Cada socio del Espíritu crea permanentemente...

Varios/Otros


Cada socio del Espíritu crea permanentemente, recurriendo al centro de la Matriz Cósmica en busca de la experiencia que aun esta por manifestarse para encarnar a los fines de resolverla.

Por lo que se deriva que la experiencia álmica se manifiesta desde la individualidad sumando la experiencia a la Totalidad.

Cuando el alma regresa a la materia desempeña el rol necesario en ese momento, pues no hay consecuencia entre una vida y otra como si fueran los años del humano que va a la escuela a pasar de grado, sino que bajo el estado manifestado hasta ese momento por lo colectivo, toma un rol que desarrollara en función del aprendizaje global y esto es así necesariamente porque no existe un Ser espiritual mas evolucionado que otro, sino que en conjunto evolucionan como raza.

Se quedará el registro de la raza impreso en la Matriz de la Conciencia Cósmica por toda la eternidad.

El aspecto que ha resolver queda, encierra el más maravilloso de los logros al completar el curso de la evolución humana, colocándose a la especie dentro del nivel al que pertenecen los seres que habitan la cuarta dimensión, solo que será a través del proceso de evolución hecha desde la percepción de los sentidos, cosa de la que no disponen en la dimensión siguiente.

Borrar la impronta que se afianzó desde los orígenes, basado en la lucha por la supervivencia, es aquello que aun está siendo sanado en todos los rincones de la Tierra, en el alma del olvidado, hasta en el alma del mejor pintado.

Cada ser encarnado aun tiene cuestiones que resolver. Alerta entonces sobre aquellos que se sienten iluminados pues estos son lo que más lejos están en esta vida para llegar a comprender la profundidad que encierra el sentido de igualdad.

Al pronunciarnos claramente sobre éstos creamos en su mente la condición que les permitirá desde el lugar en que se encuentren a despertar un día y ver la realidad con ojos totalmente diferentes.

Quién despertara antes no importa, pues no juegan una carrera y quizás sea quien menos lo parezca. Comenzara entonces a despertar la conciencia de cada uno luego del primer impulso tal como el efecto dómino.

Este será el resultado del trabajo de todos sin excepción alguna.

El año que se inicia sentará precedentes en muchas cuestiones sociales, económicas y políticas que conducirán a la humanidad a la necesidad de crear un mundo diferente.

Unidos entonces por las voluntades, el conocimiento se expandirá hasta el último rincón de la Tierra abarcando la amplia gama desde la cual se manifiestan.

Se proyectara el futuro cuidadosamente desde la sabiduría protegiendo toda forma de vida que habita la Tierra. Administrarán sabiamente los recursos acabando finalmente con los monopolios pues ya no existirá la necesidad de poder más que el otro, ni ricos ni pobres ni amos ni esclavos, la voluntad de compartir primara sobre el deseo básico de acumular.

El aporte de cada uno será hecho desde la capacidad más desarrollada complementándose los unos con los otros, una región con la otra, un continente con otro para preservar las selvas, los océanos y mares para construir sin codicia el futuro de aquellos que están por nacer.

Aun parece un imposible pero basta que cada uno dé ese primer paso que sabe que debe dar, para vivir la vida desde la conciencia para que todo el engranaje se ponga en movimiento. Se manifestara a partir de cada uno la construcción de la nueva red energética que rodeara la Tierra. Cada pequeño cambio se reflejara en la misma multiplicándose por progresión geométrica hasta que llegue el día en el cual los habitantes del Planeta Azul vivan su Segundo Amanecer.



Canalización 12 de diciembre de 2014 con Alejandra, Norma y Raquel

5527 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo