La oración.

Kryon


CANALIZACIÓN INTRODUCTORIA

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Para quienes no han oído esto antes, la voz es la misma, el ser humano sentado en la silla es el mismo, y si acaban de entrar dirían: "No está pasando nada, no hay diferencia." Y así es como debiera ser.

Queridos, el humano tiene un motor de discernimiento espiritual: verdad o no verdad. Energía o no energía. Sensible o no sensible. ¿Podrá ser como él dice que es? Literalmente él se aparta, después de años de práctica y ustedes oyen la traducción de un mensaje multidimensional al que él se ha acostumbrado, que fluye a ustedes desde el otro lado del velo, que ustedes llaman la Fuente Creadora. El Espíritu. Quiero que consideren esto un minuto. No va a haber una prueba en forma tridimensional, nada de bolas de fuego ni luz blanca, ¿o sí? Bueno, eso depende de ustedes.

Hace años mi socio fue invitado a canalizar ante las Naciones Unidas. Fue su primer viaje a la costa este; estaba asustado. Nunca había visto tantas personas juntas (se ríe). Fue a la gran ciudad, lo llevaron al piso alto a un salón de comisiones donde se había acabado de firmar la paz en Bosnia. Entró y canalizó solo ante los delegados. En ese momento, él supo que lo entenderían o no. Ellos estaban acostumbrados a eso, porque la Sociedad ante la que canalizaba había invitado a otros canalizadores antes; ellos habían venido a verlo a él.

Recuerdo, en el hotel un rato antes, trataba de consolarlo porque estaba dudando. Le pregunté de qué tenía miedo. Me dijo: "¿Y si no creen que sea real?" Y le pregunté: ¿Y tú lo crees? (se ríe) Y él dijo: "¡Yo sé que lo es!" Y yo dije: ¡Entonces basta, deja este tema en paz! Lo volvieron a invitar seis veces más.

Queridos, la máquina humana de discernimiento en este salón es la mejor herramienta que tienen para saber la verdad. Mi socio se pone de pie y les da información, muchas veces esotérica, a veces diferente de lo que a ustedes les enseñaron, y luego tienen que decidir: ¿Es real o no?

Una y otra vez les hemos dado instrucciones para el día; cada vez es la misma instrucción. ¿Eres capaz de pensar fuera de esa caja en la que creciste? ¿Quién te enseñó qué es real y qué no? ¿O llegaste por ti mismo? No importa, porque cuando lo sientes, lo asumes, ¡es parte de ti! Para el humano tiene que haber una caja de realidad, y la caja de realidad te da la contención de tu propia psiquis, de tu propia verdad y tu creencia, y es normal. Y luego llega algo que nunca habías visto.

¿Puedes imaginar, en días antiguos, cuando aparecían formas angélicas ante los seres humanos? ¿Cuál era la primera reacción? Un susto increíble, miedo, caían de rodillas, había que consolarlos, incluso los ángeles les decían que no tuvieran miedo de lo que veían. ¡Estaba completamente fuera de su caja de realidad! Incluso aunque era una forma angélica bellísima, llena de benevolencia y de la gloria de Dios, ¡caían de rodillas y tenían miedo de estar muriendo!

Esto es lo mismo. ¿Cuál es tu caja hoy? ¿Qué es lo que no creerás porque está demasiado afuera de lo que te han enseñado? Sanador en este salón, trabajador de luz en este salón, has pasado años aprendiendo ciertas cosas, ciertas maneras, y ahora te decimos: Eso cambió. Ahora bien, es difícil, porque ahora tienes que reacomodar aquello con lo que estabas comprometido; lo reconociste, se volvió parte de ti y de tu forma de trabajar, de cómo percibes la energía para sanar a un paciente o leer a una persona. Y ahora te decimos que es diferente, que está cambiando, que se está moviendo.

Y están los que dicen: "¡No, no es así porque Dios es siempre el mismo! No puede estar moviéndose porque Dios es siempre el mismo." Y mi réplica es: ¡Dios es siempre el mismo, pero tú no! (se ríe). ¡Y el que se mueve eres tú! En la energía; no Dios. Las cosas se están volviendo más grandes. La antena - si quieres llamarla así - del trabajador de luz se empieza a volver más sensible con más puntos de recepción. Se vuelve más compleja, más fuerte, y esto confunde.

Al humano le gustan las cosas de un solo origen. La simplicidad en Dios. Un Dios, una manera. Y ustedes discuten eso en el planeta todo el tiempo al punto de matarse entre sí porque no están haciendo la cosa correcta, rindiendo culto de una manera, a un Dios. Tienen un alma, un cuerpo, un cielo, un infierno... ¿Qué tal si fuera realmente complicado? ¿Qué tal si hubiera una hermosa benevolencia en la complejidad de la física de Dios? ¿Qué pasa si la energía desempeña un papel que no pensabas? La energía de cosas como la oración, el despertar, la sincronicidad? De eso vamos a hablar esta noche.

Pero queridos, les voy a pedir que salgan de la caja. Salgan de esa caja de singularidad donde solo hay una manera, una cara, un alma, y pregúntense: ¿Podría esto ser más grande? Y si así fuera ¿qué parte me toca en eso? Y queridos, si yo pudiera mostrarles hoy la verdad, todos darían un tremendo suspiro de alivio, porque hay esperanza.

La humanidad empieza lentamente a evolucionar, con objeto de tomar mejores decisiones en el futuro; y eso es nuevo. Solo se necesita un sociólogo o un antropólogo para probarlo. Porque en toda su historia, una de las cosas notables, si la has estudiado, es que no cambia nunca. Una generación va a la guerra, muere, y la próxima generación lo saltea, y la siguiente hace la misma cosa, ¡y suele suceder entre los mismos países! Se repite, como si ustedes nunca aprendieran nada, ¡nada! Aun cuando sus padres lo vivieron, sus abuelos lo vivieron, y aquí está de nuevo.

Entonces podrían decir que la consciencia ha sido estática, y tendrían razón. Estática. Y ahora no lo es, está saliendo de la rutina; en cada campo que observan, está saliendo de su rutina. También confunde a los que hacen las guerras, porque empiezan a ver cosas que no figuran en sus manuales de guerra. Se confunden los que están en la medicina, ¡porque empiezan a ver cosas que nunca aprendieron en su Escuela de Medicina!

Confunde a los sociólogos que están por re-escribir otra fase de la humanidad, basándose en lo que ven suceder hoy en la consciencia. La humanidad empieza a hacer preguntas y a aprender. Y no van a repetir otra vez lo mismo.

Voy a cerrar con esto, y ya lo oyeron antes, pero necesitan oírlo otra vez más. Toda su vida, y la vida de sus padres y la de sus abuelos, existió un deseo, un anhelo, una meta, de paz en la Tierra, eso es lo que querían. Esa era la idea, si podían tener paz en la Tierra, eso era todo. Desde allí en adelante todo iría bien. Aquí va lo que quiero decirles, tal vez nunca lo han oído, tal vez algunos sí. A la velocidad que evoluciona la consciencia, la paz en la Tierra es un hecho. Eventualmente, los humanos la exigirán para sobrevivir. Van a volverse más sabios y comprender que la guerra no es una opción para sobrevivir. ¡Está dado! Entonces la paz en la Tierra, cuando la vean, será el comienzo de la Nueva-Nueva Era. El comienzo, no el final.

La paz en la Tierra es el punto de inicio, queridos. Y no es tan difícil. Una generación tras otra vendrán con una sabiduría diferente, incluso está midiéndose ahora. Les pregunto a los que están en el salón: ¿Ustedes son como sus nietos? ¿Conocen nietos que son excepcionales, que hacen cosas distintas, que están haciendo preguntas que tal vez ustedes nunca hicieron? ¿Que sus hijos tampoco hicieron? Ustedes los miran a los ojos y se dan cuenta de que algo está pasando. ¡Bienvenidos a la evolución de la consciencia humana en una forma que no esperaban! Los niños son más compasivos; les importan los demás, miran más a su alrededor; no están tan absorbidos en sí mismos ahora.

¿Qué tal si les digo que muchas de las cosas que están pasando en este planeta, que están viendo en las noticias, que son horribles, abominables, inconcebibles, son el resultado directo de la luz que se encuentra con la oscuridad y el desequilibrio? Cuando los humanos empiezan a ver lo que está pasando, y si están comprometidos en la vieja energía, hay confusión del espíritu; muchos de ellos harán cosas; ustedes lo ven ahora, cosas nunca antes vistas. Grupos haciendo cosas con objeto de mantener viva la vieja energía, aferrarse a ella. Individuos, grupos, incluso gobiernos. La luz va a ganar, queridos, y la prueba es la batalla que se está librando ahora. Queridos, no habría batalla (se ríe) las cosas serían normales, si no estuviera pasando nada. Y eso es lo que queremos mostrarles.

Ahora bien: abran su caja, miren alrededor - si se atreven. (se ríe)

Volveré.

Y así es.

Kryon http://audio.kryon.com/en/Baltimore-2015-mini.mp3



* ASÍ FUNCIONA LA ORACIÓN

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Mi socio se entusiasma ¡porque le muestro el futuro! La dificultad es siempre la misma: ustedes quieren que sea ahora. Alma antigua, no hay apuro, porque vas a estar aquí para verlo; tal vez tu aspecto sea un poquito diferente, pero vas a estar aquí para verlo. Y lo que quiero decir con esto es que el linaje y el akasha de los que están en este salón, será parte del futuro. No importa qué edad tengan en este punto del tiempo, no importa de qué crees ser parte en este momento, me gustaría decirte que el alma antigua continuará. Y esta transición a la nueva energía en el planeta es temporaria. Empezarán a ver los resultados; hay un sistema de vía acelerada que se va a hacer eco de lo que ustedes quieran.

La consciencia tiene energía. La energía se ve y se mide y es parte del sistema de vía acelerada. Un sistema colocado para devolverles a ustedes desde las rejillas lo que están tratando de crear como almas antiguas. Les dijimos antes: un alma antigua lleva más peso de su energía de consciencia que una nueva. El akasha tiene, absolutamente, lo que yo llamaría franjas (se ríe); lo que quiero decir es que se vuelven un peso, una autoridad sobre la consciencia del planeta a causa de su experiencia. Ustedes pesan más que lo que pesa un novato; más profundo que ningún otro. Un grupo de almas antiguas en oración es imbatible - casi. Y de eso quiero hablar.

Me encantaría explicarles la física que ustedes aún no han descubierto, que les ayudará a comprender algunas cosas que son enigmas. Puede que lo intente. Pero antes de hacerlo, quiero decirles esto: queridos, ustedes son almas antiguas. En este salón pueden sentirlo. Lo que ustedes piensan y hacen crea el cronograma de la paz en la Tierra. Algunos tendrán la oportunidad de tomar el camino alto cuando todo lo que han hecho es verse obligados a tomar el bajo. Puede que esté hablando en forma críptica, pero les hablo a los que están en el salón. Se dieron oportunidades que no esperaban, en áreas que no planearon que estarían allí, y la decisión que tomarán de ayudar al planeta, aumentará con cada uno, porque ustedes ven las cosas en forma distinta.

En todos ustedes hay un proceso de despertar, y pudieron sentirlo. Y uno de los atributos de este proceso de despertar que quiero que busquen es la alegría. La Fuente Creadora es benévola; le gusta reír; no hay emoción sanadora mayor en el planeta que la risa y la celebración. Quiero que busquen eso; quiero que lo busquen en sus ceremonias; quiero que cambien lo que hacen en la ceremonia; la idea de juntarse y mirar el piso y cerrar los ojos y simular que están de duelo, porque están en contacto con el Espíritu, es vieja energía. ¿Están comprendiendo esto? ¿Qué tal una celebración donde cuenten chistes? (se ríe) ¿Qué tal una celebración en que, para iniciar algo, se hagan cosquillas en los pies unos a otros? Algo para crear una celebración de alegría y risas al entrar en un estado meditativo lo amplificaría enormemente.

La vieja energía dice que tienen que estar deprimidos (se ríe). Al menos así lo parece. Miran hacia abajo en su círculo de meditación, nadie dice nada, todos callados, todos deprimidos. (risas del público). ¿Qué otra cosa se supone que piensen? ¿Se ríen durante sus meditaciones? ¡No! ¿Eso perturba la energía? Oh, sí, el maestro dirá "¡Ah, sí! ¡No perturben la energía con risas!" (se ríe) ¿Por qué no prueban, y ven qué pasa con la energía? Podrían obtener sanaciones, allí mismo, en ese momento.

Eso es lo que quiero decirles ahora mismo; ¡algunos de ustedes necesitaban oír esto porque están ocupados creando ceremonias! Otros en el salón tendrán que tomar opciones pronto, lo que yo llamaría elegir el camino alto o el bajo. Lo mismo de antes, lo mismo de antes, o algo que saben que es mejor pero es un poco más difícil y más riesgoso. Bueno, les decimos que hay una mano preparada para tomar la suya en el departamento de riesgos, cuando lleguen a la luz. ¿Están entendiendo esto?

En la espiritualidad hay enigmas, pero no lo son en realidad. Abriré la puerta apenas un poco esta noche, un poquito, tratando de explicarles algo que mi socio ya les ha dado antes.

Cuando decimos que la Física es consciencia y que la consciencia es Física, estamos hablando de la energía. ¿Qué se les ocurre cuando oyen decir: "¿Sentiste la energía de la oración? ¿Sentiste la energía de la meditación?"? ¿Son solo palabras que pasan por sus oídos, metafísicas y esotéricas, y "no es lindo?" ¿O encuentran sustancia? ¿Cómo les va en descubrir la energía? ¿Es algo que sienten, es algo que miden? Hablemos de energía, muy, muy sencillamente.

Hace mucho tiempo, la ciencia básica se dio cuenta de que la energía no se puede destruir; sí se puede cambiar. Y en ciertas situaciones en que la energía se encuentra con la energía, entonces habrá otra energía, pero no se está creando una energía nueva, sino que simplemente se está transformando. ¡En algunos lugares del Universo se junta energía que viene de otro lugar! ¡Parece que se estuviera creando, pero no es así! Simplemente se está moviendo.

Entonces se podría decir que la energía es absoluta. Hay quienes dirán que no hay más energía hoy en el Universo que en el momento que llaman Big Bang. De paso, diremos que no existió tal cosa. Hubo un comienzo, y hubo un inicio energético, pero no fue una explosión ni fue un bang; fue un evento cuántico de una intersección de algo que hemos llamado membranas dimensionales. No esperamos que ustedes entiendan esto, ni queremos que lo intenten, no es necesario. Pero la energía es algo que ustedes deberían poder sentir, medir, trabajar con ella, computar y predecir.

Ahora mismo en el planeta ustedes trabajan muy bien con ciertas clases de energía; las comprenden, las pueden calcular, las pueden medir; las pueden predecir, las usan en sus máquinas. Eso es energía. Crean energía para alimentar su casa. Eso es energía. Pero en lo que concierne a la consciencia, no piensan igual. Entonces esta noche, ahora mismo, quiero que lo piensen del mismo modo.

¿Será posible que haya un sistema, un sistema multidimensional en el que lo que ustedes crean con sus pensamientos, es tan "paladeable" como una corriente eléctrica? Decimos paladeable, para decir que es digerible para la lógica de su consciencia. En ese sentido decimos "paladeable", como si fuera comida que pueden comer y disfrutar, que se vuelve suya; ¿es "paladeable" pensar que su consciencia puede medirse? ¿Sería posible tener un medidor de consciencia? Medir lo que piensan, no en alguna escala que tengan en el planeta en este momento; nada parecido a lo que tienen. Hablo de un aparato de medición cuántica. Una forma en que puedan ver esa energía que crean cuando concentran su mente. Si lo tuvieran en este momento, todo cambiaría.

Si tuvieran un grupo de trabajadores de luz y se concentraran en hacer llover. Ahora bien, no hagan eso, porque va a llover de todos modos. (risas). Pero solo como ensayo, ¿para Gaia habría alguna diferencia? Quiero que sigan esto, porque hay Física involucrada. La Tierra tiene una consciencia que está sintonizada con la humanidad, y ya les enseñamos esto antes. Gaia empieza a elevar su consciencia, devolviéndoles lo que empezaron a darle, que no es guerra ni odio. Gaia empieza a cambiar. La rejilla cristalina empieza a cambiar dándoles recuerdos de cosas buenas en lugar de dramas.

Les dijimos esto: todo eso que los rodea está apoyándolos y empieza a moverse. Entonces, digamos que rezan para que llueva, y lo necesitan. Juntos crean una energía que es cuántica, o sea, que funciona con partículas cuánticas. La definición de quantum es una partícula que es multidimensional, se la llama quantum. Estamos usando la palabra en forma general para aludir a muchas cosas multidimensionales.

¿Y qué sucede? Toda la energía que están creando se integra al planeta. ¿Producirá lluvia? Les hago una pregunta: durante miles de años, los indígenas hicieron danzas para la lluvia. Quiero preguntarles: ¿estaban haciendo algo? ¿O eran estúpidos? ¿Era simple mitología con que celebraban al dios del cielo? ¿Estaban desesperados porque perdían la cosecha? ¿O funcionaba? (se ríe).

Yo les diría esto, queridos: ellos inclinaban la curva del azar en lo que concernía al clima, y creaban lluvia; literalmente, se iba de otro lugar para ir a caer en su lugar, ¡y llovía! Y lo hacían una y otra vez, a veces con resultados, otras veces sin resultados, pero con más éxito que fracaso, ¡y por eso se ha prolongado por miles de años! Y por eso siguieron haciéndolo; tal vez ustedes piensen que es una tontería. ¿Saben qué es? La consciencia por encima de la Física. Lo conocían, porque funcionaba. Gaia es ahora más receptiva a esta clase de cosas que nunca antes. ¡Más que nunca! Un grupo como este puede cambiar el clima si es apropiado; y hay muchas cosas que Gaia considera en esto: si no despoja a otro lugar; si es el momento. Este planeta es benévolo para con ustedes.

Abraza-árboles: quiero que resuenes con esto; ¿qué sientes cuando estás allí afuera con los devas? ¿Puedes sentirlos cuando ellos se te muestran, cuando quieren que veas quiénes son? Esa consciencia de Gaia tiene atributos que constantemente están devolviéndote algo, y tú la llamas madre Naturaleza, ¿no es interesante que pienses que es mujer? ¿No es interesante? Todas las cosas buenas, nacidas del planeta, de la energía femenina, igual que aquí. Una cuestión: apliquémoslo a los humanos.

Ustedes ahora tienen un grupo de trabajadores de luz. Todos están orando para una cosa: la sanación de un ser humano en una cama de hospital. Aquí esto se complica. ¿Han hecho eso antes? La respuesta es que muchos lo han hecho, para un pariente o un amigo que está en problemas y le envían energía, lo van a ver sanado. Me gustaría explicar ahora mismo qué pasa con esa energía, en la forma más sencilla que pueda. Y, socio mío, quiero que vayas despacio porque esto es nuevo.

Quiero que comprendan la benevolencia de esto, lo apropiado, la belleza de esto. Y por qué no siempre funciona. Lo han hecho tantas veces, que saben que a veces funciona y a veces no. La oración tiene consciencia; la meditación tiene consciencia y esas consciencias son energía. Así como pueden medir la electricidad con un amperímetro, hay otros medidores que pueden medir la consciencia, y es cuantitativo. En realidad tienen atributos de medición que todavía no han sido inventados. Es energía. Y aquí están ustedes, reunidos.

Es un atributo interesante de la consciencia, que es multidimensional pero no sigue las reglas de la linealidad. Es decir, cuando dos o más se reúnen, se amplifica en una curva rara, no exponencial pero similar, es parte de la matemática que todavía no conocen. Es una ecuación en base 12, y es una medición de la consciencia. Ustedes se concentran, ven la sanación, y allí llega la energía. Se desarrolló a partir de ustedes, ustedes la enviaron. No la crearon; ha venido de un motor que tiene que ver con la Fuente Central y llega a través de ustedes y se envía al individuo, de modo que ustedes no la crearon de la nada.

Queridos, cuando están meditando, cuando están orando, están en contacto con el Espíritu; pueden sentirlo. Están trayendo desde lo que es el Espíritu y lo están empujando directamente hacia el que quieren sanar. Todo está bien; lo están haciendo bien. La Fuente Creadora los ha visto y ha concedido esa transmisión de energía directamente desde la pineal, directamente desde su consciencia, la triada de su cerebro, enfocándose en el que está en la cama. Hasta aquí vamos bien.

Ahora bien, les dije que la energía no puede ser destruida, que tiene que ir a algún lugar. Si les dijera cómo es la mecánica de esto no lo entenderían, e incluso mi socio tiene dificultad con la imagen que le estoy mostrando. Lo primero que sucede es que la energía impacta en lo que llamaríamos una membrana de manifestación potencial. Está preparada para actuar, pero tiene que atravesar esa membrana. Esa membrana especial está enganchada a la Física de la consciencia del que debe sanar, el que está en la cama. ¡Él tiene que creer! Tiene que creer. Oh, no dije que tiene que quererlo; por supuesto que lo quiere. Incluso puede verbalizarlo: "¡Tráela! ¡La necesito! ¡Quiero la sanación!" Pero en su interior hay algo que dice: "Pero no creo que la obtenga." Porque no se ha comprometido; no ha abierto su pineal, no se ha conectado con la Fuente; la Fuente está faltando: ¡tiene que haber un circuito! La energía impacta en la membrana, y ve que la consciencia no es compatible. No obedece a las reglas de la Física. Y la energía de la oración se disipa entonces a través de la membrana y se va - a otro lado.

Eso es todo lo que puedo decirles. Eso es el escenario 1. ¿Les sorprende? El que está enfermo debe ser parte del circuito. ¿Comprenden esto? Y luego están aquellos que son parte del circuito. Les diré: los que son más parte del circuito están en trance, no pueden objetar con su intelecto. Y la reciben, enseguida. Les diré que los animales están listos para sanar, la reciben inmediatamente. No pueden objetar, porque están plenamente abiertos. La membrana de su consciencia está preparada y la aceptará porque no hay una objeción intelectual ni un akasha que se interponga.

A veces el humano está preparado en parte, y una parte de ella puede pasar. Esto es complicado; esto tiene que ver con la Física, con fórmulas, con energías. ¿Les desilusiona que podamos "cuantificar" la oración? Quiero darles algo en qué pensar: Dios es el Físico Maestro; esto no es un acertijo; ¡es hermoso!

Ahora bien; cuando descubran esto, serán capaces de comprenderlo mucho mejor al poder medirlo; lo podrán mostrar al que está en la cama, darle instrucciones sobre cómo abrir la membrana, habilitar el paso, hacer que sucedan cosas que nunca sucedieron allí, ¡solo porque ustedes no están enterados de los números!

¡Oh, pero ustedes sí que pueden enviar energía! Hacen un buen trabajo con eso. Queridos, ¡nunca dejen de hacerlo! Algo comienza a pasar en este planeta con las personas en problemas. Empiezan a creer, empiezan a entender, empiezan a abrir lo que yo llamaría esa membrana de la consciencia, el cumplimiento, lo que yo llamaría el protocolo que les están enviando cumpliría los requisitos de receptor, y ellos entenderán en el nivel físico, y la química cambiará en el interior y habrá una sanación.

No se vayan perplejos con este mensaje. Quiero que se vayan enriquecidos con la belleza de esto. La belleza de esto. Les acabo de dar una instantánea del futuro. Acabo de explicar la oración, la meditación. Y los indígenas de este planeta lo conocen. Los monjes en India lo conocen. Los que estudiaban el proceso de ascensión hace miles de años lo conocían. Ustedes lo perdieron; es hora de recuperarlo.

Queridos, tiene que ver con la creencia; tiene que ver con asumir lo que es espiritual dentro de ustedes y cambiarse a sí mismos. Llegar a un punto en que salen de su estancamiento de baja autoestima y entran a celebrar su vida cada día. ¿Cuántos de ustedes tienen el coraje de hacerlo? ¡Despierten! Pongan los pies sobre el piso y digan: "Gracias, Dios, por mi vida; está haciendo una diferencia en el planeta. ¡Esto, o algo mejor para mí en este día! ¡Estoy preparado!"

Y les diré: Estamos escuchando, y su cuerpo también.

Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad.

Y así es.

Kryon

http://audio.kryon.com/en/Balimore-2015-main.mp3


* TALLER DE LA ORACIÓN

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Hemos dicho estas palabras durante más de dos décadas, y cada vez son nuevas, porque quienes se sientan frente a mí componen un grupo único de seres humanos. Más que único; el propósito de que estén aquí, en este salón hoy, es único y específico. Se lo ha denominado taller, un tiempo en que reaccionan uno con otro, reaccionan a la energía, hacen las preguntas importantes. Un grupo ecléctico de seres humanos que tienen una cosa en común: son almas antiguas y quieren saber más sobre sí mismos.

Todos hemos visto qué preguntas se hicieron hoy y qué temas se discutieron en el taller. Queridos, quiero comenzar con esto: hay un cambio de paradigma en lo que ustedes esperan de Dios. No sé como aclarar esto para ustedes, de modo que empecemos así: ¿Cómo definirían ustedes quién está hablando en este momento? ¿Se dan cuenta de que en este mensaje hay un aspecto multidimensional? La canalización no es lineal; no es algo que sucede de esta manera todos los días de su vida; algo está sucediendo aquí que está más allá de lo que su visión les permite ver en 3ªd. Hay un entorno en el salón en este momento, que hemos descripto, nombrado e identificado, definido. En este salón.

Para ustedes es difícil ver esto, sentirlo, comprenderlo, ¡incluso creerlo! ¡No todos ustedes lo creen! Pero está aquí. El velo que nos separa empieza a cambiar también su paradigma. Solía haber un velo uniforme que separaba, diríamos, la energía de la Fuente Creadora del conocimiento de esa energía por parte de ustedes. Era tan grueso y completo en todas estas décadas y durante siglos, que ustedes se sentían solos. Cuando los humanos empezaron a darse cuenta de que hay un Dios y una Fuente Creadora y que hay una conexión, se hicieron toda clase de conjeturas sobre cómo hacer esa conexión: ¿cómo se llega a Dios, cómo se habla a Dios? De allí vinieron las doctrinas. Se hace esto, se hace aquello, se hace esto otro; todo lineal. Tienen que ir aquí, tienen que ir allá, ¡era bueno! ¿Saben qué tenía de bueno? Que la humanidad empezaba a ver que había algo más. Empezaba a subir una escalera hacia Dios. Si era exacto o no, no importa; ¡era la consciencia de la intención para hacer la conexión! ¿Saben qué provoca eso en nosotros?

Si ustedes estuvieran separados de sus hijos en este momento, por un velo que no les permitiera reconocerlos, y ellos empezaran a coordinarse y decir: "¡Sabemos que nuestros padres están allí afuera en algún lado; veamos dónde están, cómo poder hablarles!" ¿Les importaría a ustedes qué harían ellos? ¡No! El hecho de que ellos supieran que ustedes están allí, consolaría sus corazones, ¿no? ¿Verdad? Incluso si la línea telefónica no funcionara, el mero hecho de que ellos marcaran su número ya los haría sentir bien: "¡Están intentándolo! ¡Saben que estamos aquí! No todo está perdido, ¡ellos saben que estamos aquí!" Eso fue el comienzo.

En esta nueva energía, ha empezado a cambiar el paradigma del velo; no es lineal, no es para todos. No es uno para todos. No hay simplemente un gran muro. En cambio, el muro lleva tu nombre. Y hay algunos que van a atravesar este velo mejor que otros, porque lo van a entender. Es único, para cada humano; el velo se abrirá para muchos y permanecerá igual para otros. Y puede que digan, "Bueno, ¡eso no es justo, realmente! ¿no?" ¡Oh, sí lo es! Porque ahora el cambio es de responsabilidad. El humano que comienza a hacer la conexión a través de la compasión, la comprensión, el amor, a través de una neutralidad de opinión y sesgos, lo atravesará plenamente. Va a sentir la conexión con el Espíritu, y va a tomar nuestra mano, y será el chamán de la Nueva Era, y estará conectado. Y otros preguntarán: "¿Cómo lo haces?" Y podrá decírselo. Ya no se trata de un velo uniforme.

Les quiero decir ahora mismo cuál es la gran cuestión, con todo amor; quiero que se relajen en los brazos del Espíritu en este momento, quiero que sientan esto, el entorno está aquí, no hay más que benevolencia y amor y compasión; esto no es una sesión de enseñanza; ¡es una sesión de amor! Porque lo que están atravesando es una conexión mejor, la recalibración de su cuerpo y su mente; la confusión es porque sigue la recalibración; están haciendo más que solo marcar el número: ¡están conectados! Y no tendrá señal de ocupado, ¿me oyeron?

La conexión no será necesariamente como lo esperan, ¡pero está allí! Todo ser humano conoce especialistas; en su sociedad, en su cultura, con el nivel de sofisticación que tienen, están acostumbrados a los especialistas. Ustedes los contratan todo el tiempo. Cuando quieren entender su aparato de comunicación o su teléfono, o cómo conectar su televisión, o lo que sea, ¡llaman a un especialista! Y el especialista instala, informa, trabaja con ustedes, porque ustedes no conocen todo. Ustedes ya tienen ese paradigma. Sin embargo, cuando quieren conectarse con el Espíritu, no tienen ese paradigma. En cambio, son lineales: "¿Qué puedo hacer? ¿Cómo lo hago? ¿Qué sigue ahora? ¿Cuál es el mejor método? ¿Qué método no es el mejor?" Están por su cuenta, ¿no? ¿O no es así?

Esto es lo que quiero que sepan: El hecho de estar dispuestos a conectarse y preguntar cómo, es invocar a un especialista que es su Yo Superior, y él sabe cómo conectarse. Lo que quiero decirles es: ¡Acaben con los detalles de los "cómo" y dejen eso de lado! ¿Pueden hacer esto? No hay un "cómo". Cuando están en el umbral de la gloria del Creador y tienen a Dios adentro, ¡la conexión está! Terminen con la linealidad. ¡Detengan esas cuestiones de "no lo estoy haciendo bien" o "lo estoy haciendo mal" o "estoy probando esto" o "estoy intentando aquello" y dejen de interferir! Porque nosotros queremos entrar. No podría ser más claro.

Van a tener que cambiar su actitud. ¿Están conscientes de que estamos allí todo el día? ¿Se dan cuenta de que Dios camina con ustedes? ¡Todos los días! ¡En todo momento! ¡En todas partes! Como ustedes caminarían con sus hijos si pudieran. Todos los días, en todas partes, por el amor que les tienen, querrían estar a su lado. Querrían verlos cometer errores, pero querrían estar con ellos. Mamá, puedes identificarte con esto, ¿verdad? Cuento con que las mujeres en el salón se identifican con esto, las primeras, ¡y rápido! (se ríe) Porque ustedes son las que establecen la bondad, la alegría, la celebración de estar con sus hijos. Y eso es lo que tenemos nosotros. Solo que ustedes no son nuestros hijos; son familia, en una forma totalmente diferente. ¡Totalmente diferente!

Nuestra mano está extendida hacia ustedes de una manera que no podrían creer; y cuando pongan la intención en hacer la conexión, empieza a establecerse, a pesar del flujo de sus preguntas tan lineales de los "cómo" y "lo estoy haciendo bien" (se ríe). ¡Sí, lo están haciendo bien al sentarse en la silla conmigo ahora! ¿Pueden sentir esto conmigo? Este no es un hombre hablando, ¿ya se dieron cuenta? Les hablo desde el otro lado del velo como miembro de la familia, con tanto amor, tanta benevolencia, diciendo: ¡Estamos contigo, ahora!

Y en el proceso de conexión que tienes, que es realmente único e individual, nosotros somos los especialistas. Célula a célula, trabajando contigo diariamente para que la frecuencia de tu consciencia y de tu cuerpo empiece a funcionar mejor con nosotros. ¡Tienes en Dios a un buen amigo! ¿Qué te parece eso? Se acabaron los días en que tenías que estudiarlo. La nueva energía para el alma antigua tiene que ver con reunirse, no con los "debería" o los "tendría" o los "cómo." ¡Muchos de ustedes sienten esto y no están seguros de lo que es! ¡Las preguntas que se hacen son frustrantes! "No consigo entender esto" tal vez, o "¿Cuándo va a suceder esto?", tal vez. O "¿Cuál será la mejor manera?" tal vez.

Todas estas son preguntas de la vieja energía, porque ustedes están allí. Ganan cuando están preparados, ¿entienden? ¡Y cuando estén preparados, lo disfrutarán! (se ríe). ¡No se impacienten! ¿Cuán impacientes han sido sus hijos? ¡Mucho! ¡En todas las cosas! Mucho. Pues es lo mismo. El ser humano quiere unirse con el Espíritu; el alma antigua lo siente en cada célula: "¡Quiero más!, ¡Quiero más!" Bueno, hay más. Y comienza a infundirse en ustedes en una confluencia de energía con su alma, que se adecua a ustedes según la necesiten, según lo decidan, sin que hagan otra cosa que conectarse con su intención.

"¿Qué quiere decir eso, Kryon?" Significa que si lo quieres, entonces lo obtienes. ¿Puede ser más claro? (se ríe). Con tus acciones de hoy, de sentarte en esa silla, de hacer las preguntas, de desear saber más, de tomar notas, sentir la celebración, disfrutar del amor, todo lo que crea una relación simbiótica con el Yo Superior en ti; ¡lo estás recibiendo! ¡Cuando se vayan, quiero que se vayan a casa sabiendo que son distintos de cómo llegaron! Tienen un poquito más. No se vayan frustrados, no se vayan pensando que solo fue un taller, porque se van a autolimitar otra vez.

Quiero decirles qué sucedió aquí. ¡Se acercaron! ¿Pueden sentirlo? ¡Están más cerca! ¡Y esto no desaparece cuando se van! Cuando se despierten mañana, o al día siguiente, quiero que lo sientan; ¡se acercaron! Están más cerca de aquello por lo que vinieron: comprensión, una sensación de paz todos los días, conexión con la familia, resultados benévolos. Tal vez no sea lo bastante rápido, pero están conectados. Es hora cuando es la hora. Debería ser bastante bueno para ustedes, porque están allí como parte del motor de recalibración del planeta. ¡Ese es quien tú eres! Lo que haces hoy afecta al planeta, afecta al cosmos, afecta todas las cosas.

Cierro con esto: La energía más grande en el cosmos es el amor. Es una palabra grande; ustedes no la pueden definir; es más que solamente gracia y compasión o benevolencia. Es una manera de ser. Esa es la conexión. La preocupación, la duda, la frustración y el miedo son como cubiertas que se interponen. Si en su desarrollo van a derrumbar muros, así es como se hace. Es tiempo de cambiar la preocupación, la frustración y el miedo. Es hora de borrarlos, con propósito, con intención. Y ver la conexión. Es entonces cuando el alma antigua volará muy alto. Y la vida cambiará. Viniste aquí hoy por una sanación: te acabo de decir cómo obtenerla.

Todo está en la consciencia que estás desarrollando en cada célula de tu cuerpo, que va a cooperar contigo y con tu decisión. Sea lo que sea que esté sucediendo en tu cuerpo, localizado, lo que creas que es y dónde está, es controlable con tu consciencia hoy, y con lo que decides y lo que piensas. Porque tus células están escuchando si has hecho la conexión con la familia hoy. El equilibrio es tuyo, es eso lo que el cuerpo quiere.

Maliha, en tu meditación mencionaste la fuente del amor. ¿Cuál es tu fuente? Es el otro lado del velo, es la familia, es la conexión, eso es la Fuente. Ve por ella; está esperando; está aquí.

¿Puedes sentirnos? El entorno presiona sobre ti y te mira en este momento diciendo: "¡Sé uno con nosotros, no te apartes de nosotros! ¡Cambia hoy el paradigma del humanismo y relájate en los brazos de Dios!"

Y así es.

Kryon

http://audio.kryon.com/en/Balimore-2015-Workshop.mp3


Kryon por Lee Carroll
Baltimore, Filadelfia, 20 junio 2015
Baltimore, Filadelfia, 21 junio 2015
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

6803 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo