Historias sobre canalizar.

Kryon


Este es un video de Lee Carroll y Marilyn Harper, conversando y contando sus experiencias de décadas de canalizar.
Algunas historias son muy divertidas, otras conmovedoras, todas interesantes, algunas casi increíbles...
Espero que las disfruten. Paciencia, era un video de una hora y cuarto, es muy largo. Al final hay una breve canalización, Marilyn trae a Adironnda y a Yeshua, y Lee trae a Kryon.
Afectuosos saludos de Cris
-.-.-

– Historias Privadas – Canalizando – Conversación de Lee Carroll y Marilyn Harper
Canalizaciones: Kryon por Lee Carroll – Adironnda y Yeshua por Marilyn Harper

Lee: Hola a todos, soy Lee Carroll, estamos emitiendo otro programa llamado Streaming with Lee (transmisión virtual con Lee), este es un programa gratuito, y es algo que realmente disfruto, porque ahora conversaré con Marilyn Harper y esto es libre para todos, entre Marilyn y yo. Vamos a conversar sobre la canalización.

Esto es un misterio para mucha gente, ya saben; ustedes pueden disfrutar de la canalización y sintonizarla, y tal vez oírla muchas veces, el mensaje va y viene, pero quiero que esta sea la historia privada de algunas cosas que nos suceden, o cómo es, y voy a conducir los temas para que ustedes las oigan

Marilyn Harper es alguien que conocí hace muchos, muchos años, y recuerdo la primera vez que la oí canalizar. Me enamoré de eso por varias razones, en primer lugar, porque era increíblemente divertido. Me encantó eso, su canalización. Y ustedes saben que Kryon es profundo, pero no es tan divertido como Marilyn, y entonces hay muchas diferencias en cómo se siente esto y cómo comenzó.

Lo primero que quiero hacer es traer a Marilyn y decirle hola, entonces: Marilyn, ¿estás ahí?

Marilyn: Aquí estoy, ¡hola, Lee!

Lee: Oh, aquí estás, eso es grande. Hola. ¡Qué bien luces! Digo, normalmente luces bien, pero hoy muy bien.

Marilyn: Gracias, así es.

Lee: Me encanta el azul.

Marilyn: Gracias. Como ves, mi micrófono combina con mi vestido (micrófono azul en primer plano)

Lee: Ya veo, tu micrófono combina. Sabes, hemos hecho un programa antes, tú y yo, que era pago, y está en mi sitio web, en la sección Beginnings (Comienzos) contando tus antecedentes y tu historia. No vamos a repetir eso, porque quiero concentrarme más en cómo es canalizar. Para la gente que sabe cómo empezó lo de Kryon, lo tuyo empezó de modo totalmente diferente, y es una de las cosas que quiero tratar ahora antes de ir más adelante. Cada uno de los canalizadores con los que trabajamos tiene diferentes comienzos y antecedentes, de hecho ellos sienten de modo distinto sobre los mensajes. ¿Cómo es para ti? ¿Recuerdas cuando tuvimos ese escenario en Sedona con 12 canalizadores?

Marilyn: ¡Sí! Sí, ese fue el momento que creo que cambió toda mi vida, fue una cosa enorme para mí, sí, lo recuerdo bien.

Lee: Bueno, nos dio una oportunidad, entre otras cosas, a todos de oír y sentir cómo era estar en el escenario juntos, pudimos sentir la energía de los otros con nosotros, uno al lado del otro, y fue muy diferente. Fue tan amoroso, y lo que me gustó es que todos teníamos cosas similares para decir de distintas maneras. Allí me di cuenta también de que el humano juega un rol extremo en la canalización. No es una posesión de una entidad que entra volando y el humano se sacude y luego sale algo y es como en las películas. Es muy diferente. Pero requiere de los seres humanos su consciencia y su sabiduría, y su alma antigua, para canalizar correctamente. De modo que quiero ir un poquito a tus comienzos, porque resulta que sé muchas cosas: tú, qué te colocó en esto, qué es tal vez diferente, y la experiencia walk-in. ¿Estoy en lo correcto?

Marilyn: Sí, es correcto. En realidad, yo entré (N.T. walk in: entrar, caminar entrando) en 1993. Desperté a ese hecho en 1996, durante casi tres años estuve tratando de entender qué diablos estaba pasando, y por qué todo era tan diferente, pero una vez que desperté, las cosas realmente se amplificaron para mí, y yo inicié un viaje espiritual, así lo llamé. Y empecé. Y no tenía idea en ese momento de lo que me esperaba. No sé lo que hubiera hecho si hubiera tenido idea.

Lee: Es que hubo un montón de diferencias en tu personalidad, y ¿qué fue esa cosa de no usar el color rojo, o algo así?

Marilyn: Sí, exacto. Al entrar, antes de siquiera saber que entraría, no podía usar el color rojo, no podía vestir de rojo y tampoco de negro. Y antes de entrar, me vestía de rojo y de negro todos los días por dos semanas y no tenía problema. Pero después, de repente, tuve que ir a conseguir un traje de color pastel, y empecé a usar colores pastel, y realmente recién después de 10 o 12 años he podido usar los otros colores de nuevo. Y recién empecé a usar rojo, como saben, el año pasado. Es una de esas cosas que... digo, mi propia personalidad cambió.

Después de entrar, cambió mi energía, cambiaron mis habilidades, no tenía las mismas capacidades. Sabes, Lee, si no me hubiera sucedido a mí realmente, no creo que lo hubiera creído.

Lee: Concuerdo. Y para mostrar la profundidad de esto, te he oído contar una historia sobre tu hijo, encontrándose contigo en algún lugar después del walk-in y diciéndote ¿Qué has hecho con mi madre?

Marilyn: Exacto. Para nosotros fue un poco dramático por cierto tiempo. Lo interesante es que después que él se acostumbró a eso, después que yo me sentí más cómoda con eso, él me dijo que él supo cuándo sucedió. Y fueron unos pocos años antes de darse cuenta de que ése había sido el cambio, porque él me visitó, yo tenía complicaciones después de una cirugía, y entró en el cuarto del hospital y dijo “Esa mujer no es mi madre”.

Y luego, cuando preguntó ¿Qué has hecho con mi madre? Yo tuve que realmente entrar en esa energía y darme cuenta de que yo, el walk-in, había sido su madre en muchas vidas, pero nunca habíamos podido envejecer juntos en las vidas pasadas.

Lee: Me encanta. Sabes, Kryon dice que no es un intercambio de almas, como muchos creen. Somos tan lineales en nuestra manera de pensar. Es uno o lo otro, Pero en realidad es una fusión de almas. Y para hacerlo aún más profundo, podría ser tú en el pasado regresando y muchas cosas que podrían haber sucedido; tú contigo. Esto llega a ese lugar donde Kryon dice que hay mucho más con respecto al alma y muchas más capas que lo que pensamos, y entonces yo pienso que en realidad, más bien que un walk-in, tú has sido mejorada (se ríe), de modo que eres la Marilyn mejorada. ¿Cuál fue la primera canalización que puedes recordar que hiciste?

Marilyn: (se ríe) Fue una experiencia bastante rara, inusual, la primera vez, aún antes de que llegara Adironnda, yo había despertado en 1996 y realicé la maestría de Reiki, en 1998, y yo estaba realmente dando una sesión de Reiki a alguien, que estaba en mi mesa, yo daba reiki casi diariamente, con música, y oí una voz que dijo “Mi nombre es Serapis Bey y me gustaría hablar directamente a la persona que tienes sobre tu mesa, usándote como canal.” Bueno, desde 1996 a 1998 muchas personas, psíquicos, lectores, gente, lectores de tarot, que me decían “Eres canalizadora, tienes que conectarte con seres que no están en forma física.” Y yo decía “No lo creo” (se ríe).

Y luego, cuando apareció Serapis Bey, que yo no tenía idea en ese momento de quién era, lo escuché, pero sabes, no sabía quién era.

Lee: Tenía que ser una mujer para discutir (ambos se ríen) Yo he discutido con Kryon, de manera que te entiendo.

Marilyn: Sabes a qué me refiero.

Lee: Sé exactamente qué quieres decir. Bueno, esto se trata de los comienzos y vamos a estar yendo y viniendo. Déjame decirte entonces que le muestres a la gente cuán diferente es esto. Para mí, cuando empecé, no había voces, no había walk-in, nada. Aquí estaba yo, un ingeniero, a mediados de mis cuarenta, con una carrera que amaba, y todo el estudio, y todo eso. Y cuando tuve que averiguar – y algún día haré un show con mis comienzos con Kryon – pero cuando me impulsó a sentarme en la silla no oí ninguna voz, nada sucedió, no hubo comunicación en absoluto. Fue simplemente un diluvio de amor que cayó sobre mí de una manera que yo nunca había sentido antes, digo, fue sorprendente. Asombrosamente diferente de cualquier cosa. Y no me asustó; simplemente me derretí y lloré, y esa fue la señal. Y eso no se puede fingir. Y luego, cuando pasó una y otra vez, repetidamente, no puedes fingirlo, supe que algo había allí.

De modo que en mi caso, tuve que ser calentado, como hombre con un cerebro de ingeniero, yo lo llamo cerebro de hombre, tuve que literalmente calentar durante años antes de poder abrir la boca y canalizar. Y te contaré mi primera vez. Pero antes de eso, yo escribía. El Libro 1, fue escrito, pero no es una transcripción, excepto un capítulo que fue mi primera canalización.

Yo había escrito el libro, y había un grupo metafísico en San Diego, grupo de alta metafísica, se llamaban el Grupo del Templo, y ellos se reunían cada mes, eran los pensadores metafísicos más elevados de la ciudad, y ellos querían reunirse y que yo canalizara delante de ellos. Puedes imaginarte; ellos estaban viendo el manuscrito del libro, antes de que se publicara, y dijeron “Queremos verlo y oírlo”. Y te diré que mi reacción en ese momento fue asustarme y quedarme sin habla, nunca había abierto la boca en canalización, y lo que pasó ese día fue que yo estaba muy asustado. Y Kryon entró, y lo que sea que dijo está en el libro, dio un mensaje, y cuando terminó yo pensé “Esta es la cosa más estúpida y absurda; estoy tartamudeando, haciendo esto y aquello, y por supuesto me darán palmaditas en la cabeza y dirán: Conserva tu puesto de trabajo.” Y yo sabía que esto iba a suceder. Y cuando terminamos, vinieron colectivamente y dijeron: “Hemos estado esperándote.”

No puedo decirte cómo me hicieron sentir. Solo que me asusté más, porque eso quería decir que ellos querían que continuara.

Eso fue el comienzo para mí, y entonces yo fui a pequeños grupos en California, de menos de diez personas, y mi esposa me ayudó y ella fue la que realmente me abrió la puerta. Ella ayudó a armar estos grupos. Y yo me tenía que cambiar de camisa (se ríe) entre una sesión y otra, canalizaba un poquito, y no era como lo que oyen hoy, era torpe, era extraño, y Dios bendiga a esa gente que me ayudó y escuchó y entendió lo que pasaba. Yo estaba practicando. Así era.

De modo que te pregunto: ¿Se volvió más fácil, al practicar? Aun antes de hablar de entidades que vienen, a medida que canalizabas, ¿hubo un tiempo en que era más difícil y luego fue más fácil, o siempre fue igual?

Marilyn: En realidad, cambió drásticamente. Al principio, después de mi encuentro con Serapis Bey, casi seis meses después, entró Adironnda. (se ríe) Y fue algo muy loco, porque vinieron con una invitación, porque...

Lee: ¿Invitación de quién? ¿Tuya?

Marilyn: Probablemente habrá sido mía; (ambos se ríen, Lee dice “no te enteraste”). Yo no me di cuenta de estar invitándolos. En esos seis meses desde que entró Serapis Bey – que es un Maestro Ascendido, ahora lo sé - hasta que entró Adironnda, creo que yo no estaba completamente presente. Yo hacía mi trabajo, hacía publicidad para una emisora radial, andaba en coche por ahí, y era como que despertaba y pensaba ¿Dónde estoy?, que no es buena cosa.

Y creo que no estaba presente. En el universo, digo, estaban tratando de atraer mi atención, pero no sé si Adironnda sabía cómo comunicarse conmigo porque yo no le prestaba atención. Y mi equipo estéreo se encendía todos los días a las 4.44 a.m. con música de rock (Lee dice: “ya veo”, y se ríe). Incluso cuando yo lo desenchufaba, igual se encendía a las 4.44 a.m.

Lee: No quiero enterarme de eso, es demasiado extraño (ambos se ríen).

Marilyn: El universo se las arregló para que yo conociera a una mujer que conocía Alexa y ella la invitó a quedarse en casa, que es otra historia, ya hablamos de esto en un show, y ella se daba cuenta de que yo no estaba presente, y sabía qué hacer al respecto. Y ella pidió que dejara a un lado mi yo consciente, y preguntó quién era que estaba presente. Y la energía fue tan enorme, fue como una energía del tamaño de Texas, moviéndose por mi garganta. Era muy gigantesca, y entraron inmediatamente, y dijeron: “Nuestro nombre es Adironnda, somos el vocero para un Consejo de Seres de Luz que han estado en forma física, y de Arcángeles, y este vehículo Marilyn (así me llaman) es un activador, y la gente en el planeta no está entendiendo las cosas lo bastante rápido, de modo que vamos a magnificar esa energía de activación, y lo haremos en grupos.” Y tuve mi primer grupo cinco días después, de modo que...

Lee Fue una educación veloz. Quiero hacerte una pregunta, nunca hablamos de esto, y la mayoría de la gente no ha oído hablar de Serapis. ¿Serapis sigue viniendo, o terminaste con Serapis?

Marilyn: Creo que en estos años él nunca volvió a entrar individualmente, creo que lo hizo para aquella persona. Repito que yo no tenía idea de quién era Serapis Bey, es uno de los Maestros Ascendidos, pero creo que eso fue la apertura.

Lee: Yo también lo creo, digamos que, pienso que él es un especialista en aperturas. (ambos se ríen). Ahora bien, Adironnda... Quiero saber por qué Adironnda es tan rematadamente graciosa. ¿Qué percibes sobre esto? ¿Te parece que es una extensión, que Adironnda haya venido a alguien que no fuera gracioso, pero que tú estás bien porque eres una chica alegre y divertida? Y entonces eso le funciona. ¿Cómo lo sientes?

Marilyn: Es muy interesante, sabes. En el comienzo mismo, Adironnda hablaba muy lentamente, yo podía realmente percibir como una traducción de lo que sea que fuera su lenguaje al inglés, a veces. Y hablaba muy lento, y sucedió en una canalización para un grupo, que probablemente fue dos o tres semanas después de mi primera canalización, en el grupo había 22 personas, lo recuerdo, yo no prestaba atención a los números pero Adironnda sí. Eso fue antes de que yo pudiera abrir los ojos o caminar; era como si Adironnda de algún modo no hacía la conexión entre mi cuerpo físico y... y...

Lee: ¿Puedo comentar sobre eso? (ella dice ¡Por supuesto!) Te he oído decir esto antes, y me impactó, porque es exactamente lo que me pasó a mí. En los primeros días, era como que Kryon me daba información y yo tenía que hacer una traducción y luego había una larga brecha o pausa y era como que me lo había dicho en un lenguaje diferente, para que yo pudiera decirlo. O sea que no era exactamente tiempo real con Kryon, era como que había una demora y una traducción. Entonces, sabiendo esto, y cómo me sentía yo, y aplicándolo a lo que tú me dijiste una y otra vez que era el caso, creo que era que nosotros aprendíamos el lenguaje. (Ella dice ¡Sí!) Y lentamente entendimos el lenguaje, aprendimos cómo traducir lenguaje multidimensional para poder hacerlo en tiempo real, eso es mi idea.

Marilyn: Sí, y es fascinante, porque creo que eres el único canalizador con que realmente hablamos sobre las similitudes en ese tipo de experiencia. Al principio era como si estuviéramos traduciendo algo no lineal hacia algo lineal.

Lee: Yo también lo creo. Tú enseñas a la gente a canalizar, las preguntas que te harán los estudiantes allí, no puedo enfatizar lo bastante, basándome en lo que he visto en mí, es que cuando empiezas a entender la intuición y cómo funciona, y la sientes, el próximo paso es la práctica. Tiene que ser así. Esto no es una función normal para un ser humano, aparte de lo intuitivo que es normal, el traducir esa intuición realmente en canalizar algo de lo que no sabes nada, sabemos que es posible pero tienes que practicar esa traducción. ¿Tiene sentido?

Marilyn: Si, tiene perfecto sentido. Y por eso, cuando preguntaste por qué Adironnda es tan graciosa, ellos (Adironnda habla por un grupo) se dieron cuenta, y yo lo percibí porque yo estoy atrás en el fondo, y eso fue cuando ellos tenían mis ojos cerrados y movían mi cuerpo, y dijeron algo; ellos no sabían realmente qué era el humor, eran muy serios, y dijeron algo que hizo reír a alguien entre los presentes. Y con mis ojos cerrados, ellos miraron directo a la persona y dijeron “¿Qué es ese ruido que viene del agujero de tu cara?” (Ambos se ríen) Creo que no tenían el lenguaje para describir las partes del cuerpo humano, y yo dije, “Eso fue risa”. Y ellos dijeron: ¿Te das cuenta de que cuando te ríes, tu chakra corazón se abre de pronto y tus propios guías empiezan a trabajar con tu corazón, según lo que tú pides?

Y creo que fue la primera vez que Adironnda hizo esa conexión, y se dieron cuenta de que cada vez que la gente se ríe el chakra del corazón se abre más grande, y trabajan con el cuerpo emocional, todo el Consejo, lo que es importante.

Lee: Lo es. Sabes, creo que Kryon es más informativo, Adironnda es un canal más sanador. Y hay diferencias. Habla de las diferencias, un momento. Aquí hay una grande: la gente me ve, estoy en una silla, solo recibo a Kryon, no hay ningún Consejo, cierro los ojos. Cuando tú empiezas, tus ojos están plenamente abiertos, no podemos mostrarlo aquí pero está en videos, que caminas por el salón, hablas con la gente mientras canalizas, mueves espadas, las espadas de selenita, la gente no había visto eso nunca, y parece haber una vasta diferencia. Pero lo más grande es que puedes saltar de un canal a otro en la misma sesión. ¿Cómo haces esto?

Marilyn: Sabes, es la cosa más fascinante. Porque yo estoy allí a un lado, y allí está Adironnda y el Consejo presentes, y se siente que cuando Adironnda se comunica, de pronto otra energía que está en el Consejo, que yo los siento a todos cuando estoy canalizando, pero es como si vinieran al frente y dieran una palmadita a Adironnda, y se meten adentro. Ahora bien, la energía se transforma completamente en el salón.

Lee: ¿Puedo hablarte de eso? (Ella dice “¡Me encantaría oírlo!”) La primera vez que experimenté el cambio entre Adironnda y Yeshua, creo que puede haber sido en Israel, no recuerdo bien, oh, me da escalofríos ahora (Ella dice, A mí también) porque Adironnda sencillamente se detuvo, no dijo Namasté, ni hola, ni adiós, es como si en medio de una frase hubiera un punto. Y luego viene una larga pausa, más larga que lo normal, y entra esta energía que es tan dulce, tan suave, tan amorosa, de Yeshua. Esa fue la primera vez que la oía, y experimenté esto contigo sentada al lado, ahora ya son muchas veces, y es tan dulce, y la gente la siente, y reacciona a ella, ¡y la energía es enormemente diferente!, de Adironnda, enormemente diferente. Y luego, termina Yeshua y Adironnda salta adentro de nuevo, a todo nivel (se ríen) y con todo el humor, sabes a veces es hasta discordante, pero eso es lo que veo, y ¿cómo lo sientes tú?

Marilyn: Sabes, cuando Yeshua entra, y Yeshua es una energía... es Jesús, empezaron a llamarlo Yeshua cuando fui a Israel, y dijo “Saben, Jesús no es realmente la forma de decir mi nombre” (los dos se ríen) “No es así mi nombre, mi nombre es Yeshua ben Yosef de Nazareth”. Y bueno, ¡OK!

Y el sentimiento... con Adironnda, Adironnda es físicamente tensa en mi cuerpo, sabes, son físicamente tensos y yo me voy a un lado. Pero Yeshua realmente trae a mi energía adentro también, y es de repente, no recibo aviso, no es “Bueno, entro y hablo un rato”, nada de eso, como tú dijiste, en medio de una frase. Y ellos hacen esa transición entre “yo” y “nosotros”, y es tan enorme, y tan amoroso, y tan suave, (Lee dice “lo he sentido, sí”) Y se siente en el salón, y es tan loco, porque la gente ni siquiera sabe quién está hablando, pero se les caen las lágrimas, porque Yeshua sostiene sus corazones, y su energía está sostenida por Yeshua, ...

Lee: Angélico. Y hay algo más aquí, también. En el proceso de canalizar hay algo más que sucede. Yo he estado canalizando al lado tuyo cuando Adironnda hizo algunas cosas escandalosas, y dijo algunas cosas escandalosas. Cayeron como muy graciosas, a veces realmente inapropiadas, (se ríe), tú sabes de qué hablo.

Marilyn: Sí que lo sé.

Lee: En cuanto a lenguaje y todo, y la gente lo absorbía, y salían de la canalización ¡y no recordaban nada! (se ríen). Tuvimos que reproducírtelo para que entendieras lo que había pasado, no estabas enterada.

Marilyn: No. Creo que hablamos de esto en algún momento, yo puedo abrir los ojos y moverme por ahí, pero no puedo recordar (Lee dice: Así es). Tú negociaste esto, algo así como “Ok, vamos a negociar esto” (se ríen)

Lee: Escucha, lo negocié por miedo; toda esa gente ahí, y Lee Carroll no quiere hacer el tonto para Dios, le dije “quiero estar allí, quiero oírlo, y quiero chequearlo.” Ya sabes, cuánto de mente masculina puede uno tener, dije “no me vas a controlar”. Y yo no entendía; no hay un control, sino un bello mensaje amoroso, pero así es como yo lo establecí. Y Kryon dijo, “Está bien; puedes tener los ojos cerrados y sentarte en la silla”. Y yo dije “OK”. Y así se arregló. (se ríe).

Pero cuando veo lo que haces, me doy cuenta de que, del otro lado de esto, no llegas a saberlo hasta más tarde. Hay una diferencia entre nosotros dos. Ahora bien, tú ves dos procesos vastamente diferentes y sin embargo recibes mensajes muy amorosos, tú y yo podemos decir que por años de canalizar tuvimos el mismo mensaje. Y a veces Kryon entra y da una continuación de lo que acabaste de canalizar. Es casi como si en el campo, el mensaje se posa sobre nosotros, y Adironnda y Yeshua, quien quiera que entre, toman la pelota y corren con ella, y luego la pasan a Kryon que la toma y lo termina. Me encanta esa parte; no estamos viendo dos temas separados, necesariamente, como dar dos conferencias en una misma plataforma. Es la misma energía hablada de maneras diferentes. ¿Tú también lo sientes así?

Marilyn: Sí, es muy fascinante. Porque a veces me piden algo, yo entro en la energía y ¿hay algo que debo hacer para prepararme? Elegir una carta, o sacar una carta de tu mazo, o lo que sea, y eso es todo. Y luego el mensaje entra, y luego entro yo, tú estás canalizando, Kryon entra, y es como... es que ¡están relacionados! Y es tan loco ver cómo Adironnda y el Consejo, cohesivamente, con Kryon, parecen un tapiz tejido con información y energía que se combina y entreteje tan bien. Y nunca hablamos del tema con anticipación.

Lee: No. Y hay algo más, Lo llamaré percepción conciente de la entidad. Esto es para la gente que nunca canalizó y no tiene idea y nos miran canalizar y dicen “¿Cómo funciona eso? ¿Cuán lejos estás allá afuera, o allí adentro?” Yo he visto muchas veces a Adironnda sacar una carta del mazo y leerla (se ríe). De modo que esta es Adironnda sacando una carta a través de ti y luego leyéndola y comentándola. He visto a Adironnda cambiar las diapositivas (se ríe), no lo haces tú. Y esto es, ¿Cómo puedes hacer eso cuando canalizas? Y hay que recordar que esto es una fusión, entre el ser humano, la consciencia del ser humano, la entidad que está contigo dando el mensaje y usando tu voz y tu intelecto, todas estas cosas, ¡y por cierto hay una percepción conciente!

Recientemente me pasó algo que fue un poco gracioso, yo estaba en Islandia, creo que era el primer día o el segundo, y estábamos todos acurrucados alrededor del hotel, no brillaba el sol, estaba frío, unos 5 o 4 bajo cero Celsius, cada vez que canalizábamos, y teníamos buen abrigo, pero cuando sopla el viento y el sol no brilla, se pone más difícil. Y cuando volvimos al hotel, preparando para canalizar, al empezar, estábamos en el único paso hacia el spa. De modo que estoy canalizando y vienen dos personas que estaban en el spa, vienen con sus batas y en traje de baño, y pasan justo frente a mí, canalizando y frente al grupo. Yo no podía verlos, no tenía idea, y Kryon se detiene, y dice. “No tienes idea de lo que acaba de pasar. (se ríe) Dos personas pasaron en traje de baño”. Y otra vez, esto es percepción conciente de la entidad, y yo con mis ojos cerrados, pero Kryon está muy enterado de absolutamente todo lo que sucede en 3D a su alrededor.

Es otra pieza o parte que quiero contarle a la gente, puede parecer que estamos en trance, pero no lo estamos. Estamos fusionados con el planeta 3D, y así es como sentimos las cosas que pasan en la audiencia. Sé que Adironnda va hacia la audiencia y realmente habla a las personas. Kryon les habla a las personas desde el escenario, dice cosas como “Yo sé quién eres. Hay alguien aquí que hace esto o aquello.” Porque estamos muy aliados, yo diría, con los cuerpos emocionales y por supuesto las almas que están en el salón. Entonces, ¿has tenido cosas especiales que han sucedido durante la canalización? Yo tengo una que voy a contar aquí, que me pasó en Egipto. Pero tú ¿tienes alguna profunda, o graciosa, o no, que quieras contar?

Marilyn: Sabes, he tenido tantas, que es asombroso. Porque yo abro los ojos, después de los primeros seis meses de canalizar me di cuenta de que podía abrir los ojos, pero todavía no podía caminar, eso me llevó unos pocos años. Pero podía abrir los ojos, y al hacerlo todo es azul. Todavía hay como una bruma azulada, sobre todas las cosas. Y yo pienso que ellos lo saben, Adironnda y el Consejo, saben cómo están orquestadas y entretejidas nuestras vidas, porque cuando estuve en Israel, no cuando teníamos que estar los dos, esto fue mi propio viaje a Israel, una extensión del otro, y entramos en... no recuerdo de quién era el Templo, era el Templo de la Madre María, o algo así, y afuera había un pequeño anfiteatro, era muy pequeño, tal vez podían entrar 30 o 40 personas, y había una pila bautismal frente a él.

Y Yeshua, por supuesto, estaba al lado de la pila bautismal, y esta gente ... (se ríe), esta gente pasó caminando, habían bajado del ómnibus y pasaron caminando, y al pasar, - mientras canalizaba – Yeshua saludó a cada uno de ellos. Y al pasar ellos estaban buscando a Jesús (se ríe). Y dijimos, “Bueno, Jesús está todo alrededor de ustedes.” (se ríe) Fue tan cómico que nuestro grupo se puso a reír. Porque aquí vinieron, seguro de origen cristiano, buscando a Jesús, y...

Lee Y pasaron delante de Jesús.

Marilyn: Así es. Fue interesante que pasaron, y luego volvieron, y varios se pararon y escucharon lo que estaba pasando, hasta que los conductores del ómnibus dijeron, vamos, tenemos que irnos. Fue fascinante cómo sucedió eso, sí.

Lee: A nosotros nos pasó algo similar en el Monte Sinaí, tú no quisiste subir la montaña, y tuviste tu canalización al pie del monte. Yo elegí subir al monte; nunca lo volveré a hacer, te lo digo, (se ríen) creo que mis piernas todavía me duelen. Pero canalicé en la cima, y en el camino hacia abajo, que era más difícil que subirlo, para mí requirió cuatro horas o más, salir de allí, estaba tan dolorido.

Y algunas personas pasaron cerca de mí, estaban allí, y oyeron la canalización, eran de algún grupo espiritual o religioso, no sé quiénes eran, y un tipo paró y me miró y dijo “Realmente me gustó lo que usted dijo sobre Moisés.” y luego siguió. De modo que uno nunca sabe quién escucha, especialmente en estos lugares abiertos.

Me pasó una cosa graciosa, y no la he contado, pero compartimos historias; creo que fue en Florida, y creo que está grabada, donde está todo en el sitio web, y Kryon estaba diciendo algo como “Permitan que las aguas del amor fluyan hacia ustedes” y de pronto hubo una tormenta como suele haber en Florida, al mismo tiempo que Kryon canalizaba, y había una gotera en el techo de este salón, y uno de los paneles se abrió y el agua entró (se ríe) justo al mismo tiempo que Kryon hablaba del agua. Y entonces, qué interesante, uno creería que la gente se enloquecería, pero solo corrieron las sillas y dejaron que cayera el agua, y yo seguí adelante. Estas son cosas que pasan y son muy graciosas.

¿Y tienes cosas profundas?

Marilyn: Sabes, hay muchísimas, que son muy profundas. Cuando hemos ido a lugares en Tailandia; fuimos a Tailandia por primera vez realmente. El Buda siempre ha estado en el Consejo, pero la primera vez que Buda entró a traer un mensaje, la energía era muy fuerte, y los budistas que estaban allí llenos de sabiduría asentían con la cabeza, aun cuando tal vez no se daban cuenta de lo que estaba pasando, sí sabían lo que pasaba en cuanto a la energía que estaba entrando.

Lee: Tengo una para ti. ¿Cómo fue para ti, en Egipto, ir al Templo de Isis? Temprano en la mañana, me siento – y canalizas a Isis (se ríe). Tengo una foto grandiosa de eso.

Marilyn: Fue la cosa más asombrosa, porque Isis es una energía realmente muy fuerte, y estar en su Templo y conectar con ella a la salida del sol, que fue espectacular, su energía entró tan fuerte que casi sonaba como si yo tuviera un micrófono y sistema de parlantes. No sé si tú recuerdas eso, pero para mí (Lee dice: “Yo estaba sentado a tu lado, ¡claro que lo recuerdo!) Sonaba como si... la gente... creo que Isis sabía muy bien cómo proyectar, y ellos se llenaron de esa energía...

Lee: Y era una voz más baja, ¿notaste eso? Una voz de un timbre más bajo. (Ella dice: No, no, no noté). No quería interrumpirte, pero antes de que me olvide, tú tienes un equilibrio mejor cuando canalizas. Te he visto hacer una pose de Karate Kid sobre un solo pie como una cigüeña, como suspendida, mientras mueves las espadas, y yo pienso ¡Yo no podría hacer eso! Y luego, tú me dijiste más tarde que tú tampoco puedes (se ríe)

Marilyn: No, no, ¡yo no puedo tampoco!

Lee: Entonces esto de Isis para mí era algo parecido, de pronto tenías una voz más resonante que lo que creo haber oído en el pasado; por eso te pregunto esto, porque ese fue un momento profundo, creo que para ambos, viendo salir el sol, solos en ese Templo, y qué tu canalizaras a Isis.

Marilyn: La energía era tan fuerte que no recuerdo nada. Después yo pensé, apenas si puedo recordar el Templo, y fue tan, tan magnífico, y esa energía entró con tal chorro, una fuerza tan llena de poder, que yo no sé (tartamudea...) no sé si Isis habrá hecho eso otra vez, no lo sé, ni siquiera me di cuenta de que mi voz cambiaba tanto cuando Isis entraba.

Lee: Bueno, yo lo oí, sé lo que me hizo a mí.

Marilyn: Y luego, ¡con Sekhmet! ¡Ese viaje por Egipto! Allí fue cuando me di cuenta de que era Sekhmet, diosa de la destrucción y diosa de la creación, la que realmente blandía las espadas de la luz, las espadas de selenita. Vi imágenes, talladas, de Sekhmet con esas espadas, y dije ¡Oh, Dios mío!

Lee: ¿Sabes, aquella habitación pequeña, donde vimos la estatua de Sekhmet, que ellos la abrieron para nosotros, cuando fuimos? No necesariamente es parte de lo que se exhibe, es solo para grupos especiales. No recuerdo si era en Luxor o en otro lugar, ¿tú recuerdas?

Marilyn: Creo que fue en Luxor, en el Templo de Karnak.

Lee: Ok, fue Karnak. Lo que los guías nos dijeron en diversos puntos, la misma cosa, es que esa habitación particular estaba allí antes de que se construyera el Templo. Ellos no quisieron destruirla, hicieron el Templo alrededor de ella, porque no querían tocarla. Eso es cosa poderosa. Dijeron que había demasiada magia, era su terminología allí. Y entramos allí y yo recuerdo que ambos vimos algo, y no sé, lo que ellos le dicen a la gente es un poco demasiado extraño. Y aquí estamos nosotros, gente metafísica, canalizando entidades del más allá, y ellos igual piensan que algo es demasiado extraño para contárselo a la gente. Yo vi a Sekhmet moverse. Y yo no veo cosas, cosas así; nunca. Y lo vi, y quise probar dos veces, y cuando volví a abrir los ojos la vi otra vez, y era como ¿Qué significa esto, y por qué está pasando esto?, y sé que a ti te pasó algo parecido.

Marilyn: Sí, fue tan loco, porque estábamos en esa pequeña habitación, y yo también vi a Sekhmet moverse, y había una valla, uno no podía acercarse a su estatua, y estábamos solos, y yo di vuelta alrededor de la valla y me acerqué a ella, y toqué... digo, ¡esto era una estatua! Pero cuando la toqué, estaba tibia, ¡tibia como si fuera humana! Y yo sentí como si yo estuviera allí y me estuvieran sacando una foto... y pude sentir una mano sobre mi espalda. Nunca podré olvidar eso.

Y luego salimos para hacer la canalización, ¿recuerdas ese gato? (Lee dice ¡Sí! Y se ríe) El gato fue y pasó alrededor de cada persona que estaba en el grupo, ya sabes no existen las casualidades.

Lee: Sabes, la gente es gente, y pasan cosas. ¿Alguna vez has tenido alborotadores molestos, o te ha pasado algo que tuviste que excluir a alguien, o cosa así?

Marilyn: (se ríe). Yo sé que Adironnda se encarga muy bien de cualquier alborotador o persona que interrumpa. Sabes, la energía es tan grande, cuando entra, que esas personas retroceden. Pero una vez, yo era nueva en canalizar, y una persona en un grupo, ella era una maestra espiritual, una líder espiritual en su comunidad. Y ella vino ante Adironnda. Y solíamos ir justo frente a cada uno – ahora ya no, porque es mucha gente – pero solíamos pararnos directamente ante cada uno, y esta persona vino adelante, y el Arcángel Miguel dijo – El Arcángel Miguel entró, cosa que muy rara vez venía de manera individual, - pero su energía vino y dijo a esta persona “Tu vida no está en integridad, y hasta que ordenes tu vida con integridad, nada va a funcionar en tu mundo”.

Y ella dijo: “Espera un segundo”. Y alguien en el fondo dijo “¿Qué estás diciendo? ¿Sabes quién es ella?” (se ríe). Y entonces el Arcángel Miguel dijo que ella necesitaba una sesión privada. Esto sucedió tres veces con tres grupos diferentes. La misma persona volvía, y no pedía su sesión privada. (Lee: No recibí el mensaje, ¿no?) Sí, no entendía el mensaje y no quería gastar dinero en una sesión privada. Y entonces, cuando ella vino otra vez más y trajo más gente, y trajo a su esposo, y todo eso, un grupo más grande de su comunidad, finalmente el Arcángel Miguel entró y dijo “¿Estás segura de querer que yo exprese esto en este lugar?” Y ella, por tercera vez dijo “Sí, sí quiero”. Y Miguel: “Muy bien: tienes que decirle a este hombre, que es tu esposo, que tú has estado durmiendo con esta mujer durante los últimos cinco años (Lee se ríe). Cuando seas sincera respecto a todo eso, tu vida estará en la integridad.” (Lee: ¡Guau!)

Y yo pude sentir a alguien allá atrás “¡Santo cielo! ¿Estás haciéndome esto... y qué estás haciendo allí adelante? (se ríen los dos) ¡Fue un poco intenso!

Lee: Yo también tuve uno bastante tenso, olvidé dónde fue, fue en Europa, creo que en Suiza, pero probablemente me equivoco, una audiencia muy numerosa, y yo estaba por continuar, cuando un hombre vino desde la audiencia, y se sentó en la silla de canalizar. Tomó el micrófono y empezó a canalizar. (Marilyn: ¿De veras?) Sí. Y ¿qué se hace en un momento así? Yo traté de hacer señas a los técnicos para que cortaran el micrófono, pero todos creyeron que él era parte del show, era alguien tan copado con lo que estaba sucediendo que se imaginó que tenía que subir y canalizar.

Sabes, estas cosas son del tipo que pasa cuando la gente es tocada y suceden cosas y hay aperturas, y pasan muchas cosas así. Fue la única vez que me pasó que alguien se subiera al escenario. Dicho sea de paso, por eso cambiamos el armado del escenario en el exterior, no facilitamos subirse al escenario con escaleras; uno tiene que rodearlo.

Y yo no sabía qué hacer, volví y lo interrumpí un par de veces, porque yo tenía un micrófono, y decía “podemos oír su mensaje más tarde; esto no es parte del seminario”; pero él seguía hablando. Nunca olvidaré: había cuatro damas jóvenes que habían venido, y eran parte de un grupo Kryon en su país, y estaban sentadas adelante. Ellas subieron y le hablaron; fueron tan dulces y compasivas, lo levantaron de la silla y lo llevaron afuera al vestíbulo. Cuando despertó y se dio cuenta de haber hecho algo inapropiado, se disculpó. Pero así fue. En lugar de llamar a los guardias.

Tengo algo, una cosa para delatarte, ¿puedo contar lo que pasó, fue en Luxor, la última vez? Estuvimos allí. (Ella dice: ¡Oh, sí!) Trataré de ser preciso y breve, pero esto fue clásico. Estábamos en Luxor, y ellos estaban descubriendo dos nuevas estatuas, construidas desde la última vez que estuvimos allí, se habían completado, ya sabes, las antigüedades. Siempre están encontrando partes, armándolas de nuevo, restaurando siempre y nunca terminan. Cada vez que vas, hay algo restaurado nuevamente. No es rápido, les requiere un par de años hacer alguna cosa, incluso en una estatua, e iban a descubrir estas dos y tenía que haber una ceremonia. Y nosotros pensábamos ¿dónde vamos a canalizar? Marilyn y yo teníamos que hacerlo. Dijimos, Bueno, apartados de la ceremonia que iba a haber, donde habían puesto todas las sillas, y las bandas para tocar en el fondo, había unas escaleras que parecían ser muy seguras y alejadas hacia un costado.

Entonces nuestro grupo de unas 100 personas se reunió allí alrededor de la escalera y nos sentamos y Adironnda entró y empezó a canalizar.

Ahora bien, los guías egipcios están muy alertas, porque realmente no se supone que permitan esta clase de cosas, ellos no quieren tener ceremonias al lado de las que ellos planean hacer, son muy gentiles de dejarnos canalizar donde podemos, pero están muy alertas en caso de alguien se presente que no debiera hacerlo. Y lo que pasó, en seguida, nos dimos cuenta pero tú no, porque estabas canalizando a Adironnda; en plena canalización, haciendo lo tuyo, y todos usando auriculares. De modo que no te oían por sistema PA, o por altoparlantes, te oían personalmente por auriculares, y estos guías dijeron que habláramos por un pequeño micrófono a los cien con auriculares y nadie se iba a enterar de lo que hacíamos. Si alguien nos miraba, pensaría que estábamos meditando. Pero estabas canalizando.

Entonces descubren que el Ministro de Antigüedades que iba a presentar el desvelamiento de la estatua, su séquito había estacionado en el estacionamiento e iban a usar esa misma escalera para bajar a la ceremonia, mientras nosotros estábamos sentados en ella y tú canalizabas. Y los guías se vuelven locos y te miran, y tienes los ojos abiertos porque canalizas a Adironnda, y discuten, y aquí viene el Ministro de Antigüedades y su séquito, bajando las escaleras. Baja las escaleras y nos apartamos para que pase, y se detiene abajo y se da cuenta de que son turistas, y te ve a ti hablando, y reconoce al guía, y se da cuenta de lo que estás haciendo, que es algún tipo de tour informativo. De modo que se acerca a ti, y tú estás en plena canalización, y estrecha la mano de Adironnda (se ríe) mientras dice “Bien, sí, ¡que placer conocerlos!” y saluda al grupo y sigue su camino y tú sigues canalizando. Creo que él no tenía idea de lo que estaba pasando.

Y en Estados Unidos Marilyn no lo dijo hasta que mostramos las fotografías – estaban sacando fotos tan rápido como podían. Esta fue probablemente una de las cosas más inusuales que alguna vez he visto en esto de canalizar.

Marilyn: Fue increíble para mí, recuerdo al principio, antes de empezar, Elan estaba tratando de sacarlos de la escalera, y yo le decía, “No, necesitamos estar en la escalera”. Y no tenía idea de por qué. Allí está la diferencia, con la negociación; yo confiaba en ellos completamente, los sigo siempre. Fue increíble cuando supe después cómo en plena canalización Adironnda se puso de pie y saludó al Ministro, seguro lo activó...

Lee: Qué bueno estuvo eso. Fue una situación donde todos ganan; él estaba feliz, nosotros estábamos felices, todos estaban contentos, lo tengo grabado, fue grandioso.

Marilyn: Sí, y lo tienes en tu sitio web,

Lee: Ciertamente, la gente lo puede buscar, fue la gira en Egipto el año pasado. Tengo una sola cosa más que me gustaría presentar, y luego creo que haremos una pequeña canalización (Ella: ¡Seguro!) ¿Alguna vez te pasó algo triste? O que después te hizo sentir mucha compasión, algo que haya sucedido personalmente. Digamos, en forma personal, no canalizando.

Marilyn: Sí. Yo sé que yo puedo sentir la energía de otras personas. Al canalizar se magnifica la energía de las otras personas. Sé que he tenido muchas situaciones en que una persona... Sabes, puedo recordar una persona que vino ante Adironnda y dijo “No sé cómo superar esto. Mi hijo fue asesinado. Yo estaba conduciendo el coche, mis mellizos estaban en el asiento trasero, tuve un choque, fue por mi culpa. Y uno de mis mellizos murió.” Y yo dije, ¡Ay, Dios mío! Y luego empáticamente, nosotros, la compasión, recuerdo eso porque fue tal emoción para mí, (Lee: ¡Yo también lo recordaría!)

Lee. Sabes, nosotros, como trabajadores de luz, presentadores, canalizadores, atraemos mucha gente de la audiencia que tiene expectativas y esa clase de cosas. Hay una que no he conversado con otra gente, creo que solo otras dos veces en mi carrera. Yo estaba en París, en el Auditorio Saint Germain, que contiene tres mil personas, y estaba con Gregg Braden. Gregg y yo exponíamos allí, y un hombre vino entre bastidores. Nuestra política es no dejar entrar gente entre bastidores, especialmente antes de la presentación, porque estamos preparando todo. También, como canalizador estoy muy conciente del cambio de energía; no quiero que venga gente allí detrás a hacer algo, o darme algo, o lo que sea, que pueda cambiar la energía que yo establezco para la presentación. No sé cómo este hombre llegó allí, pero creo que lo trajo uno de nuestros anfitriones, de modo que era en cierto modo apropiado, y él traía un vestido. Y me dijo: “Mi esposa está muriéndose. Tengo este vestido de ella. ¿Puede bendecirlo?”

Ahora bien, es la cosa más lejana que yo podría alguna vez pensar: yo, Lee Carroll, bendecir un vestido para ayudar a sanar a su esposa. Y era antes de canalizar, y era algo tan diferente – fue hace años, tal vez quince años atrás. Y entonces lo que hice, la única cosa que se me ocurrió, fue tomar el vestido, y lo puse contra mí, apoyado sobre mí, y le pedí a él que se apretara contra el vestido y nos abrazamos durante tres o cuatro minutos, fue un largo tiempo., con ese vestido entre nosotros, y ambos lloramos.

No sé qué habrá pasado después de eso, pero fue la única cosa que pude pensar, que le pudiera ayudar en ese momento, o si le habrá ayudado a ella o no. Pero siempre lo recuerdo; me sentí desvalido en ese momento, no entendí realmente.

Y después de ese episodio, cuando salí al escenario, fue la mejor cosa que jamás podría haber sucedido (se ríe). Porque yo tenía la compasión de ese momento, y salí y pude llevar eso al auditorio. Esta es la clase de cosas que nos sucede, y la mayoría de las personas nunca se entera.

Marilyn: Absolutamente. Sabes, hubo un episodio, no sé si tú estás enterado. Estábamos canalizando en Hawái, y el mío era el primero o segundo en un grupo de tres, y fue justo después de que mi madre había fallecido, y yo no creo que tú supieras que ella había muerto (Lee: No, no lo sabía). Y después que yo canalicé, sentí este dolor, esta tristeza; una lección: siempre llevar un pañuelo. (se ríen) Siempre llevar pañuelo al escenario. Y lloré al salir de la canalización. Y tú estabas canalizando, y yo trataba de que no se notara, (Lee: gracias por eso) pero me desbordaba. Y de pronto Kryon dijo “No sé si la persona a mi lado, la mujer sentada a mi lado, se da cuenta de que ella tiene a una mujer anciana sentada sobre su regazo” Y Kryon sigue diciendo: “Ella quiere que sepa que aprueba lo que está haciendo.” ¡Y fue tan enorme!

Todavía cuando pienso en esa energía, y ese movimiento de Kryon dándose cuenta, sin que tú abrieras los ojos, que esta mujer, esta anciana – y repito, Lee, tú no tenías idea de que mi madre había muerto, - estaba sentada en mi regazo (Lee: eso es muy profundo)

¡Y fue una cosa tan potente! Yo vengo de una familia religiosa, y siempre me preocupó qué dirían mis padres (Lee: por supuesto). Fue muy profundo para mí.

Lee: Te diré ahora que Kryon lo hizo una segunda vez, no hace mucho tiempo, con una guía de los navajos que nos acompañaba en Monument Valley. Ella estaba escuchando, y Kryon dijo a la guía “Hay una anciana por encima de ti, y ella dice que quiere que sepas que todo está bien, y que te agradece.” Y era su abuela, que había fallecido recientemente en circunstancias en que ella se sentía culpable.

Estas son cosas que experimentamos fuera de nosotros mismos, cuando estamos canalizando, y que ahora podemos contarles. Gracias, Marilyn, por hacer esto con nosotros. Debiéramos hacerlo otra vez, y contar más historias.

Marilyn: ¡Creo que eso sería grandioso!

Lee: Entonces hagamos unos... yo los llamo mini canalizaciones, primero con quien sea, y cuando yo oiga el Namasté, entraré yo, y después diremos adiós.

Marilyn: Sí, eso es siempre la señal, el Namasté, “ok, terminamos”. (se ríe) Muy bien. (larga pausa)

(habla Adironnda)

Ahh, de modo que buen día para ustedes, ¿ah? Jo, Jo, muy bueno verlos, miramos aquí, miramos allí, y oh, ¡allí están! Muy poderoso conectarse con ustedes. Sepan y entiendan que a través de los éteres, a través de la energía, de la frecuencia vibratoria de este planeta, la activación está ocurriendo, y hay más y más activación, porque los velos se vuelven más y más delgados.

Ah, vamos a mover el collar de nuestro vehículo Marilyn porque golpea la mesa, porque nos movemos mucho (quita el collar). Lo dejaremos allí atrás aunque tenga buen aspecto; le hablamos a ella.

En esta energía, en esta frecuencia vibratoria de estos momentos, de estos tiempos, la Tierra está creando un nuevo paradigma, y a medida que este planeta crea ese nuevo paradigma, la energía del planeta tal como la conocen, queridísimos, se transforma y se mueve alrededor un poco. Y sepan que todavía está en orden divino, todo en esa frecuencia divina, porque con la energía cada persona que vive en este planeta está realmente aumentando su vibración. Sabemos que ustedes saben esto, ¿ah? Que cada uno de ustedes es un enlace divino entre la Fuente y la humanidad. Y a medida que la evolución continúe, se volverá más y más fuerte. Y con esa evolución, sepan que la frecuencia vibratoria de este planeta está ciertamente creciendo. Y es por eso que las cosas cambian de manera tan rápida.

En esa transformación tan rápida, les pedimos que permanezcan presentes, les pedimos que permanezcan en su corazón, les pedimos que se conecten diariamente con su centro corazón. En su práctica les pedimos que dejen a un lado esa energía que parece empujar. Eso es contra la frecuencia de ustedes, y que se den cuenta de que al tener esto, también tienen aquello. Empujar, tirar, empujar, tirar, entrar, salir, y tienen esos dos lados que ahora están reconociendo como uno.

Y cuando los dos lados se reconocen como uno, hay una fusión de la humanidad. Tomen una respiración profunda. Y con esa fusión de la humanidad, esa vibración llega en tal medida que se hace más grande y mejor que lo que jamás ha sido en la historia de este planeta.

Sabemos que los lemurianos hicieron el trabajo de base para que esto suceda. Sabemos que una civilización encima de otra, encima de otra más – literalmente (se ríe) – están apuntalándose para que los pueblos de este planeta puedan tener realmente un poco de respeto para lo que está entrando. Porque los cambios están ocurriendo.

(cambia la voz – Yeshua)

Ah, queridos bienamados, ustedes son el cambio que está ocurriendo. Ustedes. Como dice nuestro querido amigo Lee Carroll (se ríe), el campo se está expandiendo. Les pido que entiendan que su campo está creando la realidad de este planeta. De modo que es muy importante que ustedes sostengan ese centro de amor en su corazón. Que ustedes sostengan esa frecuencia, como la llama Adironnda (se ríe), en las células de su ser, porque los tiempos se mueven rápidamente.

Estoy agradecido porque ustedes, los que están mirando esto, se ofrecieron como voluntarios para estar aquí en este punto del tiempo, porque están en asistencia y en servicio. Y les agradezco por esto, que es también la razón para que yo haya entrado. Gracias. Porque la gente mirará esto durante muchos años.

Tú eres quien eres; un voluntario, para asistir y ayudar al mundo a entender que el sentimiento de amor incondicional es la energía más fuerte, más llena de poder, más llena de paz, que sea posible. Les pido que traigan eso, como yo lo hice. Pero ustedes tendrán un final diferente del mío (se ríe). Y por eso yo estoy agradecido.

(cambia la voz, vuelve Adironnda)

¡Jú, já! ¿No les encanta cuando entran los maestros, ah?

De modo que en esa energía se les ha pedido que la frecuencia vibratoria de ustedes se aparte de esa pila de contraste (N.T. usa la palabra contraste para no usar una mala palabra). Que se aparte de la energía que es la antítesis, y sean esa luz. Sean esa vibración, sean ... citaré a Kryon del otro día, dijo que sean esa antorcha, ese faro de luz, iluminando el camino. Eso es quienes ustedes son. Y por eso nosotros estamos agradecidos.

Ah, queridísimos seres de luz, los amamos muchísimo. Los vemos; los conocemos. Los honramos. Y con el Maestro estamos agradecidos por ustedes. Namasté, Namasté.

Lee Carroll:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon, del Servicio Magnético.

Ciertamente hay un cambio de paradigma. Ciertamente las cosas que Adironnda y Yeshua les dicen, profundamente, son verdaderas, exactas. Estos son los mensajes que tenemos todos nosotros para un planeta que está en el cambio.

Si empiezan a ver las fechas en que comenzaron los canalizadores de hoy en día, los que dan mensajes verbales o escritos, los que tienen los mensajes para este tiempo, todos empezaron colectivamente a finales de la década del ochenta aproximadamente, en este planeta. Ese gran momento en que caían los comodines, en que ustedes tenían una transformación que cambiaría la profecía misma del planeta, una transformación que los llevaría más allá del año 2000 y directamente hacia el 2012. Sucedió la precesión de los equinoccios, astronómicamente, por supuesto, y ustedes todavía estaban aquí, sin una Guerra. La sociedad de los humanos en el planeta ya no tenía una profecía, porque todas las profecías de las Edades anunciaban un final que no ocurrió.

Y entonces aquí están ustedes, queridos, en un lugar que no tiene volante, podrían decir, para quienes dependen de los profetas para que les digan qué sucederá en esta década, o la siguiente, o la otra. Y en cambio, este es un tiempo de habilitación, en que los humanos deben recoger el guante de la energía del futuro por sí mismos.

Es interesante, ¿no es así? considerar algo de lo que no he hablado pero puedo hacerlo después. Si toman individuos que tal vez tienen situaciones en su vida y su ansiedad crece, y quieren cambiar, y están estudiando las maneras en que pueden cambiar de un paradigma a otro en sus vidas, una cosa que un consejero les diría de hacer – es tomar una respiración... Aquietarse por un breve tiempo, en algún lugar para reflexionar, esta es incluso la razón para la meditación, en que ustedes toman cada día actividades y por un momento las llevan a cero. Le permite al ser humano una claridad, para pensar sobre sí mismos, sobre todo lo que está pasando, qué desean hacer, qué va a suceder luego en sus vidas. Y suelen levantarse de una sesión así con la intuición sobre lo que podría seguir para ellos, que no la tenían cuando estaban ocupados.

Hay grupos que hacen esto también, se reúnen por esta razón misma, para aquietarse, para calmarse de una manera que permita que entren los pensamientos que antes no estaban allí. Es un claro, podrían decir, donde la actividad se detiene.

Quiero que observen lo que está pasando ahora en el planeta. Tomen una respiración (se ríe). Podrían decir que es un tiempo de quietud forzada. Es profundo, para gente a la que nunca le pasó esto antes, que sienten que tienen que estar activos, y tener que quedarse atascados en sus casas. Solo hay una cierta cantidad de cosas que puedes hacer en casa, como ya han descubierto muchos.

Cuando lo aceptan entonces, y empiezan a aquietarse y a entender, y a apagar los medios de comunicación, entonces dicen “¿Qué es lo que necesito saber, en este tiempo de quietud en que no puedo estar activo?” Cuando salen a la calle y ven que no hay nadie, no hay tránsito, los comercios con las persianas bajas.

Es tiempo para el planeta para meditar. Un despeje de la consciencia, para que cuando todo vuelva – y lo hará – habrá nuevo pensamiento, queridos. No va a ser lo mismo de siempre, siempre lo mismo. Ustedes lo van a ver; la historia informará que al volver de la dificultad en que están ahora, todavía habrá otro comodín más, y ese es uno bueno.

En el trasfondo, escondiéndose, un cambio de consciencia; individuos que todavía no se han presentado; cosas que sucederán y no podrían haber sucedido antes de este tiempo; y entonces ustedes se darán cuenta, realmente, que hubo un cambio de consciencia para el planeta.

Cosas buenas resultarán de esto, y aquellos que han dejado este planeta en este tiempo habrán sido entonces catalizadores para cosas buenas, no habrán muerto en vano. Cosas buenas se aproximan, queridos, una vez pasado este tiempo, y ustedes lo verán. Tengan paciencia y miren alrededor, vean las cosas que no esperaban. No esperen que pase lo que ustedes piensan que pasará en seguida; miren más allá de eso. Porque esa es la belleza de un planeta cambiando. Tenían que atravesarlo, y lo están haciendo.

Benditos todos ustedes, porque en miedo o ansiedad en este tiempo, buscan aquello que hemos llamado la paz que supera el entendimiento. En otras palabras, cuando tú pones dos, y sacas diez. Allí hay algo.

Y eso es lo que sucederá a este planeta. Van a recibir más a partir de esto que lo que ustedes piensan. Pero en este momento, esperen que la energía fluya y entre en ustedes. No importa cuándo ustedes oigan este mensaje, tal vez incluso años después que haya pasado este evento; todavía va a ser lo mismo: aportan dos y sacan diez, en lo que se refiere al Espíritu y al amor de Dios. Siéntense, en quietud, y sepan que son una parte del Todo, y su alma es para siempre, y siempre ha sido. Son más grandes que lo que piensan.

Este es el mensaje de Kryon, y siempre lo será. Váyanse de este mensaje cambiados.

Y así es.

Kryon


Lee: Marilyn Harper, gracias, por unirte a mí y compartir tu vida.

Marilyn: Es un placer para mí, Lee. Me honra compartir el escenario o el video, en cualquier tiempo y lugar.

Lee: Este es nuestro escenario (se ríe) de hoy.

Marilyn: Sí (ríe también)

Lee: Bueno, entonces, este es Lee Carroll diciendo adiós, otra transmisión de Streaming with Lee. Probablemente volveremos a hacer esto. Dios los bendiga.


Transcripción y traducción del video: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

753 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo