Guías de caminos.

Varios/Otros


Hola, hermosas almas mías. Hermosa mente amiga, hermosa guía de caminos. Hermosa mañana. Hermosa.

Almas amigas, seres que venís a escuchar atentas las palabras de un guía. Gemelas de la tierra. Caminamos juntos, ¿lo sabéis? Caminamos casi de la mano, los guías vamos un poco delante pues podemos volver atrás y adelante en vuestros amaneceres, pero vamos juntas. Nos gusta decirlo así. Caminamos juntas.

Nos gusta sentir la cercanía y son hermosos estos reencuentros, estas lecturas, cuando os asomáis a lo que os decimos desde aquí. Hay tantos y tantos libros, palabras, música, cuadros que están guiados por manos celestes… y sólo unos cuantos de personas en la tierra quieren mostrar que esto es así. ¿Cuántos sabéis que es así? ¿Cuántos notáis cuando veis y leéis y observáis algo, un cuadro, una voz, una película, un libro, que está canalizado? Más allá de lo que dice, del mensaje, ¿notáis la ternura?, ¿el calor?, ¿la cercanía? ¿Notáis el amor en cada verso de un poema dictado? Muchas veces el escritor ni sabe que es una canalización pero ahí está su gran obra, un poema que ayudará a miles de miles de personas a encontrar un hueco para soltar una emoción especial que llevaba anclada en ellos durante vidas y vidas, y puede ser un poema sencillo, hermoso y sencillo, puede que no diga nada especial sobre ángeles, sobre el amor, puede que ni siquiera hable de amor, pero dice algo, entre las palabras, que conmueve, y esa conmoción es tan sanadora que cuando leéis esas palabras sabéis y podéis asegurar que ese poema no es normal, que algo dice más allá de su contenido, algo que os "eleva".

Buscad en lo que ya conocéis y encontrareis muchas frases sueltas, muchas palabras que os han dicho alguna vez, muchas imágenes vistas, muchas personas que han canalizado justo lo que debáis escuchar. Y eso también es un canal. Eso también es llevar un mensaje de un lado del velo a otro. Sentid cómo no es tan grueso ese velo, pues tantas y tantas veces se ha franqueado que, cada vez que habéis sentido, escuchado, visto, amado, adorado, hablado con alguien, o sobre alguien, y ha habido uno de esos momentos mágicos que la memoria no logra atrapar o no logra borrar, y habéis escuchado o dicho esas palabras exactas que os llegan de lejos, y aman todo lo que sois y todo lo que os rodea, todos esos momentos, son canalizados.

Muchos de los que leerán esto aun lo pondrán en duda pero existen tantos y tantos mensajes guiados, que no podemos decir que exista un velo que nos separe, pues nos sentís y escucháis justo cuando más lo necesitáis. Ahora, claro que muchas veces hacéis oídos sordos, pero el canal se abre en cuanto nacen las ganas, el amor y la paz interna.
Entonces se os abre el canal, un canal de verdad, de luz, Crístico.

Cuando una persona logra estar en paz consigo misma, cuando su sentimiento es de serenidad y amor hacia si misma, hacia sus actos y hacia quien está con ella, con sinceridad en este acto de amor, algo de su aura se despierta y nos llama, son pequeñas llamas lumínicas que nos llaman y en ese momento sabemos que nos podéis escuchar.

Es difícil seguir luego, avanzar en la canalización, a veces la persona escoge unas palabras que le parecen venir de si, unas palabras con cierto encanto, una imagen hermosa o una melodía que arreglará tanto que apenas se escuche lo que inicialmente se la dijo, pero ahí estuvo escuchando, sintió la fuerza de ese mensaje, el calor, y lo plasma a su manera, creativamente, en una frase, en un libro, un poema, una película, un tebeo, un cuadro… y entonces aparece algo, aparece su obra completada, la que sea, y mantiene parte de esa energía que se le dio a la persona aun sin ella saberlo. ¿Y no es esto maravilloso? Esa obra llegará mucho más allá de la persona en si, ese trabajo, esa frase, logrará cambiar a las personas, hacerlas pensar, hacerlas llorar y soltar emociones, hacerlas reír y recordar la alegría, y dentro de esa imagen, palabra, libro, habrá una vibración superior de reencuentro con lo divino. Es una obra canalizada y es un tesoro para la vida y el corazón.

Demuéstralo cómo sabes de alguna obra así, de algún pintor que supo donde poner el color exacto para conmover incluso al más inepto en pintura, demuestra que no existe el libro o la novela que todos lloraron al leer y completaron así un viejo deseo de desahogo, que no existe la película aquella que pasarán años y la memoria no podrá borrar porque no dice absolutamente nada, pero habla de algo relacionado con la vida, con una vida, que, aunque no tenga nada que ver contigo te ves introducido en esa vida y superas tus temores a lo que podría pasar en ella. Demuestra que no hay luz en esa sonrisa contagiosa que a veces, algunas personas lanzan al aire.

El problema de estas canalizaciones, la base del problema, es que no son reconocidas. No todas las canalizaciones son mágicas, son pronósticos o son largas disertaciones. Las que más ayudan a las personas, la mayoría de las veces, son frases que alguna vez escucharon, imágenes que les mostraron o libros que alguna vez leyeron o les contaron. La música, normalmente, la música de siempre, tiene extractos de sencillas canalizaciones, como, introducir ciertas vibraciones en la melodía, timbres nuevos que harán que todo resuene diferente, y ese envoltorio hermoso de la letra a lo mejor es una excusa para que las personas escuchen lo que hay detrás, o al revés, una música que encanta y así puedes sentir cada palabra que se ha dictado al músico en pleno acto de creación, y aun sin que el músico sepa esto. No pondré ejemplos pues cada uno sabéis de muchas canalizaciones así, no hace falta que hable de más.

Existe una tendencia en estos años de canalizar mensajes de los guías, mensajes que hablan de realidades muy mentales, pero los guías y los ángeles siempre que se dirigieron al hombre, lo hicieron hablando de amor, de ternura, del corazón y de la luz. Alguna vez pudieron contar alguna información relacionada, pero los ángeles somos amor, y nos gusta hablar de amor. Nos gusta hablaros del amor, de la risa, de la luz, de vuestro Yo Superior, de vuestro encuentro con lo divino, de vuestra aura hermosa que nos llama a vibrar con más luz, de vuestros viejos recuerdos hermosos… De esto hablamos muy bien, y esto, como sabéis, lo mejor es hablarlo en pequeñas frases, pequeñas hazañas que hacen despertar el corazón a la ternura y el amor.

No es cierto que los ángeles canalicen siempre pronósticos. Cuando leáis una canalización, leer también ese contenido de amor, aunque aparezca escondido, lo hay. Cada ángel que desciende a susurrar a un hombre, y con ángel quiero hablar de maestros ascendidos, guías y seres de luz que vienen a hablaros en canalizaciones diferentes, os dan un mensaje de luz y amor introducido en las palabras y frases de lo que ahí dicho. Si no lo encontráis, entonces hay que tener un poco de cuidado con lo que estáis leyendo, y no participéis emocionalmente en lo que se diga pues cualquier crítica, juicio o tendencia a la negatividad que mostréis al mundo ya sabéis que será devuelta. Si vosotros mostráis el corazón abierto, vibrando en amor y aceptación, encontrareis en vuestra vida respuestas que os hagan continuar en una vibración semejante, pero si la vibración es negativa y juiciosa, si tendéis a echar rayos de juicios de valor sobre quienes os rodean, ya estén lejos o cerca, esos rayos energéticos volverán de alguna manera, y también os pueden tender a devolver más sucesos que os hagan continuar en esa vibración de juicio. Cuando leáis algo y no sintáis amor, paz interna, cuando no veáis lo que creéis que debe de haber en una canalización, entonces dejadlo, dejad de leer, pero no os mezcléis energéticamente en el juego de negar.

La negación es muy común en los hombres y muy dañina para vuestro espíritu. Todo lo que se realice con una negación de antemano suele salir negativamente o salpicado con emociones bajas. No os dejéis llevar por esa emoción de negación, pues en ella no podemos estar los ángeles. Vibrad en aceptación, en amor hacia todo lo que os rodea ya sea eso que tanto os cuesta aceptar, como lo que os gustaría que estuviese, vibrad con una alegría despreocupada y estaremos más cerca aun, pues vibraremos con mayor afinidad, y nos podréis sentir no sólo en las palabras dulces y esperanzadoras, sino también detrás de las que son obscuras, pues, aunque ningún ángel diría esas palabras, él también está detrás de la oreja del que las dice, esperando ser oído para que deje de decir tantas palabras negativas.

Los ángeles os acompañamos, los maestros también, somos seres que esperamos vuestro despertar, el de todos, y lo buscamos en cada instante de vuestra vida. Calmados, nos ponemos cerca de vosotros y os hablamos, sencillamente. Os decimos la de luz que encontramos en vosotros, todo el amor que sentimos por vosotros y toda la luz que desprendéis, os hablamos de lo hermoso que es acompañaros y de la cantidad de motivos que tenéis para sonreir.

Vuestro alma es feliz, vuestra luz interna nos muestra cómo sois felices, pero algo en vuestras vidas no lo es, algo está bloqueado y muchas veces os colapsa todos los sentidos, y ese algo no es el mal, no son todas esas personas que según muchos de vosotros os molestan en vuestro despertar; no, por supuesto que nadie de vuestro alrededor os quiere hacer daño, ni existe nada de karma que tengáis que pagar como una deuda al cielo y la tierra. Estáis liberados de todo eso, ahora, sólo es mantener la vibración de paz, en luz y amor. Encontrad esos miles y miles de motivos que tenéis en el día a día para sonreír, para ser felices. La vida misma es una sonrisa, vuestro sano cuerpo, vuestro cuerpo sanando y cambiando, vuestra aventura en esta tierra, vuestro encuentro con lo divino, vuestro despertar. Todo es motivo de sonrisa, de regocijo y agradecimiento a Dios, ¿por qué entonces os centráis en lo viejo y lo que ya no queréis? ¿Por qué de todas las cosas hermosas que tenéis, os centráis justo en aquello que no queréis tener? Eso mejor olvidarlo, dejarlo a un lado y esperar tranquilamente, pues ello sólo caerá al ver que no puede estar en una persona con tanta luz, tanto amor y tanto cariño y ternura como sois vosotros.

Mis amados aventureros. No necesitáis mucho de lo que os hace daño, no necesitáis mantener heridas viejas ni necesitáis caminar con marcas de antiguas batallas. Ya no. Ahora sólo os basta el ser pacientes, el respirar con calma, seguros de estar donde estáis. Seguros de vosotros mismos, y seguros de que estáis haciendo un buen trabajo, y ¿cómo no vais a hacer un buen trabajo si hay tantos y tantos seres que ya han cambiado su vibración?. Y eso, ese cambio masivo de vibración, esa cantidad de personas, niños y adultos, que ya vibran en una luz tan alta como jamás antes pudieseis imaginar, no es un trabajo individual, no, mis amados guías de masas, es un trabajo que todos hicisteis vida tras vida, trabajando con vuestras emociones, con vuestras despertares pequeños, con vuestras vidas de paz, vidas de guerra, vidas de amor lujurioso, vidas de luz, vidas de amor tierno, vidas de fe, más vidas de fe, de fe, de fe, de fe….

Si supieseis la cantidad de vidas y vidas que habéis pasado únicamente rezando porque el mundo sea mejor, adorando a diferentes dioses, de diferentes religiones, diferentes ritos y con el único objetivo en mente de lograr un mundo más grato, más luminoso. Y ahora observar el cambio. Es tiempo de sonreir pues vuestro trabajo empieza a dar sus primeros frutos. Es tiempo de despertar progresivo, y muy rápido, nada de un despertar poco a poco. Y habéis situado muy alto el baremo, queréis despertar en uno o dos días, y no, despertáis a todo lo que os rodea.

Primero despertáis al amor que sentís hacia vosotros mismos, hacia la familia cercana, hacia las personas, luego recordáis todo lo que amáis a la Tierra, recordáis que sois hijos de la materia y el cosmos, recordáis el amor profundo que sentís hacia tantas y tantas cosas, recordáis que sabias algo, y aun sin saber qué, tenéis la sensación de ser un sabio internamente, y poco a poco veis imágenes sagradas que os despiertan la conciencia, imágenes mostradas incluso en televisión sin que muchos os deis cuenta, imágenes mostradas en sueños, imágenes mostradas en la sonrisa de un niño que está cerca y su calma y su luz os muestra un amanecer de todos, precioso, y amáis a ese niño por ser todo ternura y luz. Amanece en el corazón de todos y luego en la mente y más tarde, con toda esta alegría, vais librándoos de todas esas viejas emociones que guardáis, esas heridas, como os gusta decir, de viejas vidas, vais limpiándoos de todo aquello que os separa de vuestro propio amanecer y os vais comprendiendo.

Vais sintiendo quiénes sois, que sois uno con la naturaleza, que habéis recordado, vivido y caminado tanto y tanto y tanto que merecéis un descanso, os merecéis un enorme abrazo y un tiempo de estar en la cama encogido, abrigado y con los angelitos cerca, y así es, en otro tiempo estáis en esa cama, y habéis estado en ese estado mucho tiempo para descansar y tomar fuerzas para este tiempo de cambio tan profundo. Habéis estado, sí. Muchos en la misma vida, otros en vidas anteriores, pero la mayoría de una forma no corporal.

Imaginar un alma en si misma, recogiendo fuerzas, sintiendo el amor que tantas vidas no ha podido sentir, recobrando fuerzas para venir ahora a la vida y nacer en una persona fuerte, un caminante seguro de sí mismo, capaz de cambiar todo lo que durante tantas vidas había construido erróneamente, cambiar lo negativo, lo que ya no aporta nada, cambiar la mente, el cuerpo físico, cambiar todo, completamente.

En cada mensaje canalizado hay un mensaje de amor y profundo agradecer hacia todo lo que lográis en todos los aspectos de vuestro ser. Sois caminantes hermosos, bellos, y vuestro camino es recto y seguro, sois seres de paz, de amor, y estáis mostrando al mundo entero que lo sois, y lo mantenéis. Mantenéis esa luz inicial y buscáis que no se pierda ni un destello de amor y recuerdo de quien de verdad sois. Por ello guardáis tantos y tantos viejos recuerdos de antiguas vidas con tanta luz, pues os aportan ese reconocimiento de vuestro ser interno. Lo recordáis y os gusta guardar cachivaches, libros y viejos momentos de lo que tanto brilló alguna vez, y lo observáis a menudo, lo estudiáis, os pasáis más de media vida recordando vidas de otras personas que ofrecieron tanta luz a los que les rodearon, y lo admiráis con una pasión a veces enternecedora, pues sabéis que sois vosotros, esa luz que esa persona ofreció es de todos a la vez. Os sentís parte de esa canción, os sentís parte de ese ser, pues él es como vosotros, vivió cerca de vosotros y es vosotros mismos en otro grado de conciencia. Os gusta despertar así, recordándoos en luz y envueltos en reencuentros con lo que sois.

Muchas veces oís una frase y sentís la cercanía hacia quien la dice, sentís que sois parte también de esa historia, a veces intentáis encontrar sentido a este sentimiento comparándonos con quien habla, pero, lo más seguro, que además no soléis pensar, es que sea una frase canalizada, es el mismo corazón, el mismo alma quien la escuchó de su guía amado y quien se la dijo a esta mente que muchas veces parece que os domina, y esa mente la dijo, dijo la frase perfectamente, y os sentisteis reconocidos en esas palabras, os sentisteis parte de esa voz, de ese significado, de esa historia, ¿por qué? pues porque esa historia es una excusa para volver a recordar vuestro ser superior, ya sea vuestra o no, quien la observe, quien la sienta, también sentirá ese reencuentro. Lo sentiréis y lo podréis vivir.

Y en eso consiste una canalización, sentir quien eres, sentir tu amor, sentir el motivo de estar aquí, sentir tu corazón abrir al amor, a la luz, sentir que eres parte de todo lo que te rodea, y sentir vibrar el YO INTERNO, ya no dentro de ti, si no en todo tu ser. Eso buscan unas palabras de un ser de luz, de un maestro, eso se busca principalmente.
¿Y por qué a veces no ocurre? Sencillo. Muchas veces es casi imposible que una persona se abra a ciertos sucesos. Puede que haya cerca de ti una persona con tanta luz y amor y compasión que puedas compararla con un ángel y, si dice algo, seguro que son palabras de amor, pero los juicios, la mente en sí, no acepta que esa persona "sepa" más que uno mismo. Y no es la mente quien debería decidir, ya lo sabéis, pero es ella quien lo decide, es la mente acompañada de esas emociones con rencores y viejas heridas de guerra la que decide quién tiene luz y quién no, quién debe ser amor y quién no. Y ahora pensareis: "lo que faltaba, ni que la mente pudiese ver lo que hay en el corazón, ni que la mente pudiese sentir", pero analizad esto:

Imaginar un niño de luz, un niño enviado a la tierra sólo y únicamente para amar y amar y amar a todos los que le rodean. Y ese niño por alguna razón del destino, acaba viviendo en un barrio muy muy pobre, acaba con una familia partida por todos lados, acaba necesitando delinquir para comer, y acaba delinquiendo de maneras no adecuadas para el juicio humano, acaba robando y haciendo daño a otros pues él necesita comer y ha aprendido que eso es lo normal. Hace daño a algunas personas mientras les roba y no se acuerda de pedir perdón. Se siente culpable, se siente herido, y sin embargo sigue haciendo daño a otros, pues necesita comer, necesita alimentarse y, poco a poco, olvida incluso que robar y coger lo que no debe, pegar para lograr ese poco de dinero, eso, le hace sufrir, lo olvida y ya no recuerda porque sufre, sólo cree que hay que hacer lo que hace porque eso es lo que le da de comer, y con el tiempo se convierte en una persona que no nota la diferencia entre hacer daño a otros o no hacerles daño, pues él, sólo busca la manera de amarse a sí mismo, y aun así, su ser de luz, su interior, sigue siendo el de un ser lleno de un inmenso amor que ha nacido sólo y exclusivamente para amar.

¿Podría tu mente dejar a un lado sus actos y ver en ese hombre un niño que ha bajado a la tierra sólo para entregar amor? Sus actos no son de amor, su mente no es de amor, pero su luz interna lo es. Él es todo amor, y su único objetivo es dar amor, ¿podrías verle como todo el ser de amor que él es? La mente no te dejaría, claro que no, si le vieses a lo mejor le amarías, pero mejor en la distancia, pues no "confiarías" en él. ¿Y la confianza no es un sinónimo de amor? En realidad, cuando amas a alguien, no te importa lo que haga, pues le amas igualmente. Cuando confías en alguien es porque le amas. Cuando no te fías de ninguno de sus actos, entonces, cuidado, estás juzgando, estás mentalizando sus actos y no le estás ofreciendo tu amor.

Algunos relacionáis el amor con el perdón, con el agradecer, y no es así. Creéis que si confiáis en los demás os harán daño, y por esto no confiáis en nadie, vais con el juicio por delante, un juicio que dice: "todo aquel que se me acerque lo hace para sacarme el dinero o para hacerme daño" y esto no es lógico, sólo una persona que se acerca a los demás con este fin, puede pensar eso mismo de quienes le rodean.

Comprended que es la mente la que ha de cambiar, es la mente la que no acepta el amor y la luz, es la mente la que no ama, y vivid en el corazón. El corazón no juzga. No ocurrirá nada malo si confías, confía en ti, en tu luz, en tu intuición divina, confía en el amor que sientes en las personas que Dios te puso cerca, confía en tu familia, y libre de toda raciocinio, vive en tu alegría y felicidad, pues ésta, esta alegría que en este punto logres, llegará mucho más lejos que tu misma vida, será un contagio constante a todos los que te rodeen. Es así. Si vives únicamente en la experiencia de la vida, de la luz y de la sonrisa, si dejas de intentar razonar todo, juzgar y obstaculizar los actos que la vida por sí sola te conducen, entonces lograrás ser libre del raciocinio que te obstaculiza en tu paso de amar y despertar.

Amada mía, amados guías de caminos, amados caminantes seguros de sí.
Vosotros sois los que caminan envueltos en ese manto de inconsciencia, pero dentro sois ese niño nacido únicamente para amar, no os dejéis engañar por el cuerpo, por la forma corporal, por la mente, por la inteligencia, por el tipo de vida, por el lujo. Dejad que sea vuestro amor y vuestro guía interno quien decida lo que debéis ver y lo que no, y aceptar vuestro camino no como una cruz que se os presenta, sino con todo el amor del mundo, pues vuestro camino es un camino de despertar, de renacer.

Entregad las gracias, no sólo a los ángeles sino también a todas aquellas personas que nacieron únicamente para amar, al igual que vosotros, y os han ayudado tanto a vibrar en la frecuencia del amor, aunque vosotros únicamente hayáis visto los golpetazos de su vida, recordad lo que sentís y dejad aumentar la felicidad, libres de todo peso de juicios y razón.

Descúbrete en ti, y en quien te rodea.

Muchas gracias Altaïr por la canalización.

Gracias por estar donde estáis amados míos.

http://estrelladorada.webcindario.com/canalizaciones/caminos.html

Altaïr 16/02/2008
GUIAS DE CAMINOS

7514 lecturas

2 Comentarios de lectores

10/04/2008

Hola Maria Angelica!.

Si ves la fecha en que escribiste tu comentario y ves en la que te escribí yo podrías/n pensar tantas cosas...
Pero simplemente ante tal prueba y sin siquiera pensar que pudiera tocarme de cerca quedé helado. Solo pude expresar alguna lágrima escondido en mi intimidad y ese nudo en la garganta...

Pero como cada uno de los mails que recibo; lo tenía tan presente... y hasta hoy, esa cosa de pensar que te debía al menos una línea... Pero que escribir?. Que decir?.
No pude escribir nada ... solo estar agradecido por saber que estás allí y que apareces como otros; como respuesta a mis preguntas casi diarias (Les va a gustar?. Servirá de algo?. Hasta cuando voy a aguantar leer tanto como para seguir publicando?. etc. etc. etc.).

Y cuando recibo mails de Ustedes me asusto!. Porque esto es como cuando "jugaba" en la Radio que armamos hace muchos años con mi padre y hermanos (www.fmoeste.com.ar) y hablábamos... y no se tiene conciencia de quién o cuantos están del otro lado... y el teléfono por ahí sonaba y empezaba el feedback y decíamos Uhau!...

Esta mañana como todos los días en el viaje hacia el trabajo armé mi burbuja. Mi espacio para crear mi mundo. Y apretado en el colectivo; tren y luego subte, fuí leyendo... y disfrutando... para por compartilo con Ustedes. Como hago siempre.
Cuando leí esto que voy a publicar (12/04/2008) inmediatamente llegó a mi presente tu mail y otros casos conocidos.

"Todos los verdaderos beneficios son mutuos."
http://trabajadoresdelaluz.com.ar/nota.php?708

Gracias por estar tan cerca.
Abrazo de Oso de Luz. Mi Alma saluda tu Alma.
Eduardo

03/03/2008

Fantastico, senti que seres que verdaderamente me aman se dirigieron directamente a mi, siempre he sentido a los angeles cerca de mi, y cuando mi hija vivio esta vida terrenal siempre pense que era un angel, personas que nos conocian tambien en su tiempo me lo dijeron, "tu hija es especial" "tu hija es demasiado buena para ser de este mundo" "tu hija es todo bondad y amor, sin duda es un angel en la tierra", y ahora a casi tres años de su ascencion, sin duda pienso que es un angel maravilloso en el cielo... y en todo lugar...

Gracias.... son tan importantes en mi vida, cada dia espero los mails, muchos me hacen llorar de emocion, soy muy feliz

Con todo mi amor
Maria Angelica