La Caverna de Hielo.

Kryon


Día 9 – La Caverna de Hielo

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Este es el noveno mensaje desde la bella nación-isla de Islandia. Si recién te unes a nosotros, este grupo se encuentra en un lugar único en el planeta, dentro de un enorme, gigantesco glaciar. Podrían decir ¿Cómo puede ser eso? El glaciar fue cortado a propósito, llevó más de un año hacerlo, para que los seres humanos pudieran tener la experiencia que hoy tiene este grupo. Ahora bien, por un momento quiero que este grupo haga algo conmigo: quiero que estén en total y completo silencio, y quiero que escuchen. (15 segundos de silencio)

Queridos, es uno de los pocos lugares en la tierra con cero sonidos. Para algunos esto es un solaz muy bello; no necesitan oír lo que han oído a menudo en lugares donde no quieren oírlo. Pero hay más, y será el tema de la canalización de hoy.

En ese silencio, ¿todavía había algo allí? La respuesta es sí. Ya hemos hablado antes de cosas que no se ven, y hoy deseo hacerlo otra vez porque estamos en un lugar donde puedo explicarles mejor ahora que antes. Algunos dicen “Yo solo creo en lo que veo. Solo creo en lo que veo.” Estos serían los que no se encuentran escuchando una canalización o una meditación, o a los que hablan de las energías del planeta. Y dirían “Dame una realidad; solo creo en lo que veo”.

Esto inicia la misma discusión que hemos tenido muchas veces sobre lo invisible, pero nos conduce directamente a otro estudio. El estudio es este: hay lugares en el planeta que son únicos en sus energías; lugares enormes; algunos abarcan un país entero, o una porción, o una región. Algunos son conocidos por tener energías inusuales en medio del océano. Hemos hablado de esto muchas veces. Y ahora entramos en el tema de las cosas que no se ven.

La ciencia entiende que hay un gran número de cosas que no se ven, pero la persona que se para y dice “Solo creo en lo que veo” tiene que entender esto: lo que ven, queridos, como seres humanos, con sus ojos, es solo una pequeña parte del espectro de la luz reflejada. Eso es toda su realidad, ¿no es así?, porque solo creen en lo que ven. Sin embargo, hay áreas de la luz y espectros de luz que están siempre allí. ¿Se han ido, entonces? ¿No son reales, entonces, porque no pueden verlos? Lo mismo pasa con muchos elementos de la Tierra. ¿Qué hay de la rejilla magnética? ¿Pueden verla? Cosa rara, en esta tierra se puede (se ríe). Está en el cielo, intercomunicándose con otra rejilla magnética. Pero normalmente no se puede ver. Pueden medir con una brújula, si está o si no está. Eso es una cosa que no se ve.

Hemos hablado muchas veces de otra rejilla del planeta; además de la magnética existe otra llamada cristalina. Antes de ocuparme de eso, déjenme introducir algo que es en extremo poderoso – y no se ve. La gravedad. ¿Ustedes creen en la gravedad? Y por supuesto, el sentido común dice que sí. ¿Cuántas cosas debo listar que son reales y que ustedes no pueden ver, antes de que empiecen a entender que puede haber más que lo que pueden observar con sus ojos?

La rejilla cristalina es esotérica; no la descubrirán con ninguna ciencia. Sin embargo se puede probar fácilmente que existe. Cuando ustedes recorren un campo de batalla anterior, en cualquier lugar del planeta, incluso si no está señalizado, algunos sienten “Algo sucedió aquí, los que murieron, había miedo” y de algún modo eso les es transmitido a ustedes desde el suelo. ¿Cómo se explica que alguien pueda sentir esto? ¿Qué es lo que está sintiendo? Muchos dirían “Están sintiendo la historia de lo que hubo aquí”. Tienen razón, así es. Eso se llama la rejilla cristalina. Es una rejilla esotérica que recuerda, y recuerda principalmente la emoción y la acción humana. Y la prueba es que las personas sensitivas pueden sentir lo que sucedió en ciertos lugares. ¿Adónde va esto? Les cuento: estas rejillas se superponen entre sí de maneras muy singulares, y en lugares del planeta se podría decir que hay agujeros en esas rejillas debido a la manera en que se superponen. ¿Han oído sobre el Triángulo de las Bermudas? Es
un lugar donde los instrumentos magnéticos no funcionan. El razonamiento es así: existen cosas que no se ven y que afectan la realidad. También afectan la consciencia. Ahora llegamos al punto de lo que quiero contarles.

Hubo un grupo al que llevamos a la isla verde: Irlanda. Y les dijimos que, parecido a lugares como el Triángulo de Bermudas, allí había una anomalía; las rejillas se superponen de una manera única, y eso realmente permite algo que ustedes no tienen normalmente, queridos. La visión multidimensional, si quieren llamarla así, con que pueden empezar a sentir la rejilla de Gaia – otra rejilla. Algunos la llaman la consciencia de la madre naturaleza, la que es su socia, queridos. Y debido a eso, cuando llegan a Irlanda, a veces miran hacia abajo y ven que alguien ha puesto una puerta de hadas en un árbol. Esto es un reconocimiento de que esta es la tierra de la gente pequeña. Hay un reconocimiento en todo el territorio de esas cosas que no se pueden ver. No solo las cosas que no pueden ver, sino asistentes, elementales, incluso duendes.

Ahora bien, ustedes podrían decir “¡Qué pintoresco es eso!” Ustedes dirían, “No sabían otra cosa. No habría científicos que se ocuparan de eso,” realmente viven en una época muy moderna. Déjenme decirles una verdad: los que viven en Irlanda, no importa quiénes sean, creen en esto. Incluso el gobierno lo entiende. Los campesinos de esta tierra lo entienden. Hay áreas que son especiales, y ellos lo saben. Hay áreas donde no plantan ciertas cosas de ciertas maneras, debido a las hadas. Hay árboles de hadas en esos lugares, que son reconocidos por quienes están en el poder. No tiene nada que ver con cuán moderno creas ser. La verdad es esta: hay cosas que no se ven. Ahora bien, estas cosas invisibles que les dije, parecen manifestarse de manera diferente al ser humano. Casi siempre son cosas que tienen lo que llamarían… Lo que quiero decirles es esto: esa tierra tiene un sentimiento de quienes viven allí, debido a esta anomalía de las rejillas.

Ahora bien, de todos los lugares del planeta en que podrían estar en este momento, están en uno más que se parece. Quiero que comparen a Irlanda con Islandia. No por el verdor del pasto (se ríe), sino que quiero que comparen la consciencia. En Irlanda tienen a las hadas, la gente pequeña; en Islandia son la gente escondida. En Irlanda tienen a los duendes; en Islandia tienen a los elfos. Ahora bien, en Islandia hay algo más, porque esta es la tierra de los volcanes. Y los volcanes, como bien sabe todo islandés, tienen nombres y personalidades. Y esos nombres y personalidades a veces serán un eco de lo que ellos creen que es la actitud del volcán. A veces es bueno y benévolo, otras veces enojado – como cualquier volcán. Y eso les da otro elemental, llamado troll. Queridos, estas cosas no son simple mitología; hay cosas que ustedes no pueden ver; hay energías que sienten.

Para ustedes son tan profundas que les dan nombres, les dan personalidades, y viven con ellas y hablan con ellas en esta tierra como que existen y son reales, e incluso el gobierno sabe esto y participa.

De modo que a los que dicen, “Yo solo creo en lo que veo; solo creo en lo que veo”, les diré que hay todo un mundo más allá de lo que pueden ver. Y eso nos trae directamente al salón, porque lo que no pueden ver y es la más profunda de todas, todas las energías, es el amor; la compasión, el sentimiento de la belleza. Estas cosas son muy poderosas. ¿Cómo puede un ser humano decir que solo cree en lo que puede ver, y experimentar el amor? ¿Qué aspecto tiene el amor, queridos? Les diré: el aspecto es poderoso. Si lo miraran con algún tipo de instrumento o de alguna manera que les permitiera ver el amor, ¿qué verían? Les diré: verían el universo. Verían al Creador. Verían a este planeta que colabora con ustedes. Verían la abundancia de lo que es esotéricamente hermoso: verían en la Tierra a una socia; hasta podrían empezar a hablar con los elementales: son reales. Este lugar está lleno de ellos.

Y esta es la oportunidad por la cual ustedes vinieron: aún en lo profundo de este glaciar ellos existen. Existen; saben que ustedes están aquí aun cuando no puedan verlos.

En los últimos años la ciencia ha probado que la consciencia es energía. Ahora yo quiero decirles algo más: no se equivoquen. La consciencia no pertenece solo a los humanos. Los elementales tienen consciencia; eso es energía. Algún día la ciencia lo verá y lo estudiará y se preguntarán cómo se les pasó por alto todos estos años que la Tierra tiene una personalidad, que la Tierra tiene algo para decir. Eso que tiene para decir está justo ahora en el silencio que van a oír, justo ahora (10 segundos de silencio). ¿No les dan escalofríos? No por el frío. ¿Les dan escalofríos? De oír a Gaia hablar a ustedes, en esta profundidad de este glaciar.

Esos son los elementales.

Y así es.

Kryon



Canalización de Kryon por Lee Carroll
Reykjavik, Islandia, marzo de 2020
http://audio.kryon.com/en/Day-nine-Ice-Cave%202.mp3
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

1221 lecturas

1 Comentario de lectores

07/04/2020

Gracias Gracias Gracias.
Siempre creí en los elementales, y con el paso del tiempo, me preguntaba, será que sigues en la etapa soñadora de las ilusiones.
Gabriela desde Mexico