Redefinir tu identidad.

Kryon


Kryon por Alberto Saiz, Pirinea, Huesca, Agosto 2006

Extracto de canalizaciones celebradas en el campamento de paz “Pirinea” (Huesca), en el mes de agosto de 2006, a través de Alberto Saiz.

Hola mis queridos amigos, yo soy Kryon del servicio magnético. Yo estoy aquí ahora para besar tus pies, para cambiar la preocupación hacia la sonrisa que merece tu estancia aquí y ahora, porque nada es tan serio, ¿sabías? Nada tiene de importante esto, todo cuanto tú vives y eres ahora es solo una risa, es solo una sonrisa que ha nacido desde el centro del universo y se expresa y expande en cada rincón de todos los universos.

Así, yo te digo, si tú ahora sonríes con la sonrisa que en tu corazón habita, entonces sonríen las estrellas todas y los planetas se alegran porque la luz que se codifica en las estrellas y a ellos llega es capaz de activar los códigos genéticos para aumentar la vibración en estos momentos de todo el universo. Tú sientes las estrellas normalmente como algo lejano, y eso no es real. Eso es cierto solamente desde una perspectiva bastante corta de pensamiento. Si tú estás presente a nivel interdimensional en estos momentos, notarás en cada una de tus células vibrar todo el firmamento. Cuando decimos que las estrellas sonríen y lloran lágrimas de felicidad para bendecirte, es que tú has decidido ser bendito, es que tú te has permitido funcionar al unísono con el universo. Para nosotros la intención clara en estos momentos es la de estar en tu ayuda y unirnos en esa chispa de amor que nace en el firmamento, reflejándola sobre las estrellas, sobre los planetas, sobre el universo.

La presencia de quien tú eres, pues, en el universo, es algo que define aquí y ahora de qué forma expande éste su orden hacia todo lo que existe. Cuando tú realmente crees y decides seguir el que es tu papel en estos momentos, entonces todo cuanto hay a tu alrededor se vuelve un complemento. Por ejemplo, cuando tú te miras en el espejo y no sabes decidir quién eres, te dejas llevar por la imagen del espejo. Entonces tu imagen se hace cada día más fuerte y tú cada día más dependes de este objeto del espejo. Sin embargo, cuando miras tu imagen en el espejo y tú decides quién eres y así lo expresas a esa imagen, entonces, menos necesitas cada día ser afirmado por lo externo. Entonces tú cada día ganas poder y fuerza para modelar a tu imagen el universo. Si tú eres capaz de sellar este pacto de creación con el amor que te habita y realmente vivir este amor en todos sus aspectos, entonces tu amor crece de forma amplificada. Entonces tu amor es como una fuente en la cual cada día que te miras ves una imagen más clara de quien tú eres. Esta fuente no está jamás quieta y entonces el espejo en que te miras cada día es diferente, y si el espejo es diferente tú cada día puedes proyectar una imagen de ti diferente y grabarla en el espejo claramente, ¿tú entiendes lo que te digo, comprendes que no todo es fijo, que nada está inmóvil? Si tú aceptas que el espejo nunca es el mismo, entonces tú cada día tienes oportunidad nueva para decir quién eres y así imprimirlo en esta fuente. Así, cada día que tú imprimes quién eres en ella, entonces, en este día, las ondas que describe el agua de la fuente se hacen más amplias, más distantes entre una y otra y cada vez abarcan más allá, más allá, de forma que tu propia identidad se expande claramente cada vez más lejos de tu lugar, y es cada vez más lejos de donde vienen las soluciones para que tú puedas vivir en paz; es cada vez más lejos desde donde se traza el plan para que puedas actuar.

Y desde dónde es que puedes afirmar esa imagen de tu ser, porque yo se que muchos de vosotros pensáis, cómo hablo yo con ese espejo, quién soy yo para atreverme a hacer una imagen distinta de mi mismo. Bueno, yo te daré una posible solución: cuando vas a ver quién eres, ya sea físicamente en tu espejo o ya sea mentalmente, tu forma de pensar, das por hecho lo que encontrarás, cómo será y cómo tú reaccionarás al cabo del día a lo que encontrarás. Entonces yo te digo que aquí está una clave para afirmar en libertad, no pienses lo que aportarás, no pienses cómo tú serás, piensa cómo no eres ya. Cada vez que viene una imagen preconcebida de ti misma, piensa que tú no eres eso ya, y a través de ese estar, de ese vaciar, cuanto habrá de la realidad se convierte en tu hogar. Eso quiere decir que en el momento en que decides no necesitar una imagen fija de ti misma, entonces las palabras que necesitas afirmar, vendrán por sí mismas, eso parece difícil verdad, pero no es así. Piensa que el vacío viene en la estructura, entonces cuando tú dejas de necesitar la estructura, todo lo que queda por ley natural es este vacío y como tú lo puedes usar fundamentalmente es a través del sonido, tú puedes afirmar y puedes decir quién eres ya. No temas afirmarte como quien eres ya.

Déjate ahora estar, déjate ahora respirar, porque ahora hay el amor sobre ti, en ti, por debajo de ti. Ahora es la luz divina. Viene a rescatar todo tu ser, ahora es la luz divina que se está expandiendo por todo tu ser. Eres profundamente amada por los hermanos que besan tus pies, por los hermanos que tocan tus hombros y aligeran el peso de tu ser. Ahora que dejas de ser importante, ahora que puedes sonreír……. ahora tú estás creando un vínculo entre el centro de este círculo y el centro de cada uno de ustedes. Este es el vínculo que guarda cada uno de los planetas de vuestro sistema solar con el sol del centro. En este vínculo ahora yo quiero poner la capacidad para conectar vuestra estructura celular con la nueva energía que está presente en la radiación solar. Yo estoy bendiciendo cada una de las células que habitan tu interior, cada una de las células que habitan tu exterior. Porque tú eres una e ilimitada; entonces es que en ésta mi bendición está la bendición para el universo entero, porque si tú aceptas, como has tenido oportunidad para hacerlo, la presencia de tu yo superior sobre la tierra, entonces, ya no puedes pensar en ti misma como un individuo, ya no puedes pensar en ti mismo como un pensamiento separado, ya no puedes pensar en tus guías, ni en tus casas, ni en tus amigos. Entonces ya solo puedes ser uno, y en ese uno dejar que TODO vibre en tu interior, porque yo te digo aquí ahora, cada cosa que tú estás pensando para dudar de esto, cada atributo que le estás dando, positivo o negativo, no tiene nada que ver con la verdad. Si piensas que esto es bueno, no es verdad, si piensas que es mentira, no es verdad, si piensas que es verdad, tampoco es verdad. Lo que yo quiero decirte ahora es que todo lo que ha existido está ahora en tu centro, que todo cuanto existirá no está más allá de ti misma, que si te esfuerzas, por tanto, en aclarar, en definir, estos momentos, entonces no estás entendiendo la verdad, porque la verdad, yo te digo, es solo cantar. La verdad es que has experimentado esto y tu centro ha estado abierto, y que una vez experimentas esto ya solo puedes cantar, ya solo puedes expresar lo que ha estado adentro y sacarlo más allá, traerlo hacia el ahora de la eternidad y así lo conviertes en algo realmente cierto, en algo auténtico, de verdad. Si tú estás esperando una confirmación hoy de si esto es cierto, no la busques en mí, búscala en tu forma de hablar, de sentir, de cantar cuando salgas de este lugar, porque yo te aseguro que el ser supremo no te ha creado para demostrar nada. ¿Crees que necesita que tú le afirmes, que tú le hagas sentirse segura de si misma? Yo tampoco necesito eso, porque estoy en el centro. Yo digo que lo que has venido a hacer es festejar, es cantar la realidad, nada más. Es lo único realmente que pediste hacer al otro lado del velo. Fíjate, cuando estabas conmigo hace un momento eterno, antes de encarnar, y miraste hacia la tierra antes de venir acá, lo que pensaste no fue qué desastre, qué miseria, qué de cosas por cambiar. Lo que pensaste fue: qué belleza, qué armonía, qué profunda realidad y sentiste que esto merecía tu presencia y que tú querías participar. Así que yo te pido, no te sientas como un ente justiciero que viene a corregir la realidad, siéntete hoy que realmente estás hecho y que todo a tu alrededor está ya y permite que de esta realidad nazca el río y las tinieblas, nazca el sol y la oscuridad y que todo eso absolutamente esté en tu conciencia, sin cesar, sin descansar, sin renunciar a nada en tu conciencia.

En estos días hay muchos niños a vuestro alrededor, yo os pido que observéis estos niños, son maestros para vosotros. Son la imagen de dios. Estos niños no necesitan juzgar si es bueno o es malo, no necesitan explorar la moralidad de ninguno de vosotros, no os van a juzgar, a explorar, porque sabrán quiénes sois con solo miraros. Y en este miraros y reconoceros está exactamente de lo que yo estoy hablando. Está exactamente el atributo principal de dios.


En estos días en que estáis aquí reunidos hay una emanación de luz, como os hablé en el día anterior, que enlaza el continente africano con el americano y para el cual vosotros en Europa sois sostén y materia prima.

En los niños que vienen del continente americano hay unas pautas de luz y de conciencia que trascienden la inteligencia a la que estáis acostumbrados. Cuando pensáis que los niños pierden su cerebro con la tecnología yo digo que ellos están dando un gran salto para saber quién es la humanidad realmente. Están dando un gran salto que les permite averiguar en cualquier momento cuál es la necesidad de luz y de armonía en el planeta.

En sus cerebros gracias a las redes de la tecnología hay una conciencia de globalidad, de totalidad, que jamás ha poblado en ninguna generación en este planeta. En esta nueva conciencia es que tiene que nutrirse a través de vosotras el continente africano, porque cuando los estados intentan imprimir la democracia en países de este continente fundamentalmente lo que hacen es llevar redes de información nuevas, redes que permiten expandir el cerebro y los conocimientos de estos seres que hasta ahora vivían en el aislamiento. Así habrá gran parte de estos niños que están creciendo en Estados Unidos y en el continente europeo, que en su mayoría de edad habitarán el continente africano, los países árabes del norte, habitarán todo el resto del continente también. En estos niños que hoy crecen hay la capacidad para llevar herramientas, conocimientos suficientes para hacer la unidad del planeta real y efectiva a un nivel práctico.


Ahora quiero llevar una sanación para vuestros seres. Aquí la familia está presente y sois amadas profundamente. Cada una de vosotras es ahora acompañada, y por siempre lo está, pero aquí y ahora sucede que yo soy espejo para que tú puedas advertir tu realidad…

Si pudieseis ver el color que hay ahora, si pudieses veros como flores del espíritu, como la presencia más bella, no podríais dejar de amaros nunca, como yo no puedo dejar de hacerlo, porque cuanto más os amo, mejor sabe el amor que os tengo, porque confío por siempre en vosotras, confío en que andáis por el camino de forma eterna.

http://www.mistizaje.com/redefinir_tu_identidad.htm

9184 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo