Maneja tu sanación.

Kryon


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Cada vez que venimos a este lugar, en la energía de ese Círculo del Doce que ustedes han llegado a experimentar, venimos a este lugar de canalización y me recuerda las diferencias entre lo que es esto hoy y lo que era tal vez diez años atrás. Y la diferencia es el empoderamiento en aquellos de ustedes que han estudiado mis canalizaciones desde el principio o quizás han leído las transcripciones, se dan cuenta de que todo a lo largo de estos 31 años ha existido un tema. El tema es que los cambios están próximos. Bien dentro de la esfera y la cronología de la precesión de los equinoccios, bien dentro de los 36 años, empezamos a hablar de los cambios que se aproximaban. Esos cambios, les dijimos, traerían una consciencia significativa en el planeta, que sería diferente, significativa. Todo eso ha comenzado. Algunos de ustedes están enterados, otros al oír esto se preguntan de qué estaré hablando, porque tal vez esta sea la primera canalización que oyen.

Pero todos estos años he dicho esto: ustedes son tiernamente amados; nunca está solos; estén atentos a los cambios.

Hace algunos años empezamos a hablar de una nueva frase: la nueva normalidad. Hoy la frase la usan incluso en los medios. Ahora bien, la usan porque empiezan a entender y darse cuenta de que las cosas no regresarán al lugar donde estaban. Les pregunto, si ustedes exponen un secreto, digamos que es un secreto que no quieren ver porque es demasiado horrible, y ven el secreto y otros lo ven, yo les pregunto: ¿pueden retroceder? ¿Pueden des-conocerlo? ¿Pueden encontrar un lugar en su cerebro donde puedan borrar lo que descubrieron? Si se gradúan a un nivel más conciente, ¿son capaces de simplemente retroceder a la inconciencia? Y la respuesta es no, no pueden. Esto es lo que está sucediendo a su consciencia, a su planeta, a su sociedad, a sus cuerpos. A su percepción conciente, a su percepción de qué podría estar allí afuera y que siempre ha estado.

Y cuando digo allí afuera, quiero decir conocimiento que siempre estuvo allí, siempre disponible, pero ustedes o bien sintieron que no era para ustedes o que no se les permitía usarlo.

Déjenme preguntarles: en sus escrituras, cuando ven a los diversos Maestros – cualesquiera sean las escrituras que tengan – ven a los diversos Maestros hacer cosas milagrosas, y leen al respecto. ¿Cuál es su primera impresión? La última vez que canalizamos, la semana pasada, les dijimos que la percepción es: “Dios es grande, Dios es bueno, estas son las cosas que hacían los Maestros porque eran parte de la energía de Dios y miren, ¿no es maravilloso?” ¿Ustedes lo atrajeron hacia sí mismos? ¿Dijeron, “Por supuesto, yo también lo soy y puedo hacer eso?” La respuesta es Ajá, no, no lo hicieron. Lo miraron y lo vieron apartado de ustedes, ¿no es así? Total y completamente apartado de ustedes. Otra vez: esto es una percepción, es un entrenamiento, y ustedes lo decidieron o bien porque otros se lo dijeron o porque siguieron la corriente, de que esto era exclusivo de los Maestros del planeta, esto es lo que ellos hacían, no lo que ustedes hacen. ¿Cuál es la siguiente cosa lógica?

Ustedes dirán que si ellos podían hacerlo y ustedes no, entonces quieren seguirlos. Y eso es lo que pasa. Y pasa en todo el mundo, no hablamos de un solo Maestro, ustedes pueden verlo. Y en muchos de los sistemas espirituales y doctrinas esa persona es seguida; hacía cosas milagrosas, era muy sabio. Muy pocos seres humanos miran eso y dicen, “Sabes, parece que ellos habían descubierto alguna herramienta. Una herramienta de “hecho a su imagen” que significa que yo también puedo tenerla porque estoy hecho a su imagen. Este Maestro, este Maestro tan consciente, tal vez me puedo sentar a sus pies y me pueda mostrar más de estas herramientas, así puedo hacer lo que ellos hicieron.” No había mucho de eso. Y ahora sí lo hay, y por eso les estoy diciendo: otra vez esta canalización tiene que ver con salir de un paradigma que dice que ustedes simplemente asignan todas las cosas buenas a otros.

Y los siguen a ellos, en lugar de a sí mismos, esperando que algo de lo que ellos tienen se les pegará a ustedes, ¡en lugar de la idea de que ustedes también lo tienen! Ustedes lo tienen. La maestría siempre ha sido parte de la experiencia humana, si querían buscarla, si querían estudiarla, si querían ir allí.

En el Círculo de Sanación empezamos a darles información, hace unas semanas empezamos a hablar sobre el Innato y sobre cooperar con él. También les dijimos que hay una energía que sucede cuando ponen la intención en la sanación. Esa energía es casi como pequeñas notas pegadas que ustedes ponen en cada célula, que dicen “¡Mira! ¡Lo está haciendo!” (se ríe) Y entonces ustedes consiguen un efecto de cooperación de su cuerpo. Hablamos de eso.

Hablemos ahora de una extensión de la canalización de la semana anterior. Algunos habrá que digan, “¡Pero yo no estaba aquí la semana pasada! ¿Qué voy a hacer?” (se ríe). Bueno, si eres miembro del Círculo de Sanación puedes ir y regresar a las repeticiones. También estas canalizaciones en particular se ofrecen gratuitamente ya que todas están, y puedes ir y consultarlas.

Lo que les dije en ese momento fue que deben continuar el proceso que inician con el Círculo de Sanación del Doce. Y cuando digo continuar el proceso, no significa presentarse cada miércoles. Ya oíste eso antes, ¿no es así? (se ríe) Lo oíste cada vez que una doctrina te dice “Preséntate al edificio todos los domingos, y haz esto y aquello y luego puedes ir a casa, y asegúrate de presentarte en el edificio todos los domingos.” Si yo dijera eso sería algo similar, vengan cada miércoles porque aquí es donde sucede, y eso no es lo que les estoy diciendo. Lo que les digo es que el lugar donde sucede es en el interior de cada uno. Ese es el templo en que entran cada semana; allí es donde hablamos sucintamente de estas cosas. Y lo haremos otra vez, ahora, ahora mismo, tú debes continuar el proceso.

Cuando digo “debes” quiero decir: es libre albedrío, pero si lo tomas en serio, y comienzas algún tipo de proceso, y podría ser en esta serie que damos, llamada el Círculo del Doce, o podría ser por tu cuenta, totalmente intuitivo. Pero si lo inicias con intención pura, entonces no te vas simplemente y esperas que funcione. Lo que haces es nutrirlo. Tú eres el administrador de tu propio proceso; tú eres el que lo inició, eres el que lo imagina, eres el que le indicó a tus células que lo cumplan. Por lo tanto, tiene que haber consistencia, regularidad, todo el tiempo. Es casi un recordatorio constante a la estructura celular, que está siempre creciendo, siempre transformándose, siempre rejuveneciéndose, para que continúen el proceso, y continuarlo con una consciencia de adónde vas, tu meta. Como un miedo, tal vez, en tu vida; como consciencia de un miedo. Y alguno dirá “Bueno, un minuto. Un miedo no es algo celular”. Oh, sí que lo es. Quiero que sepan que hay más ocurriendo aquí que la sinapsis en su cerebro.

Hay más ocurriendo aquí, incluso que tu registro akáshico, o el recuerdo de ciertas clases de cosas, a nivel celular, todavía sin que se te muestre, están todos los recuerdos que hayas tenido alguna vez. Si tienes miedo, ¡todas tus células tienen miedo! “Kryon ¿puedes probar eso?” ¡Absolutamente! Si tienes miedo de contagiarte una enfermedad, y te contagias, ¿quién ha cooperado? Todas las células de tu cuerpo cooperaron. ¿Estás entendiendo la idea de quién crees que eres? ¡Tus pensamientos son instrucciones! ¡Punto! Si tienes miedo, todo tú tienes miedo. Si estás alegre, tu cuerpo se sacude de risa, ¡todo tú estás alegre! ¿Sabías eso? Entonces, lo que sea que esté ocurriendo contigo ahora mismo, tiene que ser una experiencia del cuerpo completo. Y si vas a pasar por ese hermoso proceso de sanación, que nosotros alentamos y del que te hablamos, todos tienen que estar a bordo, y cuando digo todos quiero decir cada órgano, cada una de las células.

“Kryon ¿eso significa que cuando estoy tratando de superar algo, qué pasa con el dolor, la pena?” Te digo algo para que pienses: cada célula de tu cuerpo está apenada. Puedes sentirlo, ¿no lo sientes? Si algo te ha pasado recientemente y estás en duelo, mamá, papá, hermano, hermana, si estás en duelo sabes que es en cada una de tus células; no hay ninguna parte feliz en tu cuerpo. De esto estoy hablando. De modo que tiene que ser una experiencia de cuerpo completo, la sanación del duelo, o de la ira, tal vez, o si tratas de cambiar el envejecimiento de tu cuerpo, todas estas cosas se lograrán. Pero tienes que ser consistente, y tienes que decir todos los días lo que estás haciendo.

Estás muy acostumbrado a este abordaje en que el médico dice “Bueno, aquí este es el medicamento,” y tú haces la siguiente pregunta: “¿Y por cuánto tiempo lo tomo?” Ese es un paradigma al que estás acostumbrado para la sanación, para curarse, para sentirse mejor, tomas la píldora, y luego paras de tomar, y luego las cosas están bien. Esto es diferente. Cruzas ese puente, entras en un estado multidimensional que es inusual, llevas eso y trabajas con ello todos los días, por el resto de tu vida. Y habrá algunos que digan, “Eso es mucho trabajo, Kryon.” (se ríe). Déjame preguntarte: ¿por qué estás aquí? Dios te ama cada día de tu vida, cada hora, cada momento. Hay tanto amor asombroso, y cuidado. Dios no duerme y tú sí. Y cuando duermes hay amor, a cada momento, todos los días. Y Dios nunca dice, “Sabes, esto es mucho trabajo; ¿tengo de hacer esto todo el tiempo desde el día en que naciste?”

Tanto así eres amado y cuidado, para que algún día puedas despertar y cooperar con esto y amar en respuesta a ese Creador que te ama. A cada momento de cada hora en que estás despierto. ¿Vale la pena? Y la respuesta es sí, porque lo que te ocurre es salud, el comienzo de establecer paz, ausencia de preocupación, una actitud más feliz, y el proceso de duelo empieza a disminuir. Y te das cuenta de que, aunque pueda estar siempre allí, ahora tienes un control, es decir, puedes ubicarlo donde le corresponde, en lugar de que ocupe cada momento de tu vida.

Estoy hablando a alguien aquí que necesitaba oír esto. Esta ha sido la canalización para hoy.

Y así es.

Kryon


Canalización introductoria al Miércoles de Sanación – Kryon a través de Lee Carroll
16 de diciembre de 2020
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

824 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo