Ante la Hermandad Femenina Lemuriana 81

Kryon


La Hermandad Femenina Lemuriana como escuela chamánica, pero, a diferencia de las diversas escuelas chamánicas del planeta, la chamana no empieza desde cero; en realidad desarrolla lo que trae en su akash desde Lemuria.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Ante la Hermandad Femenina Lemuriana (81)

Raleigh, North Carolina

El Desenvolvimiento de la Chamana

Saludos, queridas damas. Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Mi socio se aleja. La última vez que estuve con ustedes, yo reestructuré la Hermandad Femenina Lemuriana; la llamé escuela chamánica. Quiero continuar con ese tema ahora.

La escuela chamánica en que ustedes están, o en la que van a estar, es diferente de cualquier otra en el planeta, ya he dicho esto. En primer lugar, ustedes no son chamanas, están estudiando para ser algo un poquito diferente. Pueden decir sha woman (N.T. nueva palabra en inglés para el femenino de shaman), pero el punto es que en Lemuria no había especificidad de género, simplemente no la había. Era una palabra que no las identificaba a ustedes como mujeres. No era necesario, porque los sacerdotes, si quieren llamarlo así, esa no es la palabra, los chamanes o chamanas eran siempre mujeres. De modo que era una palabra que indicaba quiénes eran y lo que sabían, pero también llevaba consigo el hecho de que eran mujeres. Esto es significativo, una palabra significaba ambas cosas, es el tipo de cosa que creo que debiera desarrollarse otra vez, quizás desde la memoria de Mele´ha.

Pero es una escuela chamánica, y quiero hablar de eso. La última vez les dije que estas escuelas chamánicas alrededor del planeta casi siempre están centradas en una doctrina chamánica indígena, o una creencia o una herencia de esa clase. Y esta no es así; no realmente. Esta se centra en una herencia histórica de la verdad central. Se centra en aquello que originalmente enseñaron las Madres de las Estrellas a las mujeres que entonces tendrían energía chamánica y llevarían adelante en su akash lo que usarían algún día. ¿Oyeron esa parte?

¿Se dieron cuenta de que todo lo que se enseñaba en Lemuria, en esa vida única que ustedes pasaban allí, era puesto dentro de su akash para el tiempo de ahora? Muy, muy rara vez se usaba la energía chamánica para enseñar después de esa vida. Es un reservorio de conocimiento original. No solo eso, sino que la escuela chamánica no necesariamente es para enseñar desde cero; está diseñada como un programa para presionar sobre su memoria, para volver a despertar cosas que ya saben, y empezar a hacerlo. De modo que este es ahora el objetivo: un lento cambio, podría decirse, desde lo que la Hermandad Femenina era; un tiempo en que se reunían y recordaban, y celebraban el recuerdo, hacia un tiempo de enseñanza.

De modo que, detengámonos por un momento y hagamos algunas preguntas sobre las escuelas chamánicas. Si ustedes fueran un indígena en este planeta, sucede una cosa interesante en una sociedad tras otra. Cuando se les pregunta cuánto tiempo requiere el estudio para ser chamán, ellos primero les dirían que no todo el mundo puede hacerlo, y que ustedes deben ser de ese linaje. Bueno, eso lo pueden tildar, porque ustedes lo son. ¿Cuánto tiempo requiere? Y casi todos ellos les dirían “Bueno, requiere una generación” (se ríe). Veinticinco años. Oirán esto repetidamente; es en honor de haber crecido. También es una indicación de que empiezan cuando jóvenes, y así cuando terminan con el entrenamiento, ya son adultos. Como mínimo algunos les dirán que requiere una década, expresada a veces como 12 años. Muy interesante. Pero ustedes no tienen eso. Estas son enseñanzas de las que ustedes podrían completar la primera parte en 3 años. Tal vez aún menos.

Y la razón de esto es que ustedes no empiezan de cero, vuelvo a decir: O bien está en su akash o no lo está. Y esta es la otra cosa de la que empezaremos a hablar: hay atributos en la enseñanza chamánica en todas estas escuelas, que todas tienen. Diré que el primero es este: si van a durar, si van a lograrlo, si son serias al respecto, número 1: ¿lo creen?

Quiero recordarles esto: algunos van a la escuela solo por ir a la escuela. Y ustedes dirán, “Bueno, ¿y qué están aprendiendo?” Y les dirán, “Bueno, realmente no importa; me encanta ir a la escuela”. No van a durar. Eso no es lo que pasa en esa enseñanza chamánica, en absoluto. Está específicamente diseñada para recordar los pasos, las cosas que están en su akash y que hablan muy alto de quiénes son ustedes, y qué llevarán cuando terminen la escuela. Eso es el número 1.

El número 2 lo llamaré resolución. ¿Lo toman en serio? Cuando pasan la marca del primer año, por ejemplo, o un cierto número de cursos, ¿tienen la resolución de continuar? ¿Las agota? Y si lo hace, no es para ustedes; les diré: tendría que elevarlas. Ese es otro marcador del que quiero hablarles. A medida que pasan un curso tras otro, va a suceder algo. Empiezan a recordar verdades centrales que les fueron dadas, y en esas verdades centrales, ustedes celebran; su vida empieza a cambiar. Y eso es el número 3, y vamos a llamarlo resultados prácticos progresivos. Este no es un curso de conocimiento, es un curso de recordación, y a medida que recuerdan, queridas damas, su vida cambiará. Esta es una escuela de autoayuda, no una escuela de conocimiento, de modo que a medida que empiezan con estas cosas, para recordar progresivamente lo que se les ha enseñado, quiero que esperen cambios en su vida, transformación de su vida. Y va a ser un cambio de vida para mejor.

Van a ser cosas que no solo se dan cuenta que están allí, sino que recuerdan qué sucede cuando las usan. Los mejores maestros del planeta lo hacen por vocación, porque están en la industria que enseñan, lo hacen cada día, y luego quizás lo comparten con sus alumnos. Ponen las manos en ello, y es lo que hace una chamana. Ella pone las manos en el conocimiento de las maestras estelares, las Madres, y la gente puede verlo en su vida; ella pone las manos, sabe cómo funciona la vida, pone las manos con compasión, resultados, benevolencia, eso son ustedes.

Les digo esto para prepararlas para saber si están en el momento correcto y en el lugar correcto, para saber si esto es para ustedes, pero también les diré esto: muy pocas se sentirán atraídas a esto, a menos que hayan estado ciertamente en Lemuria. Suena como una campana, ya lo dijimos antes. Cuando oyen las palabras, Hermandad Femenina Lemuriana, eso hace sonar una campana de recordación, es algo desde el otro lado del velo que las pincha y dice “Escucha, escucha, escucha” Es por esto que están vivas (se ríe). ¿Les suena un poco grandioso? Lo es.

El planeta está pasando por transformaciones tremendas en este momento. Este es el momento de aprender qué hacer, cuando salgan del otro lado. Qué enseñar, y quiénes van a ser ustedes.

Yo soy Kryon, recordando con ustedes, lo que cada una ha atravesado.

Y así es.

Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

907 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo