trata de modificar lo que está ocurriendo en forma negativa, diluyéndolo. Estos mecanismos existen en vuestros organismos vivos, como vivo es el organismo del Padre y son mecanismos de defensa, la misma defensa que se produce cuando existe una infección en sus cuerpos, los leucocitos o glóbulos blancos atacan la infección, erradicando el mal. Asimismo, en el Padre se produce la misma acción, y las defensas universales se disponen atacando al intruso. Entonces sucedería lo peor, y temerosa de que algo pueda estar viniendo, tiemblo y me producen dolores por la gravedad con que llega esta limpieza desde los confines del Padre, así, es como tocar la tela de una araña, en su sensibilidad el Padre sabe que es lo que hay que hacer con lo que ha caído en ella.


Siempre pienso, hijo,
que no sea el hombre
que juzgue mis actitudes,
sino el Padre que todo lo ve.
Porque en la ley del hombre
entran la codicia
la envidia, los celos
y las actitudes que envanecen
al que no está despierto
para aceptar
lo que viene de ÉL.
Ponte pronto pues es el momento
de poner el orden.


El orden es importante y en el hay dispositivos de defensa en el organismo del Padre y que ustedes ven como asteroides que viajan por atracción equilibrando los sistemas, que pueden localizar el mal tal si fueran anticuerpos. Si ustedes negativisan el plano en el que se mueven con desbordes psíquicos, los ordenadores del cuerpo del Padre, que son elementos con canales positivos, limpiarán la suciedad que encuentren a su paso, regenerando nuevamente el orden de sus tejidos, eliminándolos sin más remedio. Es por esto, que espero de aquellos hijos más buenos, para que traten de salvarse y que no ocurra esto, porque ambos podríamos estar expuestos a este fatal final. 4.000.000.000 de años han pasado desde la creación de mi cuerpo, y bastaría solo que me abandonen, para que sucediera lo peor y muera en un segundo.

- Pero Mamá como puedo hacer para ayudarte... Y ayudar a mi Padre si estoy solo y sin poder haber hecho nada siquiera. Mi capacidad de amar, al sentirte sufrir, acelera mi corazón y aquí no veo que haya nadie capaz de colaborar, o alguien que sepa lo que está sucediendo, pareciera que todos están dormidos en el placer que causan sus egos.

- Mira hijo, en este orden solo se salvan los que lograron el cambio, mediante la función de elevar sus planos en el amor y siendo buenas personas, de esta manera es la elevación de las montañas, son las elevaciones de los planos, y a ellos los identificamos como islas de salvataje para la futura humanidad, de donde se desprenden en cada posición aquellos que ya saben como todo se mueve, o al menos como voluntarios que sienten dentro su verdad, pero solo como voluntarios, sin que more la mente del hombre, sintiendo el verdadero ser que cada uno trae en su simiente. Siente la tierra y lograrás vivir lo que digo.

Escucha bien hijo del sol, solo tienes que ser delante de tu Padre una buena persona, un buen hijo, digno de merecimiento, porque Él todo lo ve, al menos tienes que tratar y abrir tu corazón, para escuchar lo que llegue hasta Nosotros. Hay veces que evidencio mi carácter en climas que llegan como estados alterados, en el que a veces me encuentro, desde los animales que expresan su disconformidad por los malos tratos, su incomprensión, víctimas de muertes absurdas como la caza indiscriminada que da al placer de tomar todo inescrupulosamente.

Hay elementos, que se encuentran vivos, como seres insertos en submundos para guiar la naturaleza del Padre, el agua, la tierra, el aire, el fuego, los insectos, las plantas, los microbios que vibran con tan solo ver que no se encuentran cómodos en el hábitat que ellos crecen, y se multiplican dañinos y se erigen en contra de nosotros, negativizándose por las faltas que ustedes cometen, porque todo se transforma, pues son ustedes que llevan a mutar las enfermedades con pensamientos obsesivos. Todo esto y más, habla a través de mí. Hay elementos que cuidan parte de mis tierras para que no ingrese cualquiera a destruirlas y que solo resta decir... Aquellos que solo buscaron sosegar sus faltantes, y no fueron fuertes como seres dignos de su Padre, aquellos que miraron sin disciplina las formas grotescas de la creación del hombre, y solo buscaron complacer sus deseos bajos, causando daño en el espíritu, aquellos que solo vieron sus sombríos pensamientos, por querer arrebatarlo todo implacablemente, aquellos que solo vivieron con sus fortunas, sin hacer nada para lograr el avance de la conciencia, solo serán en este mundo efímero, y este mundo se lo quitará, así como se pedirá, rendición de cuentas, sobre el apropio y el abuso de lo que no es de nadie y es de todos.



Extracto de "Má Tierra"
UN GRITO DE ESPERANZA QUE LLAMA AL DESPERTAR DE SUS HIJOS
Mario Cannas

5579 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo