La majestad de la Consciencia.

Kryon


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Ciertamente yo sé quién soy, sé quién está aquí, sé quién está mirando. Esto es muy difícil para muchos, y sin embargo ustedes reconocen, otra vez, incluso esa conexión entre gemelos en diversos lugares del planeta, cuando uno de los gemelos experimenta algo, el otro suele hacerlo también. O al menos siente algo, y después ellos comparan sus notas. Y entonces, ¿por qué es exagerado pensar que el Espíritu los conoce mientras ustedes miran esto ahora mismo? Lo hacemos, por cierto. La intención de mirar esto, disfrutar de la canalización, descubrir lo que se dice, es conocida por el Espíritu. Hay muchas cosas que ustedes necesitan saber, es como mover un interruptor, queridos, incluso mirar este programa es como girar un interruptor, porque la intención está allí para experimentar el amor, la compasión.

En esta serie de reuniones de sanación, hay algunos que lo miran y, qué interesante, están desenganchados de lo que es el componente espiritual; a veces saltean completamente las canalizaciones – en cuyo caso no oirán esta – y simplemente van al final. Y dicen, “Yo soy un humano con libre albedrío, pero real y verdaderamente entiendo que la consciencia puede cambiar lo que es celular.” Y sienten algo, en esa meditación del círculo de sanación que hacemos. Y en eso, están muy concientes de cruzar ese puente, pasar por la neblina, y todas esas cosas, y de entrar en un lugar multidimensional que no necesariamente reconocen como su alma, pero dicen “Este es el lugar donde puedo hablar con todas mis células, y mi consciencia puede hacer cosas que antes no podía.”

Y la cuestión es esta: ¿puedes realmente sanar tu cuerpo y ser tal vez un ateo? Esto es, ninguna creencia en el Espíritu en absoluto. Y la respuesta es sí. Y es sí, porque en primer lugar la consciencia sana. No dijimos la consciencia más una doctrina sana; o la consciencia más un sistema de creencia en lo divino, sana. La consciencia sana. Y eso es universal.

Puedes tomar cualquier tintura homeopática, que es una señal para tu cuerpo, hecha por la consciencia al crear la tintura, y no te pregunta cuál es tu sistema de creencia; va directamente a los centros de sanación. Entonces hablemos de eso por un momento.

“Kryon, no entiendo por qué vas allí.” Quiero que se den cuenta de que cualquiera que mire este programa, sin importar cuál sea su sistema de creencia, incluso si no tiene ninguno, puede ir a ese lugar que es de ustedes para ir, y realizar los milagros que necesita hacer. Pero volvamos a este que preguntó.

“Kryon, ni siquiera estoy seguro de creer en ti, pero me gustan las meditaciones, y me gusta adónde vamos, y funciona para mí, pero yo no creo en Dios. ¿Estoy bien con eso?” Absolutamente bien. Siempre estás bien ante los ojos de aquél en quien no crees (se ríe). Y ese amor de Dios que no ves ni reconoces, es siempre puro para ti; siempre tiene una mano extendida para ti, en caso que elijas cambiar de idea. Queridos, esa sanación es suya si la eligen. Pero no es completa.

Déjenme describirles las metáforas de los que preguntan sobre eso. Ustedes no necesariamente tienen que participar en un sistema de creencia que es metafísico, o cualquiera. Solo necesitan trabajar con su propia consciencia y su propia estructura celular.

El mejor ejemplo que he dado antes es ustedes, a quienes se les ha dado un avión 747 con pilotos y combustible, y se lo han dado para toda la vida. Y ustedes están tan excitados, y entran en esa nave que es toda suya, y los pilotos están listos para despegar, y ustedes dicen “¡Vamos!” y luego ustedes van y vienen por la pista toda la vida. (se ríe) Creo que entienden. Es que ni siquiera sabían que eso podía volar. O no creían en el vuelo. Pero qué linda máquina, y que rápido van a un lado y a otro de la pista. ¿Y no es hermoso, toda esa potencia? Y ciertamente toda esa potencia, toda esa consciencia es suya. Pero queridos, sin el componente espiritual, solo van ida y vuelta por la pista.

Otro ejemplo que he dado, que ustedes entran en un edificio, y es el edificio de sanación, muy parecido tal vez al templo en que entraremos más tarde, y entran allí con la actitud que tienen, y todo a su alrededor están las herramientas de sanar, tal como son, cuando los llevo al Círculo del Doce. Y ustedes incluso entienden esa estructura en fractales del doce, porque eso no necesariamente es algo que solo es espiritual. La idea de que la Física está en los doces, y todo eso puede ser científico y no involucrar lo espiritual si lo eligen así.

Digamos que entran en ese edificio y hay herramientas y más herramientas, y empiezan a usarlas y obtienen resultados, y dicen “Está funcionando, ¡mi consciencia está funcionando! Empiezo a sanar mi cuerpo y sentirme mejor, estoy perdiendo el miedo y todas estas cosas, y no necesito nada más” Y entonces, un día, descubren el ascensor. Hemos usado este ejemplo antes, en una canalización, en una parábola. Y descubren el ascensor y se dan cuenta que por encima hay 80 pisos de herramientas de sanación. Pero el ascensor lleva su nombre. Y dice su alma, y dice El Creador te Ama. Y en la puerta está grabado el amor de Dios para ti. ¿Quieres subir en el ascensor o no? Y eso, querido ser humano, es de libre elección. De modo que ciertamente puedes resolver este acertijo como lo quieras hacer, y eres honrado, cualquiera sea la forma en que desees hacerlo, de veras honrado.

No hay reglas de conducta en ese grupo de espiritualidad, de modo que lo que crees, o cuánto crees, o cuán fuertemente lo crees, el Creador te ama sin importarle. Eso es incondicional, queridos, total y completamente incondicional.

Cuando lleguemos al Círculo del Doce, un poco más tarde esta noche, quiero pasar más tiempo en la silla, y para poder hacer eso, ahora mismo, discutamos un poco más lo de la neblina. Porque, cuando más tarde empecemos, vamos a ir directamente al puente. Porque quiero que experimentes un tiempo más largo en ese estadio en que estás durante esa porción de la sanación. Entonces repasemos lo que hacemos normalmente en el Círculo mismo.

Empieza con el puente, siempre lo hace. Y siempre ha habido preguntas sobre el puente. Tener que cruzar el puente para poder ir a ese lugar. “Kryon, siempre cruzas el puente. ¿Eso es una idea necesaria, o principio, o axioma cuando vas a un lugar multidimensional? La respuesta es no; no necesita ser así cada vez. Pero lo que eso representa, queridos, es a ustedes abriendo una puerta. Una puerta hacia un lugar donde van a actuar de modo distinto, van a ser diferentes, van a percibir cosas que normalmente no perciben, es casi como un santuario, un templo, donde van a ser y hacer algo específico. Para muchos de ustedes es como entrar a un lugar de culto, y dedican, son lo bastante lineales para dedicar esos lugares para esas cosas. De modo que el puente representa esa puerta. Y siempre vamos allí. No es necesario para ustedes y sus propias meditaciones cruzar el puente y pasar por la neblina, algunos de ustedes pueden pestañear y estar en ese lugar mágico instantáneamente.

Esta serie especial de programas, vistos por muchos, y algunos recién llegados necesitan entender que el puente es una representación de ir desde la dimensionalidad lineal conocida en que caminan, hacia un lugar desconocido. Y siempre estará allí, en cada una de las meditaciones del Círculo del Doce. Y lo que también les decimos es que el puente cambia de forma, y el abismo que cruza es diferente para ustedes cada vez. Y eso es una metáfora de ustedes estando cómodos con el puente, porque representa un cruce personal. Y dijimos antes, ¿es el puente para que cruce un humano, es para tránsito, es para un tren? (se ríe) ¿Estás viajando en el tren? ¿Estás en uno entre muchos vagones? Eso es un símbolo o señal de cómo piensas sobre trabajar contigo mismo hacia lo desconocido. ¿Necesitas estar rodeado por un vehículo para hacer esto? O puedes simplemente caminar cruzando.

Por supuesto, la respuesta es que te invitamos a ir solo, e incluso a quitarte los zapatos. Y luego te hacemos pasar por un muro que es una neblina. Y esa neblina en particular representa ese escudo, esa pared, ese paso final en que decimos: No hagas esto a menos que lo hagas en serio. Porque vas a entrar en una parte de ti que no sabes que tienes, la parte multidimensional, una parte que te permite estar en dos lugares al mismo tiempo. Como visiones, en que puedes sentarte en la silla en 3D, y estar en esa dimensión, y al mismo tiempo estar en otro lugar, completamente sagrado.

Y tú no te separas de ti mismo, parte de ti no se queda en un lugar, y otra parte va a otro lugar, la manera en que funciona, queridos, en la multidimensionalidad es que tú vas todo, todas las partes van, y ciertamente estás en dos lugares al mismo tiempo. Aún puedes sentir la temperatura de la habitación en que estás, pero al mismo tiempo estás sintiendo algo más. El viento del amor de Dios, al entrar en tu alma y experimentar algo que tal vez nunca experimentaste antes.

Te decimos todo esto ahora porque, esta noche, más tarde, vamos a hacer esto muy breve, y nos moveremos hacia ese lugar mágico y lo miraremos más de cerca y pasaremos más tiempo en la silla, donde todas las cosas son posibles porque la consciencia es reina, y el amor de Dios está allí también.

Y así es.

Kryon


Canalización introductoria al Miércoles de Sanación – Kryon a través de Lee Carroll
28 de octubre de 2020
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

531 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo