Creación.

Varios/Otros


- ¿Recuerdas? el verbo, puede hacer que adquieras lo que tu mismo quieres consumir, así que solo escucha a tus hermanos superiores y aprende a no decir más de lo necesario, y hablar más sobre lo correcto, así que, crea un mundo mejor a partir de ti mismo, para que muchos quieran sacar de ti una imitación mejorada, y a luchar sobre tus limitaciones, que son miedos ocultos dentro de cada uno de ustedes, que han arrastrado desde tiempos. Todo depende de lo que tu quieras aprender con disciplina, amor aplicado y agradecimiento, cada cosa que recibes de tu actual personaje en esta vida, que solo flamea como una hoja de papel, como lo son cada estado de cosas en el cual te desarrollas en dimensión. Si vivimos en un universo de creación, para que crear indiscriminadamente, si lo que necesitamos para vivir, es poco comparado con el daño que se ha permitido el hombre. Es lo mismo que densificar al mundo teniendo para cada familia un centenar de hijos, que no se pueden criar, con la atención que se cría a uno, o como comprar en un supermercado todo lo que está a la vista, todo es un equilibrio y sobre esa base deberán funcionar.

- Como hacer para no descuidarme y no comprometerme con el mal.

- Mira, es importante que sientas en ti a Dios, que es la fe que lo contiene todo, también es importante que ilumines tu vida, recordando que el Padre existe en ti, y dándole la oportunidad de que Él te pueda hablar, como un sabio consejero, mientras tu creces con Él. No te olvides que a donde tu vas, dejas residuos de lo que eres, donde tu vas, como el viento dejas a la atmósfera la riqueza de tu condición, donde tu vas, dejas toda la energía que se convierte a cada paso, donde tu vas, alimentas otras energías, y otras te siguen, aquellas que te abren los caminos al bien, y otras que te llevan a la destrucción si no cuidas que tus despojos salgan. Nunca olvides, que ustedes son como encimas, organismos vivos que hacen que todo se mueva desde su actual condición, porque son únicos, conscientes e inteligentes, hasta el momento de su maduración.

Por eso espero que crezcan sanos, como toda madre quiere de un buen hijo, para que salgan fuertes, para tener el valor de enfrentar las pruebas más duras y no se desanimen después de un fracaso. ¿No es que los buenos padres, esperan lo mejor de sus hijos para que promulguen el bien?. Así, donde quiera que vayas tu luz esté siempre encendida, y que al pasar, tu luz ilumine a otros, porque cada forma en la que tu te expreses representará lo que eres, como representa Dios su perfección, y lo que hizo en variedad para que lo comprendas, como lo es un niño, que solo comprende desde su natural pureza. Si ya nada te hace daño, representa ver en ti la gloria y en todo lo demás el espíritu de Dios en evolución, parte del propósito ya lo tienes ganado y este te llevará al Padre.

Hoy como madre, que me ha tocado en esta parte de los sistemas de mundos, te he enseñado casi todas las cosas que debes y las que no, es tiempo de irme, pues tengo otros hijos que también quieren saber algo de su Madre. Ahora debes ser un sol en mi tierra porque también es tuya, porque eres parte de mi y yo de ti, para los que nazcan a través de mis hijos, sean herederos del bien, para que lleven al mundo amor, paz, comprensión y sabiduría. Trata de no mostrarte omnipotente, ni creas saber más que los demás, pues cada uno en su conciencia es también el portador de la palabra de tu Padre y un posible mensajero de lo que se te quiere mostrar.

Ten cuidado al caminar entre penumbras, pues puede que pises mal y caigas nuevamente, y en tu caída seas herido de muerte, cuida tu espíritu, porque él es el que te guiará por el camino y el que te de fuerzas en los momentos mas trascendentes y oscuros de tu vida.

Cuídate hijo, y no experimentes nuevas miserias, de donde ya antes has venido conociendo, pues en este nuestro mundo ya no hay más lugar para aquellos que se permitan hacer el mal.

No trates de sobresalir, solo se lo que debas ser, pues bueno es que te muestres tal cual, porque más vale estar en lo último de las filas, y no en lo primero y perderlo todo, aunque luchar por la verdad es conseguirlo nuevamente aprendiendo de los errores.

No pretendas más de lo que se te dio, pues la medida es la condición que cada uno se permite.

Si quieres regalos, sábetelos ganar, se prudente cuando la palabra de tu Padre es llevada hacia los demás, pues hay quienes hacen de su palabra una burla, no olvides que tu siempre estarás en sus oraciones.




Extracto de "Má Tierra"
UN GRITO DE ESPERANZA QUE LLAMA AL DESPERTAR DE SUS HIJOS
Mario Cannas

6449 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo