Círculo de sanación. Por encima de las nubes.

Kryon


Esta es la tercera canalización introductoria al Círculo del Doce, que Lee Carroll ha publicado en su sitio web.
Afectuosos saludos de Cris

Kryon - Círculo de sanación 16 de septiembre

-.-.-

Por Encima de las Nubes

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Nuevamente diré que el Espíritu no está en el vacío, no está en la oscuridad. Que el amor de Dios está en todas partes, el amor del Espíritu, esa Fuente Creadora está siempre con ustedes; siempre con ustedes. Este es un tema que hemos repetido una y otra vez durante 31 años. Y sin embargo a veces no se entiende, o no se aprecia, o conocido, es como si Dios estuviera del otro lado de una pared, algo que ustedes tuvieran que llegar o atravesar, para ser oídos. No es así.

Esta es una reunión de sanación. Y dentro de un rato les daré nuevamente la meditación y los llevaré a cruzar el puente como lo hago siempre. Es una similitud con que pueden contar, es una consistencia en la energía, en que pueden sentarse en una silla y sentir el amor de quienes los rodean.

Ahora mismo, en esta canalización en particular, quiero hacer algo similar. En el planeta, en este momento, hay muchos sufriendo, y es una clase diferente de sufrimiento. En el planeta siempre hay sufrimiento en algún lugar, pero ahora mismo es distinto, porque están verdaderamente en medio del año 2020 del virus. Y con eso, la sociedad ha sido trastornada. La normalidad que tenían, ahora ha desparecido. Volverá, queridos; volverá de manera diferente, queridos, y ya hemos discutido eso.

Nuevamente, no estoy aquí para repasar las razones para el virus. Quiero hablar de los que están sufriendo debido al virus, y no estoy hablando de cuestiones médicas en absoluto. Quiero hablar de los que están angustiados, no pueden dormir de noche, han tenido cosas sucediendo en sus vidas debido a esto. O han tenido en sus vidas cosas que sucedieron pero parecieron accidentales con respecto a esto, pero igual les afecta de una manera muy pesada; hay muchos que dejan el planeta ahora mismo.

Hay muchos que están yéndose del planeta ahora pero no tienen nada que ver con el virus. La historia mostrará que la tasa de mortalidad no relacionada con el virus es un poco más alta. Ya he dicho antes que cuando su cuerpo está con miedo, ansiedad, estrés, queridos, puede sonar un poco dramático, pero el cuerpo empieza a apagarse, una clausura lenta. Empiezan a morir tan pronto como empiezan a tener miedo de forma regular, y su vida ya no es tan larga. Así es de importante salir del miedo. Y hemos hablado de cuánta desilusión es que quienes los conducen, esto es la prensa informada que ustedes tienen, los conduzcan a menudo a aquello que les dé miedo. Y entonces ustedes están rodeados no solo por una situación preocupante y llena de ansiedad, sino que para hacer esto peor, aquellos a quienes acuden por apoyo o información tal vez en la prensa, o aquellos en quienes confían, no tienen buenas noticias para ustedes. Esa combinación es insalubre, por decir lo menos. Y muchos están en esa posición justo ahora.

De modo que quiero hablar de eso para ustedes. Y quiero que vengan conmigo. Acérquense un poquito más. Y quiero decirles algo. empezaremos con una historia. Mi socio una vez preguntó a un piloto comercial. Estaba subiendo a un avión y pregunto al piloto comercial ¿qué los hace seguir? Hay días buenos, y días malos, y todo eso, y veo que su programa es estr volando todo el tiempo. ¿Qué los hace seguir, realmente? El piloto sonrió y dijo “Aprendimos hace mucho tiempo, muchos de nosotros, que no importa qué clase de día tengamos, cuando subimos por encima de las nubes siempre brilla el sol.” Es verdad. Si alguna vez han despegado de un aeropuerto en un vuelo comercial y hay nubes de tormenta, nubes oscuras, cuando llegan por encima de las nubes es un lindo día. Lo que él estaba tratando de decir ciertamente es que siempre era un hermoso día adonde él iba a ir – por encima de las nubes.

Me gustaría usar esta metáfora para que ustedes reconozcan algo, sin importar cómo se estén sintiendo en este momento. El amor, la compasión, el cuidado, siempre están allí. No se van porque ustedes estén teniendo un mal día. Siempre están allí. Ustedes tienden a construir un muro, en su depresión; es muy común. El muro de la depresión, la ansiedad, el miedo, empiezan a bloquearlos de todas las cosas buenas, les quita su paz, su risa, y empieza a cambiar una personalidad buena hacia una que no lo es. Empieza a cambiar quiénes son ustedes; y lo saben.

Es interesante lo que puede hacer la depresión; ya sea que aumenten de peso o pierdan peso, no se quedan como antes. Y saben que algo está diferente, y saben qué es. Entonces vayamos a un lugar, ustedes y yo, solo por un momento. Van a oír el Círculo del Doce, como siempre hicieron. Pero quiero darles algo similar, simplemente allí sentados.

¿Ustedes tienen permiso, con esta ansiedad, este miedo, esta falta de paz, para cambiar? ¿Lo tienen o no? Van a notar que cada una de las canalizaciones, ya sea cruzando el puente o si es solo una meditación, lo primero que hacemos es preguntarles si está bien. Y eso es porque se necesita una libre elección. Ya se fueron aquellos días, queridos, en que simplemente se sentaban en la silla y eran visitados por el ángel de la paz. Van a tener que decir: “Yo doy permiso”. No van a tener a otra persona haciéndolo por ustedes, queridos, tienen que hacerlo por sí mismos. No con un esfuerzo grande o grandioso, no hay escaleras que trepar, solo dar permiso. ¿Dan el permiso para cambiar, ahora mismo? Para encontrar algo de alegría que antes no encontraban. Y si lo hacen, déjenme llevarlos allí. A un lugar donde pueden sentarse, tomar una respiración. Y quiero que sepan que los brazos del Espíritu van a abrir esas nubes de tiniebla ahora. Porque dieron permiso.

Le han dicho a su estructura celular que no necesita entrar en enfermedad (N.T. disease, enfermedad, pronunciada como dis-ease, incomodidad) no necesita ir a ese lugar insalubre. Y empezará a cooperar con ustedes tan pronto como dan el permiso, porque ahora están en un lugar en que antes no estaban.

Y si lo desean, quiero que visualicen todas las entidades que ustedes pueden incluso imaginar, que ustedes respetan; todos esos Maestros y esos ángeles vendrían a través de la tiniebla porque, verán, del otro lado es un día soleado. Eso significa que esa alegría, compasión, y amor, y todas esas cosas que ustedes querían tener, y vienen a través de esas nubes, y hoy ustedes son el objetivo. ¿Pueden sentir esto? ¿Pueden entender adónde voy con esto? Ellos se están dirigiendo a sus sillas ahora mismo, porque ustedes dijeron “sí”. “Querido Espíritu, yo ya no soy más una víctima de este planeta; no soy una víctima de este mundo. Las cosas no me pasan a mí.” En algún nivel, ustedes dieron permiso, cerraron ese agujero en las nubes para que cosas azarosas sucedieran, en lugar de estar protegidos por esa bella idea de que hay en ustedes una consciencia que realmente es vista por Dios. Ellos están aquí ahora, tienen esa silla, están donde ustedes están. Ahora mismo, quiero que sientan sus brazos alrededor de ustedes.

Y si pudieran oírlos diciendo algo en absoluto, eso sería: “¿Por qué esperaste tanto tiempo? ¡Por qué esperaste tanto? Déjame levantarte, déjame llevarte por un momento por encima de esas nubes. Déjame mostrarte; déjame mostrarte que el sol está allá arriba, brillando. Déjame mostrarte que hay alegría aquí, que nos importas, que conocemos tu nombre, y te amamos. Te amamos.” Y si ellos pudieran darles un mensaje, dirían “No permitas que las nubes se cierren sobre ti, no dejes que eso suceda.”

Cuando termine la canalización, quiero que sientan y entiendan que el paradigma de la luz que han elegido no necesariamente es aquel en que debieran estar. Se supone que ustedes estén en alegría, en madurez, sin importar qué haya sucedido. Incluso si han perdido a un ser querido, incluso si solo tenía unos días. Puedes estar en duelo pero igual estar alegre de estar en el otro lado de las nubes. Y en esa posición vas a entender que los que has amado y perdido de pronto se unen a ti y dicen “Sí, nosotros también estamos del otro lado de las nubes.”

Hay mucho que su consciencia puede hacer para salir de esa posición insalubre, y no se sorprendan si las cosas empiezan a mejorar en su vida. Solo porque ustedes dieron permiso para que mejoraran. Esto es sanación 1.0.1 (N.T. lo más básico) queridos, que es una expresión para la enseñanza elemental de cómo sanarse a sí mismos. Y lo primero es sentir el amor del Creador; está allí todavía; no se fue. La idea de que Dios de algún modo no los conoce, o no los ve, o los ha abandonado, es algo que inventaron ustedes; lo hicieron. O es algo que les dijeron.

Siempre es un día de sol; el amor de Dios siempre está allí. Si ustedes lo permiten. Si lo permiten. Volveremos en un ratito y comenzaremos con el Círculo del Doce. Queridos, Dios conoce sus nombres. Eso debiera decirles todo.

Y así es.

Kryon


Canalización introductoria al Círculo del Doce – Kryon a través de Lee Carroll
16 de septiembre de 2020
https://audio.kryon.com/en/HW%20003.mp3
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

820 lecturas

1 Comentario de lectores

10/02/2021

Siempre agradecida


Lorena desde Suecia