La consciencia de la montaña.

Kryon


Esta es una primera canalización con este título, referida a la consciencia que está presente dentro del Monte Shasta (incluyendo a las Madres de las Estrellas).
En el segundo Retiro de Canalización (en McCloud) habrá una segunda canalización sobre el tema.
Entre tanto, vienen primero los mensajes dados en el evento de la Rueda de Enseñanza...
Afectuosos saludos de Cris.

-----

Shasta 5 - La Consciencia de la Montaña

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Esta es la última canalización de la serie de reuniones en que ustedes han estado. Algunos recién llegan, tal vez no asistieron a todas las reuniones; no importa. Su presencia es conocida.

Habrá quienes estén escuchando esto de nuevo, lo encontraron, a mí, a todos ustedes escuchando, y tropezaron con este evento en este momento y están escuchando ahora, y les digo: si no están preparados para oír cosas diferentes y escalofriantes, deberían apagar esto ahora, porque nos vamos a poner muy esotéricos. No siempre me extiendo en esta medida, pero las almas antiguas en el salón están preparadas para captar tal vez la realidad de cosas invisibles que se iniciaron hace mucho, mucho tiempo. Los presentes en el salón, y también algunos escuchando más tarde pueden relacionarlo con una historia que hemos contado muchas veces.

En un día o más, este salón tendrá otra reunión y se contará una historia y comenzará un estudio de la pureza de la Rueda de Enseñanza, la Rueda que eventualmente recorrió todo el mundo de alguna manera, las tradiciones de ella recorrieron el mundo de alguna manera, incluso en este día, con la chamana Michelle. Ella les contó sobre la tradición de una rueda dorada que de algún modo acabó en el fondo del Lago Titicaca. Estas son las tradiciones, a veces metafóricas y a veces reales, de una enseñanza central que se inició hace muy largo tiempo.

Pero la enseñanza central más profunda reside en el registro akáshico de ustedes. Diré algo que no suelo decir, y casi todos aquí, almas antiguas, incluso aquellos que fueron convencidos de venir, se encuentran recordando tal vez, expandiendo tal vez, respondiendo seguramente, a una energía que quizás no esperaban. Y no es una energía que dice que estuvieron aquí; es una energía que dice: "Fuiste lemuriano". Es creíble porque aquello que fue Lemuria duró miles de años, sin que ellos se reencarnaran una y otra vez allí, porque solo había una expresión de vida por vez en Lemuria. Y el propósito de eso era implantar las enseñanzas centrales y el akash en una generación y luego se encarnaban en otro lugar del planeta, una y otra vez, para difundir esas enseñanzas centrales y ponerlas en su akash, de modo que el planeta tuviera la oportunidad de recordar, cuando llegara el momento apropiado, esas bellas enseñanzas centrales que reflejan a un Dios amoroso, un Creador que es responsable por toda vida en el Universo.

De modo que ustedes podrían estar aquí frente a mí como lemurianos. Muchos de ustedes lo son, ahora mismo, y eso están empezando a sentir. Porque el mismo título de este retiro en especial habla de la celebración de los de las estrellas. Ustedes los llaman pleyadianos porque ese es el nombre que le dieron a las Siete Hermanas, una constelación de nueve estrellas, y ellos son los que tuvieron la mayor influencia en sembrar las verdades centrales de esta civilización llamada humana.

Es interesante - y repito esto - que cuando Lemuria se acabó y el tiempo se cumplió, la burbuja de magma que empujó hacia arriba esa montaña hoy llamada Hawái, empezó a hundirse y ceder, naturalmente, físicamente, pero cuando lo hizo toda la enseñanza cesó. Los lemurianos acudieron a sus canoas, y las que estaban en la montaña, las maestras, las Madres de las Estrellas, todas, excepto muy pocas, también se reubicaron. Y en su mayoría se fueron a los nodos que ustedes han estudiado, y que se establecieron anticipadamente para esto.

Pero en esta linealidad, cuando les cuento, ustedes las imaginarían viajando de un lugar a otro, y otra vez les recuerdo que la consciencia, la multidimensionalidad de la consciencia es aún energía. Es típico centralizar, es difícil poner en un punto preciso; la consciencia puede estar en muchos lugares al mismo tiempo. Y aquí viene lo escalofriante. Ustedes conocen esto, incluso por el estudio de los gemelos idénticos que tienen el mismo ADN y tienen entre sí algún tipo de conexión que no es lineal. Tiene que ser una conexión multidimensional, porque cada uno recibe los pensamientos del otro en distintos lados de la Tierra. Tienen comunicación instantánea no importa dónde estén, y sienten las cosas los dos juntos. Es un ejemplo que ustedes conocen de la biología, que reconocen y validan, que luego origina la pregunta: ¿Es posible que haya más de esto?

Y cuando entran en eso que llamaremos la parte escalofriante, van más allá de la física, lo "meta" de la física. ¿Será posible que estos bellos seres que son en su mayor parte consciencia, hayan sido corpóreos lo suficiente para ayudarlos, y luego se volvieron no corpóreos y una consciencia del planeta, que se compartieron a sí mismos en los muchos nodos y siguieron amándolos a ustedes, ayudándolos e incluso protegiéndolos? La respuesta es sí.

Ahora bien, hay más. Y eso que hay, es la parte más difícil de captar y entender para ustedes. Lo mencionamos en una de las canalizaciones cuando les dijimos que ellas los seguían. Que no iban y se establecían en una montaña y se quedaban allí. Es el humano lineal el que pregunta "Bueno, ¿adónde se mudaron, y cómo es?" y todas esas cosas tridimensionales; es lo que hacen los humanos.

¿Qué haría la consciencia? La definición misma de consciencia es incorrecta según ustedes la definirían en sus sociedades; no se la comprende, verdaderamente no se la entiende. ¿Es posible que haya algo llamado consciencia del alma? Sí que la hay; hemos hablado de ella cuando hablamos de los múltiples lugares en que puede estar el alma al mismo tiempo. Pero hay cosas que a los humanos no les gusta oír; que tal vez tu alma con tu nombre en ella está en este momento compartida. ¿Es posible? Y la respuesta es sí, y algunos de ustedes lo saben. Algunos tienen sueños y al despertar se sienten en otro planeta en otra época; esa es su alma, haciendo otra cosa al mismo tiempo para otros. Eso tienen en común las almas antiguas, muchas de ustedes tienen división de alma. También les dijimos que aquellos que ustedes han amado y perdido, una parte de ellos permanece con ustedes. Una parte de su consciencia y de su alma es parte de ustedes hasta el último aliento. Ustedes lo saben.

Los que han perdido a sus padres, y todavía los sienten, algunos los huelen. Amados y perdidos, los sienten, los esperan a la vuelta de la esquina, porque la realidad es que están, simplemente cambian de forma. Esta es la belleza de lo que descubrirán algún día cuando sean capaces de ver cosas multidimensionales.

Les diré algo al respecto, adónde voy con eso. Si es verdad que el ser humano tiene un alma que puede compartirse de esta manera, tan profundo es ese compartir, que es guiado y controlado por el amor. Aquellos de ustedes con hijos. Su último aliento; quiero decirles algo: empiecen a contarles ahora que hay algo que deben saber, que tal vez la iglesia no les diga, y que es real: que parte de ustedes permanecerá con ellos durante el resto de sus vidas. Y cuando ustedes tomen su último aliento, simplemente cambian de forma; una parte de ustedes sigue adelante y otra parte permanece con ellos. Que sus hijos los tendrán a ustedes en algún nivel durante toda su vida, y que pueden hablar con ustedes, reír con ustedes, llorar con ustedes, y que ustedes están siempre allí, tomándolos de la mano. Y esto no será un cuento de hadas; será la verdad. Estas son las cosas que ustedes todavía no ven o no entienden, porque son espiritualmente demasiado grandes para un sistema de creencia.

Son demasiado grandiosas para considerarlas, demasiado increíbles para muchos. Y sin embargo, cuanto más estudien la energía de la consciencia, más empezarán a darse cuenta de que es así.

Si empiezan a estudiar la línea de tiempo que les di, que les presenté, de cuando empezó a hundirse Lemuria, empezarán a ver algo más que... ¿es una coincidencia? No realmente. Que la montaña que ustedes pueden ver claramente desde aquí, empezó a volverse sagrada para los que la rodeaban, y hace tanto como 11.000 años, lo que es el doble del tiempo que ustedes creen que han estado aquí, según sus científicos, empiezan a entender que los indígenas de la región se apartaban de la montaña porque era demasiado sagrada. Las Madres de las Estrellas están aquí. ¿Son las que estaban en Lemuria? Por supuesto. También están en otros nodos, compartiéndolos, en algunos casos está una consciencia de una Madre de las Estrellas en cuatro o más lugares. Eso es muy difícil de entender para ustedes, de hecho la pregunta que hace la humanidad, literalmente, suele ser "¿Cuál de ellas es real?"

Y dicen eso porque ese es el sesgo de su singularidad: una debe ser real y las otras tienen que ser reflejos o copias. No entienden que son todas una. La unidad de todas las cosas es el punto al que vamos con todos estos mensajes.

Pero lo siguiente que quiero contarles es esto. Nunca lo he mencionado, y ya es hora. Hay un nuevo paradigma en marcha. Empezamos a enseñarlo en una tierra llamada Egipto, cuando discutimos el tema de El Muro. El Muro no es una pared física, sino una barrera de consciencia de creencia. Y les dimos ejemplos que hasta hoy son objeto de controversia porque involucra lo que ustedes hacen ahora que creen que es una de las cosas más altamente espirituales disponibles, y nosotros les decimos que es la versión infantil. Ustedes tienen sociedades enteras que son meditadoras, tienen lo que yo llamaría guerrero de meditación, el que solo medita; es todo lo que hace. Desde el alba al ocaso va a un lugar, se sienta, y piensa grandes pensamientos sobre la Tierra y va al nirvana y se une al planeta, trabajando. Y se levanta de ese lugar, se va a casa, tiene su comida, su sustento, sueño, y luego vuelve y lo hace de nuevo. Y hace esto un año tras otro, y otro. Y lo que dijimos es que nunca está realmente en comunicación.

Dijimos que era como hacer una llamada telefónica al otro lado del velo, y todo lo que hizo es marcar un número y escuchar una respiración pesada. Puede tocarlo, y sentirlo y oírlo, ahí está; tiene la conexión, queridos; oye la respiración; estar así de cerca, eso es la metáfora, oye la respiración del otro lado del velo de la Fuente Creadora que no puede realmente tocar, pero no lo sabe, cree que ya está allí, tiene un nirvana para él solo, y tiene la unidad - y se levanta y se va; vacío. Porque tiene que volver y hacerlo de nuevo. Cuánto tiempo requiere desde que se sienta hasta lograr este nivel, y el nivel siguiente, y lo hace otra vez y otra vez, sin entender que nunca consigue nada de eso. Solo está escuchando. Ahora bien, eso es controvertido. Especialmente para quienes dedicaron su vida a meditar.

Y dicen, "¿Pero qué es lo que se supone que hagamos?" No se supone nada, hay un permiso para abrir una puerta; aun el meditador dice "¿Hay algo más que esto? ¿Podemos seguir adelante con esto?" Y la respuesta es: Esa es la invitación; es el rompecabezas. "¿Qué significa eso exactamente?," dicen. "¿Cómo se sigue adelante con esto?" Esa es la información que les dimos cuando estábamos en esa tierra de Egipto: si pudieran captar la unidad, ese nirvana, si pudieran ir a ese lugar, y en lugar de salir de allí e irse a casa pudieran llevarse algo de eso consigo, en sus meditaciones realmente lo estarían absorbiendo y los llena de manera que ustedes se convierten en un vehículo (N.T. vasija, recipiente). Y me dicen "¿Un vehículo de qué?" Un vehículo de consciencia elevada que refleja al Creador, y es para eso que se sientan allí. Pero no se sientan allí solo para tener una experiencia; se sientan allí aprovisionándose, llenándose, de modo que al ponerse de pie son diferentes.

Y cuando caminan entre la gente, son diferentes, y yo le diría al meditador: si puedes hacer eso, medita uno de cada dos días, y pasa el día intermedio con la gente, compartiendo lo que te ha llenado. ¡Eso es nuevo!

¿Cómo se hace para aprovisionarse, llenarse, desde una consciencia elevada? (se ríe). No necesito decirles, queridos, almas antiguas, que conocen la verdad. Pueden sentarse en este salón y sentirla llenándolos. Y saben que el amor de Dios fluye dentro de ustedes y permanece en ustedes. Al levantarse de estas sillas, se van a otro lugar, y están evolucionando. No están teniendo una experiencia temporaria que necesiten renovar una y otra vez, como tienen que hacer con su cuerpo, al que le tienen que dar sustento y luego necesita más, y necesita más. En cambio, se llenan y eso permanece adentro. Ese es un aspecto multidimensional del amor de Dios.

Entonces lo que quiero decirles, que necesitan saber, es el mismo atributo del Muro, que sucede aquí mismo en la sombra de la montaña: la consciencia es energía, puede estar en muchos lugares al mismo tiempo, no sigue la linealidad, y está preparada para compartirse. Si traspasan ese Muro y su sistema de creencia, quiero que entiendan algo que está disponible para ustedes sentados aquí hoy, y para los que vendrán; les daré el mismo mensaje. Los que están en la montaña han estado esperando que ustedes entiendan esto. Los que están en la montaña, y todos los que son preciosos y están en los nodos, han estado esperando. Se llaman a sí mismos cápsulas de tiempo, y ustedes piensan que una cápsula de tiempo es una cosa lineal, que pueden cavar y encontrar algo que dejaron para ustedes, ¿eh? Esta es otra cápsula de tiempo proactiva; se abre cuando llega la hora, ¡y ya es hora! La gente ha estado viniendo aquí en la sociedad moderna, y los antiguos, mirando esta montaña sin entender realmente qué había allí.

Lo que está allí es una acumulación de energía hermosa que se ha reunido, de las Madres de las Estrellas y otros, y otros, que son multidimensionales y han estado esperando para abrirla. La apertura no ocurriría hasta que la humanidad pasara el marcador de consciencia que lo permitía, y ustedes lo hicieron. Ustedes ahora están a varios años del 2012; están apenas empezando a entender lo que eso sucede, pero las almas antiguas, especialmente lemurianos, que llevan consigo las verdades centrales, tienen algo en común con los que están en la montaña; los conocen de antes. Y esto es lo que quiero decirles: aquí sentados, ustedes pueden invitar a una parte de esa consciencia a permanecer con ustedes. Y en lugar de visitar la sombra de la montaña, quiero que se lleven la montaña consigo; hay suficiente para todos. Alma antigua: para eso viniste.

Imaginen, llevarse un pedazo de las estrellas, que es el amor que se dio para iniciar este planeta que ahora completa el círculo hasta los que estuvieron allí, que pueden empezar a tomar la energía de la consciencia compartida de los que están en la montaña que siempre han querido ir a casa con ustedes, siempre. Pero recién ahora puede hacerse, cuando ustedes empiezan a abordar los pensamientos de que esto sea posible. De modo que algunos de ustedes lo tendrán, otros no; porque es otro paradigma, es otra creencia, que ustedes puedan realmente irse a casa con un pedazo, una parte, de la consciencia, la energía que está en esa montaña que ha sido siempre tan sagrada que los indígenas ni siquiera la tocaban. Y ahora quiere ir en su corazón, en sus células, ir a casa con ustedes. Eso es la sacralidad de Lemuria, de las estrellas. Les gustaría ir a casa con ustedes de manera tan completa que ustedes lo supieran. Lo sabrán, llegan a casa y lo saben. Las cosas son diferentes; ustedes se sienten diferentes.

Y las diferencias más grandes se las digo ahora: paz. Entendimiento. Permiso. Perdón. Amor a sí mismo. Eso es lo que ellos pondrían en ustedes, porque eso es el oro del disco (se ríe) de Lemuria. Esa es la esencia que cambiará sus vidas y eso es lo que recordarán de Lemuria.

Estas cosas son un poco demasiado escalofriantes para la mayoría; demasiado esotéricas para muchos. Pero hay unos pocos que han estado en este planeta por un tiempo muy largo, que puede que parezca que hoy vinieron aquí accidentalmente, y que reconocieron que es por eso que están aquí.

El seminario fue lindo, pero ustedes han ido hasta el Muro, llamado la montaña, esperando meditar y disfrutarlo e irse, y volver una y otra vez, y yo les digo que esa montaña quiere irse a casa con ustedes - si lo permiten. Esa es la cuestión; en cada individuo. No los voy a hacer repetir esto; es personal. ¿Cuánto pueden llevarse desde los manantiales del amor que están aquí en esta montaña y el área circundante? Es nuevo; es diferente. No ha sido dicho antes de este modo. Este es el espíritu humano en evolución, que comprende que no se va, se rinde culto y luego se levanta y se va a casa. Ustedes se vuelven una parte de aquello a que reverencian, y la esencia del Espíritu entra en ustedes, fluye dentro de ustedes, los cambia, los hace evolucionar. Así es como funciona la evolución de ahora en adelante. ¿Se dan cuenta de cuán rápido pueden evolucionar, debido a eso? No va a requerir tiempo; va a requerir intención, comprensión, - y saltar desde ese acantilado.

Ese es el mensaje de hoy; tanto así son amados. ¿Pueden sentarse a absorber esto y entender? Es casi como que les están golpeando a la puerta para decirles "Es hora de que sepan la verdad. Podemos entremezclar consciencia con consciencia, y te vuelves evolucionado, diferente y hermoso, aún más que lo que eres." ¡Qué mensaje! (se ríe) ¡Qué mensaje!

Váyanse distintos de como llegaron.

Y así es.

Kryon



Shasta - Kryon - Retiro de Canalización, Junio 20 a 23, 2019
http://audio.kryon.com/en/SHASTA5-Shared-6-23-19(R).mp3
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

1602 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo