Sarasota. El Viaje del Alma Humana. II

Kryon


Esta es la segunda parte de la serie con ese título, informando sobre los contratos y preparación del alma, en el otro lado del velo, para venir a encarnar en la Tierra.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

El Viaje del Alma Humana - Parte 2

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Esta es la Parte 2 de algo que titulamos El Viaje del Alma Humana, y en la Parte 1 hablamos de lo que es la preparación del alma. No solo eso; hablamos de la belleza que es el alma, "hecha a su imagen", parte de Dios, - no desde, sino parte de. Ese es quien tú eres, a nivel espiritual; todo muy bien escondido de ti, para bajar en una forma corpórea y trabajar en lo que llamarías 4 dimensiones.

También hablamos de aquello que es agregado a esa bella alma, que es necesario para las especiales almas antiguas al venir: memoria, las capacidades intrínsecas de una vida pasada que están simplemente en el ADN. No dijimos que estas cosas están almacenadas en ciertas porciones del ADN de tu cuerpo. Si tuvieras que saber dónde están estas cosas, allí es donde están. Tienes que tener un medio de almacenamiento corpóreo, incluso para las cosas esotéricas. No puede residir todo en algún espacio de consciencia que puedas identificar. Está todo en el ADN. En el ADN hay lugar para muchas cosas, además del plano de diseño del cuerpo humano. Tu registro akáshico está allí.

Hay más. Hay algunos recubrimientos, los llamaré así, que no tienen nada que ver con almacenar capacidades, ni vidas pasadas, ni recuerdos. Pero antes de ir a estos recubrimientos, quiero contarte esto: todas las cosas que sucedieron en todas tus vidas, están todavía allí. Incluso las cosas notablemente aburridas están todavía allí. Algunos de ustedes, queridos, las recogen en sus sueños, especialmente en los que llamaré sueños que se repiten. Se encuentran en un lugar donde nunca estuvieron, haciendo algo que nunca hicieron, una y otra vez. Esto es recuerdos clásicos de cosas pequeñas en detalle, que de algún modo hicieron una diferencia en una vida pasada. Está todo allí.

Los lectores de vidas pasadas te contarán que uno de los atributos de la lectura es que no tiene sello de tiempo, con eso quiero decir que no necesariamente puedes retroceder y ubicar qué número de vida pasada es. Podrías analizar cuál fue en la historia, por lo que sientes que era tu vestimenta, pero eso es todo. De modo que el recuerdo akáshico, llamado recuerdo de vidas pasadas, no está arreglado como una biblioteca; no están numerados; lo que recuerdas es la energía. Y surgen a la superficie las energías que son más profundas para ti ahora. Y en esta nueva energía, te diré que las que surgen en el alma antigua son los recuerdos chamánicos. Empiezas a recordar la sabiduría. Toda la base de la Hermandad Femenina como ustedes la conocen con Mele´ha, es eso. Desde el 2012 muchas mujeres empiezan a recordar que los chamanes son mujeres, y así es como empezó.

Tienen el equipo; tienen la intuición; tienen la compasión para el cuidado de los niños, para dar vida, tienen todas las cosas que ustedes querrían de una mamá para guiarlos en su vida y en su vida espiritual. Eso empieza a ser recordado. Es diferente de lo que era. Y la razón para que exista esa organización, ya ven, es que su akash empieza a despertar. Pero esto no es de lo que se trata aquí.

Quiero contarles sobre los recubrimientos. El alma ni siquiera ha venido al planeta todavía. Y empezamos a diseñarla. Ahora bien, este diseño del alma que entra es el diseño de ustedes. Contiene todas las cosas que necesitan de sus vidas pasadas como seres humanos.

Recubrimientos. Uno de ellos es lo que ustedes han descripto como karma. Ahora bien, según definen el karma es asuntos sin terminar. Cosas que tal vez pasaron en una vida anterior y que ustedes necesitan terminarlas. O en algunas culturas, necesitan que alguien les haga eso (se ríe) y eso es un final, una especie de completar el asunto. De una u otra forma, hay un recubrimiento kármico, que cuando entran en el planeta algunos lo sienten, hay algo que se supone que deben hacer. Hay algo que tienen que completar. Y a menudo se posará sobre ustedes, completamente aparte de cualquier recuerdo akáshico, totalmente. Eso es el karma.

Queridos, cuando yo llegué en 1989, lo primero que le dije a mi socio fue que él tenía que dejar caer su karma, y que vendría una energía que no lo apoyaría, y que se necesitaba eliminarlo para que él pudiera avanzar. Él no entendía qué era eso, porque nunca había enfrentado el karma; eso le facilitó desecharlo, porque no sabía qué era. Para parte de la humanidad eso es mucho más difícil, porque se les enseña que de eso se trata la vida.

La primera transcripción publicada, que ustedes llaman el Libro 1: Dejen su karma; eso es lo que dijimos. Era un motor de energía para un tiempo antiguo, pero interfiere en el camino de un alma antigua en los nuevos tiempos. De modo que tal vez haya algunos escuchando ahora, o más tarde, o en este salón, que han mirado cuidadosamente todo esto y dijeron "Bueno, este es mi karma, y esto es lo que se supone que yo haga." Les diré: el karma no desempeña ningún papel en su vida; ninguno. Tienen que desecharlo todo, porque es un sistema antiguo de compleción; no lo necesitan. Hay otras cosas, ahora mismo, que necesitan mucho más que eso. Es despertar a un propósito más alto. El karma no es un propósito más alto. En el pasado sirvió a un propósito, ciertamente, y era necesario, se necesitaba, era exacto. Ahora ya no.

Al siguiente lo llamaremos Contratos. Todo esto, bellamente colocado en el alma, antes de que entres en el planeta. Ahora bien, el contrato no debe confundirse con algo que explicaré en un momento, con respecto al viento del nacimiento. El contrato según describimos ahora es algo que algunos de ustedes sienten que tienen ahora. "He venido a este planeta" dices, "con objeto de construir un centro de sanación, de escribir un libro, para hacer esto o aquello. He venido con mis talentos, con objeto de aportar algo a esto y hacer que esto suceda. Puedo sentirlo." Y todo eso es exacto.

Pero esto es lo que quiero contarles sobre lo que ustedes creen que es un contrato. Es una mala palabra, porque en su cultura un contrato es un convenio obligatorio, es algo que deben hacer porque firmaron para hacerlo. Me gustaría preguntarles algo ¿cómo encaja esto en el libre albedrío? La respuesta es que no encaja.

Un contrato que recibes cuando llegas aquí y es un enlace invisible, puedes reescribirlo en el momento que desees, basado en cosas nuevas que descubres, o incluso en una consciencia elevada de que podrías disfrutar. Los contratos son líneas básicas iniciales, eso es todo lo que son. Son algo que tienes para toda la vida, no importa qué pase. Hay muchos trabajadores de luz que tienen oportunidades para moverse hacia algo más alto, y lo detienen y dice "Sí, pero este es mi contrato. Mi contrato era este." Y tratan de cumplirlo y nunca lo hacen. El contrato es simplemente un marcador inicial. Los ayuda a apuntar hacia una dirección que los va a llevar a hacer contacto con algo bueno y con otros que tienen ideas similares de contrato. Más allá de eso, repito, reescríbelo en el momento que lo desees.

¿No tiene sentido que cuando te encuentras con situaciones que son más grandiosas y más elevadas que las que tuviste antes en una vida pasada, vayas subiendo esos escalones y te muevas a una situación que no tiene contrato, porque nunca estuviste allí? Y allí es cuando dices "Dios bendiga a este contrato que me condujo a estos escalones." Lo bendices y lo alejas. Y subes a una consciencia más alta y a una parte nueva de la vida, con gente nueva y amigos nuevos, nuevos lugares y todas las cosas que no tienen nada que ver con la energía de tu nacimiento. Espero que entiendas que esa es la diferencia entre lo que pensabas que era un contrato y lo que ahora es en verdad un contrato.

Alma antigua, ¡tú tienes libre albedrío! Tienes libre elección para moverte a una consciencia más alta. Tienes libre elección para cambiar tus ideas de lo que este planeta necesita, de dónde encajas, y no ser esclava de algo que en una vieja energía sentías que eras tú. Porque lo que tú eres puede redefinirse completamente - por ti. En cualquier momento que quieras, en cualquier momento.

Dimos una demostración dramática de esto, no hace mucho tiempo. Te dijimos que estás definido desde el nacimiento. Como repaso: te dijimos que si tomas un papelito adhesivo y escribes todas las cosas que te definen y lo pegas sobre tu cuerpo, vas a quedar definido por tu género, definido por tu cultura, en quién eres, qué eres, incluso lo que se supone que creas debido a tu nacimiento. Lo que te enseñaron tus padres, tus instructores, se pega, se pega, se pega. Eso es quién eres, y andas por ahí con todos esos papelitos y todos los leen, eso es quien eres. ¿Qué papel desempeñaste en eso? (se ríe). La respuesta es: ninguno. Dijimos que tal vez sea hora de hacer lo que hacen los perros cuando se bañan: sacudirte tanto que se caigan todos los papelitos. Y luego tú escribes uno y defines por primera vez: quién soy. Y escribes cuidadosamente: hijo de Dios (se ríe). Póntelo. Y sigues adelante desde allí.

Ningún lugar allí es un papelito de tu contrato, porque se ha caído con todos los otros. ¡Porque ahora eliges libremente para ver las cosas en un nivel más alto que nunca antes!

Estas son algunas de las cosas que entrarán en ti, la preparación para entrar en el planeta, cada vez. Tú piensas que es automático, que hay algún tipo de sistema que lo genera, incluso arriba, en ese lugar más allá del velo, piensas cómo es aquí. Y no lo es. Cuidadoso, amoroso, hermoso. Y en un tiempo que ni siquiera es un marco de tiempo; está fuera del tiempo. Podrías decir que existe un espacio dado para esto, que está más allá de tu reloj. Cuidadoso, hermoso, eso es.

Y luego dirías, porque eres un ser humano, ¿Qué elección tengo en algo de eso? (se ríe). Y la respuesta es muy profunda; no hay nadie sentado diseñando esto; ¡lo estás haciendo tú! Estás juntando las piezas y poniéndolas de nuevo donde corresponden. Tú te estás armando a ti, cuidadosamente, juntando lo que es el alma, la memoria del ADN, el registro akáshico, recubrimientos, todo lo que va allí; cuidadosamente; tú lo estás haciendo. Lo haces porque tienes la mente de Dios, un pedazo del Todo, cuando no estás aquí. Y estás casi listo para regresar.

Aquí es donde se pone complicado - y magnífico. Te hemos contado que existe algo llamado el viento del nacimiento. No podemos definirlo. Lo intentamos otras dos veces - no existen palabras. Imagina que estás del otro lado del velo y hay aparentemente un viento soplando. Y en esa brecha que va al planeta el viento sopla hacia ti, va hacia arriba. Además de adónde vas, estás percibiendo toda la energía que está allí. Ahora empieza lo complejo. Te dijimos que encarnas con propósito; con atributos, en grupos, y con gente que aquí y ahora podrías decir "Yo jamás hubiera elegido a esa familia." (risas) Oh, sí que lo hiciste. Esto es complicado. Por el mayor bien de la consciencia, por ti mismo, por aquellos, te encarnas a veces como el que enseña y otras veces como el que recibirá enseñanza. A veces te reencarnas profundamente en razón de lecciones para otros. Quiero que pienses en eso un momento, qué podría ser; verás: no estás solo.

Según la estadística: ¿cuántos nacen diariamente en el planeta? Toma ese número e imagina por un momento que ese día están todos juntos en el viento del nacimiento. Digamos que hay todo un estadio lleno de ustedes. Pero todos se conocen entre sí. Y la magnificencia de esta asamblea es que todos saben adónde irán y qué van a hacer. Si esto fuera una reunión terrestre, habría lágrimas, lágrimas de aprecio y alegría por lo que están por hacer.

Ahora bien, una por una, observas a las almas entrar en ese viento del nacimiento y en un cuerpo físico del otro lado. Y a medida que las encuentras y las ves entrar, una por una, a veces de a dos, sabes sus historias, lo sabes todo, porque del otro lado del velo todas las cosas son conocidas. Otras almas como tú, algunas las conoces, están volviendo. A algunas las reconoces porque van a estar en tu grupo; eventualmente cuando lleguen allí se van a encontrar una a otra, y otras no porque se van a sus propios grupos. Pero lo profundo está sucediendo también. Bendita sea esa, que ha decidido regresar a la Tierra y vivir tres meses. Y volver. ¿Estás entendiendo esto? Eso fue elección de esa alma: venir, morir tempranamente, porque había algo que decir a los padres. Fue un lazo de amor, o no, según los padres eligieron verlo. Venía a la Tierra a hacer algo que parecería tan triste en ese momento, y sin embargo iba a hacer una gran diferencia en sus vidas para siempre, por lo que ella iba a hacer.

Otra estaba entrando para vivir hasta la adolescencia, otra, como esa, hasta los 24 años. Y en el momento sabían que en el Campo, en el potencial, en la familia, en todas las cosas alrededor, ellas volverían por su propia elección a través de lo que tú llamarías la vergüenza del suicidio. Ellas entraron con ese potencial, queridos, ¡y no era una vergüenza! Fue algo diseñado para patear a sus padres en los pantalones y hacerlos tomar decisiones que nunca hubieran tomado de otro modo, o tal vez para llevarlos a un lugar en que mirarían alrededor y buscarían a Dios y lo encontrarían. ¿Pensaste en eso? ¡Eso es un sacrificio! No es una vergüenza; es hermoso.

Piensen en alguien que pasaría por eso, pensando "Esto va a cambiar la vida de mis padres, y por un rato será algo vergonzoso, pero tal vez llegue un tiempo en que celebren mi vida y me lo agradezcan, porque ahora son almas antiguas despertando. Están ayudando al planeta, antes nunca lo hubieran hecho. Y ese es mi propósito." Ahora bien, eso es otra clase de contrato, ¿no es así?

Ese es un contrato que podría o no manifestarse, dependiendo de qué pase cuando llegas al planeta, en el viento del nacimiento. Eso es uno que sueles hacer cuando entras y eliges a tus padres. Muchos en este momento están eligiendo el mismo ADN parental, están volviendo como otra generación de la misma familia. Lo que esto significa es que algunos de ustedes, mamás y papás, están muy silenciosos respecto a lo que sospechan (se ríe): que sus padres son sus nietos. Y lo ven en sus ojos. Y de vez en cuando, mientras son jóvenes, los mirarán y dirán algo y sabrán que es verdad (se ríe), porque dicen cosas que no se supone que sepan.

Así es de profunda la diferencia hoy, al entrar en el planeta, de como era en los tiempos del karma, cuando había una vieja clase de energía de tira-y-empuja que los empujaba hacia adentro y luego los tiraba hacia afuera. Esto ya no se trata de la energía de la compleción.

Tú observas a otros entrar en ese viento del nacimiento hacia las familias que han elegido, las culturas y grupos que han elegido. Observas a aquellos que saben que esta será la vida en que cambiarán de género, y saben cómo va a ser eso. Y será una vida difícil por un rato, pero solo por un rato. Saben lo que significa porque ya lo han hecho antes, ¡todos lo han hecho antes! Hay mucha cordialidad, palmaditas en la espalda, en el viento del nacimiento. Es lo mejor que puedo decirles de cómo se siente esto para un alma que está entrando y sabe que en un momento todo lo espectacular y sabido desaparecerá. Y en ese viento del nacimiento se te lleva hacia abajo a lo básico. No hay nada de malo con el cuerpo físico, queridos, pero la baja consciencia es tan oscura, después de donde estuvieron.

Hay muchas cosas que pasan en este planeta ahora mismo, múltiples cosas para cambiar la energía del viento del nacimiento. Y voy a cerrar esto, porque no he terminado del todo, y lo continuaré mañana.

Mañana hablaré de cómo se siente despertar después de esto, cuáles son los atributos que empujan y tiran del despertar en esto. Si vienes con todo el equipo, digamos que vienes con una tonelada de cosas, en tu alma, con bibliotecas llenas de cosas, y entonces te digo que estás en el Libro 1, página 3, eso es quién eres, humanidad. Pero de pronto, en esta nueva energía, la Biblioteca empieza a verse. Y en ese viento del nacimiento, los que están entrando justo hoy, una y otra vez, ahora en el viento del nacimiento, están sonriendo. Ellos saben algo, y yo quiero contarles algo de lo que saben.

Ellos llegan al planeta y empiezan a crecer, y casi inmediatamente van a recordar cosas que nunca recordaban antes, porque empieza a ocurrir la evolución en la consciencia. Algunos de ellos van a caminar precozmente; otros van a leer sin que les enseñen. Empezarán a recordar las cosas que hacían antes y avanzarán rápidamente, pero lo más es la sabiduría: sabrán quiénes son. En algún nivel sabrán que son almas antiguas. En algún nivel se empiezan a interesar en seguida en las cosas esotéricas en lugar de esperar hasta los 40. Tú has conocido algunos de estos, jóvenes caminando por el mundo ahora mismo que están muy interesados en quiénes son. Se mueven en sus círculos, haciendo lo que hacen los jóvenes, escuchan su propia música, tienen sus propios hábitos y aspectos, pero te diré: están muy interesados en lo esotérico. Puede que tomen decisiones interesantes: no ir a la iglesia, no tener hijos por un tiempo, están mirando las cosas de un modo que tú nunca las miraste.

Y tal vez tus hijos tampoco las miraron de ese modo. Estos son los nuevos seres humanos, que empiezan a actuar de modo diferente, a socializar de modo distinto, venir a reuniones como estas de modo distinto. Eso es quiénes son. Está sucediendo ahora, ahora mismo. Te va a pasar a ti también.

Las almas antiguas continuarán donde interrumpieron; no tendrán que aprender todo esto otra vez. Y eso significa que todos los errores que cometieron, nunca los repetirán.

Cuando vuelvas nuevo, joven, fresco, listo para andar, y sabio, será una vida diferente, querido. Eso debiera marcar una diferencia para aquellos de ustedes que han dicho "Yo no vuelvo nunca más." Sí que volverás; oh, sí que volverás. Pero fresco y nuevo, con la sabiduría. En este momento te diré cómo te sientes, alma antigua: estás cansada. Estás cansada de batallar contra la vieja energía, para llegar a un lugar llamado 2012. Y ahora entras en otro tipo de batalla llamada cambio. Estás cansada. Vive tus años, pero cuando regreses, quiero que oigas mis palabras otra vez - y lo harás. Cuando yo digo: vas a tener una sonrisa en la cara, vas a decir ¿ya es mi turno?, ¿ya es mi turno?, ¿ya es mi turno? Quieres volver, porque sabes que esto va a ser divertido. ¡Lo que sabrás es espectacular! Y nunca naciste con este tipo de consciencia, y recuerdos, nunca antes. Vas directamente a lo que es compasivo y tiene sentido; tú vas a personificar lo que será la nueva naturaleza humana y la definirás; ese es quien tú eres.

Eso es el viento del nacimiento; hay más. Todas las cosas que sospechas y que siempre te has preguntado. Y el viento del nacimiento es donde se toman las decisiones en el ahora, sobre familias y grupos y géneros; no en otro momento. No puedes decir ahora mismo "Yo voy a volver como..." y la única diferencia es que cuando eso vaya a ser y algo va a cambiar el planeta, lo sabrás. Hay unos pocos que saben lo que van a hacer cuando estén aquí. Saben adónde van, porque es parte de una extensión del ahora y lo que están haciendo, están entrenando para lo que vendrá. No todos, pero sí algunos.

De modo que es complejo, ¿no es así?, lo que ocurre en una realidad que no pueden imaginar, que no pueden extender su mente para creerlo, y todas estas metáforas que les damos es para que puedan verlo de algún modo, con el ojo de su mente, de algún modo. Pero no quiero que nadie se pierda esto: no es un aparato, un sistema. Es magnífico, gotea con amor de Dios.

Todos ustedes saben en ese punto del tiempo que perderán lo que es la magnificencia en su memoria y tendrán que volver a la Tierra y descubrirla. Y eso será la Parte 3 (se ríe). Les digo estas cosas, las crean o no, porque quiero señalar cuán magníficos son, y lo que entra con ustedes, cada uno, al venir al planeta, y cómo miran las cosas incluso cuando están aquí y se preguntan cómo es que me pasa esto, o por qué a mí, o por qué ahora. Y empiezan a reconocer y darse cuenta de que hay un propósito en todo.

La sabiduría del alma antigua mirará alrededor y entenderá y se dará cuenta de que las cosas que están pasando en este planeta, este mundo, son para prepararlo para ustedes cuando regresen. Que algunas de las cosas que parecen singularmente disfuncionales y están sucediendo ahora, son a propósito. Que a veces se necesita la disfunción para descubrir cómo debiera ser la función. Especialmente cuando la nueva funcionalidad va a ser un nuevo paradigma. No se pueden romper los paradigmas fácilmente, no fluyen uno hacia otro, nunca lo hacen, nunca lo hicieron. Especialmente en la conducta. Entonces, ya sea en las corporaciones, o en la política, en ser padres, en enseñar, hay nuevos paradigmas que se aproximan, ¡para todos! Para todo eso. Algunos se romperán antes de reiniciarse. Otros no lo necesitarán. Hablamos de esto, hablamos de la integración de un paradigma en otro, de modo que el cambio lento sea posible. Lo es, pero no para todos. Eso es lo que está sucediendo.

Eso debiera explicar algunas cosas que estás viendo ahora. No te preocupes; porque dices "No puedo creer lo que está pasando; no puede ser bueno." Oh, sí que puede. Si lo miras desde la perspectiva de un alma antigua que ha estado aquí muchas, muchas veces, y estará muchas veces, ¡está justo de acuerdo al programa! Porque los nuevos paradigmas que resultarán a partir de la disfunción de hoy, serán necesarios para la nueva Tierra.

Alma antigua, es por eso que estás aquí. Por eso estás escuchando. Este es el nuevo humano. Otra vez, les digo todas estas cosas para que se den cuenta de cuánto nos importan. Espero que su autoestima haya mejorado un poquito por el conocimiento de esa parte de Dios en su interior, ser parte del Todo. ¿Saben lo que ve Dios cuando los mira? Dios ve a Dios (se ríe). Más que hijos de Dios, parte de Dios. Eso es quien eres.

Volveré, y continuaremos.

Y así es.

Kryon



Canalización de Kryon por Lee Carroll
Sarasota, Florida, 18 y 19 de Enero de 2020
http://audio.kryon.com/en/Journey-Human-Soul-2.mp3
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

1165 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo