Nuevo paradigma de sanación.

Kryon


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Yo, como Kryon, en mi lado del velo, estoy muy enterado de quién está aquí, de quién ha elegido escuchar estos mensajes en particular, mensajes que se enfocan más en la sanación que cualquier mensaje que hayamos dado. Ha habido algunos que dijeron “¿Por qué, Kryon, ahora? ¿Por qué es tan importante que el enfoque se haya cambiado un poquito desde lo que has estado enseñando en el pasado hacia algo tan específico, que luego titularíamos como tiempo de sanación?” La palabra sanación significa mucho; hay muchas cosas que ustedes pueden mejorar, y nosotros llamamos a eso sanación. ¿Por qué ahora? ¿Cuál es la diferencia? Y les decimos esto: aquellos que escuchan este mensaje particular de esta manera particular, que eres tú, ahora, especial. Lo que quiero decir con “especial” es que eres un alma antigua. Eres especial porque has atravesado mucho, muchas vidas, con objeto de llegar a este lugar, en este año, con lo que está pasando en este planeta justo ahora.

No encontrarás escuchando esto a muchos que no sean almas antiguas. Sí, es un doble negativo, ya sé. (N.T. en inglés no van 2 negativos en la misma oración, como en español diríamos “no hay nadie”). Las almas antiguas son las que están interesadas en esta información. Y la sanación, y la razón para enfocarnos en esto, es porque nosotros te necesitamos. Nosotros, colectivamente, todos los del otro lado del velo, incluso podrías decir los ángeles, están mirándote para que vivas más tiempo, estés más alegre, para entender las cosas, tal vez, que nunca entendiste antes. El poder que tienes en tu interior para controlar tu propia realidad, para trabajar con tu propia estructura celular para hacer las cosas que quizás nunca te dijeron que podías hacer. Es por esto que necesitamos que te quedes.

No tiene sentido, queridos, que ustedes sigan lo que tal vez les dijeron, que vivirán una vida corta, o tendrán una enfermedad, o morirán más pronto que lo debido, ¡Los necesitamos aquí! El enfoque está en la sanación no solo para alargar su vida, queridos, sino para hacer una vida para ustedes que sea más cómoda mientras están aquí, de modo que su salud sea mejor. ¿Lo entienden? Esta es la razón para que el enfoque esté en la sanación.

Hace unos cuantos meses le dije a mi socio: vamos a hacer esto, y este es el nuevo enfoque. Él no sabía adónde iba esto; ahora está más familiarizado y él mismo empieza a entender y a sentir la profundidad, la importancia, de hablar con ustedes. ¿Cómo se sienten con lo que acabo de decirles? ¿Sienten que están incluidos? Debieran. Yo sé quién está mirando. Sé quién está mirando ahora; sé quién está mirando más tarde. Cuando sus ojos y sus oídos se vuelven hacia este mensaje particular, sin importar cuándo se ha dado, yo sé que están mirando. Esto es porque yo represento una multidimensionalidad que es la misma del Espíritu; es una realidad angélica, queridos. No tiene tiempo, no como la suya. Sabemos quiénes son ustedes.

La lección para hoy es sobre esta nueva percepción, diría yo, este nuevo paradigma de que hablamos. Y una de las cuestiones que todos tienen se debe a cómo les enseñan a creer. Cuando digo enseñan, entrenan, quiero decir eso. Si pudieran definir el entrenamiento, sería algo que les repiten una y otra vez. Ya sea en una sesión a la que asisten, o algo que es casual, pero oyen la misma cosa tantas veces que son entrenados en eso. Y se vuelve una realidad, suya para entenderla, para creerla, para esperarla. Y cuando ese entrenamiento empieza a desmoronarse, porque les damos otras cosas que van en contra, entonces tenemos una cuestión. La cuestión es de incredulidad. “¿Puede esto ser verdadero? Debido a todo mi entrenamiento.” Algo del entrenamiento se vuelve tan adherido, de tal realidad para alguna gente, que cuando empiezan a oír algo distinto de aquello en que los entrenaron, cualquier cosa, se alejan.

Esto está sucediendo todo alrededor de nosotros, todo alrededor de ustedes. Sucede delante mismo de sus ojos y tal vez ni siquiera lo ven. Cuando descubren una verdad que tal vez es diferente de la de otra persona, y le muestran esa verdad e incluso le muestran pruebas de esa verdad, los mira y dice “Lo siento” y se va. Porque ha sido entrenado en su propia verdad, aun si ustedes le muestran, tal vez, que hay algo más a observar. Solo tal vez. Pero no aceptan. Hasta el alma antigua, queridos, está involucrada en este atributo particular.

¿En qué están ustedes entrenados, que yo quiero hablar de eso ahora? Ustedes podrían pensar que una cosa que no es mala para estar entrenado, esa es la majestad de Dios. La majestad, el poder abrumador, la belleza, el amor, si quieren llamarlo así. El poder del Todopoderoso. Y ¿adónde voy con esto? Porque en lo que se refiere a sanación, ¿cómo los han entrenado? Háblenme. ¿Cómo los han entrenado? Y el entrenamiento es así: yo no hago la sanación; la hace Dios. El entrenamiento dice así: suelta, y déjalo a Dios. (se ríe). El entrenamiento hace que suelten toda responsabilidad de todo y se la pasen a este poder y amor todopoderoso y belleza. Y dirán “¿Qué hay de malo en eso?” Queridos, no hay nada malo en eso, es solo que el proceso, en este punto del tiempo, no es el correcto. Sí, seguro, hay momentos en que hay que soltar y dejarlo a Dios, pero queridos, cuando se trata de sanación es diferente.

No quiero hablarles de eso porque esta no será la primera canalización que se adentre en lo que vendrá. Ustedes van al Círculo de Sanación del Doce, que los introduce cada vez a un atributo multidimensional de posibilidades. Y dije posibilidades, porque incluso eso va contra la percepción en que han sido entrenados. El entrenamiento es: “lo que puedo tocar y sentir es verdad; lo que no puedo, no lo es. Por lo tanto, si me llevas a un lugar donde no puedo tocar y sentir, no existe”. Etc. etc. Ya ven cómo el entrenamiento puede atascarlos en un lugar, incluso sentarse en una silla que dice “esto es lo que creo, esto no lo creo, buena suerte” (se ríe). Y eso es todo. Es muy difícil para nosotros darte algo más, si no estás dispuesto a recibir. ¿Estás dispuesto a recibir algo diferente, ahora mismo? ¿Pones intención en esta canalización para recibir algo diferente?

Estas canalizaciones son oídas por muchos, no solo los miembros del Círculo de Sanación. Las meditaciones reales no son oídas por muchos; esas son reservadas para los miembros. Por buena razón. Porque te inscribes para administrar tu propia sanación. Pero esta canalización la oyen todos. Entonces, yo vuelvo mi atención al “todos”, así como a ti. Quiero decirte algo: que si vas a participar en sanación de algún tipo, la sanación de tus recuerdos pasados, la sanación del miedo, la sanación de la enfermedad, la sanación del reloj de tu cuerpo, para ralentizarlo, la sanación del envejecimiento. Ahora bien, eso es una cosa rara. Dirás “Bueno, uno envejece y no puede des-envejecer. ¿Cómo vas a curar eso?” Queridos, no lo entendieron. ¿Se dan cuenta de que el reloj de su cuerpo es algo que ustedes controlan? Entonces no permitan que los números asignados a su edad les digan cuán viejos son en este planeta, o cómo debieran comportarse.

Tal vez escuchan ciertas propagandas en televisión que les dicen cuán viejos son y entonces cuán enfermos podrían estar. Eso no es una realidad. La realidad es esta: tú controlas tu envejecimiento; esa es la realidad.

La sanación es un evento participativo 24/7 (continuo). Debes participar todo el tiempo. ¿Dónde encaja Dios en todo esto, si ese es el caso? Porque es tu socio. Es una sociedad, y hemos dicho esto antes, incluso en lo que tiene que ver con tu Innato. Esto es una sociedad, sea lo que sea que hayas decidido, si es el Círculo de Sanación o no, lo que hayas decidido que vas a hacer o no, contigo, con tus células. Lo que hayas decidido que es esa sanación que vas a lograr, ya no eres relegado y te sientan en un rincón a esperar. No es así como funciona. Estás sentado en una nueva energía donde se te pide que participes de todas las maneras. Cada intención que pones, ya sea que esté del otro lado de la neblina en el Círculo de Sanación, o que estés ahí sentado sin tener ni idea de qué estamos hablando, si has tenido intención para una sanación en tu cuerpo, yo te digo que debes participar.

Y la participación en eso es algo que estaremos cubriendo en más canalizaciones a medida que seguimos, porque esa es la pregunta: “Bueno, ¿qué se supone que tengo que hacer? ¿Y cómo se supone que lo haga?” Y todo eso está llegando.

Pero algunos de ustedes tienen intuición; conocen sobre afirmaciones, saben sobre sus propias meditaciones, no necesitan esperar un Círculo del Doce cada miércoles si son miembros, para participar en esto. Pueden hacerlo todos los días, pueden hacerlo a cada hora. Esa es la belleza de esto, es la belleza de ustedes, sanándose ustedes; ya no pueden pasarlo a otro, ya no funciona así. Hubo un tiempo, queridos, en que era lo único que podían hacer. Pero eso ha cambiado, ahora se están moviendo hacia otro ciclo. Un ciclo de poder, de capacidad, realización, despertar; todo eso. Esa es la razón por la que cambiamos la modalidad de Kryon; para empezar a informarles sobre un poder hermoso.

Habrá más. Por ahora, digo:

Y así es.

Kryon


Canalización introductoria al Miércoles de Sanación – Kryon a través de Lee Carroll
9 de diciembre de 2020
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

672 lecturas

3 Comentarios de lectores

19/08/2021

Bella’s Canalizaciones


Raquel desde Chile

19/08/2021

Bella’s Canalizaciones


Eaquel desde Chile

25/03/2021

Me interesa


Jesus desde Honduras